Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Subaru Forester Eco, verde

Publicado el
Subaru Forester Eco, verde 28

No se gana con violencia, Tony, se gana cuando… mantienes tu dignidad Don Shirley (Greenbook, 2018)

Soy una tostada. Igual te he cogido desprevenido y piensas que me estoy expresando en metáforas pero no: pan blanco de molde al que de forma cruel se le irradia calor por medio de una serie de resistencias en una especie de jaula con muelle hasta que el calor chamusca (más o menos, según los gustos) ambos lados. Es un proceso doloroso pero que nos transforma de unas simples rebanadas de pan en lo que somos: unas tostadas. Abandonamos nuestras pálidas crisálidas para emerger como suculentas mulatas de trigo. Como tostadas somos importantes ya que nos convertimos en el paradigma de la ley de Murphy una vez nos embadurnáis con ese material blancuzco y grasiento que llamáis mantequilla. Eso a pesar de que tiene más que ver con el momento angular, pero ese es otro debate.

Hace tiempo en vez de encarnar las de Murphy fuimos jueces de las leyes de Darwin, sobre todo al atascarnos de forma obstinada dentro de las tostadoras y empeñarse el humano hambriento de turno en sacarnos utilizando algún objeto metálico. Pero ahora la estulticia está muy protegida y los sistemas eléctricos saltan ante estas imprudencias. Qué se le va a hacer. Pero nuestro cometido más importante es dar el segundo beso de la mañana a los amantes, llenar de olor de pan tostado las cocinas, participar en veladas románticas cubiertas de salmón y en general cuidar de vuestro equilibrio emocional. Porque además sin las tostadas no existiría el universo. Y mucho antes de que el gato de Shroedinger se metiera en su caja nosotras paseábamos nuestras cuánticas cortezas por las cocinas. ¿Se habrá tostado ya?

Se puede decir que el Subaru Forester es un viejo conocido de MuyComputer, un SUV diferente de una marca japonesa diferente que desde siempre ha adoptado para sus modelos de coche un enfoque distinto al de la competencia primando por un lado las capacidades de sus vehículos para salir del asfalto, sin llegar a dotarlos de capacidades todoterreno, y por el otro siendo fieles a soluciones mecánicas distintas a las clásicas con su omnipresente motor boxer como abanderado pero también con sus propias aportaciones a los sistemas de conducción y seguridad tanto activos como pasivos.

Subaru Forester Eco, verde 30

Ficha técnica

En esta versión actualizada del SUV de Subaru nos encontramos con algunos cambios estéticos y otros más profundos como los que se han adoptado en la parte mecánica y que le hacen merecedor de la etiqueta ECE de la DGT, sin abandonar la filosofía Boxer, que nadie se inquiete por eso. Exteriormente el diseño no cambia demasiado y este Forester versión 2020 sigue teniendo el mismo aire de todoterreno robusto que le distingue de la estética más ligera de otros SUV de la competencia pero hay cambios importantes.

Más grande

Para empezar esta generación del Forester es más grande sobre todo en anchura y longitud donde crece 20 y 15 milímetros respectivamente y más alto, 5 milímetros. Como puede verse no son aumentos que puedan repercutir de forma importante en el espacio interior sino más bien responden a los cambios estéticos exteriores aunque la plataforma sobre la que se construye sea nueva con respecto al modelo anterior.

Subaru Forester Eco, verde 32

La parte frontal y la trasera es quizás en las que más se notan los retoques de diseño que ha aplicado la marca japonesa. En la delantera los faros y la parrilla superior son prácticamente iguales mientras que cambia la forma de la parte inferior. Los bloques en los que se insertan los faros antiniebla tienen un diseño vertical y la moltura de plástico plástico negro que termina en la toma de aire de la parte de abajo y la defensa de color gris ocupa más espacio en esta versión y se extiende en los pasos de rueda para llevar a la parte trasera.

En la trasera la moldura de plástico negro vuelve a protagonizar la parte inferior ocupando más espacio en el paragolpes aunque este tiene prácticamente el mismo diseño y el mismo tamaño que en la generación anterior. Los grupos ópticos sin embargo sí cambian de diseño y se añade una pieza de plástico negro brillante que los une justo pro debajo de la luna trasera. La defensa de color gris que protege la parte inferior y que le da ese aspecto de todoterreno «serio» también cambia de forma y cubra hasta el tubo de escape.

Look todoterreno

Por lo demás la carrocería tiene el mismo aspecto de todoterreno que sus antecesores, con la misma distancia al suelo de 22 centímetros, las defensas grises que hemos mencionado asomando también en los laterales y las barras del techo completan ese aspecto algo más aventurero que otros SUV más urbanos. También mantiene las amplias superficies acristaladas y puertas de tamaño generoso que como veremos más adelante facilitan e iluminan la vida de abordo de este japonés.

Subaru Forester Eco, verde 34

En el interior del nuevo Forester se notan algunos toques con novedades y ciertos ajustes a la calidad, como una tapicería con materiales nuevos, inserciones de color gris metálico y un nuevo diseño del salpicadero con una nueva forma para las boquillas de ventilación y un nuevo diseño más ergonómico y vistoso para la parte interior de las puertas. Por lo demás se mantiene el espíritu práctico del coche con los mandos bien accesibles y un volante también con una serie de interruptores para funciones como la navegación o el control del sistema multimedia que nos han parecido cómodos y bien resuyeltos.

Otra de las características que se mantiene es la facilidad de acceso al interior, con puertas grandes que tienen un ángulo de apertura muy amplio. En el interior las formas menos aerodinámicas que otros competidores permiten ofrecer un buen espacio interior en el que sobresalen para los ocupantes de la parte trasera la altura y la anchura que permite viajar a tres personas más cómodas que en SUVs de una categoría similar. Además las grandes superficies acristaladas que ya mencionamos hacen que la sensación de espacio, además de la visibilidad, sea muy grande.

Comodidad

El coche es muy cómodo y todos sus asientos se adaptan tanto a la conducción durante largos trayectos en carretera como a las excursiones fuera del asfalto. Además los delanteros tienen una sujección lateral incluso mejor que la generación anterior por lo que aunque la filosofía del coche no invita demasiado a la conducción deportiva nos encontraremos cómodos y estables incluso en trayectos con muchas curvas que afrontemos a cierta velocidad.

Subaru Forester Eco, verde 36

En lo que respecta al maletero el Forester aumenta la ya generosa capacidad de su maletero hasta los 509 litros, eso a pesar de que en esta versión se asigna un espacio para el almacenamiento de la batería del sistema híbrido. Se trata de un maletero con formas regulares y muy aprovechable con distintos ganchos y argollas para la fijación de la carga. Además puede aumentar su capacidad hasta los 1780 litros si abatimos los asientos.

En cuanto a los sistemas de información y entretenimiento, al igual que la generación anterior la información se divide en dos pantallas: una en la parte central del salpicadero y otra colocada más hacia el morro del coche y más pequeña en la parte superior. Subaru ha aprovechado esta segunda pantalla para ofrecer información del funcionamiento del sistema híbrido, lo que permite tener muchos datos a la vista sin tener que accionar ninguna tecla de menú o selección de ningún tipo.

Sofisticado

El Subaru Forester sigue equipando una buena cantidad de sofisticados sistemas como faros direccionales, sistema de detección de ángulo muerto o el sistema EyeSight que utiliza dos cámaras que analizan el entorno para realizar frenada de emergencia, advertencia de cambio de carril o monitorizar el funcionamiento del control de crucero adaptativo. Un sistema que ya probamos en la generación anterior y nos pareció muy eficaz y de uso sencillo además de poco intrusivo con la conducción.

Subaru Forester Eco, verde 38

El sistema más novedoso que aporta este nuevo Forester es el DMS o Driver Monitoring System que utiliza reconocimiento facial para identificar al conductor que se pone a los mandos del vehículo. Una vez identificado el coche adapta los parámetros del mismo a las preferencias del usuario como el ajuste de los asientos, los retrovisores y otras configuraciones como la temperatura o la información que muestra la instrumentación. Además el DMS se ocupa de analizar si el conductor se distrae o se fatiga después de largos períodos al volante.

Forester híbrido

La otra importante novedad de este Forester es la motorización híbrida que se podría decir que se encuentra a medio camino de los híbridos «completos» como los Toyota o los Lexus y los Mild Hybrid que ofrece Kia. El conjunto se compone de un motor de 2 litros atmosférico de inyección directa con la clásica configuración Boxer de los Subaru que rinde 150 caballos que se asocia con un pequeño motor eléctrico de 17 caballos con una batería capaz de almacenar 0,6 kWh de energía eléctrica.

Subaru Forester Eco, verde 40

A pesar de que el eléctrico es un motor pequeño la diferencia fundamental con los sistemas Mild Hybrid es que en el caso de Subaru éste es capaz de mover el coche. El sistema del modelo japonés sin embargo siempre funciona de modo automático y no se puede forzar la propulsión eléctrica como en otros coches híbridos. Solamente podremos seleccionar entre el modo Intelligent que optimiza el funcionamiento del sistema de propulsión para un menor consumo y el modo Sport en el que el motor eléctrico empuja al máximo de sus capacidades.

En cualquier caso la aportación del propulsor eléctrico es menor que en otros híbridos «clásicos» y entra en funcionamiento en un menor número de casos dada la poca capacidad de la batería por lo que el ahorro de combustible en situaciones como la conducción urbana no es tan grande como en esos modelos. Tampoco parece que los 17 caballos del motor eléctrico vayan a aportar una extra de empuje a la hora de exigir prestaciones al Forester. Pero la mejor manera de comprobar todo esto es al volante.

A los mandos

Al volante del Forester nos reencontramos con esa sensación de coche cómodo pero con un punto de capacidad de aventura que transmiten prácticamente todos sus modelos. La eficacia de su tracción a las cuatro ruedas y, en el caso del Forester, la considerable altura del coche permiten excursiones fuera del asfalto muy agradables y seguras. Sin tener todas las capacidades de un todoterreno este modelo es capaz de afrontar obstáculos y situaciones más complejas de lo que cabría esperar con muy poca intervención por parte del conductor.

Subaru Forester Eco, verde 42

En carretera es un coche cómodo de utilizar y con potencia suficiente para afrontar cualquier tipo de viaje, aunque no se trata de un coche con ínfulas deportivas podemos mantener buenas medias de velocidad incluso en terrenos virados conde su tracción integral también contribuye a que podamos enlazar curvas con bastante alegría. La aportación de un punto más de confort es muy bienvenida en un coche que ya nos parecía muy cómodo. Además la motorización híbrida se muestra bastante silenciosa si no pisamos a fondo el acelerador y en cualquier caso menos ruidosa que otros modelos híbridos con caja de cambios de variador continuo.

Conclusiones

Esta versión ecológica del Forester mantiene intactas todas las señas de identidad de este modelo y de la marca que lo fabrica, incluyendo el motor boxer y ciertas capacidades todoterreno. El sello ECO aporta algo menos de consumo y de contaminación además de las ventajas fiscales y otras como el acceso a ciudades durante episodios de alta contaminación y esa aportación no es despreciable en estos momentos.

Subaru Forester Eco, verde 44

Por otro lado este modelo ha subido el listón en comodidad y confort además de en versatilidad con un maletero aún más grande y un generoso espacio interior que se complementa con una visibilidad y luminosidad mayor de la que podemos encontrar en otros coches de su categoría. Un coche ideal para uso mixto que puede afrontar viajes largos sin problemas y que tiene incorporados numerosos sistemas de ayuda a la conducción que para redondear lo convierten en un coche de lo más seguro.

Valoración final
7.6 NOTA
NOS GUSTA
Buenas capacidades todoterreno
Gran espacio y luminosidad interior
Etiqueta cero
A MEJORAR
Consumo sin grandes mejoras
RESUMEN
El Forester sigue fiel a su filosofía de coche mixto con buenas prestaciones todoterreno, buenos sistemas de ayuda a la conducción y en esta versión una motorización híbrida con un motor eléctrico poco potente.
Prestaciones7
Diseño7.5
Consumo7
Confort8.5
Sistema de infoentretenimiento8

1 comentario
  • MaximoGeek

    Muy interesante yo les sugeriría hacer más revisiones de coches eléctricos y hasta de kits de conversión do motores a combustión interna a eléctricos.

Lo más leído