Navega sin límites con Vodafone

Navega sin límites con Vodafone
19 de noviembre, 2009

Vodafone ha presentado hoy un nuevo concepto: la banda ancha sin límites, una tecnología que se estrena en España y que se aplica desde ya al 95 % de los usuarios actuales de esta operadora. Esta tecnología consiste, una vez llegado al tope contratado, en ponderar la red entre los usuarios que la utilicen y ofertar el máximo de velocidad a cada uno. El fantasma de los 128 Kb a los que bajaba el usuario una vez llegado al límite ya es cosa del pasado. Y encima no tiene limitación P2P.

Los nuevos módem Vodafone K 3765 se aprovechan de la nueva velocidad ofertada por Vodafone y de la "calidad de servicio" que elimina las "caídas" a 128 Kb.


Vodafone ha dado hoy un importante paso en hacer más competitiva la banda ancha móvil frente a la banda ancha tradicional. Y es que ha quitado -para el 95 % de sus usuarios actuales- la barrera de los 128 Kb a los que caía una vez llegado al límite del servicio. Y todo manteniendo las tarfas actuales para los usuarios, quienes no tendrán que hacer nada para aprovecharse de este incremento de calidad en el servicio.

Isaac Hernández, director de Banda Ancha de Vodafone, lo ha definido como la auténtica "banda ancha sin límites". Y se ha introducido de forma pionera en nuestro país porque el desarrollo se ha realizado en el Centro de Investigación que la compañía posee en Madrid. Básicamente consiste en dotar de inteligencia a la red para que balancee el volumen de carga en cada "celda" dando la mejor conexión posible en cada momento. En casos de congestión, el sistema prioriza a los usuarios que tengan la tarifa "calidad Oro" o a aquellos que todavía no hayan consumido el volumen contratado y reparte el resto entre los demás usuarios. Así, siempre que uno haya llegado al límite contratado tendrá una conexión muy por encima de la de 128 Kb que disfruta actualmente.

Isaac se mostró optimista por el desarrollo de la banda ancha móvil en nuestro país. Si en la actualidad hay estimados 1.386.000 usuarios, para 2011 se espera contar con una base de 4.300.000 usuarios, lo que implica un crecimiento del 80% anual. En cambio la banda ancha tradicional crece a un rítmo del 10% anual. Las previsiones para 2011 son de llegar a los 11.400.000 usuarios. Y es que el desarrollo en Internet móvil va mucho más rápido. Si en 2006 la máxima capacidad de descarga ofertada era 1 GB hoy ya pueden no existir límites, y a precios muy competitivos.

La gran preocupación de Vodafone de cara a definir una oferta competitiva en Internet móvil, ha sido limar o eliminar los puntos débiles en comparación con el ADSL convencional. Así, el tema de la velocidad con la inclusión del nuevo estándar HSPA+, la posibilidad de descargas sin límites o de compartir la conexión introducidas hoy, junto con la enorme flexibilidad de tarifas, conforman una alternativa muy seria para la mayoría de los usuarios actuales.

Tarifas para todos los gustos

Como hemos adelantado, este Internet sin barreras se aplicará a todos los usuarios de tarifas planas y clientes de prepago en modalidad tarifa plana, que son el 95 % de los clientes actuales de la operadora. No se aplicará a aquellos que tengan tarifas limitadas a volumen (por ejemplo, la de 19 euros/mes que una vez alcanzado los 500 megas cobra 2,5 euros por día de conexión independientemente del voumen) o prepago por un número determinado de megas.

Así, la tarifa plana de 39 megas garantiza la máxima velocidad disponible en la red hasta 4 GB y tráfico ilimitado en las mejores condiciones después. Vodafone también ha lanzado el "Servicio Calidad Oro" enfocado a empresas, que garantiza la mayor velocidad posible hasta 10 GB y la mejor disponible después. Esta tarifa está enfocada para usuarios muy intensivos.

Este modelo de gestión dinámica de la red coincide con el lanzamiento comercial de HSPA+, que oferta velocidades teóricas de hasta 14,4 Mbps y más de 10 Mbps reales en las principales ciudades españolas. Esta velocidad es posible con módems como el K 3765. Además, Vodafone comercializará por 9 euros adicionales, una mini base WiFi para compartir la conexión en cualquier contexto. Una ventaja muy a valorar tanto para usuarios de movilidad como residenciales. Próximamente analizaremos ambos productos en nuestro laboratorio técnico.

  • Share This