Fujitsu AMILO L 3190T

Fujitsu AMILO L 3190T
7 de mayo, 2009

Gracias a la popularización de las pantallas planas es posible encontrar dispositivos de dimensiones y calidad razonable a un precio impensable hace sólo unos meses. El Fujitsu AMILO L 3190T, con un precio que supera por poco los 100 euros es buena muestra de ello, gracias a unas caracterísiticas técnicas correctas y a detalles como sus dos altavoces estéreo integrados o la peana orientable.

La pantalla que nos presenta Fujitsu tiene una diagonal de 18,5 pulgadas, en formato panorámico 16:9. El diseño, muy clásico, es sobrio y luce un color negro piano muy elegante. Los materiales utilizados tienen un tacto correcto y el ensamblaje no presenta holguras ni partes suceptibles de deteriorarse con el paso del tiempo.

El montaje en la peana es muy sencillo, basta con unirla a la pantalla con un sistema de presión y presillas. Podemos regular la inclinación de la pantalla pero no su altura. Los controles están situados bajo el perfil inferior, totalmente disimulados y lo único que veremos es un LED de color azul mientras está en funcionamiento.

Revisando la hoja de especificaciones nos encontramos con unas caracterísitcas similares a cualquier modelo en este rango de precios. El Fujitsu AMILO L 3190 tiene una resolución nativa de 1.366 x 768 píxeles, más que suficiente para trabajar cómodamente con varias ventanas abiertas al mismo tiempo (el formato panorámico invita a ello).

El dispositivo incluye altavoces estéreo integrados que pueden ser útiles si queremos un escritorio lo más despejado posible, pero que dejan bastante que desear si pensamos disfrutar de contenidos multimedia o videojuegos frente a soluciones dedicadas. También tiene un micrófono integrado en la carcasa.

En el lado negativo tenemos un tiempo de respuesta elevado (5 milisegundos) si queremos utilizarlo para jugar y, sobre todo, la falta de un conector de vídeo digital. Sólo tenemos la posibilidad de conectar el ordenador o la consola a través del veterano y ampliamente superado VGA.

Probamos el Fujitsu AMILO L 3190T con todo tipo de software y contenidos multimedia y los resultados fueron aceptables. Un nivel de brillo correcto y unos colores bien definidos son la tónica dominante en las imágenes que representa. Recomendamos encarecidamente un ajuste manual de los valores que mejorará notablemente los resultados obtenidos con la configuración por defecto.

En resumen, Fujitsu ofrece a los consumidores un producto económico y con una calidad de imagen correcta. Esta pantalla es una alternativa fantástica para completar un equipo destinado a tareas domésticas o para sustituir nuestro antiguo monitor por un dispositivo más compacto y con mejores prestaciones por poco dinero.

  • Share This