NVIDIA contra Intel por chipsets

NVIDIA contra Intel por chipsets
10 de octubre, 2009

NVIDIA ha anunciado la congelación del desarrollo de nuevos circuitos integrados (chipset nForce) hasta que Intel detenga “las prácticas comerciales desleales y anticompetitivas” o el caso -actualmente en los tribunales- sea resuelto por la autoridad judicial. El motivo es la negativa de Intel para licenciar chipset de NVIDIA en plataformas con procesadores que integren la controladora de memoria como los Nehalem, nuevos Core i5, Core i7. Amplio deterioro en las relaciones de las dos compañías.

Hace ya tiempo que las relaciones entre los principales fabricantes mundiales de CPUs y GPUs están ampliamente deterioradas. El principal desencuentro –aunque no el único- es el actual acuerdo por el que NVIDIA puede fabricar chipset para plataformas Intel. Intel dice que dicho acuerdo no cubre la nueva arquitectura de microprocesadores como los Nehalem que cuentan con la controladora integrada y NVIDIA responde que esta actitud sólo refleja el miedo de Intel a perder su monopolio ante la GPU: “el nuevo alma del PC”.

Además denunció a Intel en los tribunales, aunque de momento sin la licencia correspondiente, la compañía de SantaClara está atada y ha decidido parar cualquier desarrollo de chipset para este tipo de procesadores como los Core i5/i7 y prácticamente todos los de Intel en el futuro. Aun así, la compañía ha comunicado que seguirá soportando microprocesadores para los que cuenta con licencia, como los Core 2 o Atom en sus circuitos integrados. Chipsets para estos últimos como ION que apabullan en capacidad y rendimiento gráfico a los propios de Intel.

Y esto es parte del problema, la brutal competencia entra ambas, agravada por la decisión de Intel de desarrollar la arquitectura “Larrabee”, con un procesador multinúcleo (hasta 48) programable, con instrucciones x86, multi-threading y memoria caché, que pretende fulminar a las soluciones de gráficas dedicadas tanto NVIDIA como ATI.

NVIDIA no se arruga y en los últimos meses ha atacado a Intel en todas las formas posibles indicando que los “Core i7 son un derroche para los jugones” o “El precio de los Atom son desleales”. Además el CEO de NVIDIA explicó que la rabieta de Intel no tiene nada que ver con el acuerdo sobre licencias. Tecnologías como SLI, ION, CuDa o Hybrid Power amenazan la capacidad de control de la plataforma PC que mantiene Intel con sus CPUs y ese sería el verdadero motivo para impedir la entrada de los chipsets NVIDIA con los nuevos microprocesadores de Intel.

Un caso que no tiene solución si olvidan a un enemigo común: AMD/ATI, aunque seguramente prevalezca la amenaza que supone NVIDIA para Intel.

  • Share This