Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Ryzen 7000 podría ser retrasado por problemas con el BIOS AGESA

Publicado

el

BIOS para los AMD Ryzen 7000

AMD parece tener enfilado el evento de presentación de Ryzen 7000, su próxima generación de procesadores orientados a consumo (que posiblemente no vengan solos) con la que pretende mostrar a Intel que sigue en plena forma. Sin embargo, eso no quiere decir que todo le esté yendo sobre ruedas, ya que el lanzamiento podría verse pospuesto debido a problemas con los BIOS de las placas base.

Al parecer ha habido para Ryzen 7000 al menos siete revisiones del BIOS AGESA 1.0.0.1, las cuales empezaron por el parche A y por ahora van por el parche G. La versión más reciente del BIOS no parece ofrecer de momento el desempeño exigido para tener una experiencia de calidad. A pesar de no centrar mucho los focos, el tener un firmware de mala calidad en la placa base puede repercutir en un mal desempeño de la computadora o en errores de lo más diverso, que en muchas ocasiones terminan siendo catastróficos al desembocar, por ejemplo, en cuelgues del sistema.

Los BIOS para los procesadores Ryzen 7000 de AMD están siendo desarrollados con el propósito de soportar correctamente el futuro socket AM5, optimizar el funcionamiento del propio procesador y ofrecer compatibilidad con la memoria EXPO DDR5. La intención era que las placas base empezasen a ser comercializadas con el parche D de AGESA 1.0.0.1, pero la cosa apunta a ir por el parche G y todavía no se habría logrado una calidad óptima, lo que se traduciría en un retraso del lanzamiento al mercado de Ryzen 7000.

Debido a los presuntos problemas mencionados con el BIOS AGESA, AMD se habría visto forzada a retrasar el lanzamiento al mercado de Ryzen 7000 del 15 de septiembre al día 27 del mismo mes. Esto quiere decir que los procesadores empezarían a ser comercializados un mes después de su presentación oficial.

De la primera hornada de procesadores basados en Zen 4 se puede destacar el Ryzen 7700X, el cual tiene ocho núcleos físicos, dieciséis hilos (dos hilos por núcleo), una frecuencia base de 4,5GHz, una velocidad en modo turbo de 5,4GHz y 40 megabytes de memoria caché que se repartiría en 32 para la de nivel 3 y en 8 para la de nivel 2. Se espera que su precio sea más bajo que el del Ryzen 7 5800X en el momento de su lanzamiento, cosa que le haría ganar puntos para erigirse, al menos en un principio, como uno de los modelos de referencia.

Veremos en qué fecha terminan siendo comercializados los procesadores Ryzen 7000, pero en caso de que los BIOS de las placas base no estén listos, lo prudente para AMD sería retrasar hasta alcanzar un punto óptimo y evitar así las duras y lógicas críticas en caso de lanzar al mercado un producto que no ofrece unos mínimos de calidad y fiabilidad.

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído