Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Revés para GETTR: ya no puede importar contenido de Twitter

Publicado el
Revés para GETTR: ya no puede importar contenido de Twitter

Cuando cumple una semana desde su lanzamiento oficial el pasado 4 de julio, a GETTR no parecen irle demasiado bien las cosas. Y por mucho que a su creador, el ex-asesor de Donald Trump Jason Miller, se le llene la boca cada vez que habla de la red social que ha puesto en marcha, todo apunta a que este servicio será incapaz de alcanzar el éxito que  pretendía, y más aún en convertirse en una alternativa a Twitter para una mayoría.

Todo empezó cuando el servicio apenas había cumplido sus primeras 24 horas, momento en el que supimos que había sido hackeado. Un debut poco afortunado, pues la imagen de falta de seguridad de GETTR sin duda pudo actuar como elemento disuasor de que muchas personas se dieran de alta y empezaran a emplear el servicio. Según el hacker, pudo acceder a datos privados de las cuentas de algunos usuarios «estrella» del servicio, mientras que Miller afirmó que no había sido así, y que solo había podido cambiar sus descripciones, y que el fallo de seguridad fue subsanado en minutos.

Adicionalmente, GETTR se enfrentó también a la publicación masiva de contenido para adultos, publicado al menos en teoría para comprobar si realmente GETTR no aplica censura a ningún tipo de contenidos. El resultado de la prueba fue que muchos feeds se llenaron de imágenes de distintos pokemones realizando diversas prácticas sexuales, entre otros contenidos de naturaleza más o menos  similar. Parte de dichas publicaciones fueron borradas del servicio.

Una de las funciones con la que se promocionaba GETTR era la posibilidad de importar nuestro contenido, es decir, nuestras publicaciones, desde Twitter. A este respecto hay que aclarar que no hablamos de una función que publique automáticamente en GETTR lo que publicamos actualmente en Twitter, no. La idea era que los usuarios pudieran «saltar» a la nueva red social sin tener que empezar de cero, es decir, manteniendo su histórico de mensajes de Twitter, pero abandonando la red social de Jack Dorsey para quedarse en la de Miller.

Aunque los primeros días esta función ha estado activa, permitiendo a sus usuarios hacer el cambio, según podemos leer en Mashable Twitter ha decidido ponerle fin a esta posibilidad, de modo que desde hace unas horas ya no es posible importar el historial de mensajes. Esto, por supuesto, ha indignado a Miller, que ha publicado una declaración oficial al respecto… sí, efectivamente, en Twitter, de la que extraemos el siguiente fragmento:

«Twitter ha impedido que los usuarios importen sus tweets existentes a GETTR, la nueva plataforma de libertad de expresión que desafía a los oligarcas de las redes sociales, impidiendo que las personas accedan a su propio trabajo duro, creatividad y contenido original«.

En primera instancia el enfado es comprensible por varias razones: primera, porque dado que durante los primeros días fue posible y ahora ya no, parece una limitación establecida ad hoc, para evitar que GETTR pueda importar los mensajes que sus usuarios publicaron en Twitter anteriormente. Y segundo, porque a consecuencia de esto el servicio se ha quedado sin una herramienta que resultaba muy útil para facilitar la migración y para llenar la red de contenido.

Ahora bien, afirmar que esta medida impide el acceso de las personas a su propio contenido es tan absurdo que bordea los límites del surrealismo. Los usuarios siguen pudiendo acceder libremente a su contenido… allí donde lo publicaron. Si yo mañana, Dios no lo quiera, dejo de escribir en MuyComputer para hacerlo en cualquier otro medio, en un blog personal o en un e-fanzine, podré seguir accediendo a lo que he publicado, en el lugar en el que lo he publicado, no pretenderé republicarlo en otro lugar. Podré citarlo (y eso sí que se sigue pudiendo hacer en GETTR), pero no trasladarlo de un sitio a otro.

E incluso si pudiera hacerlo, sería absurdo que MuyComputer habilitara los medios para que pudiera hacerlo automáticamente, no tendría sentido alguno. Y, sin embargo, eso es lo que Miller le reclama a Twitter, una autopista para poder llenar de contenido su propio servicio, a base de vaciar el de origen. Reclamar algo así y enfadarse cuando la respuesta es negativa, me resulta cuanto menos cuestionable, independientemente de las lecturas políticas que tenga esta situación.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído