Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Corsair XENEON 32UHD144, análisis: trabajo y ocio en un panel de primera

Publicado

el

El 19 de julio se produjo la presentación del Corsair XENEON 32UHD144, un monitor de gama alta que mantiene el diseño, la estética y la calidad de acabados del modelo QHD que llegó al mercado en septiembre del año pasado. Esto es una buena noticia, ya que dicho modelo ya contaba con un diseño muy atractivo y utilizaba materiales de primera calidad, entre los que podemos destacar el aluminio y el panel LED IPS con garantía de cero píxeles muertos.

Este nuevo monitor introduce, sin embargo, cambios importantes, ya que viene con un panel con resolución 4K y ofrece una tasa de refresco de 144 Hz. Esto lo convierte en una de las soluciones más interesantes que podemos encontrar en el mercado si queremos jugar en UHD, ya que no nos obliga a renunciar a una alta tasa de refresco, está equipado además con las últimas tecnologías del sector, ofrece un alto grado de compatibilidad a nivel de conexiones y es compatible con FreeSync Premium y G-Sync.

Corsair XENEON 32UHD144

La verdad es que tenía ganas de ver de qué era capaz este nuevo monitor, y gracias a Corsair España hemos tenido la posibilidad de probar el Corsair XENEON 32UHD144 durante las dos últimas semanas, sin calma y con nuestro banco de pruebas habitual. Hoy por fin puedo compartir con vosotros cómo ha sido nuestra experiencia.

Como siempre, si tenéis cualquier duda podéis dejarla al final del artículo y os ayudaremos a resolverla. Sin más, empezamos, poneos cómodos que hay mucho que leer.

Especificaciones del Corsair XENEON 32UHD144

Corsair XENEON 32UHD144

Empezamos nuestro análisis del Corsair XENEON 32UHD144 repasando sus especificaciones técnicas, algo fundamental ya que con esta información tendremos todas las claves que necesitamos para entender en qué segmento posiciona exactamente, qué nivel de prestaciones podemos esperar y qué tecnologías incluye que puedan marcar un valor diferencial.

En la introducción ya os he comentado que este modelo tiene una alta calidad de construcción, aunque esta es una cuestión que veremos con más detalle en el siguiente apartado del análisis, donde tocaremos otros aspectos como el montaje y la calidad general de acabados, así como el cableado incluido y la gestión del mismo.

Corsair XENEON 32UHD144

  • Monitor de gama alta especializado en gaming con panel plano de 32 pulgadas.
  • Utiliza un panel Fast IPS Quantum Dot con resolución de 3.840 x 2.160 píxeles (4K) y tasa de refresco de 144 Hz.
  • Compatible con VRR si conectamos una consola de nueva generación (4K y 120 Hz).
  • Ofrece una profundidad de color de 10 bits (8 bits + FRC), cubre el 100% de los espacios de color AdobeRGB y sRGB, y un 98% del espacio de color DCI-P3.
  • Brillo máximo de 600 nits (certificación DisplayHDR 600).
  • Contraste 1.000:1.
  • Tiempo de respuesta de 1 ms (de gris a gris).
  • Compatible con FreeSync Premium para tarjetas gráficas Radeon de AMD, y con G-Sync para tarjetas gráficas GeForce de NVIDIA.
  • Ángulos de visión perfectos en 178 grados, tanto en vertical como en horizontal.
  • Ajustable en altura, inclinación y giro.
  • Cuenta con un conector DisplayPort 1.4, dos salidas HDMI 2.1, tiene dos conectores USB Type-C (uno de ellos puede trabajar como DisplayPort), cuenta con dos conectores USB 3.2 Gen1 Type-A y viene con un jack de 3,5 mm para auriculares.
  •  Medidas con brazo y base: 732 mm x 607 mm x 316 mm.
  • Peso con brazo y base: 9,5 kilogramos.
  • Integración total con el software iCUE, lo que nos brinda numerosas opciones de personalización, como veremos más adelante.
  • Cuenta con tecnologías para el cuidado de la vista (antiparpadeo y filtro de luz azul).
  • Incluye un cable USB Type-C a USB Type-C, un cable USB Type-A a USB Type-C, un cable HDMI 2.1 y un cable DisplayPort 1.4.
  • Interfaz OSD fácil de utilizar gracias al stick integrado en la parte trasera.
  • Garantía de 3 años y política de cero píxeles muertos.
  • Precio: desconocido, pero debería situarse entre los 900 y los 1.000 euros, aproximadamente.

Corsair XENEON 32UHD144: desempaquetado, primer contacto y montaje

Corsair XENEON 32UHD144

El Corsair XENEON 32UHD144 viene en una caja que nos detalla con gran acierto algunas de las claves más importantes de este monitor, como podemos ver en la imagen adjunta. Nada más abrirla nos encontramos la clásica división en dos secciones, una donde vienen los cables, el transformador de alimentación, la base, el brazo de apoyo y cuatro tornillos. Justo debajo de esta sección tenemos la pantalla que, como anticipamos, es plana.

A nivel de diseño el Corsair XENEON 32UHD144  adopta una línea minimalista y discreta que genera un contraste perfecto con la base, que tiene una terminación más atrevida, aunque mantiene las líneas angulosas para no romper del todo ese lenguaje de diseño clásico y elegante. La pantalla y el brazo de apoyo están terminados en color negro, y la base tiene un tono gris metalizado. No hay ni rastro de iluminación LED RGB, algo que sorprende pero que al mismo tiempo resulta acertado, ya que convierte al Corsair XENEON 32UHD144 en un monitor que puede integrarse a la perfección en un ambiente doméstico, y también en uno profesional.

Corsair XENEON 32UHD144

Según vamos sacando las distintas partes del Corsair XENEON 32UHD144 vamos notando su calidad de construcción. La solidez de la base y del brazo de apoyo dejan claro que estamos ante una terminación de primer nivel, y la pantalla no se queda atrás, ya que transmite una solidez total y no notamos en ningún momento signos de fragilidad o de debilidad estructural, y tampoco se produjeron ruidos raros o preocupantes.

El proceso de montaje es muy sencillo, aunque en este caso vamos a necesitar un destornillador de estrella. La base se une al brazo de apoyo a través de un tornillo que podemos apretar con la mano. Este es el primer paso del montaje que, francamente, resulta muy sencillo. Una vez que tenemos el brazo de apoyo unido a la base debemos insertarlo en la pantalla. Para ello os recomiendo tumbar la pantalla boca abajo sobre una superficie blanda y suave. Una vez hecho, insertamos los anclajes superiores y colocamos los cuatro tornillos, apretamos y listo, ya tenemos el monitor montado.

Corsair XENEON 32UHD144

Tras terminar el proceso de montaje nos tomamos un minuto para admirar y valorar el diseño del Corsair XENEON 32UHD144, y la verdad es que me sorprende la sobriedad y la elegancia que ha conseguido Corsair con este monitor. En la parte trasera vemos una terminación marcadamente angulosa, el logotipo de Corsair, el botón de encendido, el stick para activar y controlar la interfaz OSD y la sección dedicada a la gestión del cableado en el brazo de apoyo.

Corsair XENEON 32UHD144

En la parte frontal tenemos tres bordes (superior y laterales) con unos bordes mínimos, y un borde inferior más marcado donde se aprecia también el logotipo de Corsair. La base de apoyo da un toque de distinción tanto por su diseño como por su color, que rompe con el negro uniforme del monitor, aunque ocupa bastante espacio.

Durante el análisis movimos el monitor a varias veces y tuvimos que desmontarlo para devolverlo a Corsair, y os puedo confirmar que en todo momento mostró una solidez estructural de primer nivel. La compañía estadounidense ha hecho un excelente trabajo en este sentido con el Corsair XENEON 32UHD144. No es solo una cara bonita, es un producto bien terminado.

Corsair XENEON 32UHD144

Echando un vistazo a las conexiones nos encontramos con una distribución perfectamente ordenada y fácilmente identificable, gracias a los distintivos que aparecen debajo de cada una de ellas. Contamos con un conector DisplayPort 1.4, dos salidas HDMI 2.1, dos conectores USB Type-C (uno de ellos puede trabajar como DisplayPort), dos conectores USB 3.2 Gen1 Type-A y un jack de 3,5 mm para auriculares. Este último ayuda a suplir una carencia clara en el Corsair XENEON 32UHD144, y es que viene sin altavoces integrados. No es grave, de hecho quien se compre este monitor querrá acompañarlo de una solución de sonido a su altura, pero es un detalle a tener en cuenta.

Corsair XENEON 32UHD144

El Corsair XENEON 32UHD144 trae de serie todo lo que necesitamos para empezar a disfrutarlo desde el primer día. En este análisis lo hemos conectado al equipo de pruebas a través del cable DisplayPort 1.4, y hemos utilizado el USB Type-C para conectarlo a la placa base. Esto hace que el monitor sea reconocido por la interfaz iCUE, y nos da acceso a numerosas funciones de utilidad, aunque sobre ellas hablaremos más adelante. Si queremos conectarlo por HDMI 2.1 no tendremos ningún problema.

Equipo de pruebas, configuración y análisis técnico del Corsair XENEON 32UHD144

Estas son las especificaciones del equipo al que hemos conectado el Corsair XENEON 32UHD144 para nuestras pruebas:

  • Procesador Intel Core i5-12600K.
  • Corsair VENGEANCE, DDR5 a 4.400 MHz con latencias CL36 en dos módulos de 32 GB cada uno (64 GB en total).
  • Placa base Gigabyte Aorus Master Z690.
  • Memoria RAM
  • SSD Crucial SATA III de 480 GB.
  • SSD PCIE Gen4 x4 WD Black SN850 de 2 TB.
  • Tarjeta gráfica GeForce RTX 3050 con 8 GB de memoria GDDR6 y GeForce RTX 3090 Ti con 24 GB de memoria GDDR6X.
  • Sistema de refrigeración líquida Corsair iCUE H150i Elite LCD.
  • Fuente de alimentación Corsair HX1000i con certificación 80 Plus Platino.
  • Windows 11 como sistema operativo.

Corsair XENEON 32UHD144

Como podéis apreciar hemos utilizado una configuración de última generación, algo imprescindible para poder probar de verdad un monitor de gama alta como el Corsair XENEON 32UHD144, ya que trabaja con resolución 4K y alcanza los 144 Hz. Este monitor también es compatible con las tecnologías FreeSync Premium y G-Sync, lo que significa que no importa si queremos utilizarlo junto a un PC equipado con una tarjeta gráfica Radeon de AMD o GeForce de NVIDIA, en ambos casos podremos disfrutar de las ventajas que ofrecen dichas tecnologías.

Los que nos leéis a diario ya tenéis claro cómo marcan la diferencia las tecnologías FreeSync Premium y G-Sync, pero para aquellos que tengáis dudas vamos a recordarlo una vez más. Ambas sincronizan el trabajo de la GPU y del monitor, lo que nos permitirá disfrutar de una experiencia totalmente fluida y libre de «stuttering» (tartamudeo de la imagen) y «tearing» (ruptura de la imagen). Esto marca una diferencia enorme y mejora notablemente la experiencia de uso, tanto que ambas son imprescindibles en cualquier monitor gaming.

Corsair XENEON 32UHD144

Para activar el modo G-Sync compatible hemos conectado nuestro equipo de pruebas utilizando el cable DisplayPort 1.4. Una vez encendido el equipo, hacemos clic derecho en el escritorio y entramos en el panel de control de NVIDIA. Desde ahí, solo tenemos que entrar en «Pantalla > Configuración G-Sync» y marcar los ajustes que podéis ver en la imagen adjunta. No es necesario reiniciar el equipo, una vez hecho esto la tecnología G-Sync funcionará cuando ejecutemos nuestros juegos favoritos, tanto en pantalla completa como en modo ventana.

Aunque el Corsair XENEON 32UHD144 funciona a la perfección sin tener que realizar ningún tipo de configuración, es importante de que nos aseguremos de ajustar la tasa de refresco en Windows al nivel máximo que permite este monitor, como vemos también en la imagen adjunta. Solo tenemos que seguir la ruta «Sistema > Pantalla > Pantalla Avanzada». Una vez ahí, hacemos clic en la sección «Elegir una Frecuencia de Actualización» y seleccionamos la opción de 144 Hz.

Si conectamos una PS5 o una Xbox Series X disfrutaremos de la tecnología VRR, tasa de refresco variable por sus siglas en inglés, y podremos jugar en resolución 4K a 120 Hz. Esta tecnología se adapta de forma dinámica a la tasa de fotogramas por segundo que genera la GPU de la consola, lo que hace que monitor y GPU trabajen en perfecta armonía para que el jugador disfrute de una experiencia fluida, libre de «stuttering» y de «tearing».

El siguiente paso es instalar iCUE, un software totalmente gratuito que nos permitirá acceder a numerosos ajustes de configuración y a modos específicos para sacar el máximo partido al Corsair XENEON 32UHD144. Esta herramienta no es obligatoria, pero sí muy recomendable por todas las posibilidades que ofrece a nivel de personalización y de configuración. Entre las más importantes podemos destacar:

  • Modo de imagen, donde podremos elegir entre diferentes modos preconfigurados.
  • Brillo, nos da la posibilidad de ajustar el brillo sin recurrir al OSD.
  • Contraste, dedicado a los ajustes del contraste de la pantalla.
  • Superposición de actualización, podemos activarlo o desactivarlo.
  • Nitidez, nos permite ajustar el filtro de nitidez del monitor.
  • Temperatura del color, con tres ajustes preconfigurados y la opción de crear un perfil personalizado.
  • MPRT, reduce el efecto de desenfoque de los objetos en movimiento si está activado.
  • Protección de la vista, podemos activarla o desactivarla.
  • Tiempo de respuesta, podemos elegir entre varios modos. Dynamic OD es el que mejores resultados ofrece.
  • Atenuación local, podemos activarlo o desactivarlo. Es necesario para poder activar el modo DisplayHDR 600.

También podremos acceder a un menú de configuración general del monitor, desde el cual tendremos la posibilidad de actualizar el firmware y de restablecerlo a los ajustes de fábrica si es necesario. El Corsair XENEON 32UHD144 tiene también una integración total con el Stream Deck, lo que representa un importante valor añadido si contamos con dicho periférico y es, a su vez, un claro ejemplo del cuidado que Corsair pone en la integración y el soporte multidispositivo de sus productos. Y hablando de integración, este monitor también es compatible con el soporte Flex Arm de Elgato.

A través del OSD que integra el Corsair XENEON 32UHD144 podemos acceder también a numerosos ajustes y opciones de configuración, como podemos ver en la galería de imágenes que encontraréis justo debajo de estas líneas, y que podéis ampliar haciendo clic en ellas. La interfaz es minimalista y sencilla, lo que supone toda una ventaja ya que esto hace que sea mucho más fácil de utilizar. Con todo, como ya os he dicho anteriormente la mejor manera de aprovechar todas las posibilidades que ofrece este monitor es instalando iCUE.

Experiencia de uso, calidad del panel y prueba con DOOM Eternal

El proceso de montaje y de instalación del Corsair XENEON 32UHD144 fue muy sencillo. En apenas unos minutos ya estábamos listos para empezar a disfrutarlo, y la experiencia fue totalmente «plug and play». La instalación de iCUE tampoco ofrece complicación alguna, ya que se realiza a través de una interfaz muy sencilla y se completa de manera automática, y una vez finalizada el monitor aparece identificado sin que tengamos que hacer nada más.

Lo primero que me llamó la atención fue la excelente calidad del panel que ha montado Corsair. La relación entre tamaño y resolución del Corsair XENEON 32UHD144 nos deja imágenes perfectamente definidas, y cuando trabaja en resolución nativa (3.840 x 2.160 píxeles) el nivel de nitidez que ofrece es perfecto. Los ángulos de visión también son fantásticos, como podemos ver en la galería adjunta, ya que mantiene una calidad de imagen excelente incluso cuando los forzamos al máximo mirando desde cualquiera de los laterales. Podéis ampliarlas haciendo clic en ellas.

El Corsair XENEON 32UHD144 no presenta fugas de luz, y viene bien calibrado de casa. Esto se deja notar desde el momento en el que empezamos a visualizar fondos de pantalla muy coloridos, como el de DOOM Eternal por ejemplo, que es uno de mis favoritos por la predominancia de colores cálidos y el contraste de los colores fríos que se produce en el centro.

Corsair XENEON 32UHD144

La reproducción, la precisión y la temperatura del color que ofrece el Corsair XENEON 32UHD144 rayan también a un gran nivel. Esto es importante, ya que significa que podremos disfrutar de una buena experiencia de uso tanto en juegos como trabajando con aplicaciones profesionales, no en vano estamos ante un modelo cuya pantalla es capaz de cubrir también un 83% del espacio de color Rec.2020, y puede trabajar con una señal de color de 10 bits gracias al modo de 8 bits + FRC.

Corsair XENEON 32UHD144 (7)

Por lo que respecta a la representación de grises tenemos un resultado lo bastante bueno como para no necesitar ningún tipo de calibración. Saltando al brillo, vemos que el Corsair XENEON 32UHD144 alcanza los 429 cd/m2, pero utiliza atenuación local (local dimming) de 16 zonas para ofrecer DisplayHDR 600. Cuando trabaja bajo este modo el monitor se acerca a los 700 nits sin ningún problema, y la experiencia que ofrece es bastante buena.

Corsair XENEON 32UHD144 (7)

Como cabía esperar, los valores de latencia y de respuesta que registra el Corsair XENEON 32UHD144 son fantásticos, ya que se sitúan respectivamente en 31 ms y 7 ms, y no hemos tenido ningún tipo de problema de «stuttering», «tearing» ni «ghosting». Para ilustrar mejor todos estos datos queremos compartir con vosotros una prueba de juego utilizando el Corsair XENEON 32UHD144 con DOOM Eternal, un juego de acción frenético donde la velocidad de reacción y la respuesta es fundamental para salir airosos de cada combate.

En esta prueba hemos utilizado el modo Dynamic OD porque, como ya os adelantamos al principio del análisis, es el que mejor resultados ofrece. DOOM Eternal luce de maravilla en 4K sobre el Corsair XENEON 32UHD144, y como podéis ver en el vídeo la experiencia de juego es excelente. En ningún momento he visto el más mínimo rastro de «ghosting» y la sincronización de fotogramas y tasa de refresco fue perfecta en todo momento. La respuesta también estuvo a la altura, y esto nos permitió jugar no solo con fluidez, sino también con una precisión total, ya que cada una de nuestras acciones se ejecutaba a la perfección, sin retrasos y sin estelas que pudieran distraernos.

El panel IPS Quantum Dot que monta el Corsair XENEON 32UHD144 ha cumplido de sobra con mis expectativas, y merece ser considerado como una de las mejores opciones de su categoría. Si te preocupa el cuidado de la vista y la ergonomía puedes estar tranquilo, ya que Corsair no ha descuidado ninguno de estos puntos. Este monitor ofrece una experiencia totalmente libre de parpadeos, y viene con un ajuste dedicado exclusivamente al cuidado de la vista.

Notas finales: 4K de altos vuelos para trabajo y ocio

El Corsair XENEON 32UHD144 ha demostrado que debe ser considerado como uno de los mejores monitores de gama alta dentro de su categoría, tanto por la calidad que ofrece a nivel de construcción como por las excelentes prestaciones de su panel Fast IPS Quantum Dot. Es cierto que está dirigido al público gaming, pero también ofrece un valor sólido trabajando con aplicaciones profesionales, lo que le confiere una gran versatilidad.

En términos de nitidez y de reproducción del color este monitor raya a un gran nivel, viene bien calibrado y ofrece una experiencia sobresaliente de casa. No tenemos que tocar nada, ni que entrar en complicadas configuraciones, aunque si sentimos la necesidad de hacerlo podremos trastear fácilmente con los numerosos ajustes que ofrece la interfaz de la herramienta iCUE.

Producto recomendado

La integración entre el Corsair XENEON 32UHD144 y la herramienta iCUE es total, funciona a la perfección y representa un importante valor añadido, ya que podemos acceder a una gran variedad de ajustes de configuración que aparecen, además, perfectamente explicados. Lo mismo podemos decir del soporte del Stream Deck, que podremos utilizar para realizar de forma automática diferentes acciones y aplicar ajustes específicos con una simple pulsación.

Con el Corsair XENEON 32UHD144 podremos jugar a otro nivel gracias a su excelente calidad de imagen, su resolución 4K, su tasa de refresco de 144 Hz y al soporte de las tecnologías FreeSync Premium y G-Sync. Lo tiene todo para cubrir las necesidades de cualquier perfil de usuario, incluso en el caso de los gamers más exigentes, ofrece buenos resultados al activar DisplayHDR 600 gracias a la atenuación local de 16 zonas y nos permite sacarle el máximo partido a una consola de nueva generación, ya que soporta VRR. Un monitor de primera, sin duda.

Valoración final
9.2 NOTA
NOS GUSTA
Cobertura y precisión del color.
4K y 144 Hz.
Panel Fast IPS Quantum Dot.
Baja latencia.
Sin ghosting.
Integración con iCUE.
FreeSync Premium, G-Sync y VRR.
A MEJORAR
HDR600 con margen de mejora.
Tamaño de la base de apoyo.
Precio.
Calidad de construcción9
Diseño y acabados9.5
Instalación y configuración10
Características9.5
Calidad/Precio8

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído