Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El James Webb nos sorprende con una imagen de prueba

Publicado

el

El James Webb nos sorprende con una imagen de prueba

La cuenta atrás para que la NASA nos muestre las primeras imágenes capturadas por el James Webb va llegando a su fin. Salvo imponderables, el próximo martes 12 de julio podremos ver, por primera vez, el resultado final de un proyecto nacido el siglo pasado, y que tras múltiples retrasos y aumentos de costes, finalmente inició su viaje al cosmos la Navidad del año pasado. Un hito que muchos celebramos con enorme alegría, pero con mucho trabajo por delante todavía.

Desde su llegada al punto Lagrange L2, el James Webb ha dedicado estos meses al despliegue y puesta en funcionamiento de sus espejos y sistemas, un amplio conjunto de procedimientos de la máxima precisión, imprescindibles para garantizar que el funcionamiento del telescopio es correcto y que el despliegue de los espejos ha sido el adecuado,, para evitar errores, distorsiones, etcétera. Y durante dichos procesos, el James Webb ha enviado algunas imágenes de control, como las que pudimos ver el pasado mes de marzo.

Una vez que el telescopio ya se encuentre totalmente operativo, no enviará a la Tierra todas las imágenes que capture. Parte de ellas son empleadas, de manera interna por el propio James Webb, para su funcionamiento. Así, no se envían hasta nuestro planeta porque resulta innecesario y el ancho de banda es limitado, por lo que se dedicará a la transmisión de las imágenes necesarias para los proyectos científicos que se apoyan en las observaciones del telescopio.

El James Webb nos sorprende con una imagen de prueba

Sin embargo, y a falta de unos días para la recepción de las primeras imágenes y de que el James Webb empiece a trabajar sin descanso, el equipo se dio cuenta de que tenían un poco de ancho de banda de sobra, así que decidieron recopilar imágenes del FGS (Fine Guidance Sensor), un componente fundamental del sistema de guiado, para observar las vistas del telescopio a través de un instrumento necesario para su navegación.

La imagen, compartida por la NASA, es en realidad una composición a partir de 72 tomas capturadas por el FGS a lo largo de 32 horas, y lo que vemos en la misma son algunas estrellas en primer plano y un un mar de galaxias brillantes en el fondo. Y no sé en tu caso, pero a mí, observar todos esos puntos del fondo, y pensar que cada uno de ellos es una galaxia, al tiempo me resulta fascinante y me provoca una sensación difícil de describir, pero que resumo en dos puntos: qué pequeños somos, y que absurdo sería que no hubiera más vida que la nuestra, ¿no crees?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído