Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores hablan: ¿Os preocupa el aumento del consumo energético de los componentes de PC?

Publicado

el

Consumo energético y consumidor

El consumo energético de los componentes de PC podría dar un salto importante con la llegada de la próxima generación de tarjeta gráficas, siempre que las filtraciones que hemos ido viendo sean ciertas. Ese aumento de consumo ha estado ligado a un incremento del rendimiento, y es algo que hemos ido viendo también en generaciones anteriores, aunque no siempre se ha producido al mismo nivel.

Por ejemplo, la GeForce GTX 1080 era mucho más potente que la GTX 980 Ti, pero tenía un consumo mucho menor gracias a sus avances tanto a nivel de arquitectura como de proceso de fabricación (166 vatios frente a 211 vatios). La GeForce RTX 2080 superó también en rendimiento a la GTX 1080, pero lo hizo con un consumo mayor (215 vatios frente a 166 vatios) a pesar de los avances que introdujo también en ambos frentes.

Ese aumento progresivo del consumo energético que hemos visto en las tarjetas gráficas lanzadas en las generaciones más recientes no solo ha estado motivada por el aumento de rendimiento, sino también por la introducción del hardware especializado. La RTX 2080 contaba con dos bloques de núcleos que no estaban presentes en la GTX 1080, los núcleos RT y los núcleos tensor, que aceleran trazado de rayos e IA, respectivamente.

Como es lógico, al introducir nuevos bloques de núcleos en la GPU aumenta su rendimiento, pero también el consumo de esta y el calor generado. AMD no tuvo que lidiar con ese problema con las Radeon RX 5000 porque no introdujo núcleos especializados, pero con las Radeon RX 6000 la situación cambió por completo, y no hizo más que confirmar lo que os acabo de explicar. El simple hecho de introducir unidades de aceleración para trazado de rayos hizo que la Radeon RX 6700 XT consumiera más que la Radeon RX 5700 XT (221 vatios frente a 217 vatios) a pesar de las optimizaciones que recibió a nivel de eficiencia.

Consumo energético y rendimiento

Rendimiento de Metro Exodus con trazado de rayos activo. La GeForce RTX 2060 supera a la GTX 1080 Ti. Fuente: DigitalFoundry.

Mayor consumo energético: ¿Qué supone para el usuario?

Pues un incremento de la factura de la luz, aunque su impacto dependerá mucho de los componentes que utilicemos, y de las horas que pasemos delante del PC, ya que obviamente no se produce el mismo consumo eléctrico al jugar dos horas al día que al jugar durante ocho horas diarias.

Por ejemplo, un PC configurado con un Core i9-12900K, una GeForce RTX 3090 Ti, 32 GB de RAM, nueve ventiladores, una refrigeración líquida AIO y dos SSDs PCIe en formato M.2 tendría un consumo en carga de 831 vatios, lo que nos dejaría un gasto medio al año de 580,59 euros (si pagamos el kilovatio-hora a 0,26 euros).

Ese mismo equipo configurado con un Core i5-12600K y una GeForce RTX 3080 tendría un consumo energético de 606 vatios en carga, lo que siguiendo el mismo patrón del ejemplo anterior nos dejaría un gasto al año de 440,66 euros. La diferencia entre ambos sería de 139,33 euros al año, 11,66 euros al mes. Ambos ejemplos se han calculado partiendo de un uso medio en juegos de cuatro horas al día. Podéis realizar otros cálculos utilizando esta herramienta.

Un mayor consumo energético implica un mayor gasto en electricidad, pero también representa un mayor calor generado, lo que hace que sea necesario utilizar soluciones de refrigeración cada vez más potentes. Esto hace que ciertos componentes, como las tarjetas gráficas, sean cada vez más grandes y más pesadas, con todo lo que ello puede suponer para los que tienen chasis pequeños. Por otro lado, también puede que necesitemos comprar una fuente de alimentación nueva si la que tenemos empieza a quedarse pequeña ante dicho aumento de consumo.

Personalmente, el aumento del consumo energético que se está produciendo ahora mismo no me preocupa porque entiendo por qué se está produciendo, y porque es normal que sea necesario para poder llegar a ciertos niveles de rendimiento, especialmente ahora que tenemos hardware que es capaz de hacer lo que nos parecía imposible hace apenas cinco años. Intenta mover cualquier juego actual con trazado de rayos utilizando una GTX 1080 Ti que ya verás lo que ocurre, y luego pon a prueba una GeForce RTX 2060. La primera tiene un consumo de 231 vatios, la segunda queda en 164 vatios. Y vosotros, ¿qué opináis de este tema? Nos leemos en los comentarios.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído