Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Sony WH-1000XM5, análisis: el rey del silencio ha vuelto

Publicado

el

Hasta la llegada de los Sony WH-1000XM2 y su excelente sucesor, los auriculares inalámbricos con cancelación activa de sonido eran prácticamente desconocidos en el mercado de consumo. Es cierto que había fabricantes (empezando por la propia Sony) que llevan tiempo apostando por ellos, pero fue este modelo el primero que consiguió despegar comercialmente gracias al siempre delicado equilibrio entre calidad, prestaciones y precio.

Durante los últimos días hemos podido disfrutar de la quinta generación de este dispositivo, que supone un gran salto cualitativo y, en cierta medida, una disrupción respecto a los excelentes (y, todavía, absolutamente recomendables) XM4. Así son los nuevos Sony WH-1000XM5.

Sony WH-1000XM5, características técnicas

    • Auriculares circumaurales cerrados con transductor electrodinámico
    • Transductor de fibra de carbono (30 mm.)
    • Imán de neodmio
    • 8 micrófonos (soporte beamforming)
    • Respuesta de 4 Hz a 40 kHz
    • Carga USB-C. Puerto jack 3,5 mm.
    • Conectividad Bluetooth 5.2 y NFC
    • Soporte SBC, AAC y LDAC
    • Hasta 30 horas de autonomía (con cancelación activa)
    • Precio: 449 euros

La firma japonesa entrega sus auriculares en un curioso embalaje de material reciclado. El tamaño de la funda ya sugiere el primer cambio importante en el diseño: a diferencia de sus predecesores, estos auriculares no son plegables. Como cualquier decisión técnica, esto tiene sus ventajas en términos de resistencia y durabilidad (en general, mientras menos movimiento, mejor) y el evidente inconveniente de que ocupan más espacio en la mochila. No es un drama, pero sí un factor a tener en cuenta por los que priorizan la movilidad.

Estéticamente bien resuelto, este estuche esconde sorpresas como un compartimento con tapa donde guardar cables y adaptadores (por ejemplo, el de las pantallas de la mayoría de aviones). Eso sí, me hubiera gustado un punto más de calidad en los materiales y solidez en la construcción, teniendo en cuenta que hablamos de unos auriculares que rondan los 450 euros.

Los nuevos Sony WH-1000XM5 estrenan un diseño más moderno y cuidado que los modelos anteriores. Detalles como los brazos con ajuste totalmente libre (sin escalones ni “clac,clac”), los materiales de las almohadillas o la diadema o la nueva disposición de los micrófonos (fundamentales para que el ANC funcione como debe) son aspectos que saltan a la vista y se notan desde el minuto uno.

Más allá de los estético, el trabajo ergonómico es impresionante. Los auriculares están diseñados para distribuir la presión por nuestro cráneo (y no solo en la parte superior o en las almohadillas), proporcionando una sensación de comodidad y ligereza únicas en este rango de precios. No son mucho más ligeros que los de cuarta generación (4 gramos, según datos del fabricante) pero se mantienen entre lo mejor de esta categoría y parecen menos gracias a una construcción y diseño sublimes

A diferencia de sus predecesores, estos no son plegables.

Es evidente que no estamos ante unos auriculares para “usar a ratitos” y que quién realiza un esfuerzo económico importante espera amortizarlos con horas y horas de uso. Por eso es tan importante valorar aspectos como la comodidad, la ligereza, el calor que generan o las posibilidades de ajuste tanto como una buena calidad de sonido o sus funciones de cancelación.

Aunque no soy muy amigo de las interfaces táctiles donde no son necesarias, debo reconocer el trabajo de la compañía con los XM5. Respecto a mis XM4 el control es más preciso y no echo tanto de menos los botones físicos como esperaba. Buen trabajo también en este punto que todavía mejorará más en futuras actualizaciones de software.

Desde el punto de vista puramente técnico no hay grandes diferencias respecto a iteraciones anteriores. Estamos ante unos auriculares de acoplamiento circumaural, con altavoz electrodinámico e imán de neodimio. Según el fabricante, la respuesta va de 4 Hz a 40 KHz, gracias al trabajo de un transductor de fibra de carbono de 30 mm. En la práctica y en términos de calidad de audio, evolución más que revolución.

Sonido excelente. Aislamiento sublime.

Para probar los Sony WH-1000XM5 los he utilizado como mis auriculares principales durante unos días en todo tipo de situaciones y conectado a dispositivos como un iPhone 12 Pro, una Xbox Series X (mediante jack) y un televisor Sony Bravia de hace un par de generaciones. El uso, como podéis imaginar, va desde trabajar a disfrutar de contenido multimedia, videojuegos, podcast o simplemente usar pistas relajantes o de ruido blanco para aprovechar las funciones de aislamiento.

El salto de calidad respecto a los XM4 es palpable y se nota especialmente en temas donde el detalle sonoro es importante. Una de mis piezas favoritas para probar esto es la magnífica Duel of the Fates del maestro John Williams, que os animo a reproducir en la máxima calidad que podáis para poner a prueba vuestros sistemas de sonido.

Otro escenario donde es fácil notar la calidad de un dispositivo como este es en temas donde los instrumentos van entrando en escena poco a poco. “Entre dos aguas”, de Paco de Lucía, es un ejemplo perfecto de cómo unos auriculares de calidad son capaces de separar y ubicar cada fuente de audio con precisión y sin pérdidas.

Obviamente las limitaciones de estándar inalámbrico son las que son (por otro lado, las mismas para todos) y los que quieran exprimir al máximo el dispositivo deben volver al cable. Desde mi punto de vista no tiene mucho sentido invertir en algo que no vas a utilizar (en este caso la conectividad Bluetooth) así que es un aspecto que no he penalizado en la valoración. No es un producto para audiófilos en sentido estricto,pero tampoco lo pretende ni juega con el marketing, algo que no podemos decir de alguno de sus competidores.

En la reproducción de películas o videojuegos no hay grandes diferencias respecto a modelos anteriores u otros auriculares de este rango. Si tuviera que jugar un poco con el ecualizador para dar más presencia a voces y al extremo grave pero es más cuestión de gustos y percepción personal que otra cosa. Sin lugar a dudas, los Sony WH-1000XM5 son un dispositivo que se defiende bien en cualquier situación.

Respecto a la cancelación de ruido, mi valoración es sobresaliente. Estos auriculares son los mejores que he probado en este punto y superan a cualquiera que haya probado incluyendo a propuestas de Apple, Bose o Philips entre otros.

Los motivos principales son dos: el ajuste ergonómico y los materiales utilizados ya proporcionan un nivel de aislamiento pasivo interesante sobre el que trabajar y la tecnología propietaria de Sony hace el resto. Los japoneses combinan un procesador HD Noise Cancelling Processor QN1 dedicado con un segundo chip de apoyo para situaciones complejas como ruidos inesperados, viento o el ajetreo del metro. El resultado es impresionante.

Los Sony WH-1000XM5 cuentan con ocho micrófonos exteriores, tecnología beamforming y se adaptan automáticamente a cambios como el uso con gafas o sin ellas, gorros, peinados o cortes de pelo, posición de la cabeza un mucho más. Un algoritmo recibe multitud de inputs cada segundo y adapta el sistema de cancelación de forma transparente para el usuario. Fantástico trabajo que redunda en una experiencia sublime para el dia a día.

Conclusiones

Unos auriculares notables con excelente cancelación de sonido. Los Sony WH-1000XM5 suponen la culminación de la apuesta de la firma japonesa por llevar la tecnología ANC a cualquier usuario cumplen su objetivo. No son baratos (unos 450 euros a la hora de escribir este texto) pero si ofrecen una relación calidad precio muy interesante y que les permite competir en en su rango de precios. Su mayor problema, quizás, es estar demasiado cerca de los Airpods Max. Nuestra experiencia nos dice que veamos una rebaja de los XM5 en no demasiado tiempo.

Si el silencio y la cancelación de ruido es importante en tu día a día no te lo pienses: no encontrarás nada mejor por este dinero. Si no es tan importante, hay opciones más económicas o que ofrecen más matices de sonido a cambio de renunciar a una característica que casi parece magia.

Artículo relacionado | Cancelación de ruido: qué es y cómo funciona

Valoración final
8.1 NOTA
NOS GUSTA
Espectacular sistema de cancelación de ruido
Gran autonomía
Excelentes para música, pero también para trabajar, llamadas o multimedia
A MEJORAR
Precio un poco más elevado de lo esperado
La calidad de audio se queda en notable
RESUMEN
Sony suma y sigue con una acertada iteración de la serie XM. Sublime cancelación de audio, nuevo diseño y más autonomía para uno de los auriculares todoterreno más interesantes del mercado.
Diseño y calidad de construcción8
Calidad de audio7.5
Micrófono y extras10
Instalación y software7.5
Calidad/Precio7.5

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído