Fujitsu Siemens Amilo Xi 3650

Fujitsu Siemens Amilo Xi 3650
20 de abril, 2009

La serie Amilo de Fujitsu Ltd. (antes Fujitsu Siemens) destaca por ofrecer equipos con una relación calidad/precio/prestaciones muy interesante. El Amilo Xi 3650 se presenta con una configuración potente y precio razonable.

 

El equipo, basado en un procesador Intel Core 2 Duo y con una impresionante pantalla de 18,4 pulgadas de formato panorámico, es perfecto para usos multimedia, ofimáticos o para ejecutar videojuegos con cierta soltura.

 

 

El diseño exterior es calcado al de otros modelos de la serie. Un teclado de tamaño completo ocupa gran parte del interior aunque llama poderosamente la atención el escaso tamaño del trackpad o la barra espaciadora teniendo en cuenta el espacio disponible. La respuesta al escribir es correcta, pero notamos las teclas algo faltas de retorno (una apreciación subjetiva en todo caso). Como suele ser habitual la numérica también da acceso directo a funciones como controlar el volumen, brillo, etc.

 

El sistema de bisagras siempre es un punto clave cuando hablamos de ordenadores portátiles por ser una de las partes más sensibles a deteriorarse con el uso. Si, además, la pantalla cuenta con unas dimesiones y peso como la que nos ocupa el tema se torna en fundamental. Como ya comentamos en el análisis del Fujitsu Siemens Amilo Pa 3515 (equipo idéntico en cuanto a diseño) no nos parece lo suficientemente sólido a largo plazo. El cierre en este caso no es magnético, sino mecánico, con el clásicas presillas que se liberan gracias a un botón deslizante ubicado en el frontal del equipo.

 

 

El teclado y el trackpad desaprovechan el amplio espacio disponible.

 

La parte superior del teclado está ocupado por una fila de botones sensibles al tacto destinados al control de la reproducción multimedia y a funciones avanzadas como el “modo silencioso” (que reduce el régimen de giro del ventilador a costa del rendimiento del procesador y la GPU). Aunque hay que acostumbrarse a su respuesta funcionan bien y dan un toque moderno al equipo.

 

En el perfil derecho encontramos una unidad regrabadora de DVD (opcionalmente se puede montar un combo con lector de Blu-ray), y dos puertos USB 2.0. En el lado contrario encontraremos un puerto eSATA (que también funciona como USB adicional), la toma de red y un conector para auriculares.

 

 

Fujitsu ha optado por aprovechar la parte posterior del portátil situando las salidas de vídeo (VGA y HDMI), un FireWire y un USB 2.0. La conectividad inalámbrica también es completa y contamos con acceso a redes WiFi 802.11 b/g/n y soporte para Bluetooth 2.1.

 

 

El Fujitsu Siemens Amilo Xi3650 cuenta con un procesador Intel Core 2 Duo P8400 a 2,26 GHz, junto a 4 Gbytes de memoria RAM DDR2, toda una garantía para mover tanto Windows Vista (el sistema operativo por defecto) como la mayoría de las aplicaciones habituales con soltura.

 

Esta máquina opta por una configuración gráfica ya habitual en portátiles multimedia de gran tamaño basada en una doble solución: una tarjeta gráfica integrada básica (Intel GMA4500) junto a una dedicada, más potente, y que se pone en marcha sólo cuando es necesario. Para cambiar entre una y otra de forma manual basta pulsar un botón, y tras unos segundos el cambio se hace efectivo. Los drivers funcionan realmente bien y no es necesario salir de la sesión ni reiniciar el equipo para realizar la operación.

 

El uso de la gráfica integrada cuando no estamos ejecutando aplicaciones exigentes o videojuegos redunda en un consumo de energía más reducido y con ello una autonomía razonable para un portátil de este tamaño.

 

Como pudimos comprobar con nuestra batería de pruebas habitual estamos ante un ordenador potente, capaz de afrontar con garantías casi cualquier tarea. El equipo consiguio 5810 puntos con 3D Mark 06, situándose en la gama media alta dentro de su categoría. En tareas ofimáticas es capaz de mantener abiertas todas las aplicaciones que necesitemos sin problemas, y tareas pesadas como la codificación de vídeo o la edición de fotos de gran tamaño se benefician del potente procesador y de los 4 Gbytes de RAM que incluye el equipo. El medidor de experiencia de Windows Vista alcanza una puntucación de 5,9 confirmando el gran rendimiento que el Fujitsu Siemens Amilo Xi 3650 puede ofrecer.

 

Aunque NVIDA GeForce 9600M GT es una solución interesante se queda corta para una pantalla de alta defición como la de este equipo y deberemos reducir la resolución si queremos conseguir una experiencia jugable satisfactoria (renunciando por tanto a los 1.920 x 1.080 píxeles que ofrece el panel de forma nativa). Probando videojuegos como FarCry o World in Clonflict  tuvimos que reducir la resolución hasta los 1.280 x 800 píxeles para obtener framerates que permitieran un disfrutar de los juegos con cierta fluidez.

 

 

En cuanto a autonomía los resultados son correctos, teniendo en cuenta las singularidades de equipo que tenemos entre manos. Utilizando la tarjeta integrada en placa y ejecutando algunas aplicaciones la batería dura tres horas y 10 minutos. Si activamos la conectividad inalámbrica o, sobre todo, la tarjeta gráfica dedicada, este tiempo se reduce considerablemente, entre 20 minutos y una hora, según las condiciones.

 

 

En cuanto a la temperatura de trabajo no es excesiva ni molesta en ningún momento (las zonas donde reposan las manos no se calientan excesivamente)  aunque cuando ejecutamos software potente el ventilador se nota en exceso. La turbina es pequeña y, por tanto, su régimen de giro elevado, así el molesto zumbido es inevitable.

 

Por suerte, el “modo silencioso” permite trabajar sin molestias a costa de reducir las prestaciones, pero si nuestros propósitos no tienen alta demanda de recursos (ofimática, navegación web, …) agradeceremos activar esta opción.

 

Los usuarios que optan por este tipo de portátiles quieren, además de una ordenador, un potente reproductor donde disfrutar de sus contenidos multimedia sin necesidad de contar con un monitor adicional. En este apartado el Fujitsu Siemens Amilo Xi 3650 no decepciona. El equipo cuenta con un panel LCD de resolución 1.920 x 1.080 píxeles. El contraste (con nivel de brillo máximo) es de 655:1, con unos colores vivos y unos tonos negros muy buenos. El ángulo de visualización óptimo es amplio y, en general, es un soporte adecuado para disfrutar de contenidos en anta definición.

 

La salida HDMI supone un añadido interesante si contamos con un televisor de alta definción. El equipo reproduce con fluidez todos los formatos de alta definición aunque el sonido del ventilador resulta molesto en ocasiones.

 

 

En la pantalla del Amilo Xi 3650 podrás disfrutar del cine.

 

Fujitsu ha equipado a su Amilo Xi 3650 con un sistema 2.1 que permite obtener un sonido rico y con matices sin necesidad de instalar unos altavoces auxiliares. Siempre que mantegamos el volumen en niveles medios la experiencia es muy buena. Además la tarjeta de audio integrada ofrece salida 7.1 para conectar un sistema de cine en casa.

 

Conclusiones

 

Un equipo que destaca por su potente configuración y una imponente pantalla de 18,4 pulgadas. Es ideal para usuarios que quieren sustituir su máquina de sobremesa por un portátil que les ofrezca una experiencia similar en cuando a comodidad y potencia pero si renunciar a trasladarlo cuando sea necesario.

 

Nos parece destacable el buen hacer del equipo cuando reproducimos contenidos en alta definición y el notable rendimiento global que ofrece en la mayoría de situaciones. En el lado negativo tenemos un ventilador demasiado ruidoso y un excesivo uso de plásticos en su constucción.

 

El equipo analizado tiene un precio de 1.640 euros (IVA incluido), un precio elevado debido en gran parte a la impresionante pantalla que incorpora. Lo único que podemos achacarle es no incorporar una gráfica dedicada más potente.

 

  • Share This