real
time web analytics
Guías, consejos de compra y tutoriales » MuyComputer
[ Guías ]
¿Necesitas colaborar en equipo? 10 aplicaciones que te van a ayudar

¿Necesitas colaborar en equipo? 10 aplicaciones que te van a ayudar

Internet ha facilitado enormemente la realización de múltiples tareas en todos los ámbitos. Colaborar en equipo en plena era de la movilidad, sea entre equipos repartidos en cualquier zona geográfica mundial, en diferentes sucursales de una ciudad o simplemente entre varios departamentos de una oficina, está al alcance de unos cuantos clics del ratón. La industria tecnológica ofrece grandes soluciones y servicios integrados de alto nivel, pero suelen demasiado costosas para equipos más pequeños, Pymes y autónomos o grupos de usuarios o estudiantes para realización de proyectos. Especialmente destinados a ellos, en BusinessNow han seleccionado 10 herramientas on-line para colaborar en equipo que te recomendamos. Estas aplicaciones cubren distintos ámbitos desde la productividad a las comunicaciones, la gestión de proyectos, acceso remoto o gestión de tareas. Están disponibles a un precio asequible o incluso se ofrecen de forma gratuita y aunque hay muchas más alternativas, son una buena selección de este tipo de herramientas. Herramientas para colaborar en equipo 1.- OneNote Al igual que otros grandes nombres en la toma de notas (como Evernote) el bloc de notas digital de Microsoft lo tiene todo para convencer. Gratuito en todas las plataformas, OneNote permite capturar y organizar cualquier dato entre tus dispositivos. Anota tus ideas, lleva un seguimiento de reuniones, recorta desde la web o crea una lista de tareas pendientes, además de bosquejar y dibujar tus ideas. OneNote ofrece al equipo un lugar para crear cuadernos y llenarlos con dibujos, tablas, enlaces y cualquier otro contenido que se pueda imaginar. La creación de un bloc de notas compartido es muy sencilla y permite que todos los usuarios añadan sus propias secciones y páginas, cubriendo la gestión de las ideas de los participantes. 2.- Trello Una aplicación de gestión de proyectos es otras de las herramientas imprescindibles para colaborar con tu equipo. Trello es una de las más valoradas, porque permite organizar las tareas de un equipo de trabajo, un profesional o un usuario para el ámbito personal o familiar. Su funcionamiento es tan simple como potente y basta crear un tablero para añadir listas con tarjetas. Su organización es tremendamente visual y se puede ver todo un proyecto mirando el tablero. Su funcionamiento es simple, arrastrando y soltando tarjetas entre las listas o personas a las tarjetas, actualizando el proyecto en tiempo real. Permite publicar comentarios o cargar archivos desde un equipo local o desde servicios en nube. Dispone de versiones de pago y gratuita. 3.- Appear.in Es probable que los miembros de tu equipo no puedan estar reunidos en el mismo lugar todo el tiempo. Aquí es donde entra este servicio de videoconferencia tan simple como potente para pequeños equipos, que tiene la facilidad de uso y la simplicidad como bandera. Está basado en web y funciona en los navegadores Chrome o Firefox utilizando la API WebRTC de código abierto, que permite comunicación en tiempo real basada en web sin necesidad de ninguna descarga, plug-in o instalación. Simplemente creas una sala de reuniones e invita a hasta 8 usuarios para conexión de audio, vídeo o chat de texto. 4.- Zenkit Una alternativa a gestores como Trello cuando necesitas administrar más datos. Zenkit proporciona una interfaz sencilla para empezar, pero se puede cambiar rápidamente a una variedad de diferentes configuraciones en función de sus necesidades. Si quieres ver tus datos en una lista simple trabaja en un formato Kanban, aunque puedes cambiar a una vista clásica de tareas, vista agenda/calendario o un mapa de ideas. Si ya estás utilizando Trello puedes importar tus datos a Zenkit con un solo clic. Es gratis para uso personal, proporcionando 1 GB de espacio, 2.000 objetos por colección, y colaboración hasta seis usuarios. 5.- Toggl Una herramienta de seguimiento del tiempo que incluye la creación del proyecto, la gestión del cliente y el equipo, varios espacios de trabajo y herramientas de reporte. Para comenzar a seguir una actividad, simplemente pulsa el contador de tiempo, asigna un nombre a la tarea y pulsa sobre el botón de acción. También puedes agregar etiquetas para una fácil organización. Toggl ofrece integración con otras aplicaciones, como Basecamp, Asana, y GitHub. Dispone de acceso Web y mediante apps móviles, con versión gratuita y también de pago con opciones adicionales. 6.- Slack Una herramienta de comunicación empresarial con entorno amigable no exento de potencia para comunicar equipos de trabajo en cualquier lugar del mundo. Permite la creación de salas de chat públicas, envío de mensajes privados o conversaciones grupales, una potente funcionalidad de búsqueda e integración con un buen número de servicios de almacenamiento en nube como Google Drive o Dropbox, redes sociales como Twitter y otras herramientas de productividad como Trello. Ofrece servicio web gratuito y aplicación para móviles bajo Android e iOS y también suscripción mensual de pago para acceder a todo su potencial. 7.- Office 365 La versión en nube de la suite de productividad de Microsoft es una de las grandes aplicaciones para uso en movilidad por su capacidad de colaboración desde cualquier lugar, su permanente actualización y optimización para trabajar con cualquier dispositivo, lo que le permite liderar los servicios cloud profesionales, si bien tiene alternativa en soluciones alternativas como la G Suite de Google. Si sus aplicaciones de productividad son su gran valor, no lo son menos su capacidad de colaboración. En la última actualización, Microsoft también ha añadido otras secciones que permiten a los usuarios conocer mejor las próximas reuniones y tareas pendientes. 8.- Todoist Otro de los gestores de tareas más populares del mercado. Similar a Wunderlist, como ella permite planificar y organizar tareas simples de una persona o grandes de un equipo de trabajo. Puede establecer niveles de prioridad con códigos de colores, fechas de entrega y recordatorios, asignación de tareas o notas. También ofrece características de colaboración, facilitando la asignación de tareas y cargas de trabajo. Está disponible en versión gratuita vía Web y dispositivos móviles, y cuenta con opciones de pago que ofrecen características adicionales. 9.- TeamViewer Una de las mejores herramientas existentes para el acceso remoto y reuniones on-linecon la que controlar remotamente cualquier ordenador a través de Internet en sólo un par de segundos, ofrece esta versión personal de uso gratuito que todo usuario o profesional de la movilidad debería probar, porque ofrece control remoto en cuestión de segundos en ordenadores Windows, Mac y Linux. Además de la versión personal, ofrece licencias Business y Premium para acceder a todo su potencial. 10.- Skype Empresarial Microsoft apostó por Skype como principal y único servicio y aplicación de comunicaciones de la compañía, en consonancia con la estrategia de racionalizar aplicaciones similares y consolidar servicios bajo un único Microsoft ID. De ahí nació este Skype Empresarial, muy similar en experiencia de usuario al Skype de consumo, pero incorporando las características corporativas de Lync, mensajería instantánea, reuniones y uso compartido de la pantalla en una sola aplicación compatible con Office.
2 comentarios2 shares
22 horasJuan Ranchal
Diez grandes juegos que puedes disfrutar con una GPU integrada de Intel

Diez grandes juegos que puedes disfrutar con una GPU integrada de Intel

La llegada de los procesadores Core de segunda generación trajo consigo una sorpresa importante más allá de su rendimiento bruto a nivel CPU, ya que la GPU integrada de esos procesadores marcó un avance muy grande frente a las generaciones anteriores e hizo posible jugar a títulos complejos en condiciones relativamente aceptables. Con cada nueva generación de sus GPUs integradas Intel ha ido mejorando gradualmente el rendimiento y ha hecho que sea posible mover incluso juegos relativamente actuales en unas condiciones bastante buenas, lo que ha permitido a muchos usuarios disfrutar de una amplia variedad de títulos sin tener que recurrir a una solución gráfica dedicada. Steam sigue confirmando mes a mes que muchos jugadores siguen recurriendo a su GPU integrada para jugar y también sabemos que muchos de nuestros lectores juegan utilizando una solución integrada de Intel, así que hemos querido hacer este artículo especial en el que os vamos a dejar una selección con diez juegos de primer nivel que podréis disfrutar sin problemas con una GPU integrada Intel HD 520. Antes de empezar con el listado queremos recordaros que dicha GPU se utiliza en procesadores de bajo consumo serie Core 6000, aunque a nivel de especificaciones es casi idéntica a las Intel HD 5500 e Intel HD 615, HD 620 y HD 630. Toda esa generación de GPUs integradas cuenta con 24 unidades de ejecución, pueden utilizar la memoria del sistema en modo de doble canal para acceder a un bus de 128 bits y mejorar el ancho de banda y soportan sin problemas DirectX 11. El soporte de DirectX 12 está presente a partir de las HD 520. Con esto queremos decir que con cualquiera de esas soluciones integradas podréis mover los juegos que vamos a listar a continuación sin problemas, y que la diferencia de rendimiento que existe entre ellas es marginal y deriva únicamente de un pequeño aumento en la velocidad de trabajo del núcleo gráfico. Por otro lado tened en cuenta que el rendimiento final puede variar en función del procesador utilizado aunque en todos los juegos que hemos seleccionado podéis esperar un resultado óptimo incluso con las versiones de bajo consumo (serie U) de Intel, como el Core i5 6200U, siempre que contemos con al menos 8 GB de RAM configurada en doble canal. Sin más entramos en materia. 1-Portal 2 Es uno de los mejores juegos que Valve se ha sacado de la manga y por suerte no es nada exigente. A partir de una GPU integrada HD 520 de Intel podemos configurarlo cómodamente en 1080p y utilizar los ajustes en calidad alta sin problemas. La fluidez será total. 2-Batman: Arkham City Es un juego exigente pero se puede disfrutar sin problemas ajustando la resolución y la calidad gráfica. Con una HD 520 es posible moverlo a 30 FPS bastante estables utilizando una resolución de 768p (1.366 x 768 píxeles), calidad media y desactivando las mejoras de DirectX 11. Al ser un juego de acción en tercera persona con una acción bastante sencilla esos 30 FPS son suficientes. 3-Mass Effect 3 Hemos hecho referencia a la tercera entrega por ser la más exigente en términos de potencia gráfica, pero podéis sacar en claro que las tres primeras entregas se pueden jugar de maravilla. Con una resolución de 768p y calidad media podemos jugar sin problemas con una tasa aproximada de entre 30 y 45 FPS. Sí, los fotogramas por segundo varían bastante en función de la acción y de los efectos en pantalla, pero la experiencia es buena. 4-GTA V Es un juego exigente pero está bien optimizado y eso se deja notar, ya que es posible moverlo incluso en configuraciones que podríamos considerar como de gama baja. La GPU integrada HD 520 y un Core i5 6200U pueden moverlo en resolución 768p y los ajustes de calidad en nivel medio manteniendo entre 25 y 30 FPS. 5-CS:GO Uno de los juegos más populares del momento y uno de los grandes protagonistas del mundo del deporte electrónico. Se puede jugar sin problemas con una resolución de 768p y calidades medias. A ese nivel se mantiene casi siempre por encima de los 50 FPS. 6-Metal Gear Solid V: The Phantom Pain Ha sido la gran despedida de Kojima antes de abandonar Konami por la puerta de atrás. Un juego sobresaliente con un buen acabado técnico, aunque bien optimizado. Podemos disfrutarlo en 768p con una mezcla de ajustes de calidad gráfica media-baja para mantener medias entre 25 y 30 FPS. 7-Overwatch Sí, el nuevo título estrella de Blizzard funciona sin problemas en una GPU integrada Intel HD 520, siempre que reduzcamos la resolución y los ajustes gráficos. Utilizando una configuración de ajustes medios-bajos, desactivando los reflejos dinámicos y situando la resolución en 768p con un escalado del 50% es posible alcanzar medias de unos 40 FPS. 8-Battlefield 3 Este juego de acción bélica en primera persona todavía mantiene un buen apartado gráfico y una jugabilidad excelente. Ha sido superado por Battlefield 4 y Battlefield 1, pero sus requisitos son más asequibles y gracias a ello es posible moverlo sin problemas en 768p con calidades medias a más de 30 FPS. 9-League of Legends El juego estrella del mundo del deporte electrónico y uno de los más populares del momento, aunque también uno de los más asequibles a nivel de requisitos. Con una GPU integrada HD 520, un Core i5 6200U y 8 GB de DDR4 podemos disfrutarlo en 1080p y calidad alta con medias de 40 a 70 FPS, aunque os recomiendo optar por calidad media para evitar esos saltos tan grandes en la tasa de fotogramas por segundo. 10-Wolfenstein: The New Order La conocida franquicia de id Software volvió a lo grande con esta entrega, que utiliza una versión personalizada del motor gráfico idTech 5. Podemos disfrutarlo en calidad media-baja con resolución 768p y mantener más de 30 FPS. Enlaces de interés: Guías MC.
12 comentarios3 shares
2 díasIsidro Ros
Comparativa de rendimiento, AMD Threadripper frente a Intel Core X

Comparativa de rendimiento, AMD Threadripper frente a Intel Core X

AMD Threadripper es la alternativa a los Intel Core X para motorizar las plataformas de alto rendimiento conocidas como HEDT, lo más potente del mercado computacional a nivel cliente, con destino a ordenadores de sobremesa gama entusiasta y estaciones de trabajo profesionales. Los AMD Threadripper fueron lanzados oficialmente ayer y ya nos llegan las primeras pruebas de rendimiento como la realizada por ars technica. Aunque te ofreceremos nuestra propia comparativa del análisis se desprende un gran titular que ya hemos utilizado con los RYZEN: AMD está de vuelta. Consumidores e industria están de enhorabuena porque Intel no ha tenido rival en estas plataformas HEDT en la última década, como vimos en el análisis del Core i7-6950X, inalcanzable para AMD. Los AMD Threadripper dan un vuelco a la situación, ofreciendo una plataforma que se pone al día en soporte para nuevas tecnologías con un chipset X399 completísimo y -según la comparativa- superando en rendimiento en muchas de las pruebas a los Intel Core X en el mismo rango de precios. En concreto, ars technica ha enfrentado un AMD Threadripper 1950X con un Core i9-7900K, ambos con el mismo precio de 1.000 dólares.  Rendimiento AMD Threadripper frente a Intel Core X Las pruebas se realizaron sobre hardware similar en cuanto a RAM y almacenamiento. El AMD se colocó en una placa ASUS ROG Zenith Extreme (la mejor que puedes comprar para la plataforma), mientras que el Intel empleó una ASUS ROG Strix X299 Gaming-E. Ambas equipaban 32 Gbytes de memoria DDR4 a 3200 MHz en cuádruple canal y una SSD Samsung 960 Pro M.2 a PCIe. El análisis contempló pruebas con benchmark oficiales, aplicaciones profesionales y juegos, los dos segmentos generales hacia donde van enfocadas estas plataformas HEDT. Para obtener una visión de conjunto del mercado computacional, también se añadieron otros procesadores, el segundo de los Threadripper, otros HEDT de Intel de anteriores generaciones, RYZEN y el Core i7-7700K, el más potente de la plataforma "Kaby Lake". Sin más preámbulos, los resultados: Los resultados están a la vista. El Threadripper 1950X supera al Core i9-7900K en la mayoría de las pruebas, especialmente en las que aprovechan esos 16 núcleos y 32 hilos de procesamiento nativo que ofrece el micro de AMD. Los resultados están más igualados en tareas de simple núcleo. De hecho, el Core i7-7700 hace valer su potencia en instrucciones por ciclo (IPC) y es capaz de batir a ambos con un precio de un tercio de ellos. Juegos En el apartado de juegos la situación cambia y el Core i9-7900K tiene mejor comportamiento global que el AMD Threadripper 1950X, especialmente con DX12. Hay que volver a repetir lo que sabemos de las pruebas generaciones anteriores: los juegos no aprovechan la barbaridad de núcleos de procesamiento de los HEDT y de hecho, el Core i7-7700K,  sigue ofreciendo grandes resultados con un precio infinitamente inferior. Otro dato confirmado derivado de lo anterior. La gráfica sigue mandado especialmente a partir de resoluciones 2K. Y en 4K, olvídate, da igual el procesador que montes (en estos niveles), los resultados con algunos juegos son idénticos como puedes ver en la gráfica del Rise of the Tomb Raider. Conclusiones Repetimos. El gran titular es que AMD está de vuelta. Threadripper es una plataforma potente y consistente, alternativa clara a Intel para montar los PCs más potentes del mercado de consumo, por sus enormes mejores sobre los anteriores FX. En rendimiento general no se queda a la zaga de Intel y lo supera en muchas aplicaciones profesionales, algo impensable hasta hace muy poco, si bien en IPC sigue estando por debajo. Destacar la plataforma AM4 creada por AMD, el socket SP3r2 (LGA 4094) y el chipset X399 que acompaña a los Threadripper. No todo son milisegundos y FPS, y AMD se ha puesto al día en soporte para los últimos estándares y tecnologías, véase el cuádruple canal de memoria, las tres ranuras PCI-Express 3.0 x16 que incorpora y que soporta hasta 64 líneas PCIe para superar a los modelos de Intel con 44, los conectores de 32 Gb/s para soportar las M.2 a PCIe más potentes y un sin fin de puertos SATA-III o USB. Threadripper necesita de un buen sistema de refrigeración (AMD recomienda líquida) para funcionar y obligada si queremos realizar overclocking. También necesitaremos de una buena fuente de alimentación para alimentar esos 180 vatios que marca su TDP. Los precios son "competitivos" frente a Intel pero, cuidado, que hablamos de pagar 1.500 dólares solo por el micro y una placa a su altura como la espectacular ASUS utilizada en la prueba. Para el apartado de juegos qué decirte que no sepas. Personalmente nunca montaría estas plataformas HEDT (ni de AMD ni de Intel) si voy a dedicar el equipos sólo para juegos y no para edición y creación. Es muchísimo más rentable montar un Core i7-7700K (solventísimo) o un RYZEN de gama alta y el enorme ahorro de precio consiguiente aprovecharlo para invertir en gráficas. Prueba completa y gráficas | Ars Technica
10 comentarios2 shares
11/08/2017Juan Ranchal
Chrome 64 bits VS. Chrome 32 bits ¿Rendimiento, consumo RAM, seguridad?

Chrome 64 bits VS. Chrome 32 bits ¿Rendimiento, consumo RAM, seguridad?

Hace tiempo que te recomendamos el uso del navegador Chrome 64 bits si apostabas por el navegador de Google en sistemas Windows de 64 bits. Las pruebas iniciales de esta versión apuntaban que era más seguro, estable y rápido en la mayoría de situaciones de uso frente al Chrome de 32 bits. Una prueba de testeo de Digital Citizen nos pone en situación del rendimiento actual de ambas versiones, su compatibilidad con el estándar web HTML5 y también en otro punto importante para muchos usuarios: el consumo de memoria RAM. La prueba se realizó sobre un PC de gama media compuesto en su base por un procesador AMD FX8350 corriendo a 4.0 GHz, 8 Gbytes de memoria DDR3 a 2133 MHz y una gráfica Radeon R9 270X con 2 GB de memoria dedicada GDDR5. El sistema usado fue Windows 10 Professional 64 bits actualizado a Creators Update donde se ejecutaron varios benchmark por triplicado anotando el valor medio. Los resultados: JetStream 1.1 Un benchmark que ejecuta pruebas de latencia que miden la rapidez con que las aplicaciones web pueden iniciarse y ejecutarse hasta el máximo de rendimiento sostenido funcionando sin errores y bloqueos. Resultados más altos suponen mejor rendimiento. Chrome 64 bits fue un 8% más rápido. Peacekeeper Mide el rendimiento del motor JavaScript y su capacidad para manejar las funciones más comunes de este lenguaje, muy usado en la Web. Chrome 64 bits fue un 4% más rápido. Basemark Web 3.0 Analiza la capacidad de representar los objetos en 2D y 3D y la múltiples operaciones CSS a la vez. También indica el soporte de CSS3, HTML5, Flash y Silverlight y la rapidez con la que carga páginas del navegador y envía solicitudes. De nuevo se impone Chrome 64 bits en un 6%. Octane 2.0 Es un test de referencia desarrollado y mantenido por Google. Mide el rendimiento JavaScript del navegador, ejecutando una serie de pruebas que cubren los casos de uso más comunes que se encuentran en la web. Chrome 64 bits fue un 7% más rápido que la versión de 32 bits. MotionMark Un benchmark centrado en el rendimiento gráfico. Está diseñado más para tirar de la gráfica que del motor JavaScript. Aquí la diferencia es más apreciable y como en las anteriores, Chrome 64 bits se impone en un 16%. Compatibilidad Web La prueba con HTML5 examina la compatibilidad con el estándar web y las especificaciones relacionadas. Google ofrece el mismo nivel de soporte por lo que las dos versiones obtienen el mismo resultado. Consumo de RAM El consumo de memoria RAM es otro punto importante a valorar especialmente en equipos de gama baja porque Chrome es especialmente voraz en este apartado. Para la prueba se utilizó un escenario lo más real posible e idéntico para las dos versiones, abriendo varias pestañas con Gmail, Facebook, CNN, YouTube, BoredPanda y otras dos para el propio portal. En cada una intentaron obtener el máximo de contenido posible, en YouTube dejando reproducir un vídeo y en la página de la red social cargando noticias. Los resultados fueron los esperables. Chrome 64 bits es mucho más tragón de memoria, ocupando 1,19 GB en ese escenario, casi el doble de la versión de 32 bits que utilizó 634 Mbytes, según el administrado de tareas del sistema. Conclusiones Chrome 64 bits fue superior al Chrome 32 bits en todas las pruebas de rendimiento. Al tiempo, consume mucho más memoria, lo que tendrás que tener en cuenta si lo ejecutas en equipos de menor nivel (4 Gbytes o inferior), si bien no será un problema en equipos más actuales con 8-16 GB. Otro punto a considerar es el de la estabilidad. De acuerdo con Google, la versión de 64 bits es dos veces más estable con la mitad de errores que la versión de 32 bits en la mayoría de páginas web. Finalmente, hablar de la seguridad. La versión de 64 bits de Chrome incluye un plug-in de Flash de 64 bits que trabajan normalmente con los sitios web que lo utilizan y en general para mitigación de explotación de vulnerabilidades de todo tipo, especialmente las relacionadas con la carga de objetos en memoria y otras características de seguridad adicionales que no tiene la versión de 32 bits. Versiones Chrome Si quieres comprobar la versión de Chrome que tienes instalada, accede al menú Herramientas < Ayuda < Información de Google: Actualmente, Google distribuye la versión de 64 bits por defecto en sus páginas de descarga del Chrome para Windows. Si necesitas la versión de 32 bits (sólo recomendable para uso en los escenarios descritos con máquinas de baja potencia) debes pulsar sobre la pestaña "descargar Chrome para otra plataforma". El uso de versiones de 64 bits se impone y no solo en Chrome. Hoy mismo veíamos el lanzamiento del Firefox 55. Mozilla recomienda el uso de las versiones de 64 bits si trabajas con equipos Windows 64 bits, mucho menos propensa a quedarse sin memoria y colgarse, según comentan. En las pruebas internas, la versión de 64 bits de Firefox reduce los bloqueos en un 39% en ordenadores con 4GB de RAM. Mozilla tiene la intención de migrar automáticamente a los usuarios de Windows 64 bits a la versión 64 bits de Firefox en su próximo lanzamiento. Test Chrome | Digital Citizen
31 comentarios2 shares
09/08/2017Juan Ranchal
Cómo desactivar la pantalla de bloqueo de Windows 10

Cómo desactivar la pantalla de bloqueo de Windows 10

La pantalla de bloqueo de Windows 10 es consecuencia del soporte a dispositivos móviles como tabletas electrónicas y en general a unas características, interfaz y aplicaciones Modern UI creada para el sistema operativo que no acaba de enamorar a los usuarios más clásicos de Windows. La pantalla de bloqueo de Windows 10 -como la que usamos en móviles inteligentes- tiene sentido en pequeños dispositivos con pantallas táctiles, pero no es tan útil en un escritorio informático. Usuarios que han migrado a Windows 10 desde Windows 7 (o Mac o Linux) pueden ver extraño un paso adicional por una pantalla de bloqueo que no utilizan para nada y que se muestra antes de utilizar el sistema operativo. El aprovechamiento por Microsoft de esta pantalla para incluir anuncios publicitarios, como la promoción de videojuegos y enlace a la compra en Windows Store, tampoco ha ayudado a mostrar sus presuntas "virtudes". Cómo desactivar la pantalla de bloqueo de Windows 10 La desactivación es muy sencilla y también reversible por si en algún momento quieres usarla. Actuaremos en el editor del registro, por lo que te recomendamos hacer una copia del mismo y/o tener a punto el mecanismo de restauración del sistema por si algo falla poder volver a un punto anterior. Lo vemos paso a paso: Accede al editor del registro, por ejemplo escribiendo "regedit" en el cuadro de búsqueda. Navega a la ruta Equipo\HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows. Pulsa sobre el botón derecho y crea una clave DWORD personalizada con el nombre "NoLockScreen". Ejecuta la clave recién creada y escribe "1" en la información del valor. Listo. Después de reiniciar el equipo habrá desaparecido la pantalla de bloqueo y verás directamente la pantalla de inicio de sesión si tienes una contraseña activada o usas una cuenta de Microsoft ID. Si quieres volver a utilizarla, simplemente coloca un valor "0" en la clave que hemos creado. Gestionar la pantalla de bloqueo de Windows 10 Si usas el sistema en dispositivos como un tablet o simplemente quieres utilizar esta característica, puedes gestionar su funcionamiento en la herramienta de Configuración > Personalización > Pantalla de bloqueo: En ella puedes elegir el fondo usado por la pantalla, desde una simple imagen, una presentación o lo que Microsoft llama "contenido destacado de Windows". Microsoft también ofrece la posibilidad de mostrar "datos curiosos o sugerencias..." que te recomendamos desactivar si no quieres anuncios publicitarios. Una de las funciones más útiles es la posibilidad de elegir hasta siete aplicaciones accesibles desde esta pantalla, lo que nos permitirá conocer notificaciones como mensajes o correo nuevo sin iniciar sesión en el equipo, u otras app como el Tiempo, Skype, calendario o tienda. Tú decides. ¿Te gusta la pantalla de bloqueo de Windows 10? ¿La utilizas? ¿En qué dispositivos?
5 comentarios3 shares
07/08/2017Juan Ranchal
Guía: Portátil para gaming, todo lo que debes saber

Guía: Portátil para gaming, todo lo que debes saber

Cada vez más jugadores apuestan por comprar un portátil gaming, una decisión que cada uno justifica a su manera aunque es cierto que dichos equipos tienen ventajas claras frente a un sobremesa por cuestiones de movilidad y de espacio. Un portátil gaming puede ser una buena idea para aquellos que además de jugar quieren un equipo que puedan llevar cómodamente de un lado a otro, o que dispongan de un espacio muy reducido y no puedan montar un PC completo. Sin embargo esas ventajas implican algunos sacrificios importantes, ya que tienen mayores limitaciones a la hora de actualizarse (lo que redunda en una menor vita útil), su precio suele ser más elevado que el de una configuración de PC de escritorio equivalente y pueden ser bastante más pesados que un portátil estándar. También generan muchas dudas por las posibles configuraciones que existen y por las diferencias que sus componentes suelen presentar con las versiones para escritorio, aunque por suerte esto se ha ido reduciendo tras el lanzamiento de las GTX serie 1000 y las Radeon RX 500, que mantienen las especificaciones de las versiones de sobremesa aunque reducen las velocidades de trabajo para conseguir mejores temperaturas. En este artículo queremos ayudaros a resolver de un vistazo todas vuestras dudas sobre los portátiles para gaming, y para lograrlo de la manera más sencilla y efectiva posible hemos apostado por una estructura tipo preguntas y respuestas. Como siempre esperamos que os sea útil y os recordamos que podéis dejar vuestras propias preguntas en los comentarios. ¿Qué diferencia a un portátil gaming? Son equipos diseñados para jugar. Obviamente se pueden usar para otras cosas, pero tienen un diseño, una calidad de construcción y unos componentes que ofrecen un buen rendimiento en juegos. Un portátil normal con una gráfica de gama baja no es un portátil gaming, aunque sea capaz de mover juegos actuales en condiciones aceptables y resoluciones bajas. Por ejemplo los portátiles gaming vienen con sistemas de ventilación más efectivos y complejos, pueden tener teclados de mayor calidad, una distribución interna más espaciada y cuentan con procesadores y tarjetas gráficas muy potentes. Esa mayor potencia normalmente hace que sean más pesados, que alcancen temperaturas más elevadas y que consuman más energía, por lo que su autonomía y su movilidad no se puede comparar a la que ofrecen otros equipos como los ultra portátiles, por ejemplo. ¿Merece la pena un portátil gaming? Si tienes claro que es lo que necesitas por cuestiones de espacio o de movilidad sí, merecen la pena, aunque debes tener en cuenta que hay muchas configuraciones diferentes y muchos precios. El precio también depende de otros extras que van más allá de los componentes. Por ejemplo los sistemas de refrigeración personalizados y de alto rendimiento que montan algunos fabricantes son un claro valor añadido pero al mismo tiempo elevan el precio. Lo mismo ocurre con los teclados de mayor calidad, los sistemas de iluminación RGB, las baterías de mayor capacidad, las pantallas con tecnologías G-Sync o FreeSync y los acabados más delgados y ligeros a cambio de diseños internos más compactos y complejos. Todo eso se paga, y en algunos casos puede marcar una diferencia mayor incluso que dar el salto a modelos con una GPU o a una CPU más potente. ¿Qué componentes tiene el portátil gaming básico? Actualmente el prototipo de portátil gaming más básico y económico es aquél que viene equipado como mínimo con las siguientes especificaciones: Core i5 serie 6000 o superior con cuatro núcleos. 8 GB de DDR4. GTX 1050 con 2 GB de GDDR5. HDD de 500 GB. Pantalla de 15,6 pulgadas 1080p. Los portátiles que montan procesadores de bajo consumo (serie U de Intel) no se pueden considerar como equipos gaming en sentido estricto, ya que esas CPUs tienen dos núcleos y cuatro hilos y priorizan el consumo por encima del rendimiento. ¿Qué tarjeta gráfica debe tener mi portátil gaming? Todo depende del presupuesto que tengas y de la calidad gráfica y fluidez con la que te conformes. En cualquier caso te dejamos una serie de recomendaciones para que sepas qué puedes esperar de cada tarjeta gráfica. Nos limitamos a los modelos actuales ya que de lo contrario tendríamos una lista enorme y sería confuso y contraproducente: GTX 1050 y RX 560M: juego fluido en 1080p en la mayoría de los juegos con calidades medias-altas. GTX 1050 TI: juego fluido en 1080p en la mayoría de los juegos con calidades altas-muy altas. GTX 1060 de 3 GB y RX 570M de 4 GB: juego fluido en 1080p en la mayoría de los juegos con calidades máximas. salvo casos concretos en los que puede limitarte la memoria gráfica si optas por la primera. GTX 1060 de 6 GB y RX 580M: juego fluido en 1080p en todos los juegos con calidades máximas. Buen rendimiento en resoluciones 1440p si bajamos un poco la calidad gráfica. GTX 1070: juego fluido en 1080p y 1440p con calidades máximas. Viable juego en 4K reduciendo calidad gráfica. GTX 1080: juego fluido incluso en 4K con calidades máximas. ¿Nos puedes dejar algunas recomendaciones de modelos concretos? Por supuesto. A continuación os adjunto varios modelos de portátil gaming que ofrecen una buena relación calidad-precio y que deberíais tener en cuenta si vais a haceros con uno: Gama básica: Lenovo Ideapad Y520-15IKBN con Core i5 6300HQ, 8 GB de RAM y GTX 1050 TI por 751 euros. Gama media: Medion Erazer X7847-MD60479 con Core i5 6300HQ, 32 GB de RAM, GTX 1060 de 6 GB y SSD + HDD por 1.148,06 euros. Gama alta: MSI GT72VR 7RE-461XES con Core i7 7700HQ, 16 GB de RAM, SSD + HDD y GTX 1070 de 8 GB por 1.700,18 euros. Enlaces de interés: Guías MC.
13 comentarios2 shares
06/08/2017Isidro Ros
Guía completa para probar Windows 10 S en cualquier PC

Guía completa para probar Windows 10 S en cualquier PC

Microsoft ha publicado una herramienta que permite probar Windows 10 S en equipos distintos donde se ofrece pre-instalado, el Surface Laptop y los equipos OEM que van a llegar al mercado este verano de fabricantes como Lenovo, Acer, Asus, Dell, Fujitsu, HP, Samsung y Toshiba. Como sabes, Windows 10 S es la versión simplificada de Windows 10 Pro que la compañía ha creado para restar mercado a los Chromebooks de Google. Microsoft promete ventajas de rendimiento por la mayor ligereza del desarrollo, gestión TI de los equipos y mejora de la seguridad, básicamente por el bloqueo de instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store. Ello nos lleva a una serie de importantes restricciones de las que ya te hemos hablado extensamente. Obviamente, el sistema 'no es para todo ni para todos', pero puede ser adecuado para un determinado nicho del mercado, en especial ese sistema educativo donde los equipos bajo el Chrome OS de Google tienen su mayor fortaleza y Microsoft pretende combatir. Cómo probar Windows 10 S en cualquier PC Microsoft publicó la semana pasada imágenes ISO del sistema, pero están destinadas a desarrolladores y son ofrecidas exclusivamente para suscriptores de MSDN. Son la opción de referencia si tienes cuenta en el servicio Technet. Las imágenes también llegaron rápidamente a sitios de descarga y redes .torrent, pero nosotros vamos a optar por otro método "más oficial" que nos va a permitir probar Windows 10 S casi en cualquier equipo y sistema. Para facilitar las pruebas, Microsoft ha publicado posteriormente una pequeña herramienta que se encarga se descargar e instalar Windows 10 S sobre sistemas existentes, Windows 10 Pro, Windows 10 Pro Education, Windows 10 Education o Windows 10 Enterprise device. Cuidado con el uso de esta herramienta porque reemplaza al sistema operativo instalado. Aunque Microsoft permite la "vuelta atrás" al anterior sistema que tuvieras instalado no es recomendable utilizarla en equipos de producción. O empleas un equipo para testeo del que puedas prescindir o usas la virtualización como hemos hecho nosotros, lo que potencialmente te permitirá probar Windows 10 S también en equipos Linux. Instalando Windows 10 Pro Por todo lo anterior y aunque te cueste dos pasos, lo mejor es instalar una copia limpia de Windows 10 Pro para posteriormente instalar sobre ella Windows 10 S. El proceso referido a la instalación de Windows 10 es el mismo que en su día comentamos: Obteniendo la ISO de Windows 10 Pro Accede al portal oficial de Windows 10 y pulsa sobre el botón de "Descarga ahora la herramienta". Ejecuta el archivo descargado “MediaCreationTool”, acepta los términos de licencia y selecciona "Crear un medio de instalación". Selecciona idioma, edición de Windows y arquitectura. Selecciona Archivo ISO y la ruta de descarga. Dependiendo de la conexión en unos minutos tendremos disponible un archivo denominado “Windows.iso” que será la imagen que utilizaremos para instalar en un equipo independiente o para virtualizar. Obteniendo la ISO de Windows 10 Pro (Alternativa) Si quieres descargar una versión específica de Windows 10 Pro, puedes utilizar una pequeña herramienta gratuita que facilita enormemente la tarea porque permite acceder a la descarga de cualquier ISO de Windows u Office desde los servidores de Microsoft: Accede a la página de Heidoc.net y descarga la aplicación Windows ISO Downloader.exe. Es portable, no necesita instalación. Ejecutas y tendrás acceso a Windows 7, 8.1, 10 y la última versión de prueba Insider. También a la suite Office desde la versión 2007 en adelante. Selecciona Windows 10 Pro/Home y descarga la imagen ISO.   Instalación limpia en un equipo Si vas a utilizar un equipo que tengas aparcado (recuerda, no de producción), necesitarás grabar la ISO en un DVD o USB para crear un medio de instalación. Lo ideal es usar un USB y utilizar medios como Rufus. El medio externo creado nos permitirá realizar una instalación limpia (desde cero). Recuerda activar en la BIOS los puertos USB (o la unidad óptica si vamos a utilizar un DVD) como primer dispositivo de arranque. Reinicia y arranca desde el medio creado. La instalación terminará sin mayor novedad. No nos vamos a extender porque ya te hemos ofrecido mucha información sobre estas instalaciones. Si no lo recuerdas puedes revisar la Guía de instalación de Creators Update desde cero. Virtualización La gran alternativa al método anterior es el uso máquinas virtuales. Requieren un cierto nivel hardware y hay que destinar recursos de nuestra máquina principal (procesador, memoria o almacenamiento), pero es una manera ideal de realizar este tipo de pruebas.y como ves es una manera ideal de probar Windows 10 sin tener que modificar nuestro equipo de producción. No vamos a detallar todos los pasos. Si lo necesitas revisa la guía Windows 10 en máquina virtual, paso a paso. Está realizada en una máquina Windows con una versión de WMware Workstation, pero puedes utilizar versiones gratuitas como VMWare Player para Windows o Linux u otras herramientas como Oracle VirtualBox que trabajan de manera similar. Instalar Windows 10 S Una vez que hayamos instalado Windows 10 Pro (mínimo Versión 1703) ya sea en un equipo independiente como utilizando la virtualización, pasamos a instalar Windows 10 S. Recordemos, una instalación que borrará la anterior. Es muy sencillo con la herramienta que ha publicado Microsoft. Vamos con un paso a paso: Accede al portal de desarrollo de Windows 10 S. Descarga la herramienta "Windows10SInstaller5932.exe" y ejecútala. El sistema comprobará que tienes un equipo compatible y descargará el sistema operativo La descarga se producirá al máximo de tu conexión y en cuanto termine comenzará a preparar la instalación: Reinicia o programa el reinicio del equipo para completar la instalación: La instalación es muy rápida, en este caso en una máquina virtual sobre una SSD: Instalación completa. Aquí tienes Windows 10 S. No hemos trasteado demasiado. Lo haremos con más tiempo, aunque más allá de pruebas este Windows 10 S sólo es para una minoría. Una versión simplificada de Windows 10 Pro con algunas ventajas para el segmento al que va dirigido (mercado educativo) pero con limitaciones insuperables para el gran grueso de usuarios. Anímate a probar Windows 10 S y nos cuentas tus impresiones.
9 comentarios2 shares
03/08/2017Juan Ranchal
Cómo prevenir el espionaje por webcam

Cómo prevenir el espionaje por webcam

El espionaje por webcam es un asunto conocido desde hace más de una década y no son pocos los usuarios y/o profesionales que deciden desactivar este componente a pesar de su evidente utilidad para tareas diversas, principalmente la de comunicaciones. La imagen de una cinta adhesiva cubriendo la webcam del ordenador del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, puso el tema en primer plano mediático, provocando una gran debate sobre la seguridad y privacidad de las cámaras web personales. El espionaje por webcam es muy real y se ha llevado a cabo con diversas técnicas y objetivos. Desde el espionaje gubernamental, la instalación de malware con herramientas como Gumfish, la toma de control de máquinas aprovechando vulnerabilidades como la de Flash Player o simplemente invadiendo la privacidad del prójimo para entre otros objetivos, extorsionar a famosos.   Cómo prevenir el espionaje por webcam Una parte de usuarios y/o profesionales usa la webcam de manera habitual como el componente útil que nos proporciona comunicación de video y audio, y otras funciones. Sin embargo, otra parte de usuarios la utilizan muy poco. Si eres de éstos últimos y más allá de la paranoia que este tema alcanza en algunos foros, tampoco hay razón para dejar un dispositivo de grabación potencialmente inseguro que accede a tu empresa u hogar permanentemente accesible y / o activo en tu equipo. Hoy te recordamos algunos métodos efectivos para deshabilitar la webcam cuando no está en uso, pero al tiempo, métodos reversibles para otros momentos que necesites utilizarla. Desenchufa la webcam. Tan simple como eso. El 99 por ciento de los usuarios de PCs de escritorio utiliza una webcam externa colocada generalmente encima del monitor. Desenchufar el conector USB es un método infalible que funciona independientemente del hardware o sistema operativo. Como es un plug-and-play tardarás un segundo en volverlo a conectar cuando quieras utilizar la webcam. Desactivación en el sistema operativo. Puedes desactivar la webcam a nivel de sistema rápidamente en un par de pasos. En sistemas operativos Windows se realiza deshabilitando o eliminando el componente desde el Panel de Control-Administrador de dispositivos-Dispositivos de imagen. En sistemas operativos como Windows 10/Windows 8.1, también puedes deshabilitar la cámara en la herramienta de Configuración > Privacidad. En ambos casos es una solución cómoda y fácilmente reversibles si bien hay que tener en cuenta que puede no ser definitiva, porque si un atacante obtiene acceso administrativo al equipo puede instalar controladores y volver a instalarla. Desactivación en BIOS. Es otra opción para portátiles o AIOs con webcams integradas que cuenten con esta opción en la BIOS. Reinicias, entras en la BIOS y desactivas una entrada que verás como “cámara web”, “cámara integrada” o “CMOS de la cámara.” La opción no es usual y solo se incluye en algunos modelos. Ten en cuenta que la mayoría de webcam integradas usan el mismo módulo en placa que el micrófono por lo que podrías dejar desactivado éste. Si quieres privacidad completa de vídeo y audio esta es una buena opción porque es improbable el acceso de un atacante, aunque se tarda más tiempo en volverla a activar porque hay que reiniciar el equipo y volver a entrar en la BIOS. Tapa la lente. Si ves una pegatina en el marco superior de un ordenador portátil o AIO ya sabes lo que significa. Es un método simple pero muy efectivo. Si un trozo de pegatina destroza la estética de tu flamante portátil, hay soluciones dedicadas más atractivas que pueden deslizarse a voluntad, tapando o no la lente. Hay muchísima oferta en Internet muy barata. No te fíes del Led de actividad. La mayoría de webcams incluyen una luz que se enciende cuando están en uso. En teoría de esta forma podríamos saber si se está utilizando por terceros. Sin embargo, cuidado, porque no es un método infalible. Así lo demostraron investigadores de la Universidad Johns Hopkins, que crearon una prueba de concepto con una herramienta de administración remota (RAT), capaz de reprogramar el chip de algunas cámaras. Y lo hicieron sin activar la luz de notificación dejando a los usuarios completamente desarmados. Mejora la seguridad general. Todos los métodos de ataque para hackear las webcam y conseguir su acceso remoto aprovechan alguna vulnerabilidad de los equipos, del sistema operativo o especialmente de sus aplicaciones. Fortalecer la seguridad del equipo, es, por tanto, una buena medida de protección desde la base, utilizando herramientas de seguridad; actualizando sistema y aplicaciones a las últimas versiones; teniendo cuidado con los Wi-Fi gratuitos; cuidando el apartado de descargas e instalación de aplicaciones de sitios no seguros y con precaución en la navegación por Internet, en la apertura de correos electrónicos y archivos adjuntos no solicitados o en el uso de aplicaciones como Java, Flash o Reader sin actualizar que son una vía ampliamente utilizada por los ciberdelincuentes.
5 comentarios3 shares
01/08/2017Juan Ranchal
Guía MicroSD: todo lo que debes saber, modelos y precios

Guía MicroSD: todo lo que debes saber, modelos y precios

MicroSD es un dispositivo de almacenamiento externo y extraible tremendamente popular que se extiende por decenas de millones de unidades en múltiples productos profesionales y de consumo. Un formato de memoria flash desarrollada por SanDisk en julio de 2005 y estandarizado por la Asociación de Tarjetas SD. MicroSD es la variante más pequeña en tamaño de la especificación de tarjetas de memoria SD, que incluye estas mismas SD genéricas y las miniSD. Su tamaño reducido a 15×11×1 mm ha permitido incluirlas en todo tipo de dispositivos.  Su lanzamiento coincidió con las explosión de ventas de móviles inteligentes y aunque hoy algunos terminales ya no las soportan, su extensión es masiva y en algunos casos imprescindibles para aumentar la capacidad de almacenamiento interno del propio dispositivo u otros como cámaras fotográficas, tablets, ordenadores, GPS, consolas portátiles y un larguísimo etc. de este medio de almacenamiento externo cuyas principales características te vamos a recordar en este artículo, junto a una selección de modelos con precios actualizados. Formatos microSD Igual que la norma general de tarjetas SD se divide en tres formatos (SD, SDHC y SDXC) las tarjetas microSD se han comercializado en estas variantes. Y es lo primero a valorar en la compra porque no son compatibles con todos los dispositivos, si bien en la actualidad la tercera es la más extendida y utilizada. microSD: La más antigua. Tienen una capacidad de hasta 2 Gbytes y se pueden utilizar en cualquier ranura microSD. microSDHC: Tienen una capacidad superior a los 2 GB y hasta 32 GB. se puede utilizar en dispositivos que soporten SDHC y SDXC. microSDXC: Son las más modernas y la referencia de compra siempre que el dispositivo la soporte porque solo son compatibles con hardware SDXC. Su capacidad varía desde 32 Gbytes a unos impresionantes 2 Tbytes. Es el máximo teórico de la norma, si bien, hasta ahora, el máximo ofertado por la industria es de 512 Gbytes. Rendimiento – Clase Los responsables de la especificación parece que se empeñaron en complicar las cosas y también a la hora de elegir la tarjeta tenemos que tener en cuenta que el rendimiento sea suficiente para el uso al que vamos a destinarla. Afortunadamente es fácil de distinguir a base de unos números insertos en un semicírculo que designan la “Clase”. Debe venir impreso en todas las tarjetas que compremos: Sí conviene conocer que estos números no designan el rendimiento real o máximo sino la velocidad mínima en Megabytes por segundo que en modo escritura es capaz de soportar la tarjeta. Aunque no es lo habitual, técnicamente es posible que la velocidad máxima en lectura de una tarjeta Clase 2 superara a una Clase 4. Para no liarnos, intenta elegir siempre la Clase 10 aunque intenta conocer también la velocidad máxima en lectura. La velocidad mínima en escritura soportada de cada clase es: Clase 2: Al menos 2 MBps. Clase 4: Al menos 4 MBps. Clase 6: Al menos 6 MBps. Clase 10: Al menos 10 MBps. Rendimiento – UHS Complicando la elección aunque mejorando la velocidad del formato ante las necesidades de nuevas aplicaciones como la grabación 4K, la asociación normalizó la interfaz Ultra High Speed (UHS) que mejora la velocidad de datos. Las dos versiones de UHS son UHS-I (con velocidades de bus de hasta 104 Mbps) y UHS-II (hasta 312 Mbps) que definen la velocidad máxima en lectura de la tarjeta. Por ello verás impreso en las tarjetas “I” para UHS-I o “II” para UHS-II. Como las anteriores referidas a la Clase, cada tarjeta que soporte este formato también debe incluir impreso la velocidad mínima en escritura soportada, en este caso los números 1 o 3 inserto en una U, como verás en la imagen: En cuanto a la velocidad mínima en escritura es la siguiente: U1: Al menos 10 MBps. U3: Al menos 30 MBps. Velocidad nominal La mayoría de fabricantes citan la velocidad máxima en modo lectura que sus tarjetas son capaces de alcanzar. Las velocidades se basan en pruebas internas del fabricante por lo que en la mayoría de los casos en prueba real serán algo más discretas. Aún así puede servirte de referencia. Se indica en MB/s y viene indicado en el anuncio publicitario de la tarjeta, en el manual técnico del mismo o en el envoltorio de la tarjeta. No es obligatorio señalar este dato de velocidad como sí lo es el formato y la Clase que vimos arriba. Velocidad relativa Más complicaciones. Algunos fabricantes usaban la velocidad de transferencia original del formato CD (150 KBps) para mostrar la velocidad de la tarjeta. Así, podríamos ver algo como “2x”, 4x” y así sucesivamente. Una “100x” correspondería a una velocidad de 15 MBps. Ya no suelen utilizarse pero por si te topas con alguna que sepas de qué va. Cuidado con las falsificaciones Hace unos años, un ingeniero de SanDisk declaró que una tercera parte de las tarjetas vendidas bajo su marca eran falsificaciones. Cuidado con ello. Las guías de compra en Ebay incluyen una página en la detección de falsificaciones debido a la extensión de estas falsificaciones, que no ofrecen ni la velocidad ni la capacidad prometida. Puedes utilizar aplicaciones como H2testw para Windows o F3 para Mac and Linux, para chequear si una tarjeta es genuina. ¿Que tarjeta microSD adquiero? Hablando de rendimiento dependerá mucho del dispositivo donde vayas a utilizarla y del tipo de aplicaciones a usar. No tiene nada que ver su uso en un GPS donde necesitamos extender el almacenamiento y poco más que en una cámara para grabación de vídeo que sí exige tarjetas más rápidas. La siguiente imagen de Panasonic con recomendación de uso puede darte una idea de las necesidades de grabación de vídeo en distintas calidades hasta llegar al 4K. Hablamos de consumo porque en el mercado profesional se utiliza otro tipo de tarjetas. En cuanto a la capacidad de almacenamiento también dependerá de las necesidades del usuario. Pero este apartado es más sencillo de elegir y la oferta es amplísima. El mínimo actual que ofrece la industria es de 8 Gbytes de capacidad de almacenamiento y ya cuesta encontrarlas. No compres nada inferior si tu dispositivo lo soporta porque no merece la pena por precio y por rendimiento, ya que suelen ser más lentas. Desde los 8 GB tienes capacidades hasta donde necesites, 16, 32, 64 o 128 Gbytes. También las hay con capacidades superiores (hasta 512 GB) pero ya el precio se dispara. Incluso por usuarios que las usan mucho como fotógrafos aficionados, prefieren comprar varias tarjetas de menor tamaño que aparte del coste permiten salvaguardar una parte de las tomas en caso de fallo de la unidad. El coste de las memorias flash ha ido bajando enormemente en los últimos años, si bien, desde el último trimestre de 2016 se ha notado un repunte al igual que en otras soluciones como la RAM o SSD, que dependen de memorias flash/SDRAM/NAND. En cuanto a marcas, todas las grandes del sector ofrecen una gran fiabilidad, velocidades superiores al mínimo establecido y buen soporte, hasta garantía de por vida en los mejores modelos. Otras ofrecen software de recuperación de datos y modelos robustos para mayor protección contra el agua, el polvo o los rayos X de aeropuertos. Todas incluyen un adaptador para utilizarlas en ranuras SD como las que disponemos en ordenadores personales e incluso conectarlas a puertos USB. Oferta MicroSD (julio 2017) La oferta es muy amplia y los precios asequibles en capacidades hasta 64 GB, si bien, han subido en los últimos meses como mencionábamos. SanDisk Ultra 32 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 13 euros. SanDisk Ultra 64 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 26 euros. SanDisk Ultra 128 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 45 euros. Samsung Evo 32 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 16 euros. Samsung Evo 64 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 26 euros. Samsung Evo 128 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 56 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 32 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 17 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 64 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 24 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 128 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 49 euros. Kingston SDCA3 32 GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 15 euros. Kingston SDCA3 64 GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 32 euros. Kingston SDCA3 128GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 84 euros. Lexar Professional 32 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 32 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 57 euros. Lexar Professional 64 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 64 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 127 euros. Lexar Professional 128 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 128 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 199 euros.
12 comentarios103 shares
24/07/2017Juan Ranchal
Guía: Montando un PC para jugar en 4K por 1.300 euros

Guía: Montando un PC para jugar en 4K por 1.300 euros

Montar un PC para jugar en 4K puede ser toda una odisea, especialmente si tenemos en cuenta la gran cantidad de configuraciones posibles que tenemos y las dudas que han generado algunas "desinformaciones" que circulan por Internet y que afirman que sólo es posible disfrutar de una experiencia realmente óptima gastando mucho dinero. No es necesario montar un procesador de 600 euros y una tarjeta gráfica de 800 euros si queremos construir un PC para jugar en 4K con garantías, de hecho con menos de lo que costarían esos dos componentes disponemos de todo el presupuesto necesario para dar forma a un equipo plenamente capaz para jugar en dichas resoluciones. En este artículo vamos a demostrar que es posible montar un PC para jugar en 4K con calidades máximas o muy altas manteniendo un buen nivel de fluidez gastando alrededor de 1.300 euros, manteniendo un equilibrio óptimo entre los componentes y cuidando tanto el acabado estético como la ventilación y las posibilidades de ampliación. Esperamos que os guste y sobre todo que os sea útil. Como siempre podéis dejar cualquier duda que tengáis en los comentarios. Plataforma Hemos apostado por la plataforma AM4 de AMD por ser la que mejor relación calidad-precio ofrece actualmente, ya que con ella podemos acceder a procesadores con un alto IPC y un buen conteo de núcleos-hilos sin hacer un gasto excesivo. Dicha plataforma también cuenta con todas las funciones avanzadas y características que podemos llegar a necesitar tanto a medio como a largo plazo, así que es cubrirá y se adaptará sin problemas a futuros cambios. Esto quiere decir que hemos apostado por RYZEN, y dentro de esa gama de procesadores también hemos priorizado el binomio calidad-precio como veréis a continuación. Procesador Hemos elegido un RYZEN 5 1600 porque ofrece un rendimiento excelente, tiene un funcionamiento muy fresco incluso con el disipador de serie y su precio es muy bueno. Dicho procesador monta seis núcleos y tiene doce hilos gracias a la tecnología SMT. Sus frecuencias de trabajo son de 3,2 GHz-3,6 GHz en modo normal y turbo, pero podemos llevarlo a 3,8 GHz sin problemas con el ventilador de serie y mantener en todo momento las temperaturas por debajo de los 70 grados a plena carga. Podemos conseguirlo por 225 euros. Placa base Aunque el presupuesto no es tan bajo como el de otros montajes debemos intentar no hacer derroches innecesarios, una realidad que nos ha llevado a apostar por una placa base con chipset B350. Hemos apostado por la GIGABYTE GA-AB350-GAMING 3, una placa base que tuvimos ocasión de analizar en su momento y que ofrece una excelente calidad de construcción, una estabilidad total y cuenta con todo lo que necesitaremos para disfrutar al máximo de nuestro equipo. Ya ha recibido la actualización AGESA 1.0.0.6a, así que ofrece un excelente soporte con la mayoría de los kits de memoria RAM del mercado. Su precio es de 114,95 euros. Memoria RAM Es un componente fundamental para asegurar un buen rendimiento así que debemos cuidar nuestra elección, ya que RYZEN se lleva muy bien con las memorias de alta velocidad y latencias ajustadas. Teniendo eso en mente y siguiendo el criterio de buscar la mejor relación calidad-precio hemos optado por un kit Corsair Vengeance LPX DDR4 a 3.000 MHz PC-24000 de 16 GB. Dichas memorias funcionan en doble canal (2 x 8 GB) y cuentan con unas latencias CL15. Su precio es de 152 euros. Tarjeta gráfica Componente imprescindible ya que de él dependerá que podamos jugar mejor o peor. Montar un PC para jugar en 4K con garantías requiere que pongamos la mirada directamente en la gama alta pero no podemos cometer excesos ya que el presupuesto es limitado así que nos hemos ido a las GTX 1080, en concreto a por el modelo Windforce OC de GIGABYTE. Dicha tarjeta gráfica tiene una excelente relación calidad-precio, ya que ofrece una construcción de primer nivel y puede llegar a los 1.797 MHz en la GPU en modo turbo activando el perfil OC. Sus 8 GB de GDDR5X a 10 GHz aseguran que no nos quedaremos cortos de memoria ni de ancho de banda. Su precio es de 579 euros. Unidades de almacenamiento Nuestro PC para jugar en 4K va cogiendo forma pero el presupuesto se está agotando. Ya tenemos los componentes clave para asegurar un rendimiento óptimo en dichas resoluciones, pero hemos apostado por el equilibrio así que no podemos descuidar los otros elementos. Por ello hemos elegido una combinación de SSD más un HDD que nos permitirá disfrutar de lo mejor de esos dos mundos con una inversión mínima. El SSD que hemos elegido ha sido el Kingston HyperX Fury de 120 GB, un modelo que ofrece capacidad suficiente para el sistema operativo y algunos juegos concretos. Tiene unas velocidades muy buenas (500 MB/s en lectura y escritura secuencial) y un precio de 62,75 euros. Para el disco duro (HDD) nos hemos decantado por un Toshiba P300 de 1 TB a 7.200 RPM. Con él cubriremos de sobra nuestras necesidades y disfrutaremos de un buen rendimiento. Cuesta 49 euros. Fuente de alimentación Tenemos un equipo de gama alta que alimentar aunque por suerte no hemos elegido componentes muy "tragones". La GTX 1080 necesita una fuente de 500 vatios y un conector de alimentación de 8 pines, mientras que el procesador a frecuencias de stock tiene un TDP de 65 vatios. Con el resto de componentes en mente y teniendo en cuenta que vamos a hacer overclock en la CPU y que no queremos cerrarnos las puertas a futuras expansiones hemos apostado por una Corsair TX550M 550W 80 Plus Gold. Dicha fuente es semimodular, viene con dos conectores de 6+2 pines y ofrece potencia más que suficiente para mantener nuestro equipo y permitirnos futuras ampliaciones. Tiene un precio de 77 euros. Torre para el montaje Nos ha sobrado bastante dinero del presupuesto así que podemos elegir una torre de calidad y con un diseño atractivo. Esto es importante porque nos permitirá disponer de un buen flujo de aire y de espacio más que suficiente para llevar a cabo cualquier proyecto futuro. Como siempre este punto depende del gusto de cada uno e incluso podéis elegir una torre más barata para montar un SSD más grande, por ejemplo, pero hemos querido seguir esa premisa del equilibrio hasta el final así que lo dejamos como opción. Nosotros hemos elegido la Corsair Carbide Series Spec-Alpha, una maravilla que tiene una construcción de alta calidad, un diseño fantástico y viene con tres ventiladores para asegurar un excelente flujo de aire. Cuesta 86 euros. Notas finales: ¿Es realmente un PC para jugar en 4K? Tenemos un PC para jugar en 4K sin problemas que además está cuidado al milímetro, ya que como dijimos hemos priorizado el equilibrio y la relación calidad-precio. El coste total con la configuración que hemos elegido es de 1.345,70 euros, cifra que podríamos reducir prescindiendo del SSD o comprando una torre más económica. Si estáis muy apurados y no podéis pasar de 1.300 euros os recomiendo optar por una torre que ronde los 50 euros y mantener el SSD. Como siempre toca hablar del rendimiento que ofrece, ya que es la única manera de comprobar si realmente hemos podido dar forma a un PC para jugar en 4K de forma óptima. Os dejamos algunos resultados: Ashes of the Singularity (Extreme y DirectX 12): 51 FPS de media. Battlefield 1 (máximo, DirectX 12): 64 FPS de media. DOOM 2016 (máximo, Vulkan): 61 FPS de media. HITMAN (máximo, DirectX 12): 50 FPS de media. Resident Evil 7 (máximo, DirectX 11): 49 FPS de media. Enlaces de interés: Guías MC.
47 comentarios141 shares
23/07/2017Isidro Ros
Cómo probar DNS alternativos a los de tu operadora

Cómo probar DNS alternativos a los de tu operadora

DNS (en español Sistema de Nombres de Dominio) es un importante protocolo de Internet utilizado por computadoras, servicios o cualquier recurso conectado a Internet u otras redes. Tiene varios usos pero el más importante es el resolver la IP de la página web o servicio que utilicemos. Los servidores DNS son equipos dedicados que actúan como medio de intercomunicación entre nosotros y las páginas web que queremos ir visitando. Cuentan con bases de datos enormes en las que están registradas las relaciones entre dominios y sus respectivas direcciones IP. Cuando intentamos conectar por ejemplo a una página web como www.google.es, la petición se remite a los DNS para que “traduzcan” o “resuelvan” esa URL. Nuestro proveedor de servicios a Internet ofrece DNS propios, pero también existen otros alternativos globales ofrecidos por terceras compañías y que en el mayoría de ocasiones funcionan mucho mejor que el propio de las operadoras. Aunque depende del operador, ubicación geográfica y otros factores, los DNS alternativos suelen ofrecer ventajas como: Mayor velocidad Mejora de la fiabilidad Controles parentales Mayor seguridad Sin censura Web Acceso a contenido geobloqueado (DNS Jumper, UnoDNS y Unblock-US) Actualizaciones de la base de datos DNS Para estar seguro de la conveniencia de usar DNS alternativos (especialmente en el aspecto del rendimiento) puedes ejecutar una herramienta como Namebench que pondrá a prueba tu servidor DNS actual y otros, como dos de los más usados, fiables, gratuitos y actualizados a las últimas tecnologías: Google Public DNS y OpenDNS. Cómo probar DNS alternativos Actuando a nivel del router Si quieres utilizar DNS alternativos en todos los equipos conectados a tu red, lo ideal es hacer el cambio a nivel del router. El acceso más sencillo al router es a través de una interfaz web mediante su dirección IP de acceso (192.168.0.1, 192.168.1.1 o similar). Casi todos los routers de la misma marca o modelo tienen un nombre de usuario/contraseña determinado programado para facilitar el acceso al router. Este tipo de acceso es de conocimiento público y suele ser tan simple como el conocido “admin/admin”. Basta una búsqueda en la Web para conocerlos e incluso hay herramientas especializadas como RouterPasswords que facilita los datos de cualquier marca y modelo conocido. Una vez conocida la IP y contraseña, entramos en su interfaz web y modificamos el apartado correspondiente a las DNS que dependiendo del modelo encontraremos en la “Configuración de Internet”. Utilizamos, por ejemplo, las de Google (8.8.8.8 y 8.8.4.4) o las de OpenDNS (208.67.222.222 y 208.67.220.220): Reiniciamos el router y los cambios tendrán efecto en cualquier dispositivo que conectemos en el futuro en la red local. Actuando en un equipo particular Si lo que queremos es probar las DNS en un equipo en particular, podemos cambiarlas en su configuración de red. Es muy sencillo en cualquier tipo de sistema operativo. Un paso a paso como ejemplo en Windows 10 sería: Ve al “Panel de control-Centro de redes y recursos compartidos". Pulsamos sobre "Conexiones-Ethernet" Pulsa sobre "Propiedades-Protocolo de Internet versión 4-Propiedades": Modifica las direcciones DNS por las alternativas, en este caso por las que ofrece OpenDNS: Acepta y reinicia el equipo. Ya sabes. El cambio de DNS no es la panacea y sus efectos siempre estarán limitados por la velocidad y calidad del servicio de banda ancha que tengas contratada. También de la gestión de características que debes realizar cada vez que instalas un nuevo router. En todo caso no pierdes nada con probar DNS alternativos, que en la mayoría de ocasiones funcionan mucho mejor que el propio de las operadoras, aunque insistimos, depende del operador, ubicación geográfica y otros factores.  
10 comentarios102 shares
20/07/2017Juan Ranchal
Guía Monitores: todo lo que debes saber, modelos y precios (Julio 2017)

Guía Monitores: todo lo que debes saber, modelos y precios (Julio 2017)

Un monitor es el periférico más importante de nuestro sistema informático, sea como pantalla de visualización principal para nuestro PC de sobremesa, como pantalla secundaria al que conectamos nuestro portátil para aumentar la productividad en el escritorio o para uso como pantalla de nuestra consola. Una inversión de futuro sea en modelos individuales o en sistemas multipantalla que seguramente no vayamos a reemplazar en unos cuantos años y al que conviene prestarle la debida atención. Por ello nuestra próxima guía de compra navideña va dedicada a los mejores monitores que podemos encontrar en el mercado de consumo. Repasaremos los principales aspectos a tener en cuenta para elegir el modelo que más se adapte a nuestras necesidades y presupuestos, los formatos más atractivos del panorama actual como los 4K o los ultrawide, y terminaremos con una selección de modelos de todo tipo con enlace y precio de venta. Principales características a valorar Tamaño. Seguramente el tamaño de pantalla sea uno de los primeros aspectos a valorar en la compra de un monitor. Se mide como la distancia en diagonal en pulgadas de un vértice de la pantalla al opuesto. La oferta es amplísima, comienza en las 15 pulgadas y acaba por encima de las 40 pulgadas. La media actual global es de 21,5 pulgadas, mientras que un tamaño estándar en consumo se sitúa en las 23-24 pulgadas de diagonal. Antes de la compra, asegúrate que tienes espacio en el escritorio porque los monitores de grandes diagonales tienen un ancho colosal. Resolución. Es el número de píxeles que pueden ser mostrados en pantalla y lo veremos como resolución máxima o como la resolución nativa de pantalla. Para su diferenciación revisaremos principalmente el producto del ancho por el alto en píxeles, aunque también podremos encontrarlos por el nombre del estándar o por su denominación comercial (HD, FHD, 2K, 4K, etc.) Actualmente, podremos encontrar resoluciones nativas desde 1024 x 768 píxeles (XGA) hasta una resolución máxima de 7680 × 4800 pixeles (WHUXGA). En un monitor informático de consumo para todo uso, no deberíamos valorar nada por debajo del Full HD (1920 x 1080 píxeles). Relación de aspecto. Es la proporción entre las medidas de anchura y altura de un monitor, calculándose dividiendo ambas y expresándose por lo general como "X:Y", aunque también podremos encontrarlo por su denominación comercial, como ejemplo "ultrawide". Existen un montón de ellas aunque las más frecuentes en monitores actuales son 16:9, 16:10 o 21:9. Tipo de panel. Dejando a un lado los clásicos basados en tubos de rayos catódicos (CRT de enorme "culo" y consumo, pero con buena calidad de imagen y variedad cromática) y hasta la llegada masiva de los OLED que pretenden revolucionar todo el sector de pantallas, la elección por tipo de panel que forma la pantalla pasa por los LCD y TFT LCD que, en sus diferentes versiones son los más utilizados en la actualidad. Aquí encontraremos -por orden de calidad- los más básicos y económicos TN, MVA, PVA y los IPS con sus variantes y su variante mejorada, PLS. Brillo - Contraste - Color - Ángulos de visión. También debemos tener en cuenta las características técnicas propias de las pantallas, si bien estos parámetros son más importantes en monitores profesionales que en los modelos de consumo. En estos parámetros, cuanto más mejor. Brillo máximo a partir de 200 cd/m2; tasa de contraste de al menos 850: 1; ángulos de visión de 176 grados o superior y soporte en % para las distintas paletas de color. Tiempo de respuesta - Tasa de Refresco. Son otros aspectos a valorar pensando especialmente en la ejecución de videojuegos. Los paneles más rápidos ofrecerán un tiempo de respuesta más bajo en los entornos de 1 milisegundo (tiempo que necesita un píxel para cambiar de un color o tonalidad a otra y volver a su original), mientras que hay monitores que ofrecen altos valores de tasas de refresco (frecuencia con la que una imagen es dibujada en la pantalla de un monitor), desde 60 hasta 144 Hz. Puertos de conexión - Sincronizadores NVIDIA y AMD. Los mejores monitores actuales ofrecen un buen número de conectores de entrada. Desde las antiguas conexiones analógicas VGA hasta las más modernas de todas, utilizando USB Type-C. Las más utilizadas en la actualidad pasan por HDMI y/o Display Port. Otro punto importante (también pensando en juegos) es el soporte para tecnologías como AMD FreeSync y NVIDIA G-Sync, que mejora la comunicación entre el procesador gráfico y el monitor. Paneles curvados. Es otra de las tecnologías emergentes que prometen principalmente una mayor "inmersión" y mejorar la visión en los laterales en los modelos de mayores tamaños, como decíamos en nuestro especial sobre pantallas curvas. El radio de curvatura indica una mayor o menor curva y prácticamente es el único parámetro distinto a los de un monitor estándar que deberemos valorar. Es importante señalar que, gastando lo mismo, podemos comprar un televisor plano mejor que el modelo curvo equivalente. Y procura verlo en directo. Si esta recomendación es extensiva a todos los monitores, en paneles curvados es obligado porque no todos los usuarios se acostumbran. Varios. Aunque los anteriores son los más importante para elegir los mejores monitores, hay otros aspectos a valorar que nos gustaría mencionar porque pueden ser importantes para una parte de usuarios. Entre ellos, la capacidad de la base para realizar ajustes del monitor en altura, giro o inclinación que nos permita obtener la mejor ergonomía. También el consumo que puede ser grande en algunos modelos; la inclusión o no de elementos multimedia como altavoces integrados y hub de puertos USB; los paneles táctiles; diseños con biseles estrechos que permitan emplear sistemas con doble o triple monitor o características técnicas más específicas de monitores profesionales como tamaño de punto, soporte a gamas de color o calibraciones. Monitores 4K El catálogo de monitores 4K está aumentando y es uno de los formatos más atractivos del panorama actual de pantallas de visualización y por ello los mencionamos específicamente. La norma que regula la ultra alta definición contempla distintas resoluciones desde 3840 x 2160 píxeles y en el futuro, resoluciones nativas de ciencia ficción de 7680 x 4320 píxeles (8K). Además de resolución, la norma exige un aumento de calidad de los paneles, bajo tecnología PLS o Plane to Line Switching, que cubran al menos el 100% de la gama de color sRGB y tengan certificación Technicolor. Aunque el precio se ha ido reduciendo, no va tan rápido como nos gustaría a los consumidores ni en la medida que en su día se prometió y es uno de los aspectos a resolver para disfrutar de esta resolución. En un escritorio informático, otra de las cuestiones a resolver es que no todas las aplicaciones están optimizadas para funcionar en estas resoluciones. Los sistemas operativos principales, Windows, OS X y Linux, sí ofrecen soporte aunque también debe mejorar. En cuanto a juegos, si has tenido la oportunidad de jugarlos en 4K habrás comprobado que es una experiencia alucinante. Pero tiene un gran problema, necesitas un equipo de gama alta y por consiguiente una gran inversión para mover los juegos a tasas razonables porque la caída de frames en 4K es brutal. Para jugar en resoluciones 4K con filtros activados que expriman la calidad de los grandes juegos y eviten la bajada de frames, hay que apostar sí o sí por la gama alta de gráficas dedicadas. Y no cualquiera porque en 60 FPS recomiendan utilizar directamente configuraciones multi-gráfica en SLI o Crossfire. Si tienes un gran presupuesto para adquirir uno de los nuevos monitores 4K, adelante. Es una gran inversión si le acompañas de un hardware adecuado para moverlo. El soporte de los sistemas operativos está mejorando con cada versión, así como sus funciones de escala. El contenido multimedia aunque lentamente va llegando (Blu-ray 4K en camino) al igual que aplicaciones optimizadas para esta resolución. Los juegos son una gozada en configuraciones multi-gráfica y cada vez habrá más títulos, pero ya sabes, también tienen desventajas. Monitores UltraWide Los monitores ultrawide (o de pantalla ultra ancha) es otra de las apuestas actuales de la industria para impulsar las ventas de estos periféricos, imprescindibles en cualquier escritorio informático. La característica que define estos monitores es su relación de aspecto, una medida de proporción entre el ancho y alto de la pantalla. que vimos en las características generales. Si en los antiguos monitores (y televisores) de rayos catódicos (CRT) la proporción más extendida era 4:3 (4 píxeles de ancho por 3 píxeles de alto), la llegada de los modelos LCD y TFT ofreció otros formatos que hasta entonces solo veíamos en pantallas cinematográficas: 15;9, 16:10 o 16:9 que es el más extendido en la actualidad. Para ofrecer algunas de las ventajas de aumento de cantidad de información (a lo ancho) de los sistemas multipantalla, la industria comenzó a ofrecer un formato 21:9, que es el estándar usado en las mayoría de grabaciones de películas y su exhibición en salas de cine. Desde ahí llegó al mercado de monitores aunque su presencia masiva es relativamente reciente y no son para todo los usuarios. La denominación de monitores UltraWide corresponde como hemos visto al formato 21:9, una denominación comercial utilizada por marketing y que en realidad se define más correctamente por su proporción real 2.37:1. La pantalla es ancha, muy ancha, frente al 16:9, el más utilizado del mercado por su uso en televisión de alta definición y en la mayoría de monitores informáticos, y con proporción real 1.77:1.  Los defensores de este tipo de formato para el escritorio informático valoran el mayor espacio de visualización en vertical lo que permite ver un mayor número de ventanas abiertas, mayor inmersión en videojuegos y experiencia perfecta a la hora de ver películas. No todo son ventajas. Se pierde espacio visible horizontal lo que puede afectar por ejemplo en la navegación web o trabajando con una hoja de cálculo. En videojuegos, es cierto que es una gozada en juegos con soporte para el formato, especialmente en simuladores de conducción o vuelo o en alguno de estrategia, pero en otros, ni es soportado ni el escalado es correcto. Los mejores monitores La oferta de monitores informáticos es amplísima y su elección, si has leído todo el artículo, no es sencilla si te paras a valorar todas sus características. Como norma general, si el presupuesto es limitado, simplemente olvídate de grandes diagonales, grandes resoluciones, paneles curvados y características añadidas. Es más rentable comprar un monitor Full HD de 23 pulgadas que incluya un panel de calidad y buenos niveles de brillo, contraste o color, que un monitor 4K, de 30 pulgadas o curvado de baja calidad. Con ello en mente vamos con una selección de lo que podemos encontrar en un mercado de oferta inabarcable pro que conviene sondear en la búsqueda de uno de los periféricos más importante de nuestro sistema informático. Monitores hasta FHD (Precios Julio 2017) Acer Essential - Monitor de 19.5" (pantalla LED, 1600 x 900 píxeles), por 79 euros. Philips 223V5LHSB2/00 - Monitor de 21,5" (Full HD, HDMI), por 99 euros. ASUS VP228DE - Monitor 21.5" Full HD (1920 x 1080 píxeles, LCD, 5ms, contraste 100000000:1, 200 cd/m²), por 99 euros. Samsung S22F350FHU - Monitor LED de 22" (FullHD, 1000:1, 200 cd/m²) por 109 euros. LG 22M47VQ-P - Monitor LED de 21.5" (16:9, 1920 x 1080 píxeles) por 109 euros. BenQ GW2270H - Monitor LED de 21.5", por 114 euros. LG 22MP58VQ-P.AEU - Monitor profesional de 21.5 " (16: 9, 250 cd / m2, 1920 x 1080 pixeles) por 116 euros. HP 22es - Monitor Full HD de 22" (1920 x 1080 pixeles, LED, IPS, 1000:1), por 123 euros. Samsung S24D330H - Monitor de 24"(1920 x 1080 pixeles, LED, Full HD, 1000:1), por 123 euros. Benq GL2460 - Monitor de 24" (23 W, 16:9, 2 ms, modo Eco), 129 euros. LG 24MP58VQ-P - Monitor LED de 23.8" (1920 x 1080, 5 ms, HDMI, DVI) por 144 euros. HP X0J60AA - Monitor 24" (1920 x 1080 a 60 Hz), por 143 euros. ASUS VE248HR - Monitor de 24'' (Full HD (1920x1080) por 148 euros. Samsung S24F350FHU - Monitor LED de 24" FHD por 143 euros. ASUS VX239H - Monitor LED de 23" (1920 x 1080) por 149 euros. ViewSonic VX2276-SMHD - Monitor 21,5" Full HD IPS (1920 x 1080, 4ms, 250 nits, 178°/178°, VGA/HDMI/DP, altavoces, sin marco), por 157 euros. AOC G2460VQ6 - Monitor de 24" (resolución 1920 x 1080, tecnología WLED, contraste 1000:1, 1 ms, HDMI, VGA, Anti Blue Light, Flicker-free), por 159 euros. Benq GL2760H - Monitor de 27" (1920 x 1080p, LED, 250 cd/m2, HDMI): 175 euros. LG 27MP38VQ-B.AEU, 27 pulgadas FHD, por 195 euros. Asus VX279H - Monitor LED de 27" (1920 x 1080), por 217 euros. Dell UltraSharp U2414H - Monitor LED de 23.8" (1920 x 1080p, 250 cd/m2, IPS, 8 ms, HDMI, DisplayPort), por 229 euros. LG 32MP58HQ-P 31.5" Full HD IPS, por 229 euros. Acer Predator GN246HLB - Monitor LED de 24" (1920x1080, 144Hz) por 245 euros. ASUS VG248QE - Monitor gaming de 24" (144 Hz, LED retroiluminado, resolución FHD 1920 x 1080, 16:9, brillo 350 cd/m2, respuesta 1 ms GTG, 2 altavoces estéreo de 2 W RMS), por 277 euros. Monitores 2K (Precios Julio 2017) Dell P2416D - Monitor LED de 24" (2560 x 1440p, 60 Hz), por 272 euros BenQ GW2765HT - Monitor de 27" (2560 x 1440p, IPS, 350 cd/m2, HDMI), por 327 euros. Dell UltraSharp U2515H - Monitor LED de 25" (2560 x 1440p, 350 cd/m2), por 332 euros. AOC AGON - Monitor 24" Quad HD (2560x1440 píxeles, 144 Hz), por 389 euros. BenQ BL3200PT - Monitor LCD de 32 pulgadas 2K, por 449 euros. Dell UltraSharp U2715H - Monitor de 27" 2K (6 ms, 350 cd/m²), por 457 euros. AOC AGON AG271QX - Monitor para juegos (1 ms, 144 Hz, 2560 x 1440 pixeles, 27" Quad HD, compatible con Free-Sync), por 475 euros. ASUS VA32AQ 31.5" 2K Ultra HD IPS, por 483 euros. ASUS MG279Q - Monitor gaming de 27" (144 Hz, IPS, resolución 2K 2560 x 1440, 16:9, brillo 350 cd/m2, respuesta 4 ms GTG, Free Sync, 2 altavoces estéreo de 2 W RMS), por 579 euros. AOC AGON - Monitor 27" Quad HD G-Sync (2560x1440 píxeles, 165 Hz), por 759 euros. ASUS ROG Swift PG279Q - Monitor de 27" (IPS, 2560 x 1440) por 835 euros. Monitores 4K (Precios Julio 2017) LG 24UD58-B - Monitor de 23,8 pulgadas 4K ( resolución 3840 x 2160, formato 16:9, LED, panel IPS, HDMI, 5ms, 60Hz, 250 cd/m², FreeSync), por 325 euros. Acer CB CB241HYK 23.8" 4K Ultra HD IPS, por 399 euros. Samsung U28E590D 28″ Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, 1000:1, Mega Contrast): 351 euros. LG 27UD58-B - Monitor de 27 pulgadas, 4K UHD IPS, por 396 euros. Acer UM.PB1EE.001 – Monitor de 28″ 2160×3840 con tecnología UHD (4K): 404 euros Asus PB287Q – Monitor WLED de 28″ (3840×2160) con tecnología TN: 438 euros. HP Envy 27s - Monitor IPS 4K Ultra HD (3840 x 2160 pixeles, LED, 4K Ultra HD, IPS, 1300:1), por 466 euros. LG 27UD68-W - Monitor de 27" (3840 x 2160 Pixeles, LED, IPS, 1000:1), por 499 euros. ASUS MG28UQ - Monitor gaming de 28" (60 Hz, TN, resolución 4K 3840 x 2160, 16:9, brillo 300 cd/m2, respuesta 1 ms GTG, Adaptive Sync, 2 altavoces estéreo de 2 W RMS), por 507 euros. Acer UM.PX1EE.001 TN 28″ Negro, Rojo – Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Rojo, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1: 627 euros. Philips BDM4037UW/00 - Monitor de 40" (resolución 3840 x 2160 pixels, tecnología WLED, contraste 4000:1, 4 ms, HDMI), Dell P2715Q 27″ Negro, Plata 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, Kensington, 100 – 240 V), 669 euros. ASUS PG27AQ - Monitor de 27" (WLED, IPS, HDMI 3840 x 2160 24 Hz / 1920 x 1080 60 Hz, 163 ppi, G-Sync, ángulo de visión de 178°, 1000:1), Benq BL3201PT 32″ Black 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1): 999 euros. Acer Predator XB321HK 32" 4K Ultra HD IPS Negro, por 1.002 euros. ASUS PA328Q – Monitor (81,28 cm (32″), 6 ms, 350 cd / m², 6W, Negro, Kensington): 1.188 euros Monitores UltraWide (Precios Julio 2017) LG 25UM58-P - Monitor LED de 25" (UltraWide 21:9) por 173 euros. LG 29UM68 - Monitor IPS de 29" (2560 x 1080p, 250 cd/m2, 1 ms), por 296 euros. Acer CB290C 29″ Black Full HD – Monitor (LED, IPS, 2560 x 1080 Pixeles) por 382 euros. LG 29UC88-B - Monitor panorámico curvo de 29" con pantalla IPS Full HD (resolución 2560 x 1080 pixeles, formato 21:9, 5 ms, brillo 300 cd/m2, FreeSync), por 408 euros. LG 34UM69G-B - Monitor Gaming de 87 cm (34 pulgadas, WFHD IPS, 2560 x 1080 pixeles, 5 ms, 21 : 9, 250 cd/m2, AMD FreeSync), por 419 euros. Samsung S29E790C – Monitor de 29″ (LED, 2560 x 1080, 4 ms, DisplayPort), por 420 euros. BenQ XR3501 – Monitor de 35″ curvado (4 ms, 2560 x 1080 píxeles) por 499 euros. LG 34UM67-P – IPS de 34″ (ultrawide 21:9, Gaming, resolución WQHD 2560 x 1080 pixeles). 579 euros. NEC MultiSync EA294WMi – IPS con 29 pulgadas y resolución de 2560 x 1080 píxeles por 665 euros. Samsung S34E790C – Monitor de 34″ IPS con 3440 x 1440 píxeles. 749 euros. HP Envy 34c Media Display – Monitor de 34″ IPS curvado, 3440 x 1440 píxeles, por 706 euros. Acer XR341CK - Monitor de 34" 1440 x 3440 píxeles, por 915 euros. DELL UltraSharp U3417W – Monitor (86,36 cm (34″), 5 ms, 300 cd / m², 18W, Negro, 100 x 100 mm): 917 euros. Acer Predator Z35 - Monitor de 35" 1080x2560, por 983 euros. ASUS PG348Q - Monitor de 34" (WLED, IPS, HDMI 3440 x 1440, G-Sync, por 1.215 euros. Acer Predator Z35. Gaming de 35 pulgadas, con resolución WQHD (2560x1080 píxeles), Ratio Refresco 144Hz, G-Sync Acer Predator X34 – Monitor de 34″ 1440 x 3440 con panel curvado IPS – 1.270 euros.
20 comentarios56 shares
19/07/2017Juan Ranchal
Cómo restaurar Windows 10 en caso de problemas

Cómo restaurar Windows 10 en caso de problemas

Restaurar Windows 10 a la configuración de fábrica es una opción equivalente a una instalación desde cero, pero más sencilla y rápida de realizar que ésta, indicada cuando tenemos problemas con el sistema operativo que no podemos solventar por otros medios. Y debes conocerla porque terminarás usándola más temprano que tarde. Un sistema operativo Windows de consumo terminará "degradándose" con el paso del tiempo ante el mismo uso, instalación/desinstalación de aplicaciones o controladores, fallos en alguna actualización del mismo sistema o la introducción de algún tipo de malware. Lo notarás ante fallos aleatorios o crónicos del sistema, ralentizaciones varias en su ejecución o aumento del tiempo de arranque ante la mayor carga en el inicio, servicios añadidos o mayor exigencia para el registro del sistema. Usuarios avanzados o los interesados en mantener sus equipos lo más limpios posible para obtener el mismo rendimiento del sistema que el primer día de su instalación, usan técnicas de mantenimiento o aplicaciones de terceros para lograrlo, pero no siempre es posible y su uso no está al alcance de un usuario común. Otros usuarios, incluso la utilizan de forma natural cada cierto tiempo como tarea regular de mantenimiento para maximizar el rendimiento y limitar los errores. De ahí el interés de esta herramienta para restaurar Windows 10, cuyo uso Microsoft ha simplificado sobre anteriores versiones de Windows, pero con el mismo objetivo: restablecer el sistema operativo a su configuración predeterminada de fábrica.  Cómo Restaurar Windows 10 Restaurar el sistema en caso de problemas es una función muy sencilla y automatizada utilizando el entorno de recuperación de Windows que además, te permitirá realizar una copia de seguridad externa de tus archivos personales si decides un restablecimiento más completo. Lo veremos en el siguiente paso a paso: Accede a la herramienta situada en Inicio > Configuración > Actualización y Seguridad >Recuperación. Ejecuta “Restablecer este PC” y tendrás la opción de mantener los archivos personales o quitarlos. En ambos casos se eliminarán las aplicaciones y la configuración del sistema porque la herramienta accederá a Windows RE (el entorno de recuperación de Windows), borrando y formateando las particiones antes de instalar una copia nueva de Windows 10. En el caso de optar por la opción de “Quitar todo”, la herramienta permite salvar los archivos colocados en otras unidades de almacenamiento fuera de la principal donde está instalada el sistema operativo. Si empleas la opción de “Mantener mis archivos”, la herramienta hará una copia de los mismos para devolverlos a su sitio original una vez instalado el sistema. Restaurado el sistema, accede a Windows Update para actualizarlo en su caso, instala las aplicaciones que necesites y los controladores proporcionados por Microsoft o por el fabricante del equipo. Muy interesante esta función interna para restaurar Windows 10 en caso de problemas, más sencilla y rápida de realizar que una instalación desde cero.
33 comentarios118 shares
17/07/2017Juan Ranchal
Guía: Preguntas y respuestas sobre la memoria gráfica (VRAM)

Guía: Preguntas y respuestas sobre la memoria gráfica (VRAM)

La memoria gráfica es uno de los componentes más importantes que integran las tarjetas gráficas ya que de ella depende en buena parte el rendimiento que aquella será capaz de ofrecer. Sin embargo también es uno de los que más dudas genera, sobre todo por la falta de información clara y concisa, por las controversias que genera la distinta optimización y dependencia de juegos y aplicaciones y por los falsos mitos que todavía giran a su alrededor. En este artículo queremos ayudaros a resolver todas vuestras dudas y a poner fin a esos mitos sobre la memoria gráfica de una manera directa y simple. Para ello hemos apostado por utilizar una estructura de pregunta y respuesta idéntica a la que vimos en este otro artículo dedicado a Xbox One X. Esperamos que os guste y sobre todo que sea de ayuda. Consideraciones previas: Qué es la memoria gráfica, una mirada general La VRAM es un tipo de memoria de alta velocidad que ha sido fabricada para ser utilizada en tarjetas gráficas, aunque también se puede usar como memoria de sistema o RAM. Un ejemplo claro lo tenemos en PS4, que utiliza memoria GDDR5 en un formato unificado, aunque no es una configuración "normal". En PC nos encontramos con dos tipos de memoria; la RAM, que se utiliza para almacenar los datos generales del sistema y evitar que tengan que volver a ser procesados, y la VRAM o memoria gráfica, que es donde se almacenan datos relacionados con cargas de trabajo gráfico. Esto supone que la VRAM almacena las texturas, actúa como frame buffer y también se ve afectada por otros elementos como el suavizado de bordes. Sin embargo debemos tener en cuenta que la memoria gráfica también se utiliza por el sistema operativo (resolución de pantalla) y cuando abrimos determinados elementos (como imágenes, por ejemplo). Haciendo una analogía sencilla podemos decir que la VRAM es a la GPU lo que la RAM es la CPU, lo que significa que necesitamos una cierta cantidad mínima para poder trabajar con garantías y que su rendimiento se ve afectado no sólo por la cantidad sino también por la velocidad, por el bus de datos y por el propio rendimiento bruto de la GPU. Ahora tenemos más claro qué es exactamente la memoria gráfica y qué trabajo realiza podemos lanzarnos a la ronda de preguntas y respuestas. [caption id="attachment_189541" align="aligncenter" width="750"] Como podemos ver los ajustes de calidad gráfica disparan el consumo de VRAM, mucho más que la subida de resolución.[/caption] ¿Necesitas una gráfica muy potente para aprovechar mucha memoria gráfica? No, no es necesario contar con una tarjeta gráfica de gama alta para aprovechar 4 GB o incluso 8 GB de memoria gráfica, aunque debemos tener en cuenta que todo dependerá de la que resolución a la que juguemos y de los requisitos de cada título en concreto. Por ejemplo algunos de los lanzamientos más recientes como Tom Clancy's Ghost Recon Wildlands utilizan unos 3 GB de memoria gráfica en 1080p y calidad muy alta, pero si subimos la calidad a ultra el consumo de VRAM sube hasta los 5 GB. De igual manera hay juegos como DOOM 2016, Fallout 4 o Mirror´s Edge Catalyst que tienen opciones para elevar la calidad gráfica en general o utilizar texturas y sombras de alta resolución, lo que normalmente requiere contar con más de 4 GB de memoria gráfica para disfrutar de una experiencia totalmente óptima. ¿Más memoria gráfica es siempre mejor? No, ya que como dijimos está asociada a la GPU y al rendimiento que ésta es capaz de ofrecer. Esto quiere decir que si tenemos una tarjeta gráfica de gama baja que apenas puede mover juegos en resoluciones 720p y calidad alta no aprovecharemos realmente más de 2 GB de memoria gráfica. Actualmente podemos decir que el nivel óptimo queda configurado de la siguiente manera: Tarjetas gráficas de gama baja: 2 GB de GDDR5 (GT 1030 y RX 550). Tarjetas gráficas de gama baja-media: 4 GB de GDDR5 (RX 560 y GTX 1050 TI). Tarjetas gráficas de gama media: hasta 8 GB de GDDR5 (RX 480-580 y GTX 1060). Tarjetas gráficas de gama alta: no aprovechan más de 8 GB memoria gráfica (GTX 1070 y superiores). [caption id="attachment_189543" align="aligncenter" width="673"] Consumo de memoria gráfica de DOOM 2016 en 1080p, cortesía de Infogram.[/caption] ¿Qué es lo que más afecta al consumo de memoria gráfica en juegos? La resolución afecta al consumo de VRAM, pero en contra de lo que podemos llegar a pensar no es lo que mayor impacto tiene cuando ejecutamos un juego. Las texturas son uno de los elementos que mayor cantidad de memoria gráfica puede consumir (una unidad de 2.048 x 2.048 con alpha channel ya consume 16 MB), pero también debemos tener en cuenta que la calidad de las sombras y funciones como el cacheado de las mismas pueden incrementar enormemente el consumo VRAM. Lo mismo aplica al suavizado de bordes, la calidad de las sombras y la de las luces, ajustes que pueden dar otro bocado a la memoria gráfica de nuestra tarjeta gráfica ya que incrementa el número de píxeles que se deben renderizar y almacenar. [caption id="attachment_189542" align="aligncenter" width="750"] Consumo de memoria gráfica de DOOM 2016 en 1440p, cortesía de Infogram.[/caption] ¿Necesito 8 GB de memoria gráfica para jugar en 4K? ¿Y 4 GB para jugar en 1080p? No es imprescindible ya que todo depende de los ajustes gráficos y de la optimización de cada juego en concreto. Así hay títulos que no exigen una gran cantidad de memoria gráfica ni siquiera configurados al máximo y otros como el citado Tom Clancy's Ghost Recon Wildlands que en 4K y calidad ultra consume más de 6 GB de VRAM. Por lo general para jugar en resoluciones 4K y calidades medias o altas es suficiente con 4 GB de memoria gráfica. Si bajamos la resolución a 1080p y mantenemos los ajustes en calidad media o alta 2 GB de memoria gráfica también es más que suficiente. [caption id="attachment_189544" align="aligncenter" width="750"] Consumo de memoria gráfica de DOOM 2016 en 2160p, cortesía de Infogram.[/caption] ¿Utilizar dos tarjetas dobla la VRAM de mi equipo? Pues no, si utilizas por ejemplo un SLI con dos GTX 770 de 2 GB de GDDR5 no tendrás 4 GB de GDDR5 en total, ya que cada GPU sólo tendrá acceso a la parte que le corresponde de esa memoria gráfica. Esto quiere decir que una GPU no puede utilizar más que los 2 GB de GDDR5 que tiene integrados en su PCB, y que por tanto no tendremos suficiente memoria como para disfrutar de una buena experiencia con juegos exigentes si configuramos la calidad de las texturas en ultra. Tampoco se nos desbloqueará esa opción en aquellos juegos que tengan por ejemplo fijado un requisito de 4 GB de memoria gráfica, ya que el sistema reconocerá 2 GB. Obvia decir que esta realidad puede afectar negativamente al rendimiento de la configuración y a la vida útil del sistema SLI o CrossFire que hayamos montado. [caption id="attachment_189545" align="aligncenter" width="750"] Consumo de VRAM de Fallout 4 con texturas estándar y de alta resolución. Imagen cortesía de HardOCP.[/caption] ¿Qué importa más la velocidad o la cantidad de VRAM? Pasa lo mismo que con la memoria RAM, importan ambos elementos y además debemos unir un tercero, el bus de memoria. Lo primero que debemos tener claro es que si no cumplimos con el mínimo de memoria gráfica que requieren los juegos actuales no disfrutaremos de una experiencia óptima. Tendremos que reducir la calidad de las texturas y de las sombras, desactivar los filtros y puede que hasta notemos tirones por un frame buffer insuficiente. Sin embargo una vez que llegamos a ese nivel mínimo adquiere mayor importancia la velocidad de la VRAM, pero ésta a su vez va unida al bus de memoria. Ambos elementos determinan el ancho de banda de una tarjeta gráfica, normalmente expresado en gigabytes por segundo. Esto indica la velocidad a la que se pueden almacenar y leer los datos que se encuentran en la memoria gráfica. Una GTX 1070 por ejemplo tiene 8 GB de GDDR5 a 8 GHz y una GTX 1060 de 6 GB de GDDR5 tiene una velocidad también de 8 GHz. Sin embargo la primera utiliza un bus de 256 bits y la segunda uno de 192 bits, lo que nos deja un ancho de banda de 256 GB/s y 192 GB/s respectivamente. Notas finales La memoria gráfica es importante, pero debemos buscar siempre una configuración equilibrada y bien ajustada no sólo a la resolución y calidad gráfica con la que queramos jugar, sino también a la propia potencia de la GPU que monta cada tarjeta gráfica. Enlaces de interés: Guías MC.
10 comentarios70 shares
16/07/2017Isidro Ros
10 consejos para mejorar la autonomía de un smartphone

10 consejos para mejorar la autonomía de un smartphone

La autonomía de un smartphone sigue siendo una cuestión pendiente. Del móvil “tonto” destinado exclusivamente a realizar llamadas de voz que nos duraba días y semanas sin recarga, hemos pasado a computadoras en miniatura y ello ha penalizado el apartado de la autonomía. A veces, no tenemos suficiente ni para un día de trabajo sin tener que buscar un enchufe. La mejora en la capacidad y eficiencia de las baterías o los avances en la gestión del apartado energético de los sistemas operativos en gestión, no han sido capaces de compensar el impresionante aumento de nivel hardware de los smartphones, en tamaño de pantalla con media por encima de las 5 pulgadas; resoluciones que alcanzan el 4K; CPUs y gráficas cada vez más potentes; el aumento de la conectividad en módulos de geolocalización y tecnologías inalámbricas, o la incorporación de nuevas características sean NFC o sensores de huellas, exigen un gran gasto de energía. No hablemos ya de cuando se empiecen a masificar los terminales con soporte para uso de realidad virtual/aumentada. El diseño se ha impuesto a la funcionalidad y la moda de adelgazar hasta límites absurdos el grosor y el peso de los terminales, junto al uso de las baterías no reemplazables que inciden en el problema de la obsolescencia tecnológica que veíamos la semana pasada, deja nuestro terminal fuera de juego cuando más lo necesitamos. Y si no tenemos energía para que funcione de qué nos sirve todo lo demás. Consejos para mejorar la autonomía de un smartphone No queda más remedio que usar diversas técnicas si queremos que nuestro smartphone aguante al menos un día de trabajo. Te recordamos algunos consejos básicos y avanzados para mejorar la autonomía. Están pensados para Android Limita el brillo de la pantalla. Nada “chupa” más energía en un smartphone que su pantalla multitáctil. Ajustar su brillo es la primera medida que tenemos que hacer si queremos aumentar la autonomía. Puedes utilizar la función de brillo automático que utiliza el sensor de luz ambiental para ajustarlo. Si no te gusta esta función, establece un nivel por debajo del máximo que por sí mismo ya te va a permitir alargar la autonomía en Android.  Usa los planes de energía. Android, iOS o Windows Mobile tienen administradores de batería y todos los fabricantes ofrecen distintos modos de energía que ayudan a mejorar la duración de la misma con modos de ahorro que pueden activarse cuando no necesitemos usar el total del rendimiento del smartphone. La mayoría se activa al bajar de un nivel determinado de carga y conviene activarlo. También hay app de terceros gratuitas que pueden utilizarse. Limita la conectividad. Los smartphones de última generación tienen una capacidad de conectividad impresionante pero también gastan bastante batería. Si Wi-Fi y/o los datos móviles son casi imprescindibles para mantenernos conectados a Internet, no lo son tanto otros como GPS, Bluetooth o NFC que puedes desactivar por defecto y utilizarlos únicamente cuando lo necesites. Si el estado de la batería es crítico, puedes activar “el modo avión” para cortar temporalmente las comunicaciones inalámbricas. Bloquea la pantalla. Complementando el apartado de la pantalla, también debemos ajustar al mínimo el tiempo de suspensión por inactividad de la pantalla. ¿Para qué la queremos encendida si no la utilizamos?  Controla los Widgets y Temas. Los widgets son mini aplicaciones similares a los gadgets de escritorio que facilitan el acceso a funciones y proveen de información visual. Son útiles y atractivos pero conviene revisar los que tenemos instalados y activos porque algunos consumen mucha batería, como el dedicado al tiempo meteorológico ¿De verdad necesitas que unas nubes pasen constantemente por la pantalla de tu smartphone? Racionaliza su uso y ajusta el intervalo. Lo mismo podemos decir de algunos temas, fondos de pantalla animados o similares. Ajustes inteligentes. Muchos smartphones se entregan con características adicionales para opciones de movimiento y gestuales. Algunos son útiles, otros cuestionables, pero todos gastan batería. Podemos incluir en este grupo la vibración, sea en notificaciones o la retroalimentación háptica al pulsar una tecla, algo supérfluo que puede desactivarse cuando necesitamos aumentar la autonomía. Revisa sincronizaciones y automatismos. También son amplios los servicios que tienen activada la sincronización automática. De servicios de mensajería, de correo electrónico u otras aplicaciones. Siempre que te sea posible escapar del “guasap” o similares y cuando necesites aumentar la autonomía, aumenta el intervalo de actualización u obtén la información de manera manual. Lo mismo podemos decir de los servicios en nube. No es raro ver un terminal que duplica la sincronización a servicios, Google Drive, OneDrive o DropBox o a otros de fotografía Google Foos o Amazon Prime que se empeñan en subirlas nada más tomarlas. Lo mismo para sincronización de contactos, música, película o libros. Desactiva las que no te sean esenciales.  Desinstala aplicaciones. La mayoría de smartphones se ofrecen por defecto con una cantidad de aplicaciones impresionantemente amplia. Algunas imprescindibles y otras directamente software basura que se ejecutan en segundo plano y además de reducir el rendimiento y ocupar espacio, penalizan la autonomía. Revisa y elimina todas las aplicaciones que no uses. Prueba un nuevo kernel y/o ROM. Si algo bueno tiene la plataforma Android es sus posibilidades como sistema de código abierto, lo que permite a los desarrolladores obtener su código, añadir funciones, y construir sus propias imágenes del sistema operativo para smartphones o tablets de la plataforma. La oferta de ROMs alternativas es amplia para un gran número de terminales. Algunas se enfocan en rendimiento y pueden consumir más que las estándar pero otras consumen bastante menos. Lo mismo podemos decir de kernels (núcleos del sistema) tremendamente optimizados. Es cuestión de probar los personalizados para nuestro terminal. Requieren rooteo y acceso al cargador de arranque. Underclocking y Undervolting. Otra opción avanzada que permite un kernel personalizado es la gestión de las frecuencias de trabajo de CPU y GPU y también el voltaje. A menudo se utilizan como técnicas de ahorro de batería. No funcionan igual de bien ni con todos los terminales y necesitas saber lo que se está haciendo, pero usuarios avanzados pueden sacar provecho de ellos
1 comentario17 shares
10/07/2017Juan Ranchal
¿Por qué debes usar varias particiones en tu unidad de almacenamiento?

¿Por qué debes usar varias particiones en tu unidad de almacenamiento?

Una partición de disco es la denominación que recibe las divisiones de una unidad de almacenamiento informático sea un disco duro, una SSD o un sistema RAID. Es una manera de dividir un disco duro (o clasificarlos cuando tenemos varios de ellos instalados) en una serie de discos lógicos y decirle al sistema operativo que los maneje de forma independiente, cada uno con su propio sistema de archivos. En sistemas Windows, al que dedicamos esta entrada, las particiones están identificadas con una letra seguida por dos puntos. En otros sistemas como Linux y UNIX, es común emplear directamente varias particiones para archivos, datos de usuario y para memoria virtual temporal. Cuando compramos un ordenador nuevo con Windows lo más probable es que tenga una sola partición “C:” que ocupa todo el espacio del disco. Algunos fabricantes añaden pequeñas particiones para recuperación del sistema y otras pero que no están destinadas al manejo del usuario. Puedes revisar las que tienes instaladas a través de “Mi PC”, el explorador de archivos o a través del administrador de discos que es precisamente donde se pueden crear o gestionar estas particiones. También se incluyen -en su caso- letras de unidades adicionales para discos ópticos, ubicaciones de red o medios de almacenamiento extraíbles, cuyas unidades se van creando a medida que las insertamos en el equipo. Porqué usar varias particiones Las particiones son usadas habitualmente por usuarios medios y avanzados pero son un aspecto bastante desconocido para el gran público. Hoy te mostramos un acercamiento a ellas comentando algunas razones poderosas que aconsejan su uso: Salvaguardar tus datos en caso de fallos del sistema Si el sistema operativo falla por cualquier causa (controladores, aplicaciones o virus) es probable que no puedas acceder a la unidad ni realizar una restauración del mismo. Contar al menos con dos particiones, una para el sistema y otra para los datos, te asegura que un fallo del sistema no afectará a tus archivos personales. De la misma manera, si tenemos que volver a instalar desde cero el sistema operativo, solo tendremos que formatear su partición, manteniendo a salvo las particiones adicionales que tengamos creadas para nuestras copias de seguridad y archivos personales. Instalar varios sistemas operativos La mayoría de sistemas operativos obliga a instalarlos en sus propias particiones primarias. En este escenario, contar con varias particiones separadas es obligatorio. Además, puedes crear terceras particiones para compartir archivos entre los distintos sistemas si usan distintos sistemas de archivos. Rendimiento mejorado Los discos duros actuales (6, 8 o 10 TB) ofrecen una enorme capacidad de almacenamiento pero obligan a las cabezas lectoras a un mayor recorrido. Con ello, dividir el disco en varias particiones te asegura un menor retraso en el reposicionamiento de los datos y un mejor rendimiento. No es elevado, pero todo suma. Mejor mantenimiento Contar con varias particiones facilita el mantenimiento del disco duro, la comprobación de errores o la optimización y desfragmentación de las unidades. También acelera la búsqueda de los archivos. Mayor facilidad en la organización Contar con varias particiones de disco facilita la organización personal. En la imagen de arriba, verás como el sistema de almacenamiento está dividido en la partición C: para el sistema, D: para instalación de aplicaciones y juegos, y E: para copias de seguridad, documentos, fotos, música o vídeo. Las posibilidades son casi ilimitadas y mejoran la organización frente a una única partición. Gestionar particiones Aunque varios desarrolladores especializados ofrecen aplicaciones dedicadas a la gestión de las particiones (ejemplo Partition Manager de Paragon), los sistemas Windows tienen su propia herramienta nativa que es suficiente para empezar. Su gestión se realiza “Panel de control-Herramientas administrativas-Administración de equipos-Administración de discos”: Sus posibilidades van desde la creación de particiones adicionales (siempre que contemos con el suficiente espacio); reducir el tamaño de cada una de ellas para hacerlo posible; formatearlas; cambiar la letra de acceso y ruta a la unidad o formatearla para limpieza completa. Por supuesto, se trata de una herramienta avanzada en la que se debe conocer exactamente lo que se pretende realizar antes de tocar nada para que su gestión no termine en desastre, pero como hemos visto su uso facilita la seguridad de datos, el mantenimiento, el rendimiento y la organización de los archivos en las unidades de almacenamiento de nuestro oprdenador personal.
20 comentarios196 shares
10/07/2017Juan Ranchal
Cómo minimizar el impacto del robo de dispositivos en vacaciones

Cómo minimizar el impacto del robo de dispositivos en vacaciones

Probablemente hayas iniciado o estés preparando unas merecidas vacaciones veraniegas. Aunque deberías desconectar todo lo posible del uso de dispositivos electrónicos, no siempre es posible y cargarás con el smartphone en plena epidemia de nomofobia, tablet para navegación o lectura o incluso portátil, si tampoco puedes desconectar de actividades más profesionales. Debes tener en cuenta que el robo de dispositivos electrónicos (o el extravío) es una lacra que se cuenta por millones de unidades anuales a lo largo de todo el mundo y que los periodos vacacionales son fechas abonadas para ello. Circular por aeropuertos, estaciones de tren u otros centros de transporte; restaurantes, hoteles, centros comerciales; una playa o terraza concurrida y en general grandes zonas públicas, se está convirtiendo en un factor de riesgo. El mercado de tecnología de segunda mano funciona muy bien, los equipos tienen un precio elevado y los "amantes de lo ajeno" pueden colocar fácilmente el material ganando mucha pasta. Un gran problema porque además de la pérdida económica directa del hardware, dejar en manos de terceros nuestros datos profesionales, financieros o personales, o las contraseñas para accesos a servicios de Internet, pueden suponer un coste incuantificable. Medidas contra el robo de dispositivos en vacaciones La prevención contra el robo o el despiste es la mejor de las técnicas, pero como es imposible estar a salvo de esta lacra al 100% al menos debemos observar unas medidas de protección básicas para minimizar su impacto o en su caso, tener oportunidad de recuperar los dispositivos. Las más importantes que pueden servir para cualquier dispositivo sea smartphone, tablet o portátil son: Guarda la factura de compra como el comprobante imprescindible para presentar la correspondiente denuncia en caso de robo o extravío. Anota todos los datos del equipo portátil o dispositivo móvil, especialmente su número de serie y la dirección MAC, un identificador que se corresponde de forma única a la tarjeta o dispositivo de red utilizado en cualquier dispositivo conectado. Puedes hacer una marca discreta en una zona no visible de tu equipo y guardar una fotografía de la misma para demostrar inequívocamente que es de tu propiedad. También puedes incluir una pegatina con tu nombre y vía de contacto. No todas las pérdidas de equipos móviles son por robo y en caso de extravío podrán ponerse en contacto contigo y recuperar con facilidad el equipo. Si no lo estás utilizando, nunca dejes tu equipo a la vista en sitios públicos que son -como decíamos- donde ocurren la mayoría de los millones de extravíos y robos de equipos móviles y portátiles. Asegúrate de realizar copias de seguridad de todos tus datos. Una medida de mantenimiento obligada más aún en periodos vacacionales con mayor riesgo de pérdida. Si el robo o extravío termina produciéndose, al menos podrás recuperar los datos. Mantén tus archivos más valiosos en carpetas cifradas y, si utilizas servicios de almacenamiento on-line, guarda las contraseñas a buen recaudo. Activa los sistemas de seguridad integrados de tu dispositivo móvil para autenticación, la contraseña de desbloqueo o el lector de huella digitales. Bloquea también el acceso al BIOS y a la cuenta de administrador con una contraseña lo más fuerte posible. Utiliza los sistemas de anclaje para asegurar tu equipo, especialmente en seminarios, conferencias, bibliotecas o zonas públicas de transporte. Activa las características tipo "Encuentra mi dispositivo" que proporcionan las plataformas móviles Android, iOS o Windows Phone/Mobile, que además de localizar la posición del dispositivo te permiten borrar sus datos remotamente vía web. También puedes utilizar esta función en equipos portátiles. Microsoft lo ha implementado de forma nativa en la última versión de Windows 10 y se gestiona igual que en móviles. En equipos profesionales compatibles, puedes activar sistemas antirrobo específicos como el Intel Anti-Theft que evita el arranque del equipo a nivel de hardware (CPU/Chipset/BIOS/Drivers) y también el acceso a los datos de la unidad de almacenamiento. Alternativamente, puedes utilizar servicios de seguridad multiplataforma/multidispositivo como Prey para intentar recuperar computadoras, tablets o smartphones perdidos o robados rastreando su ubicación. Es gratuito para uso básico (hasta tres equipos) e incluye una gran cantidad de opciones en las versiones de pago. Si tu dispositivo es de gran valor, valora la contratación de un seguro específico para el caso de robo o extravío. Un seguro estándar no suele incluir el robo en las coberturas. Lo dicho. Cuidado con el robo de dispositivos en vacaciones. Los cacos no descansan. Alerta con ello y al menos minimiza su impacto.
1 comentario25 shares
10/07/2017Juan Ranchal
[ ]