25 años de IBM OS/2, “un Windows mejor que Windows” (y II)

25 años de IBM OS/2, “un Windows mejor que Windows” (y II)
Tomás Cabacas
4 de abril, 2012

Verano de 1995. Mientras los responsables de marketing de Microsoft pagaban 14 millones de dólares a los Rolling Stones por utilizar la canción “Start me up” para el lanzamiento de Windows 95, en el cuartel general de IBM se preguntaban cómo era posible que, tras el importante esfuerzo realizado con OS/2 Warp, casi nadie hablara de ellos. Con este artículo cerramos nuestro especial sobre los 25 años de IBM OS/2 y analizamos los motivos que llevaron a uno de los mejores sistemas operativos de la historia al fracaso comercial.

Ocho meses antes del lanzamiento de Windows 95, OS/2 Warp 3.0 se presentó como el primer sistema operativo en tener soporte para Internet integrado. Los usuarios solo necesitaban un módem y seguir un asistente gráfico para acceder a una primitiva Internet, todavía muy lejos de lo que conocemos hoy día. Una interfaz gráfica basada en objetos a años luz de Windows 3.11, multitarea real y la posibilidad de ejecutar aplicaciones de MS-DOS y Windows sin ningún problema eran los pilares de un auténtico hito del software para la época.


 

Como algún lector habrá adivinado, el origen del término Warp es Star Trek, una serie de culto para muchos miembros del equipo de desarrollo. De hecho, ya se habían utilizado palabras de la serie en la organización interna del proyecto, así que consideraron que podía ser buena idea olvidarse de la numeración por versiones y acercarse un poco más al usuario final.


OS/2 Warp se vendía en dos versiones diferenciadas por el color de sus cajas: la roja estaba diseñada para usuarios finales y era más económica, mientras que la azul se reservaba para empresas y profesionales. Entre sus novedades más destacadas estaban un mayor apoyo al hardware, incluyendo cientos de drivers de serie e información para los desarrolladores, mejor rendimiento con contenidos multimedia y IBM Works, una completa suite de ofimática, incluida e integrada con el sistema.

El nuevo sistema operativo de IBM (ya sin Microsoft) necesitaba, como mínimo, un procesador 386SX a 16 MHz y 4 Mbytes de RAM, lo mismo que Windows 3.11. Además de software nativo, era capaz de ejecutar programas de MS-DOS, OS/2 16 bits, Windows 2.x y Windows 3.x (incluyendo aplicaciones de 32 bits). Por primera vez en mucho tiempo, OS/2 podría ejecutarse en la mayoría del máquinas del mercado.

En lo que fuentes internas de IBM calificaron como un alarde de soberbia, Microsoft ofreció en 1994 un contrato en los mismos términos que Compaq (primer fabricante de PCs en la época) para que los ordenadores de IBM incluyeran una licencia de Windows 95, siempre que enterraran el proyecto OS/2 para siempre. El gigante azul declinó la oferta.

 

 

A pesar del esfuerzo publicitario de IBM por acercar OS/2 Warp al usuario final con campañas multimillonarias las ventas no respondieron como se esperaba. Por fin, el 24 de agosto de 1995, una exultante Microsoft presentaba al mundo entero Windows 95 rodeado de un despliegue de marketing sin precedentes que supuso unos 300 millones de dólares de la época. La empresa de Redmond llegó a pagar para iluminar el Empire State con el logotipo de Windows y regaló el diario The Times a 1,5 millones de británicos comprando una tirada el doble de la habitual en aquellos días.

Microsoft tenía preparada una última sorpresa para IBM. La compañía de Gates no autorizó licencias OEM de Windows 95 para equipos de IBM hasta 15 minutos antes del lanzamiento oficial. Por supuesto HP, Compaq y el resto ya tenían sus equipos con el nuevo Windows listos para vender.

En solo cinco semanas, el nuevo sistema operativo de Microsoft había vendido más de 7 millones de copias y la plataforma Windows copaba el 90% del mercado. IBM apostó por una huida hacia delante y mantuvo su inversión en OS/2, mejorando con nuevas versiones cada pocos meses mientras esperaba que la tormenta desatada por Redmond pasará lo más rápido posible.

A finales de ese año, IBM distribuye en el Reino Unido una demo gratuita de OS/2 en CD-ROM que, en realidad, contenia el sistema operativo completo y sin restricciones. Aunque los competidores lo tacharon de estrategia comercial para intentar ganar cuota de mercado el tema no terminó de aclararse nunca y los números tampoco mejoraron sustancialmente. Poco después repetiría el intento en Australia.

Aunque parece obvio que OS/2 era técnicamente superior a Windows 95 nunca funcionó en el mercado de consumo, si bien es cierto que el potencial de IBM en la empresa ayudó a su implantación en sectores como la banca, energéticas y automoción. En 1995 IBM compra Lotus SmartSuite para intentar competir con Microsoft Office, la suite ofimática de Microsoft.

Con una cuota del mercado tan pequeña los desarrolladores dieron la espalda a IBM y centraron sus esfuerzos en el nuevo Windows, una auténtica máquina de hacer dinero. Sin aplicaciones y con cientos de marcas que vendían sus ordenadores con Windows 95 preinstalado, OS/2 Warp estaba muy lejos de ser un rival para Microsoft en el mercado de consumo.

En 1996 se presenta OS/2 4.0, nombre en clave Merlin, en lo que se considera la última gran revisión del sistema operativo de IBM. Mejoraba todo lo visto en OS/2 3.0, incluyendo un proceso de instalación mucho más sencillo, sorporte Java y un avanzado sistema de reconocimiento de voz integrado en el sistema. De nuevo, IBM intentó darlo a conocer y ganar usuarios a toda costa, pero en pocos meses se dieron cuenta que el principio del fin para OS/2 había comenzado.

IBM ofreció soporte a OS/2 4.0 hasta el 31 de diciembre de 2006. La última versión que se lanzó fue la 4.52, presentada en 2011 para sistemas de escritorio y servidores. ¿Tiene futuro OS/2? Muchos usuarios esperan que IBM libere gran parte del sistema como código libre, aunque ya lo pidieron en 2005 y 2007 obteniendo sendas negativas. Entre las justificaciones oficiales mantienen que OS/2 contiene código propietario de Microsoft, entre otros.

Por otro lado, también debemos hablar eComStation (o eCS), un sistema operativo para PC desarrollado por Serenity Systems  y basado en OS/2 Warp 4.5; incorpora una nueva interfaz gráfica y mejoras importantes añadidas a posteriori, como el soporte para el sistema de archivos JFS. No queremos cerrar este especial sin mencionar a OSFree, un intento de la comunidad de crear un OS/2 Warp 4 partiendo de cero y licenciado bajo GNU GPL. Podéis descargarlo en su web oficial.

Primera parte | 25 años de IBM OS/2, “un Windows mejor que Windows” (I)

Share This