Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Whitechapel: ¿Qué sabemos del SoC de Google?

Publicado el
Whitechapel: ¿Qué sabemos del SoC de Google?

Cada vez quedan menos dudas sobre el debút de Whitechapel, el primer paso del proyecto de un SoC propio en el que Google llevaría años trabajando, y que salvo sorpresa debutará en los Google Pixel 6 y Google Pixel 6 Pro, que presumiblemente serán presentados en octubre. Así pues, y aún a espera de alguna confirmación oficial por parte de Google de su primer integrado, hace ya algún tiempo que empezaron a circular múltiples rumores con posibles especificaciones, detalles de su diseño, etcétera.

De los rumores que han circulado hasta ahora, parece que Google ha puesto el foco en la inteligencia artificial, para complementar el rendimiento de SoC que, aunque de altas prestaciones, todavía no estaría en el punto de poder competir con los actuales topes de gama, principalmente claro, con el Snapdragon 888+. Y es que, según los rumores, el rendimiento de Whitechapel se posicionaría entre el Snapdragon 870 y el Snapdragon 888, si bien quedaría más cerca del primero que del segundo.

Para la producción del Whitechapel Google se habría aliado con Samsung, que emplearía su nodo de 5 nanómetros para la producción masiva del SoC. Esto, claro, lo sitúa un tanto a la zaga de los SoC que esperamos en los próximos meses, si bien parece una medida prudente para un primer chip propio. No parece probable que Google se vaya a quedar en un único SoC, esto es una apuesta a medio y probablemente largo plazo, por lo que sus posteriores iteraciones sí que podrían dar saltos más acusados en lo que se refiere a innovación en la parte de hardware de sus dispositivos.

Whitechapel: ¿Qué sabemos del SoC de Google?

En cuanto a sus tripas, Whitechapel tendría un diseño de tres clústeres e integraría siete núcleos, dos Cortex-A78, dos  Cortex-A76 y tres Cortex-A55, acompañados de una GPU ARM Mali-G78, una configuración que, de confirmarse, estaría en la línea de lo esperado en lo referido a rendimiento en bruto, es decir, sin contemplar la incidencia que pueda tener el software en el mismo, lo que parece que, como ya comenté antes, sería su principal baza.

Hay un detalle muy importante, en relación con este punto, que nos podría ayudar a entender mejor los pasos que está dando Google con Whitechapel, y es uno de los nombres internos que se han empleado para denominar  este proyecto: GS101, algo que es fácilmente interpretable como Google Silicon 101, algo que obviamente nos recuerda a Apple Silicon. Y si hay algo por lo que Apple ha destacado los últimos años es por anteponer la optimización al rendimiento bruto, demostrando que más gigahercios y más gigabytes no siempre son sinónimo de un mejor rendimiento final.

La inteligencia artificial es una tecnología clave para Google, en la que efectuado una enorme inversión y que emplea en cada vez más productos y servicios. Así, tiene mucho sentido pensar que el conjunto formado por el SoC Whitechapel y Android cuente con optimizaciones basadas en IA que permitan al sistema operativo y sus apps sacarle el máximo partido a las prestaciones del chip, y en esto es en lo que me refiero a que Google podría haber tomado nota de las políticas de Apple, algo que resultaría realmente inteligente.

 

Con información de Wccftech

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído