real
time web analytics
Guías, consejos de compra y tutoriales » MuyComputer
[ Guías ]
Guía: Montando un PC económico, compacto y de bajo consumo para juegos

Guía: Montando un PC económico, compacto y de bajo consumo para juegos

En esta nueva guía nos vamos a centrar en dar forma a un PC económico y de bajo consumo para juegos, un objetivo que puede parecer imposible ya que existe la falsa creencia de que todos los componentes necesarios para jugar en condiciones son caros y consumen mucha energía, pero nada más lejos de la realidad. Con la reducción progresiva de los procesos de fabricación y las mejoras a nivel de rendimiento y eficiencia que han introducido las últimas generaciones de procesadores y tarjetas gráficas, como por ejemplo Skylake de Intel, Polaris de AMD y Pascal de NVIDIA, hoy es más fácil y más económico que nunca montar un equipo de esas características, siempre que sepamos qué componentes debemos elegir. Como ocurre siempre que tenemos que montar un ordenador el tema del presupuesto es una de las cuestiones más importantes. Ya hemos adelantado en el título que la meta es conseguir un PC económico y de bajo consumo para juegos, lo que significa que no elegiremos a lo loco sino que buscaremos la mejor relación calidad-precio e intentaremos mantener el coste lo más bajo posible. Tampoco haremos sacrificios grandes en rendimiento, ya que nuestro objetivo en este sentido es que sea capaz como mínimo de mover todos los juegos actuales en calidades medias-altas y resolución 1080p, lo que nos lleva a descartar directamente soluciones gráficas integradas y las dedicadas de bajo coste. Sin más nos ponemos manos a la obra, y como siempre esperamos que os guste. Plataforma La única que actualmente nos permite realmente conseguir una buena relación consumo-rendimiento, y por tanto un buen nivel de eficiencia, es la LGA1151 de Intel, que como sabemos soporta procesadores basados en la arquitectura Skylake y Kaby Lake, ambas fabricadas en proceso de 14nm. Optamos pues por ella, ya que las soluciones FX y Ahtlon de AMD basadas en proceso de 32nm no pueden competir en este sentido con lo que ofrece actualmente el gigante del chip, una situación que esperamos cambie con la llegada de ZEN. Placa base Empezamos el equipo como debe ser, por los cimientos. Dado que nuestro objetivo es montar un equipo económico y de bajo consumo tenemos claro desde el principio que nos olvidamos del overclock y que no vamos a necesitar por tanto recurrir a chipsets tope de gama. Con eso en mente podemos afinar mejor el tiro y elegir fácilmente. Nosotros hemos optado por una placa base GIGABYTE GA-H110M-S2H, que ha recibido una actualización para funcionar sin problema con procesadores Kaby Lake, cuenta con todo lo que podemos llegar a necesitar y ofrece una buena calidad de construcción. Su precio es de 59 euros. Procesador Es una elección más difícil de lo que parece, ya que los modelos de bajo consumo para escritorio (identificados con la letra T) son muy caros y sacrifican bastante rendimiento al reducir considerablemente las frecuencias de reloj. Tras mucho meditar y hacer números creemos que la mejor opción actualmente es el Core i3 7100, que viene con dos núcleos y cuatro hilos a unos impresionantes 3,9 GHz, lo que nos garantiza un rendimiento muy bueno incluso en juegos que dependen bastante de la CPU. Su precio es razonable y tiene un TDP es bastante equilibrado, ya que a pesar de las altas frecuencias de reloj y del buen rendimiento bruto que ofrece se limita a 51W. Podemos conseguirlo por 125 euros. Memoria RAM Este componente ha subido muchísimo de precio pero es uno de los más básicos y debemos cuidar al máximo la elección. Dado que nuestro objetivo es jugar en condiciones óptimas sin hacer un gran desembolso nos decantamos por un módulo de 8 GB Ballistix Sport de Crucial, que además está de oferta y cumple de sobra con todo lo que necesitamos. Os recuerdo que aunque el módulo viene a 2.400 MHz una vez lo instalemos correrá a 2.133 MHz, que es el máximo que admite nuestra placa base, así que no tendréis problemas de ningún tipo. Su precio es de 52,07 euros. Tarjeta gráfica Otro componente fundamental y una de las elecciones más complicadas por todo lo que supone en materia de rendimiento, precio y consumo. Bien, tenemos dos grandes opciones, la RX 460 de 2 GB o la GTX 1050 de 2 GB. Dado que el objetivo es jugar bien en 1080p reduciendo el consumo pero manteniendo también el presupuesto lo más bajo posible hemos elegido la primera, ya que la diferencia real de consumo que hay entre ambas es mínima. A nivel de rendimiento ambas son muy parecidas pero la RX 460 de 2 GB es mucho más económica, ya que cuesta unos 30 euros menos de media que la GTX 1050 de 2 GB. Tiene un precio de 99,95 euros. Unidad de almacenamiento Los SSDs son por lo general más eficientes que los HDDs y rinden mucho mejor, pero si queremos que el equipo sea económico y que nos permita jugar sin problemas no tenemos más opción que recurrir a un disco duro estándar. En cualquier caso la diferencia tampoco es muy grande, ya que los SSDs tienen medias de consumo de 3W y los discos duros rondan los 7W. Hacemos un sacrificio importante en rendimiento, eso sí, pero a cambio reducimos el gasto y disponemos de mucho más espacio, lo que nos evitará tener que estar borrando y e instalando juegos con demasiada frecuencia, algo que por otro lado tampoco es nada bueno para un SSD. La mejor opción calidad-precio-consumo es el Toshiba DT01ACA100 de 1 TB a 7.200rpm. Podemos encontrarlo por 44,95 euros. Fuente de alimentación No necesitamos nada especialmente potente así que nos bastaría prácticamente cualquier cosa. Dado que hemos ajustado el presupuesto al máximo y hemos podido dar con alguna oferta interesante hemos invertido un poco más en este componente, y nos hemos ido a por la Antec VP 400 PC EC. Ofrece una potencia de 400W, tiene una construcción de calidad y monta un ventilador silencioso de 120 mm, pero además viene acompañada de un cable de alimentación de 6 pines, por lo que podremos ampliar el equipo sin problemas en un futuro. Su precio es de 35,95 euros. Caja Este punto depende un poco de los gustos de cada uno así que se puede cambiar sin problema. Nosotros hemos optado por una Nox Coolbay MX2, ya que tiene un tamaño muy compacto pero cuenta con una acabado de calidad y tiene todo lo que necesitamos. Tened en cuenta que esa caja está diseñada para montar placas micro-ATX como la que hemos elegido al principio, aviso por si tenéis pensado seguir la guía cambiando algunos componentes concretos. Tiene un precio de 25,95 euros. Notas finales Al final hemos conseguido dar forma a un PC económico y de bajo consumo para juegos, muy capaz en resoluciones 1080p incluso en juegos exigentes y que además tiene un tamaño bastante compacto. El precio total de esta configuración es de 442,87 euros, un precio más que razonable si tenemos en cuenta la relación calidad-precio-consumo que ofrece y sobre todo la subida de precio de la RAM, ya que un módulo de 8 GB es hoy unos 25 euros más caro que hace cuatro meses. En carga máxima este equipo registra unas medias de consumo máximo que rondan los 200W. Si hubiéramos montado un FX-4350 o un FX 6350 subiría hasta los 260W. Obviamente el equipo es muy fresco y bastante silencioso, pero ofrece un excelente rendimiento como veréis en los siguientes resultados: DOOM 2016 (Vulkan) 1080p, ultra y TSSAA 8tx: 59 FPS de media. Crysis 3 calidad alta, 1080p y FXAA: 42 FPS de media. HITMAN 2016 en calidad ultra y 1080p: 35 FPS de media. The Witcher 3 calidad media y 1080p: 44 FPS de media. Enlaces de interés: Guías MC.
18 comentarios5 shares
19 horas
Webcam ¿Me están espiando? ¿Debo desactivarla?

Webcam ¿Me están espiando? ¿Debo desactivarla?

El espionaje remoto a través de las webcam es un asunto conocido desde hace más de una década y no son pocos los usuarios y/o profesionales que han decidido desactivarla, a pesar de su utilidad al proporcionarnos comunicación de video y audio y otras funciones. Las técnicas utilizadas y los objetivos de los ciberataques a través de las webcam han sido muy diversos, desde el espionaje gubernamental; la instalación de malware con herramientas como Gumfish; el aprovechamiento de vulnerabilidades como la de Flash Player para tomar el control de máquinas; como forma de extorsionar a famosos; para “pilladas” a usuarias/os en paños menores o simplemente como placer para esos “mirones” que pululan por Internet invadiendo la privacidad del prójimo. Si todo lo anterior era lo suficientemente grave para tomar medidas, la imagen de una cinta adhesiva cubriendo la webcam del ordenador del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, fue lo suficientemente explicativa y la recomendación del director del FBI durante una conferencia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, cuando aseguró que tapar la webcam cuando no esté en uso es una de las “acciones prudentes que debería realizar cualquier usuario”, volvió a provocar una gran cantidad de debate sobre la seguridad de las cámaras web personales. Es difícil valorar hasta donde llega el riesgo del uso de las webcam pero si no la utilizas frecuentemente, tampoco hay razón para dejar un dispositivo de grabación potencialmente inseguro permanentemente accesible y / o activo en tu equipo, accediendo a tu empresa u hogar. Más allá de la típica pegatina que suele destrozar la estética de los portátiles y no soluciona el apartado del audio, también importante, nuestros compañeros de Movilidad Profesional han repasado unos cuantos métodos efectivos para deshabilitar la webcam, pero que sean reversibles en cualquier momento que necesites utilizarla. Por supuesto también recomiendan fortalecer la seguridad general de los equipos, porque todos los métodos de ataque para hackear las webcam y conseguir su acceso remoto, aprovechan alguna vulnerabilidad de los equipos, del sistema operativo o especialmente de sus aplicaciones. Guía | ¿Debo desactivar la webcam? ¿Cómo hacerlo?
8 comentarios10 shares
1 día
Guía Hackintosh, con macOS Sierra y actualizada a 2017

Guía Hackintosh, con macOS Sierra y actualizada a 2017

Comenzamos el año en el apartado de clónicos Mac con una nueva guía Hackintosh actualizada a la última versión macOS Sierra, con hardware disponible en enero de 2017 y mencionando los primeros pasos con la plataforma Kaby Lake de Intel. El objetivo de esta guía Hackintosh es la de costumbre. Seleccionar los componentes de hardware más compatibles y revisar las técnicas necesarias para ejecutar sistemas operativos OS X en máquinas no fabricadas por Apple. Tomamos como base la información actualizada ofrecida por tonymacx86 aunque al final del artículo seleccionamos otro buen número de recursos de páginas web especializadas en la creación de clónicos Mac. Cuestiones legales Como siempre que hablamos de hackintosh conviene realizar las debidas consideraciones legales previas. Apple no licencia sus sistemas operativos a terceros desde 1997 y además, batalla en los tribunales contra cualquiera que comercialice equipos con sus sistemas preinstalados, como el fabricante de clónicos estadounidense Psystar o el europeo PearC, que terminó cancelando su oferta de Mac. Tampoco autoriza el uso de OS X en equipos fuera de los suyos propios ni por supuesto soporta de ninguna manera este tipo de técnicas e instalaciones, aunque compres el sistema operativo. Si bien no creemos que le importe a Apple que a nivel de consumo se pruebe OS X en una máquina no Apple, conviene dejar claro que la responsabilidad legal de su uso es de cada usuario. Hardware para Hackintosh Desde que Apple cambió la arquitectura de sus computadoras desde Power PC a Intel, la tarea de construir un Mac Clónico se ha facilitado enormemente. Hoy en día, aunque los medios separemos erróneamente un PC de un Mac entendiendo que el primero solo puede utilizar Windows, un Mac no deja de ser un PC, muy similar al que podemos comprar o crear con Windows y Linux si bien está personalizado, integrado y optimizado por Apple. Teniendo claro lo anterior, la base para hackintosh pasa por elegir los componentes más compatibles, que suelen ser los que utiliza la propia Apple en sus Mac. No todo el hardware funciona igual de bien y otro no lo hace en absoluto. De ahí la importancia de emplear los componentes más adecuados como recomienda Tonymacx86 al actualizar su guía de compra a enero de 2017. La combinación ideal es una placa base con chipset serie 100 de Intel, procesadores Core de sexta generación "Skylake" y -en su caso- gráficas dedicadas GeForce de NVIDIA. El medio ofrece otras guías para manejar la cuarta y quinta generación de procesadores Core, Haswell y Broadwell, por si tienes un equipo con ellos o utilizarlos. También se están probando los nuevos procesadores Intel Kaby Lake con los chipsets serie 200, pero para hackintosh no los recomendaríamos en absoluto porque no cuentan con soporte nativo de Apple, o lo que es lo mismo, todavía no hay en el mercado ningún Mac con Kaby Lake. Existe hackintosh sobre AMD pero no funciona igual de bien. Opta por una plataforma basada en Intel Skylake si quieres la mayor compatibilidad. Sus componentes funcionan perfectamente con Windows y Linux por si quieres utilizar OS X junto a otros sistemas operativos. Te recordamos tres ejemplos prácticos con máquinas de distinto nivel para crear el mejor clónico Mac.   Mac Mini ITX El componente más importante a la hora de construir tu Mac clónico es la placa base. Recomiendan utilizar modelos de Gigabyte, para este equipo una mini-ITX. En cuanto al procesador, utilizaríamos un doble núcleo Skylake. La gráfica a usar es la integrada en el procesador y es totalmente compatible. En este equipo no necesitamos dedicadas. Memorias podemos utilizar casi cualquiera aunque los modelos Crucial funcionan muy bien. Chasis, fuente de alimentación o ventiladores, lo que quieras. La placa propuesta tiene soporte para Bluetooth y Wi-Fi. Sí necesitaremos una tarjeta Wi-Fi adicional puedes utilizar la TP-LINK TL-WDN4800. Placa base: Gigabyte h170n WiFi (Socket 1151 – Chipset Intel H170) Microprocesador:  Intel Core i3-6100 Memoria: Crucial Budget (DDR4 – 2133 MHz – 8 GB) Almacenamiento: Samsung 850 EVO – 250 GB Mac PC ATX Un ordenador de sobremesa estándar con placa base ATX, como en todos los casos de Gigabyte como las más recomendables. Subimos nivel a un Core i5 aunque puedes montar i3 o i7 según presupuesto. El resto de lo comentado para la Mac Mini vale para ésta. La gráfica dedicada es opcional. Aquí tienes un listado con las más compatibles que corresponden a modelos de NVIDIA. Placa base: Gigabyte GA-Z170X-Gaming 3 (Socket 1151 – Chipset Intel Z170) Microprocesador: Intel Core-i5 6400 Memoria: Crucial Budget (DDR4 – 2133 MHz – 16 GB) Almacenamiento: Samsung 850 EVO – 500 GB Mac PC ATX PRO Todo lo que hemos hablado anteriormente funciona para este PC de mayor rendimiento que los anteriores, en el que puedes seleccionar una gran cantidad de opciones con base siempre en Gigabyte. Una de las configuraciones posible sería: Placa base: Gigabyte GA-Z170X-Gaming 5 (Socket 1151 – Chipset Intel Z170X) Microprocesador: Core i7 6700K Memoria: Crucial Ballistix (DDR4 – 2400 MHz – 32 GB) Almacenamiento: Samsung 850 EVO – 1 TB Gráfica: Gigabyte GeForce GTX 970 G1 (Puedes elegir otros modelos compatibles de esta lista) Instalación de OS X Una vez creado o actualizado el equipo con los componentes anteriores necesitamos una copia del sistema y una herramienta que sea capaz de instalarlo. La herramienta que más nos gusta es UniBeast recientemente actualizada a la versión 6.2. Un “todo en uno” muy completo que nos deja todo preparado para instalar OS X desde un pendrive USB. El problema de UniBeast es que se trata de una aplicación nativa que necesita un Mac para preparar la instalación y si estamos preparando un Mac Clónico seguramente no tengamos acceso a una máquina de Apple. La solución aquí pasa por virtualizar Mac en una máquina Windows con aplicaciones como VMware y de la misma forma que utilizamos para probar Windows 10. Puedes seguir tutoriales como el que utiliza Virtual Box e iAtkos. Otras opciones (menos legales aunque ningún Mac clónico está soportado legalmente por Apple) es utilizar distribuciones ya preparadas como Niresh siguiendo tutoriales como este de ONE Digital. Si tienes acceso a un Mac o puedes virtualizarlo, Unibeast es ideal, siguiendo este paso a paso actualizado para instalar la última versión de OS X, macOS Sierra: Paso 1. Obtener OS X El sistema operativo es gratuito para cualquiera que haya comprado un comprado anterior compatible con macOS Sierra. Si es tu caso, descárgalo con tu ID Apple desde la Mac App Store OS X también se puede adquirir cargado en un USB, a la venta en las Apple Store Paso 2. Crear una unidad de arranque USB Inserta tu pendrive de capacidad mínima 8 GB (recomendable 16 GB). Abre en el Mac /Aplicaciones/Utilidades/Utilidad de Disco y selecciona el pendrive. Haz clic en la pestaña particiones, luego enCurrent y selecciona 1 Partición. Luego haz clic en opciones y selecciona la tabla de partición GUID. Pon el nombre que quieras al USB pero selecciona el formato Mac OS Extended (Journaled). Solo resta pulsar sobre aplicar y partición para formatear el pendrive. Descarga y ejecuta UniBeast (tendrás que estar registrado en Tonymacx86). En destino selecciona USB y en en la opción de sistema operativo escoge tu copia de macOS Sierra. Selecciona UEFI Boot Mode o Legacy Boot Mode en las opciones del cargador de arranque según el que use tu BIOS. Opcionalmente elige tu chip gráfico en las opciones de configuración gráfica. Verifica las opciones, introduce tu contraseña y haz clic en Install. El proceso de creación durará alrededor de 10-15 minutos. Paso 3. Configuración de la BIOS Si has utilizado la placa base Gigabyte que te hemos recomendado no tendrás problemas con la BIOS UEFI de AMI realizando los siguientes ajustes. Entra en la BIOS y carga los valores predeterminados optimizados. Si tu CPU lo soporta desactiva VT-d y CFG-Lock. Desactiva también el modo de arranque seguro. Activa USB como primer dispositivo de arranque. Guarda la configuración. Paso 4. Instalar OS X Colocamos el pendrive arrancable en un puerto USB (más compatible si es 2.0) y arrancamos la máquina. En la pantalla de inicio seleccionamos Boot Mac OS X from USB. Elegimos idioma Para una nueva instalación de OS X, debemos borrar y formatear la unidad de destino de acuerdo con los siguientes pasos. Abre la Utilidad de discos en Utilidades. Selecciona el disco duro en la columna de la izquierda. Selecciona la pestaña partición y selecciona GUID Partition Method. Escribe el nombre que quieras (por ejemplo macOS Sierra) y en formato selecciona Mac OS Extended (Journaled). Aplica y cierra la utilidad de disco cuando termine. Sigue los pasos del instalador de Apple, seleccionando la partición que hemos creado. Reinicia tu ordenador cuando complete la instalación. Paso 5. Después de la instalación La instalación está completa pero la unidad no es arrancable. Por ello tenemos que volver a arrancar con el pendrive UniBeast y seleccionar la partición de macOS Sierra.  Para solucionar este problema tendremos que instalar el conocido paquete todo en uno MultiBeast, que permite el arranque desde el disco duro e instala soporte de audio, red y gráficos, entre otros, de la siguiente forma: Reinicia con el USB y en la pantalla de inicio escoge arrancar  X El Capitan. Completa el setup y ya desde el navegador Safari descarga estas herramientas de post-instalación Ahí tendremos dos instaladores Clover personalizados (para sistemas basados en UEFI y para otros más antiguos basados en BIOS), así como los kexts esenciales (carpetas que actúan como drivers en OS X). Ejecuta uno de ellos para solventar el arranque desde el disco duro y completar la configuración. Es posible que quieras instalar más drivers para habilitar ethernet, el sonido o gráficos según la configuración de tu equipo. En caso de problemas, tonymacx86 tiene un foro de soporte donde hay cientos de problemas comunes ya solucionados. Hemos comentado en otras ocasiones que este tipo de técnicas no son sencillas para un usuario novel pero quien quiera experimentar conseguirá crear una máquina no fabricada por Apple capaz de ejecutar sistemas operativos OS X. Volvemos a repetir que la elección de componentes es fundamental para conseguir un hackintosh funcional en un equipo que es totalmente compatible para instalar Windows y/o Linux en arranque dual. Recursos Hackintosh Tonymacx86 Hackintosh OSXL OSX86 InsanelyMac OSx86Project myHack OSX Macbreaker iAtkos Hackintosh.zone
21 comentarios75 shares
2 días
Guía: Las mejores tarjetas gráficas del mercado (Enero 2017)

Guía: Las mejores tarjetas gráficas del mercado (Enero 2017)

[Última actualización] Enero 2017 Sabemos que elegir una tarjeta gráfica no es nada fácil, por eso publicamos de forma regular guías completas en las que hablamos sobre las mejores tarjetas gráficas del momento, os dejamos un resumen de sus características y prestaciones y os comentamos qué podéis esperar de ellas. Sin embargo esos artículos suelen ser bastante extensos y tienen una profundidad que hemos querido simplificar en esta guía, donde os vamos a dejar una selección simplificada de las mejores tarjetas gráficas que podemos encontrar actualmente, dividida por precios para que sea más fácil de utilizar. Cada gama tiene un gráfico donde podéis ver el rendimiento promedio de cada tarjeta frente al modelo más potente, que será el que tenga el 100%. Tened en cuenta que hablamos de porcentajes que han sido calculados tomando como base la media de varios juegos actuales, entre los que se encuentran títulos como el nuevo HITMAN 2016, Rise of the Tomb Raider y DOOM. Junto a cada gráfica os dejaremos una selección de modelos a buen precio que podéis considerar como nuestra recomendación personal. Es evidente pero por si acaso os recordamos que esta guía se centra en modelos para jugar. Gama básica: Menos de 150 euros. En esta categoría podemos encontrar soluciones gráficas que nos permiten jugar en resoluciones 1080p sin problemas con calidades medias, altas o incluso ultra en algunos casos, siempre dependiendo de las exigencias concretas de cada título. Son una buena opción para presupuestos ajustados y procesadores como los Core i3 series 4000 e inferiores y los FX 4300 e inferiores. Estos son los modelos que os recomendamos: Sapphire RX 460 con 2 GB de GDDR5 por 99,95 euros. 896 shaders. 56 unidades de textura. 16 unidades de rasterizado. Bus de 128 bits. GPU a 1.216 MHz. 2 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos. GIGABYTE GTX 1050 D5 con 2 GB de GDDR5 por 139 euros. 640 shaders. 40 unidades de textura. 32 unidades de rasterizado. Bus de 128 bits. GPU a 1.379 MHz/1.493 MHz. 2 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos. Recomendaciones alternativas: GTX 1050 2 GB de MSI y RX 460 con 4 GB de XFX. Gama media: Menos de 300 euros. Subimos un escalón y nos encontramos en una gama que nos permite mover cualquier cosa en 1080p y calidades máximas. Con las tarjetas gráficas que veremos a continuación también podemos jugar en 1440p manteniendo calidades máximas en la mayoría de los casos. Son una opción recomendada para aquellos que busquen una relación calidad-precio ajustada al máximo y tengan procesadores Core i3 6000-Core i5 2000 o superiores, y FX 6300 o superiores. MSI GTX 1050 TI 4GT OC con 4 GB de GDDR5 por 169 euros. 768 shaders. 48 unidades de textura. 32 unidades de rasterizado. Bus de 128 bits. GPU a 1.341 MHz/1.455 MHz. 4 GB de GDDR5 a 7 GHz. XFX Radeon RX 470 con 4 GB de GDDR5 por 199 euros. 2.048 shaders. 128 unidades de textura. 32 unidades de rasterizado. Bus de 256 bits. GPU a 1.226 MHz. 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos. Requiere conector de 6 pines. Sapphire Radeon RX 480 Nitro+ con 4 GB de GDDR5 por 225 euros. 2.304 shaders. 144 unidades de textura. 32 unidades de rasterizado. Bus de 256 bits. GPU a 1.276 MHz. 4 GB de GDDR5 a 7 GHz efectivos. Requiere conector de 8 pines. Recomendación alternativa: Mismo modelo pero con 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos por 269 euros. Gainward GTX 1060 con 3 GB de GDDR5 por 228,82 euros. 1.152 shaders. 72 unidades de textura. 48 unidades de rasterizado. Bus de 192 bits. GPU a 1.506 MHz/1.708 MHz. 3 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos. Requiere conector de 6 pines. GIGABYTE GTX 1060 Mini ITX con 6 GB de GDDR5 por 290,05 euros. 1.280 shaders. 80 unidades de textura. 48 unidades de rasterizado. Bus de 192 bits. GPU a 1.556 MHz/1.771 MHz. 6 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos. Requiere un conector de 6 pines. Gama alta: Más de 300 euros. Para terminar nos centramos en una gama que recoge los modelos más potentes del mercado. Estas soluciones están orientadas a jugar en resoluciones 1440p y 2160p, ambas conocidas popularmente como 2K y 4K. Si queremos sacarles el máximo partido es recomendable tener como mínimo procesadores como el Core i5 2500K o el FX 8300. Sapphire Radeon Fury Nitro con 4 GB de HBM por 319 euros. 3.584 shaders. 224 unidades de textura. 64 unidades de rasterizado. Bus de 4.096 bits. GPU a 1.050 MHz. 4 GB de HBM a 1 GHz. Requiere dos conectores de 8 pines. ASUS Dual GTX 1070 con 8 GB de GDDR5 por 442 euros. 1.920 shaders. 120 unidades de textura. 64 unidades de rasterizado. Bus de 256 bits. GPU a 1.551 MHz-1.771 MHz. 8 GB de GDDR5 a 8 GHz efectivos. Requiere un conector de 8 pines. EVGA GTX 1080 ACX 3.0 con 8 GB de GDDR5X por 681 euros. 2.560 shaders. 160 unidades de textura. 64 unidades de rasterizado. Bus de 256 bits. GPU a 1.607 MHz/1.733 MHz. 8 GB de GDDR5X a 10 GHz efectivos. Requiere conector de 8 pines. Sapphire Radeon Fury X con 4 GB de HBM por 711,44 euros. 4.096 shaders. 256 unidades de textura. 64 unidades de rasterizado. Bus de 4.096 bits. GPU a 1.050 MHz. 4 GB de HBM a 1 GHz. Requiere dos conectores de 8 pines. Más información: Guías MC.
0 comentarios12 shares
15/01/2017
Guía: tarjetas gráficas “obsoletas” que todavía rinden bien

Guía: tarjetas gráficas “obsoletas” que todavía rinden bien

La tecnología avanzada y cambia con gran rapidez, pero sin duda uno de los sectores que más afectado se ve por este hecho es el de las tarjetas gráficas, ya que se producen nuevos lanzamientos con bastante frecuencia y la sensación de estar "desactualizado" se deja notar con fuerza incluso aunque sólo nos quedemos una generación por detrás. No os preocupéis es normal, ya que con cada nueva generación gráfica se suelen introducir cambios que nos lleven incluso a pensar que nuestra tarjeta gráfica actual ya no sirve y que de verdad es imprescindible que actualicemos, pero la realidad es muy distinta, ya que la misma seguirá rindiendo igual de bien que hace unos meses. ¿Y qué pasa con los que tenemos tarjetas gráficas antiguas? es una buena pregunta, y a ello vamos a dedicar precisamente esta guía, en la que hablaremos sobre esas generaciones de tarjetas gráficas que han quedado "obsoletas", al menos en teoría, y veremos las que todavía hoy son capaces de ofrecer un buen desempeño. Esperamos que esto os ayude a entender un poco mejor la realidad actual del sector gráfico, y a tener claro si realmente es necesario o recomendable que actualicéis vuestra tarjeta gráfica. Como siempre esperamos que os guste y nos ponemos manos a la obra. Por el principio, ¿qué entendemos por tarjeta gráfica "obsoleta"? Decimos que una tarjeta gráfica se queda "obsoleta" cuando han trascurrido un mínimo de cuatro años desde su lanzamiento, ya que en ese periodo de tiempo lo normal es que se hayan lanzando como mínimo dos generaciones nuevas y que haya quedado "desfasada". Un ejemplo de tarjeta gráfica "obsoleta" lo tendríamos en las GTX 680 y Radeon HD 7970, dos modelos muy conocidos que fueron el tope de gama de 2012 y que tienen por encima a tres generaciones diferentes en el caso de NVIDIA y cuatro en el caso de AMD contando a las series R9 300. Ahora tenemos claro el término, ¿pero qué me supone tener una tarjeta gráfica "obsoleta"? Podemos resumirlo en tres puntos clave: Soporte reducido, con mejoras de rendimiento nulas incluso aunque lleguen nuevos controladores. Esto quiere decir que nuestra tarjeta gráfica se habrá quedado estancada y sin margen de mejora vía software. Peor eficiencia si comparamos con las nuevas soluciones gráficas que vayan llegando al mercado, consecuencia del mayor rendimiento bruto de aquellas y las reducciones de consumo gracias a las nuevas arquitecturas y procesos de fabricación. Limitaciones a nivel de soporte de APIs, que pueden llegar a suponer que no podamos mover ciertos juegos, como ocurrió por ejemplo con las GTX 295, que a pesar de que todavía hoy rinden muchísimo para el tiempo que tienen están estancadas en DirectX 10 y no son viables. Tengo una tarjeta gráfica "obsoleta", ¿necesito actualizarla? De lo dicho anteriormente podrás sacar en claro si tu tarjeta gráfica está "obsoleta" o no, y en caso afirmativo es probable que te hagas la pregunta que da título a este apartado. No podemos dar una respuesta universal ya que la misma depende del modelo exacto que tengas, del uso que le vayas a dar y de la resolución y el nivel de calidad con el que quieras jugar. Es, en definitiva, una decisión que depende de vosotros en última instancia. Sin embargo queremos ayudaros a tomar esa decisión, y para ello os vamos a dejar un resumen con aquellas tarjetas gráficas "obsoletas" que todavía hoy ofrecen un buen rendimiento, y os daremos una explicación de lo que podéis esperar de cada una para que valoréis si realmente os merece la pena o no actualizar. Tarjetas gráficas NVIDIA GTX 480: a pesar de tener 6 años a sus espaldas es una tarjeta gráfica muy potente. Con ella puedes jugar a juegos tan exigentes como The Witcher 3 en 1080p con total fluidez limitando los ajustes gráficos, sobre todo la calidad de las texturas, la densidad y la distancia de visión de la vegetación. Su mayor carencia es que sólo cuenta con 1,5 GB de VRAM. GTX 570: es una versión ligeramente mejorada de la anterior y ofrece un rendimiento casi idéntico, aunque sólo cuenta con 1,2 GB de VRAM. Si reducimos la calidad gráfica a niveles medios rendirá de maravilla en 1080p con la mayoría de los juegos. GTX 580: es más potente que la anterior y más eficiente, aunque tampoco marca un salto enorme en rendimiento bruto. Por lo general ofrece un desempeño ligeramente superior, aunque si tienes la versión de 3 GB de VRAM estás de suerte, ya que reduce el impacto en el rendimiento de los ajustes que consumen mucha memoria gráfica, como la calidad de las texturas. Mantiene un buen desempeño incluso en 1080p, sobre todo la versión de 3 GB. GTX 650 TI Boost: ofrecen un funcionamiento bastante eficiente y consiguen un buen rendimiento en resoluciones 1080p con calidades medias-bajas, dependiendo como siempre de las exigencias de cada juego en concreto. GTX 660 y GTX 660 TI: son bastante capaces y gracias a sus 2 GB de VRAM rinden bien incluso en resoluciones 1080p, aunque en calidades medias con los títulos más exigentes si queremos la máxima fluidez. GTX 670: es una solución muy potente y aunque han quedado superadas por modelos como las GTX 770 y GTX 970 todavía son capaces de ofrecer un buen rendimiento en resoluciones 1080p y calidades altas, incluso en juegos exigentes, y manteniendo una gran fluidez. GTX 680: es una tarjeta gráfica muy potente que puede mover cualquier juego actual en resoluciones 1080p y calidades muy altas sin problema. No tiene casi nada que envidiar a modelos como la GTX 770 o la GTX 960. Tarjetas gráficas AMD Radeon HD 5870: hay dos versiones, una con 1 GB y otra con 2 GB de GDDR5. Ambas pueden incluso con juegos actuales en 1080p siempre que ajustemos los niveles de calidad, pero la segunda rinde mejor gracias a ese gigabyte extra. Radeon HD 6950: estamos en un caso parecido al anterior. Tienen un rendimiento muy similar, y de nuevo hay modelos con 1 GB y 2 GB. Si tienes el segundo mejor, pero en cualquier caso mantienen bien el tipo incluso en 1080p. Radeon HD 6970: están equipadas con 2 GB de GDDR5 y a pesar de que también tienen seis años encima ofrecen un rendimiento muy bueno. Pueden con cualquier cosa en 1080p, siempre que reduzcamos calidad gráfica en función de las exigencias del juego. Radeon HD 7850 y 7870: son tarjetas gráficas que marcaron un cambio de arquitectura importante gracias a la introducción de la computación asíncrona. Si tienes los modelos de 2 GB puedes sacarles todavía mucho partido, ya que pueden con cualquier juego actual en 1080p con calidades más que aceptables y un buen nivel de fluidez. Radeon HD 7950: cuentan con 3 GB de memoria gráfica y se mantienen como una excelente tarjeta gráfica para jugar en 1080p con calidades altas y un excelente nivel de fluidez. Radeon HD 7970: también cuentan con 3 GB de memoria gráfica y ofrecen un rendimiento muy bueno en resoluciones 1080p. En rendimiento bruto se encuentra en un nivel similar a las R9 280X y R9 380. Notas finales Antes de terminar quiero dejaros una serie de aclaraciones importantes que completan toda la información que os hemos dado anteriormente: Si vais a jugar en 900p o menos cualquiera de las tarjetas gráficas citadas os funcionará de maravilla. En caso de que tengáis soluciones gráficas que no estén en la lista no quiere decir que no sirvan para jugar, sino que simplemente no ofrecen una buena experiencia en resoluciones 1080p en la mayoría de los casos. A la hora de actualizar tened muy en cuenta esta guía de equivalencias que publicamos en su momento, y también esta otra dedicada al tema del procesador y el cuello de botella, ya que os serán de gran ayuda. Enlaces de interés: MC guías.
18 comentarios14 shares
06/01/2017
Seis portátiles económicos que sí sirven para jugar

Seis portátiles económicos que sí sirven para jugar

El resurgir del gaming para PC ha dado como resultado que muchos usuarios se planteen adquirir uno especialmente dedicado a disfrutar de los videojuegos, en lugar de optar por una consola. En este especial repasamos la oferta actual para ofreceros seis equipos por debajo de los 1.000 euros y con la potencia que demandan los jugones. Antes de continuar una obviedad que no está de más recordar: cuando se trata de jugar, la mejor opción casi siempre suele ser un sobremesa; el rendimiento por euro invertido es mucho mayor que en un portátil, tenemos muchas más posibilidades de expansión y, con un buen montaje, un equipo silencioso y bien refrigerado. Si, a pesar de todo, estáis decididos por un portátil para jugar os recomendamos echar un vistazo a este artículo, donde explicamos con todo detalle qué debes tener en cuenta a la hora de elegir. Evidentemente, los componentes han cambiado desde que lo escribimos, pero los aspectos básicos en los que fijarse siguen siendo los mismos. Sin más dilación, vamos con nuestras seis recomendaciones: ASUS ROG GL552  (841 euros en Amazon) La serie ROG lo tiene todo para los aficionados al gaming. La combinación de un solvente Intel Core i5-6300HQ de cuatro núcleos, 8 Gbytes de RAM (que podemos ampliar hasta 32) y una GPU NVIDIA GTX960M es ideal para mover prácticamente cualquier título a la resolución nativa de su panel 1080p con un framerate estable entre los 30 y los 40 fps. Más allá de especificaciones, estamos ante un equipo diseñado para jugar, con un excelente sistema de refrigeración, un teclado cómodo y robusto y una estética muy cuidada. Si queréis una pantalla más grande también es recomendable el Asus ROG GL752, de idénticas especificaciones pero panel de 17,3 pulgadas. A nivel de rendimiento general (y esto ocurre con casi todos los equipos en este rango de precios) le penaliza la ausencia de SSD. No es un componente clave para jugar, pero sí un aspecto que debéis tener en cuenta. Más información | Asus ASUS R510VX (775 euros en Amazon) Si bien no es un portátil estrictamente gaming, este equipo de ASUS se caracteriza por una configuración muy equilibrada y una relación ajustada entre calidad precio y prestaciones. Nuestra recomendación es optar por el modelo con Intel Core i7-6700HQ, acompañado de 4 Gbytes de RAM y una NVIDIA GTX950M. Dos puntualizaciones importantes; si lo queréis comprar un poco más barato podéis optar por la versión con FreeDOS (que, evidentemente, tendréis que cambiar por una licencia válida de Windows 10) y es más que recomendable aprovechar el módulo de RAM libre para ampliarlo todo lo que podáis; es un componente relativamente barato y lo notaréis en rendimiento. Más información | Asus MSI GL62 6QF-1229XES (949 euros en PC Componentes) Complicado dar más por menos; esta configuración ofrece una relación brutal entre calidad, precio y prestaciones en un equipo capaz de mover prácticamente cualquier juego a 1080p y 60 fps. Como digno representante de la serie gaming de MSI, incluye un teclado Steelseries y la innovadora Cooler Boost Technology para mitigar problemas de temperatura en usos extremos. Correcta calidad de construcción, buenos materiales y una dotación técnica impresionante son las grandes virtudes. No esperéis una gran autonomía pero... ¿a quién le importa? Más información | MSI HP OMEN 15-AX007NS  (899 euros en PC Componentes) Sí, sabemos que a más de uno le sorprenderá ver a este equipo en la lista pero basta echar un vistazo a los nuevos OMEN para saber que HP está haciendo muy bien sus deberes. Por menos de 900 euros te llevas un equipo con procesador Intel Core i5-6300HQ, 8 Gbytes de RAM DDR4 (que puedes ampliar a 16) y un sistema de almacenamiento doble de SSD 128 Gbytes + HDD de 1 terabyte. La gráfica dedicada GTX 950M te garantiza fluidez en casi cualquier título actual, aunque tendrás que dejar los detalles en nivel medio y ajustar un poco efectos. Mención especial para un diseño muy cuidado, el teclado retroiluminado y cierto grado de portabilidad hablando de equipos para jugar: 382 x 253 x 24.5 mm y solo 2 kilos de peso. Más información | HP  Acer Aspire V15 V5-591G (949 euros en PC Componentes) Lo mejor de este equipo son los 16 Gbytes de RAM DDR4 que incluye de serie y el potentísimo Intel Core i7-6700HQ. Un portátil ágil en cualquier tarea (no solo juegos), con un diseño discreto y unas dimensiones que permiten transportarlo con cierta comodidad. La NVIDIA GTX950M que incluye nos permitirá disfrutar de juegos como League of Legends, The Witcher 3 y Overwatch en alta definición y siempre por encima de los 20 frames. En el lado negativo, que seguramente echéis de menos un SSD para otras tareas. Más información | Acer MSI CX72 6QD-231XES (699 euros en PC Componentes) Nuestra opción por debajo de los 700 euros es un equipo pensado para aquellos usuarios con presupuesto ajustado aficionados a las ofertas de Steam. La GTX940M que lleva tiene sus limitaciones, pero es mucho mejor que cualquier integrada y te permitirá disfrutar de muchos títulos ajustando el nivel de detalle (prácticamente todo bajando a 720p) Sus especificaciones son excelentes para cualquier uso más allá de los juegos (de nuevo, echaremos de menos el SSD) . Quizás su mayor problema son el resto de competidores que tenéis en la lista; por muy poco más, es posible comprar un equipo mucho mejor. Más información | MSI Hasta aquí nuestra selección. Una vez elegido el modelo, mi recomendación es que lo mantengáis "bajo vigilancia" unos días; las ofertas cambian continuamente y con la nueva hornada de equipos gaming al caer (equipados con la próxima generación de GPU NVIDIA) estos precios pueden variar mucho. La limitación de los 1.000 euros que nos hemos autoimpuesto no nos ha permitido llegar a los topes de gama, pero entendemos que a partir de cierto precio la mejora de rendimiento es cada vez menor. En cualquier caso, prometemos una segunda guía con modelos de precios superiores y, como siempre, os invito a dejar vuestras opiniones y enlaces a vuestros equipos gaming favoritos en la sección de comentarios. Relacionado | Guía para elegir un portátil gaming Nota: Esta selección contiene algunos enlaces de nuestros afiliados, pero ninguno de los productos incluidos han sido propuestos o recomendados por ellos o sus fabricantes, sino elegidos según nuestro propio criterio.
16 comentarios8 shares
03/01/2017
Guía de compra: tarjeta microSD

Guía de compra: tarjeta microSD

Será difícil que una tarjeta microSD no sea uno de los componentes que compres en este 2017 y por ello, hoy repasamos las características que debes conocer para elegir el modelo ideal, porque no siempre es sencillo. Una tarjeta MicroSD es un dispositivo de almacenamiento externo y extraíble tremendamente popular, que se extiende por millones en dispositivos profesionales y de consumo tan diversos como portátiles, tablets, smartphones o cámaras fotográfica. Desarrollada por SanDisk en julio de 2005 y estandarizada posteriormente por la organización responsable, MicroSD es la variante más pequeña en tamaño de la especificación de tarjetas de memoria SD, que incluye estas mismas SD genéricas y las miniSD. Su tamaño reducido a 15×11×1 mm ha permitido incluirlas en todo tipo de dispositivos y en algunos, se han convertido en imprescindibles para aumentar la capacidad de almacenamiento interno del propio dispositivo. Formatos microSD Igual que la norma general de tarjetas SD se divide en tres formatos (SD, SDHC y SDXC) las tarjetas microSD se han comercializado en estas variantes. Y es lo primero a valorar en la compra porque no son compatibles con todos los dispositivos, si bien en la actualidad la tercera es la más extendida y utilizada. microSD: La más antigua. Tienen una capacidad de hasta 2 Gbytes y se pueden utilizar en cualquier ranura microSD. microSDHC: Tienen una capacidad superior a los 2 GB y hasta 32 GB. se puede utilizar en dispositivos que soporten SDHC y SDXC. microSDXC: Son las más modernas y la referencia de compra siempre que el dispositivo la soporte porque solo son compatibles con hardware SDXC. Su capacidad varía desde 32 Gbytes a unos impresionantes 2 Tbytes. Es el máximo teórico de la norma, si bien, hasta ahora, el máximo ofertado por la industria es de 512 Gbytes. Rendimiento – Clase Los responsables de la especificación parece que se empeñaron en complicar las cosas y también a la hora de elegir la tarjeta tenemos que tener en cuenta que el rendimiento sea suficiente para el uso al que vamos a destinarla. Afortunadamente es fácil de distinguir a base de unos números insertos en un semicírculo que designan la “Clase”. Debe venir impreso en todas las tarjetas que compremos: Sí conviene conocer que estos números no designan el rendimiento real o máximo sino la velocidad mínima en Megabytes por segundo que en modo escritura es capaz de soportar la tarjeta. Aunque no es lo habitual, técnicamente es posible que la velocidad máxima en lectura de una tarjeta Clase 2 superara a una Clase 4. Para no liarnos, intenta elegir siempre la Clase 10 aunque intenta conocer también la velocidad máxima en lectura. La velocidad mínima en escritura soportada de cada clase es: Clase 2: Al menos 2 MBps. Clase 4: Al menos 4 MBps. Clase 6: Al menos 6 MBps. Clase 10: Al menos 10 MBps. Rendimiento – UHS Complicando la elección aunque mejorando la velocidad del formato ante las necesidades de nuevas aplicaciones como la grabación 4K, la asociación normalizó la interfaz Ultra High Speed (UHS) que mejora la velocidad de datos. Las dos versiones de UHS son UHS-I (con velocidades de bus de hasta 104 Mbps) y UHS-II (hasta 312 Mbps) que definen la velocidad máxima en lectura de la tarjeta. Por ello verás impreso en las tarjetas “I” para UHS-I o “II” para UHS-II. Como las anteriores referidas a la Clase, cada tarjeta que soporte este formato también debe incluir impreso la velocidad mínima en escritura soportada, en este caso los números 1 o 3 inserto en una U, como verás en la imagen: En cuanto a la velocidad mínima en escritura sería la siguiente: U1: Al menos 10 MBps. U3: Al menos 30 MBps Velocidad nominal La mayoría de fabricantes citan la velocidad máxima en modo lectura que sus tarjetas son capaces de alcanzar. Las velocidades se basan en pruebas internas del fabricante por lo que en la mayoría de los casos en prueba real serán algo más discretas. Aún así puede servirte de referencia. Se indica en MB/s y viene indicado en el anuncio publicitario de la tarjeta, en el manual técnico del mismo o en el envoltorio de la tarjeta. No es obligatorio señalar este dato de velocidad como sí lo es el formato y la Clase que vimos arriba. Velocidad relativa Más complicaciones. Algunos fabricantes usaban la velocidad de transferencia original del formato CD (150 KBps) para mostrar la velocidad de la tarjeta. Así, podríamos ver algo como “2x”, 4x” y así sucesivamente. Una “100x” correspondería a una velocidad de 15 MBps. Ya no suelen utilizarse pero por si ves alguna, ya sabrás de qué va. Cuidado con las falsificaciones Hace unos años, un ingeniero de SanDisk declaró que una tercera parte de las tarjetas vendidas bajo su marca eran falsificaciones. Cuidado con ello. Las guías de compra en Ebay incluyen una página en la detección de falsificaciones debido a la extensión de estas falsificaciones, que no ofrecen ni la velocidad ni la capacidad prometida. Puedes utilizar aplicaciones como H2testw para Windows o F3 para Mac and Linux, para chequear si una tarjeta es genuina. ¿Que tarjeta microSD compro? Hablando de rendimiento dependerá mucho del dispositivo donde vayas a utilizarla y del tipo de aplicaciones a usar. No tiene nada que ver su uso en un GPS donde simplemente necesitamos extender el almacenamiento y poco más que en una cámara para grabación de vídeo que sí exige tarjetas más rápidas. La siguiente imagen de Panasonic con recomendación de uso puede darte una idea de las necesidades de grabación de vídeo en distintas calidades hasta llegar al 4K. Hablamos siempre de consumo porque en el mercado profesional se utiliza otro tipo de tarjetas. En cuanto a la capacidad de almacenamiento también dependerá de las necesidades del usuario. Pero este apartado es más sencillo de elegir y la oferta es amplísima. El mínimo actual se marca en 8 Gbytes de capacidad de almacenamiento. No compres nada inferior si tu dispositivo lo soporta porque no merece la pena. El coste de las memorias flash ha bajado tanto (como vemos con las SSD) que podemos adquirir modelos SDHC UHS-I de 32 GB a un precio de 12 euros. De ahí para arriba hasta donde necesites en capacidades de 16, 32, 64 o 128 Gbytes. como las más extendidas. También las hay con capacidades superiores (hasta 512 GB) aunque el precio puede dispararse y no todos los dispositivos las soportan. Hay usuarios que prefieren comprar varias tarjetas de menor tamaño que aparte del coste permiten salvaguardar mejor los archivos. Tenlo en cuenta. Compra la capacidad suficiente pero tampoco te pases. Tu bolsillo lo agradecerá. En cuanto a marcas, todas las grandes del sector ofrecen gran fiabilidad, velocidades superiores al mínimo establecido y buen soporte. Algunos fabricantes ofrecen garantía de por vida en sus mejores modelos. También software de recuperación de datos y modelos robustos para mayor protección contra el agua, el polvo o los rayos X de aeropuertos. Oferta Como podrás entender si has leído todo lo anterior, la oferta es amplísima y los precios, muy, muy económicos. Una selección: SanDisk Ultra 32 GB - Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 11 euros. SanDisk Ultra 64 GB - Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 21 euros. SanDisk Ultra 128 GB - Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 38 euros. Samsung Evo 32 GB - Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 11 euros. Samsung Evo 64 GB - Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 21 euros. Samsung Evo 128 GB - Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 39 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 128 GB - Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 38 euros. Kingston SDCA3 128GB - Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 82 euros. Lexar Professional 128 GB - Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 128 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 143 euros.
3 comentarios22 shares
01/01/2017
Guía de compras navideñas: tablets

Guía de compras navideñas: tablets

No podíamos cerrar nuestra serie de guías de compras navideñas sin hacer una dedicada a tablets, dispositivos móviles que como sabemos han sido la gran estrella en navidades anteriores y que aunque no se encuentran en su mejor momento siguen generando un gran interés. Como hemos hecho en ocasiones anteriores os dejaremos una exposición con todas las claves más importantes que debéis tener en cuenta a la hora de elegir una tablet, y al final encontraréis algunas recomendaciones concretas que os pueden servir tanto para comprar directamente como para tener una referencia. Sin más preámbulos entramos en materia, esperamos que os sea útil y como siempre os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios. Consideraciones previas: Plataformas, ¿qué uso le vas a dar y cuánto te quieres gastar? Es lo primero que debes tener claro, ya que te ayudará a definir desde el principio porque plataforma y fabricante debes optar, qué gama o gamas deben ser tu objetivo y dentro de ellas que modelo o modelos cubrirán tus necesidades. Antes de seguir vamos a repasar las principales claves de las tres grandes plataformas que existen actualmente en el sector tablet. 1-Windows Las tablets basadas en el sistema operativo de Microsoft son muy flexibles, ya que nos permiten hacer casi lo mismo que un ordenador convencional pero disfrutando al mismo tiempo de una experiencia táctil muy conseguida. Son especialmente útiles para profesionales, incluso aquellos que tengan un bajo presupuesto ya que hay modelos muy económicos, y también para los que quieran una auténtica experiencia tipo PC en una tablet, ya que con un teclado conectado por Bluetooth pueden igualar a un portátil de pequeño formato. 2-Android Son soluciones que están orientadas sobre todo al ocio y al consumo de contenidos multimedia, aunque no de forma exclusiva ya que gracias a la llegada de aplicaciones como la suite Office de Microsoft han mejorado bastante a nivel de productividad. Cuentan con ecosistema de primer nivel y disponen de una enorme cantidad de aplicaciones. Por lo general son muy económicas y podemos sacarles un gran partido, sobre todo gracias a esa gran variedad de aplicaciones a la que hicimos referencia. Recomendables para los que quieran una tablet sencilla, centrada en el entretenimiento, muy asequible y con mucho contenido gratuito. 3-iOS Se caracterizan por tener un precio muy elevado, pero a cambio ofrecen un buen hardware, una excelente optimización y un buen soporte con actualizaciones frecuentes y puntuales. También disponen de un cuidado ecosistema de software, donde encontramos una gran variedad de aplicaciones con mucho contenido gratuito, entre las que encontraremos también software para profesionales, como la ya citada suite Office de Microsoft. Los modelos más asequibles pueden ser una buena opción para los que quieran acceder a la comodidad que ofrece iOS como ecosistema, aunque es importante destacar que Apple introdujo recientemente el iPad Pro de 12,9 pulgadas, un modelo dirigido a aquellos que quieran una solución profesional especialmente pensada para diseño y creación artística. De esto podemos sacar tres grandes conclusiones que nos serán de gran ayuda a la hora de decantarnos por una u otra plataforma, dependiendo como dijimos del uso y del presupuesto: Aquellos con presupuestos muy ajustados que busquen una tablet para consumir contenidos multimedia deberían optar por tablets basadas en Android. Si tenemos un presupuesto ajustado, o no, y queremos una solución profesional que nos permita trabajar como lo habríamos desde un PC no hay duda, lo mejor es una solución con Windows 10. Finalmente si tenemos un presupuesto medio o alto y queremos una tablet para consumir contenidos multimedia y jugar pero que además tenga un buen soporte deberíamos considerar la plataforma iOS de Apple. Un vistazo al hardware, todo lo que debes tener en cuenta Como hemos visto la plataforma que utiliza una tablet es muy importante, ya que determina el ecosistema y las aplicaciones que podremos utilizar, pero no debemos olvidarnos del hardware, ya que será "el motor" que hará que todo eso funcione. Hay muchas posibilidades y configuraciones diferentes, así que para no extendernos de forma innecesaria y hacer que todo se entienda mejor os vamos a dejar un listado con las especificaciones mínimas recomendables que debéis buscar en cada gama y plataforma, ya que os servirá de referencia para elegir de forma acertada. Hardware en la plataforma Windows 10 Se utilizan procesadores x86 de Intel acompañados de gráficas Intel en la mayoría de los casos. Al tratarse de una plataforma que utiliza la versión estándar de Windows 10 es necesario contar con unas especificaciones mínimas superiores a las de una tablet Android si queremos disfrutar de un buen rendimiento. Gama baja: podemos incluir en esta categoría todas las tablets que vienen con CPUs Intel Atom X5 serie Z8300 de cuatro núcleos, 2 GB de RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento ampliable. Ofrecen una buena experiencia incluso en multitarea ligera. Su precio ronda entre los 60 y los 90 euros. Gama media: aquí entran los modelos que cuentan con procesadores Intel Atom serie Z8500 o superiores, 4 GB de RAM y 64 GB o más de capacidad de almacenamiento, también ampliable. Consiguen un nivel de rendimiento excelente y pueden llegar a sustituir a un portátil de gama baja si les "acoplamos" un teclado físico. Rondan entre los 150 y los 300 euros. Gama alta: en este punto entran soluciones que más bien deberíamos calificar como dos en uno. Lo mínimo que debemos buscar son procesadores Core m3, 4 GB de RAM y 128 GB de capacidad de almacenamiento SSD. Su rendimiento llega a ser comparable al de ordenadores de escritorio de última generación y tienen un precio que normalmente arranca en los 500 euros. Hardware en la plataforma Android Utilizan procesadores ARM acompañados de gráficas diversas, como las Adreno de Qualcomm o las Mali de la citada ARM. A pesar de que Android no ofrece las mismas posibilidades que un sistema operativo como macOS o Windows 10 requiere de un hardware bastante potente para ofrecer una experiencia de uso aceptable. Gama baja: se incluyen las tablets que vengan con SoCs que tengan procesadores de cuatro núcleos, 1 GB de RAM y 8 GB de capacidad de almacenamiento ampliable. Por lo general son suficiente para navegación web, contenidos multimedia y juegos poco exigentes. Tienen un precio medio de 50 a 60 euros. Gama media: en ella se integran las tablets con procesadores de seis a ocho núcleos, 2 GB de RAM y 16 GB de capacidad de almacenamiento ampliable. Suelen ofrecer un buen rendimiento incluso en juegos exigentes y tienen un precio que normalmente ronda entre los 100 y los 200 euros. Gama alta: está formada por las tablets que tienen procesadores de ocho núcleos, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento ampliable. Su rendimiento es muy bueno, pueden con cualquier aplicación sin problemas y presentan una larga vida útil. Su precio suele arrancar en unos 250-300 euros. Hardware en la plataforma iOS También utiliza procesadores ARM, aunque personalizados por Apple para ofrecer un mayor nivel de rendimiento. Es una plataforma muy optimizada y eso se deja notar bastante, ya que incluso los modelos más básicos suelen ofrecer una buena experiencia de uso. Gama baja: en esta categoría entran los equipos con procesadores de doble núcleo y 32 bits, 512 MB de RAM y 16 GB de capacidad de almacenamiento. Todavía ofrecen un rendimiento aceptable en casi cualquier escenario gracias a la optimización de iOS, pero es difícil encontrarlos a precio razonable. Gama media: aquí cuadran aquellas tablets que tienen como mínimo una CPU de doble núcleo y 64 bits, 1 GB de RAM y 16 GB de capacidad de almacenamiento. Ofrecen un gran rendimiento incluso en juegos exigentes. Tienen un precio base de 289 euros. Gama alta: se incluyen las tablets con procesadores de doble núcleo y 64 bits, 2 GB de RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento. Su rendimiento es excelente, tienen una larga vida útil y tienen un precio cercano a los 400 euros. Otras cosas a tener en cuenta Hemos hecho un análisis bastante profundo y conciso, pero antes de terminar con el listado de modelos recomendados queremos dejaros otros detalles importantes que debéis valorar y tener muy claros. Tamaño y resolución de pantalla: en tablets de pequeño tamaño, como las de 7 y 8 pulgadas, las resoluciones HD son suficiente y las Full HD recomendables. En las de mayor tamaño puede ser útil pasar de 1080p si tenemos pensado darle un uso profesional, pero no es imprescindible. Para trabajar durante más de una hora no es recomendable una tablet de menos de 11 pulgadas. Autonomía: es un punto a tener en cuenta si pensáis mover la tablet a menudo, pero si la vais a tener normalmente en casa es algo secundario ya que basta con cargarla regularmente. En una tablet profesional lo ideal es buscar modelos que aguanten un mínimo de 8 horas de uso. Posibilidades de ampliación: muy importante, sobre todo en tablets que tengan poca capacidad de almacenamiento. Si compráis un modelo de poca capacidad (8 GB por ejemplo) es vital que os aseguréis de que admite tarjetas microSD para disponer de más espacio. Conectividad: por lo general la mayoría de tablets cumplen de sobra en este aspecto y no hay problemas, pero si necesitáis algún tipo de conexión especial, como USB Type-C, 3G, 4G o WiFi AC es conveniente que os aseguréis de que el modelo que vais a elegir dispone de ellas. Recomendaciones: Terminamos como hemos hecho en guías anteriores con algunas recomendaciones de las tablets que en nuestra opinión ofrecen una buena relación calidad-precio, y que por lo tanto pueden ser consideradas como una buena compra. -Colorfly i820 con Atom X5 Z8300, 2 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y Windows 10 + Android 4.4 por 81,50 euros. -Teclast X98 Pro con Atom X5 Z8500, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento y Windows 10 + Android 5.1 por 215,97 euros. -Teclast Tbook 16 con Atom X7 Z8750, 8 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento y Windows 10 + Android 6.0 por 298,86 euros. -Amazon Fire con CPU de cuatro núcleos, 1 GB de RAM, 8 GB de capacidad de almacenamiento y FireOS (Android) por 59,90 euros. -ASUS Z380 KNL Elite Version 4G con CPU de ocho núcleos, 3 GB de RAM, 32 GB de RAM 4 G y Android M por 220,79 euros. -iPad Mini 2 con CPU de 64 bits y doble núcleo, 1 GB de RAM, 32 GB de capacidad de almacenamiento y iOS 10 por 289 euros. Enlaces de interés: Guías MC.
1 comentario8 shares
30/12/2016
Juegos imprescindibles para regalar (o regalarte) estas navidades

Juegos imprescindibles para regalar (o regalarte) estas navidades

La Navidad es una época de amor, paz y como no, regalos. Los videojuegos se encuentran entre los grandes protagonistas del periodo navideño y es normal, no en vano se han convertido en una opción muy popular que ya no está reservada al público más geek. Sin embargo elegir nunca es fácil, y en el mundo del videojuego menos todavía. Por ello hemos decidido hacer esta guía en la que os dejaremos una selección de juegos imprescindibles para regalar estas navidades, centrándonos en las principales plataformas actuales; Xbox One, PC y PS4-PS4 Pro. Esta selección se basa no sólo en las valoraciones de medios especializados e independientes, sino también en nuestras propias opiniones personales, ya que hemos tenido ocasión disfrutar de casi todos los juegos que os vamos a listar. Tened en cuenta que dicha lista no se limita a juegos de 2016, sino que se extiende a 2015 y 2014. Como siempre esperamos que os guste y sobre todo que esta selección os sea útil. 1-Bloodborne (exclusivo PS4) Es una auténtica obra de arte y uno de los mejores juegos disponibles para PS4. A nivel de calidad gráfica y de diseño es sobresaliente, la ambientación es perfecta, la pesadilla del cazador es rica en detalles y además supone un auténtico desafío. No es un juego de diez por las caídas de fotogramas por segundo que presenta en momentos concretos, pero desde luego es un título que no debería faltar en tu colección si tienes una PS4. 2-The Witcher 3 (PC, Xbox One y PS4) Ha sido reconocido como uno de los mejores juegos multiplataforma de 2015, una carta de presentación que habla por sí misma. Estamos ante un juego de rol de acción en tercera persona que ofrece una calidad gráfica sobresaliente y una experiencia realmente única. Si todavía no has podido disfrutarlo no deberías dejarlo de lado, sobre todo ahora que se puede conseguir a buen precio. 3-Fallout 4 (PC, Xbox One y PS4) Junto con The Witcher 3 fue el gran triunfador de 2015. La cuarta entrega de la conocida franquicia propiedad de Bethesda ofrece una enorme mejora de calidad gráfica, un mundo enorme lleno de vida que podemos recorrer libremente y una gran cantidad de contenido que asegura horas y horas de diversión. No te lo puedes perder, y tampoco deberías dejar escapar su DLC Far Harbor. 4-DOOM (PC, Xbox One y PS4) Ha marcado el regreso por la puerta grande de la conocida franquicia de id Software, que ha hecho un trabajo magistral dando forma a un juego que no sólo rescata la esencia del original, sino que además ofrece una calidad gráfica de 10 y presenta una optimización envidiable. En mi opinión el mejor juego de acción en primera persona del año, y un título que no deberías perderte por nada del mundo. 5-Halo 5: Guardians (exclusivo Xbox One) Un juego maravilloso de principio a fin, que pone en evidencia lo que puede dar de sí el modesto hardware de Xbox One gracias al duro trabajo de los desarrolladores, a la optimización y como no al uso de lo que conocemos como resolución dinámica autoajustable, que reduce ligeramente la resolución del juego en zonas con mucha carga gráfica para mantener 60 fotogramas por segundo. No debe faltar en tu colección de juegos de Xbox One, ya que es un juego de acción en primera persona totalmente sobresaliente. 6-Bayonetta 2 (exclusivo Wii U) Más allá de las conocidas franquicias de Nintendo, que obviamente son imprescindibles por sí mismas, tenemos a Bayonetta 2, probablemente la mejor exclusiva de terceros que ha llegado a la denostada consola de la gran N. Acción frenética en un juego que presenta una calidad gráfica sobresaliente y un diseño muy cuidado. Es accesible incluso para los menos habilidosos y no deberías perdértelo. 7-Dark Souls 3 (PC, Xbox One y PS4) La consagración de la conocida franquicia de Hidetaka Miyazaki y también uno de los mejores juegos de 2016. Una pasada en calidad gráfica, gracias sobre todo a su cuidada ambientación y diseño artístico. Sobresaliente en todos los sentidos. Si tienes una PS4 y debes elegir entre éste y Bloodborne ve a por Bloodborne, pero lo mejor es que te hagas con los dos. 8-Gears of War 4 (PC, Xbox One) El regreso de una de las sagas de acción en tercera persona más populares dentro del mundo del videojuego. Microsoft nos sorprendió con el lanzamiento del juego también en PC, aunque sin duda lo mejor fue que logró poner en el mercado un título bien acabado, con una excelente calidad y una optimización de primera. Si puedes jugarlo en PC mejor, ya que en Xbox One el modo campaña corre a 30 FPS. 9-Uncharted 4 (exclusivo PS4) Otra de las exclusivas imprescindibles para PS4, y también es otra demostración de todo el partido que los desarrolladores pueden sacar a un hardware modesto si cuentan con las herramientas, los recursos y el tiempo necesario. Una maravilla totalmente cinemática y accesible para casi cualquier jugador. 10-The Evil Within (PC, Xbox One, PS4, Xbox 360 y PS3) Ha sido una de las grandes sorpresas dentro del género del survival horror, y también una muestra de que Shinji Mikami puede hacer grandes cosas incluso aunque esté alejado de la saga Resident Evil. Uno de los mejores en su género, con una ambientación única, localizaciones muy variadas, una buena calidad gráfica y una historia compleja pero interesante que os tendrá enganchados hasta el final. Enlaces de interés: Guías MC.
2 comentarios28 shares
25/12/2016
Cinco éxitos y cinco fracasos tecnológicos que nos deja 2016

Cinco éxitos y cinco fracasos tecnológicos que nos deja 2016

Este año ha sido muy movido en el mundillo tecnológico, tanto que podemos decir que se han dado algunos de los mayores éxitos y fracaso tecnológicos de toda la historia reciente, y por ello hemos querido hacer este artículo especial donde compartiremos con vosotros una selección que incluye cinco triunfos y cinco derrotas. La lista no está elaborada de forma subjetiva sino que se basa en los resultados que ha conseguido cada uno de los elegidos, entre los que encontraremos empresas, productos concretos, logros e incluso grupos de productos agrupados en un sector. Hemos tenido en cuenta las valoraciones objetivas que han recibido de medios y usuarios, así como el impacto que han tenido para sus respectivas empresas y su importancia a nivel global. Aclaro el criterio de valoración no hay nada más que explicar, así que nos lanzamos de lleno al cuerpo del artículo. Poneos cómodos que empezamos. Cinco grandes éxitos de 2016 1-NES Classic Mini El retorno de la popular consola de Nintendo ha sido un enorme éxito en ventas, pero también ha recibido alabanzas por parte de la crítica y a nivel personal puedo decir que coincido, es una auténtica maravilla que merece cada céntimo que cuesta. La consola consigue no sólo reflejar a la perfección el espíritu de la original, sino que además lo hace con una gran calidad y a un precio bastante razonable, ya que cuesta 59,95 euros. Por desgracia el stock es muy bajo y suele estar agotada o a precios muy altos por los especuladores que compran y venden, pero en cualquier caso es una joya como decimos, y una muestra de que lo retro tiene mucho tirón. 2-Inteligencia artificial Los avances que se han producido en 2016 en el campo de la inteligencia artificial han sido simplemente fantásticos, tanto que nos invitan a soñar con las posibilidades que tendrá dentro de unos cuantos años. Podríamos poner muchos ejemplos, pero uno de los más sonados ha sido el de la victoria de AlphaGo sobre el campeón mundial de Go, un enfrentamiento que se resolvió con un aplastante 4-1 a favor de la inteligencia artificial. El próximo reto que tiene marcado es aprender a jugar a Starcraft 2, un desafío mucho que desde luego podría acabar marcando otro punto de inflexión. 3-Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX El CEO de ambas compañías sigue demostrando que es uno de los multimillonarios con más potencia del momento. Podríamos decir que la ambición de Musk es su principal virtud pero estaríamos equivocados, ya que en realidad lo que lo hace grande es que visualiza y cumple en lugar de limitarse a hablar. Tesla ha hecho mucho para favorecer el establecimiento de los coches eléctricos como estándar, y también por el desarrollo de tecnologías clave para el futuro de la conducción, incluido el piloto automático, 2016 ha sido el año de su consagración como un grande en el sector del automóvil. Por su parte SpaceX sigue avanzando, luchando por superar los obstáculos y los fracasos y mantiene el objetivo de llevar una misión tripulada a Marte. 4-La realidad virtual - realidad aumentada Sí, somos conscientes de que la realidad virtual todavía se encuentra en una etapa temprana y que no ha tenido el éxito que habría gustado a los fabricantes, pero creemos que es justo reconocer los logros que se han conseguido en poco tiempo. Hasta hace nada hablar de realidad virtual nos llevaba a pensar en ciencia ficción, en quimeras que nunca podríamos tener en el mundo real. Hoy, unos pocos años después, tenemos soluciones de realidad virtual y de realidad aumentada que son capaces de ofrecer una experiencia realmente buena. Sabemos que los precios son prohibitivos en buena medida, pero se han derribado barreras importantes y creemos que por ello los Oculus Rift, HTC Vive y Microsoft HoloLens merecen un reconocimiento. 5-Impresión de órganos y tejidos en 3D No es una tecnología nueva pero su adopción en hospitales por fin se ha convertido en una realidad, ya que está empezando a implementarse y a utilizarse de verdad. El caso más importante lo tenemos en Australia, donde se confirmó la apertura de dos plantas dedicadas a la impresión de órganos y tejidos en 3D en uno de los hospitales más importantes del país. Esperamos que esta media acabe siendo imitada por otros centros sanitarios a nivel internacional y que el potencial de la bioimpresión 3D siga desarrollándose en años venideros. Cinco grandes fracasos de 2016 1-El Galaxy Note 7 No hay duda de que ha sido el mayor fiasco dentro del mundillo tecnológico, un terminal que lo tenía todo para triunfar y para cerrar un año que podría haber sido de récord para el gigante surcoreano, y que al final acabó siendo un fracaso por el problema de las baterías explosivas. Como sabemos este fracaso ha costado mucho dinero a Samsung, ha afectado negativamente a su imagen y ha hecho rodar cabezas entre los ejecutivos de su división móvil, aunque poco a poco se están recuperando los terminales vendidos y es sólo cuestión de tiempo hasta que todo se normalice. 2-Facebook y las noticias falsas y/o manipuladas La manipulación en los medios y la parcialidad puede ser muy peligrosa. Ya lo hemos visto en muchas ocasiones debido a la existencia de "medios panfleto" que sólo sirven a los intereses políticos de unos pocos, y parece que ni siquiera Facebook se libra de este problema. Dicha red social fue acusada recientemente de dar prioridad a noticias que no estaban relacionadas o que no beneficiaban a la rama política conservadora de Estados Unidos, algo que negaron rotundamente y que les llegó a utilizar algoritmos para demostrar su neutralidad. También se vio afectada por un aluvión de noticias falsas en plena carrera política por la presidencia de la Casa Blanca, un problema del que ni siquiera Google pudo librarse. 3-El sector smartwatch Ni siquiera Apple ha sido capaz de posicionarse como quería en un mercado tan complicado como el de los relojes inteligentes, donde la familia Apple Watch puede presumir de ser "el rey tuerto en el país de los ciegos". El usuario no termina de sentirse atraído por los relojes inteligentes, y los fabricantes tampoco terminan de dar con ese "botón mágico" que les permita poner en el mercado un producto que de verdad haga despegar al sector. 4-No Mans Sky El sector del videojuego en PC no atraviesa por su mejor momento y buena parte de la culpa la tienen las desarrolladoras que no sólo no cumplen sus promesas, sino que encima se limitan a lanzar malas adaptaciones de juegos de consola a compatibles. Este año el mejor ejemplo ha sido No Mans Sky, un título que se anunció a bombo y platillo como firme candidato a juego del año gracias a su idea de un universo totalmente aleatorio  que explorar, lleno de vida y cosas que hacer, y que al final ha llegado como un título mediocre, vacío, repetitivo y que no tenía nada que ver con las promesas de Hello Games. Por si esto fuera poco la versión de PC era un auténtico desastre que no funcionaba bien ni siquiera con los ordenadores más potentes del momento. Dishonored 2 en PC es otro buen ejemplo de mala conversión, aunque al menos Arkane Studios ha hecho su trabajo lo ha dejado en condiciones a base de parches. 5-Yahoo! El antaño gigante de Internet es hoy una sombra de lo que fue, y no sólo por su incapacidad por adaptarse a los nuevos tiempos, sino porque además este año ha confirmado dos enormes robos de datos a usuarios de su servicio de correo electrónico. Hablamos de 1.500 millones de usuarios afectados en total, 500 millones en 2014 y 1.000 millones en 2013, hechos que han hecho tambalearse el valor de las acciones de una compañía que no consigue levantar cabeza. Enlaces de interés: Especiales MC.
4 comentarios88 shares
23/12/2016
Guía de compras navideñas: smartphones

Guía de compras navideñas: smartphones

Se acerca la Navidad y vamos completando nuestras guías de compra. Hoy, toca revisar los smartphones, otro de los productos tecnológicos más vendidos para uso propio o como regalo de toda la campaña navideña. Elegir el móvil inteligente ideal puede no ser tan sencillo porque la oferta disponible es apabullante. No ya en plataformas (como nos gustaría) pero sí en modelos distintos. Además, un smartphone actual va mucho más allá de las simples llamadas de voz y conviene conocer todas sus características. Como siempre hacemos en estas guías, vamos a dar un repaso de los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a su compra, terminando con una selección de modelos para cada categoría de precio. ¿Con qué precio contamos? Como en toda compra de tecnología conviene marcarse un presupuesto previo máximo. Si puedes gastar lo que te pidan o lo consideras una inversión de futuro hay modelos fantásticos en la gama alta. Si no puedes o debes gastarte 700-800 (y más euros) no te calientes con los tope de gama porque hoy en día la gama media es la más interesante en precio/características del mercado de móviles inteligentes. Por otro lado, los últimos modelos comercializados no han aportado novedades tan significativas como para descartar la compra de generaciones anteriores, mucho más ajustada en precio y competente para cubrir la mayoría de necesidades de un usuario de a pie. Por descontando, lo de "cambiar de móvil cada año" ha pasado a la historia a no ser que quieras tirar el dinero. ¿Para qué vamos a usar el smartphone? Enlazando con lo anterior, es otro de los aspectos previos que debemos valorar. Como decíamos, hace tiempo que el móvil inteligente dejó de ser un dispositivo simplemente para “hacer llamadas” de voz. Hoy son verdaderas computadoras en miniatura que usamos más para navegar por Internet, usar redes sociales, mensajería instantánea, videoconferencia, hacer fotografías, para juego en movilidad, como dispositivo de agenda digital, para ver películas o series, para escuchar música, para leer libros electrónicos y un largo etc. de posibilidades. También otras funciones novedosas como la capacidad para “convertirse en PC” como prometen algunos modelos con Windows. Aunque haya modelos en la gama alta que nos puedan asegurar casi todas las funciones anteriores, conviene tener claro cuáles son nuestra prioridades.  Pantallas: tamaños y resolución Los smartphones no han dejado de crecer en tamaño en los últimos años y actualmente la media está en los entornos de las 5 pulgadas. Por debajo tendremos oferta desde las 4 pulgadas y por arriba disponibilidad por encima de las 6 pulgadas, en un terreno más propio del "phablet". En cuanto a resolución, la media estaría en 1080p aunque aún hay mucho desde VGA en la gama de entrada hasta los 4K de algún modelo en particular, una auténtica barbaridad que veremos en más modelos en 2017. Para elegir el tamaño y resolución tendremos que valorar el objetivo de uso y las necesidades de un mejor manejo o mayor productividad. Pantallas más pequeñas llevan generalmente a terminales más ligeros y manejables con una sola mano, mientras que mayores diagonales de pantalla nos proporcionará una mayor comodidad y campo visual. Conviene recordar que mayores tamaños y sobretodo resoluciones reducirán la autonomía del terminal, porque la pantalla es por mucho el componente que más consume en smartphones. En cuanto a tecnología de pantalla, las IPS son las más utilizados con diversas tecnologías para mejorar la imagen, con simples LCD en la gama de entrada y las OLED en algunos modelos de gama alta. La mayoría de smartphones permiten el uso de lápices ópticos pero la experiencia no es la mejor salvo en modelos concretos con digitalizadores activos que lo permiten. Si quieres utilizar un stylus, asegúrate del modelo que compras. Hardware base Los diseños bajo arquitectura RISC de ARM monopolizan los smartphones en todos los segmentos del mercado. Si hace años que ya lo dominaban ampliamente, la salida de Intel de este mercado cancelando los chipsets Atom Mobile de las series Broxton and SoFIA, han dejado sola a ARM. Al menos de momento, no hay ninguna alternativa en arquitectura salvo los contados modelos anteriores que puedas encontrar con Intel. Sí hay competencia entre fabricantes y cada vez mayor. Los SoC móviles más extendidos en el mercado occidental y número uno mundial son los Snapdragon de Qualcomm, aunque los chipsets del fabricante chino MediaTek dominan en Asia y han aumentado cuota de mercado en todo el mundo. Menos extendidos están los Tegra de NVIDIA, mientras que podrás encontrar otros propios de fabricantes como los Exynos de Samsung, los Kirin de HiSilicon (Huawei) y cómo no los SoC de Apple, exclusivos para los iPhone. En cuanto a la cantidad de memoria y almacenamiento de los smartphones, siguen aumentando. El mínimo de memoria RAM admisible se sitúa en 1 Gbyte para la gama baja hasta los 6 Gbytes que exhiben algunos modelos de gama alta. En cuanto a capacidad de almacenamiento, el mínimo a valorar lo situaríamos en los 8 Gbytes hasta los 256 Gbytes de la gama de alta. Valora ambos componentes a la hora de la compra. La memoria RAM no podrás ampliarla y el almacenamiento en algunos modelos tampoco, porque se está extendiendo en la industria los diseños que no soportan tarjetas microSD que nos permiten ampliar el almacenamiento interno. Por último, destacar que no toda la memoria ni almacenamiento es el mismo (aunque sean de la misma capacidad) y los modelos más avanzados utilizan LPDDR4 y eMMC 5.0, respectivamente. Cámaras – Conectividad El sistema de cámaras de smartphones es muy relevante según las encuestas, y de hecho, es la funcionalidad más importante tras el rendimiento, el sistema operativo y el precio, en la compra de un móvil inteligente. No hay que recordar como los móviles han hundido a la cámara compacta tradicional gracias a su gran versatilidad. Si vas a usar tu móvil como cámara única valora su equipamiento y no solo en megapíxeles, porque una buena óptica y aplicaciones capaces de sacarle partido son aún más importantes. En cuanto a conectividad, a partir de la gama media todos los smartphones actuales soportan redes de banda ancha de cuarta generación. No deberías conformarte con menos aunque solo en presupuestos reducidos debes optar por redes 3G, que soportan todos los modelos actuales. El nuevo puerto de interconexión de periféricos, USB Type C, es el conector del futuro en smartphones y una gran cantidad de terminales de gama media y alta lo soportan ya. Acabados – Autonomía En acabados la diferencia fundamental llega del uso de materiales premium como el aluminio o el magnesio en la gama alta, frente a los plásticos en policarbonato más utilizados en gama baja y media. La utilización de capas protectoras como la que ofrece Gorilla Glass para la pantalla es una garantía, con la versión 4 como la más avanzada. Algunos smartphones ofrecen certificados para resistencia al agua, y contra golpes y caídas. Valora estas características especialmente si vas a trabajar en ambientes que lo necesiten. La autonomía en smartphones sigue siendo una cuenta pendiente y dejando a un lado algún terminal especializado, este apartado es una carencia instalada en un sector que apuesta por la delgadez, mayor rendimiento y pantalla, penalizando la autonomía. Por norma general y como mínimo, tendrás que cargar tu smartphone cada noche a poco que le des un poco de caña. Si la autonomía es un aspecto importante para tí, valora la capacidad de la batería y que se pueda reemplazar porque no todos lo permiten. Otro diseño (a nuestro juicio carencia) que la industria ha adoptado. Plataformas 8 de cada 10 smartphones vendidos utilizan Android como sistema operativo por lo que la mayor oferta se concentra en torno al sistema de Google. No tendrás problema en encontrar cualquier cosa que busques, en tamaño, prestaciones o precio. El iOS de Apple es el segundo en cuota de mercado pero es exclusivo de los iPhones. Hace tiempo que Apple extiende la vida de generaciones anteriores para aumentar la oferta junto a los últimos modelos. Si quieres iOS solo tendrás los iPhones porque la compañía no licencia el sistema operativo a otras compañías. El tercero en discordia, Windows Phone/Windows Mobile, ha caído en cuota de mercado de forma estrepitosa los últimos trimestres y la oferta hoy, se limita a los Lumia de Microsoft y algún terminal adicional. Fuera de los tres grandes la alternativa es mínima aunque existe y pasa por variantes con los Linux móviles Tizen, Ubuntu OS o Firefox OS. Otros como BlackBerry OS está más muerto que vivo porque la compañía canadiense ha vendido la marca y utiliza Android. Garantías - Móviles "chinos" Cuidado con la compra de terminales de fabricantes que ni oficial ni por terceros tienen soporte en tu país. Y mucho menos si la plataforma de venta no te ofrece su propia garantía. Lo que conocemos por "móvil chino", que no tiene nada que ver con Huawei, Lenovo, ZTE o Xiaomi, es atractivo por su precio de venta pero reza para que no tenga ningún problema/avería. Tampoco podrás actualizar sus sistema oficialmente y solo lo tendrás al día si existen ROMs alternativas para ellos. Valóralo. Selección de smartphones La oferta de móviles inteligentes es simplemente apabullante y si has llegado hasta aquí leyendo todo lo anterior habrás comprobado que hay muchas características a valorar para realizar la compra perfecta o la que más se ajuste a nuestras necesidades. Para ayudarte en la compra hemos dividido la oferta por niveles de precio en venta libre y seleccionado los que nos parecen más relevantes de cada gama. Valora con la información anterior y buena compra navideña. Menos de 200 euros Lenovo A1010 A20 A PLUS 8GB - 69 euros Microsoft Lumia 650 16 GB (Windows) - 94 euros ZTE Blade A452 8 GB - 95 euros Huawei Ascend Y625W - 102 euros Motorola Moto E 8 GB - 124 euros Motorola Moto G4 Play 16 GB - 139 euros TP-LINK Neffos C5 - 149 euros ZTE Blade V7 16 GB - 149 euros BQ Aquaris X5 - 153 euros Microsoft Lumia 640 LTE 8 GB (Windows) - 154 euros Lenovo Vibe K5 16 GB - 159 euros Huawei P8 Lite 16 GB - 184 euros ASUS ZenFone 2 Laser ZE500K - 193 euros Samsung Galaxy A3 16 GB - 199 euros Desde 200 hasta 400 euros Meizu M3 Note 32 GB - 212 euros Lenovo Vibe K5 Plus 16 GB - 212 euros Elephone P9000 32 GB - 219 euros Motorola Moto G4 Plus 16 GB - 232 euros Huawei P9 Lite 16 GB - 248 euros BQ Aquaris X5 Plus 16 GB - 264 euros LG Nexus 5X 32 GB - 299 euros Apple iPhone 5sS 16 GB (iOS) - 307 euros Samsung Galaxy A5 16 GB - 309 euros ASUS ZenFone 3 64GB - 320 euros Microsoft Lumia 950 XL 32 GB (Windows) - 325 euros Xiaomi Mi5 32GB - 352 euros Honor 8 32 GB - 368 euros Apple iPhone SE 16GB (iOS) - 449 euros Desde 400 a 600 euros Huawei Nexus 6P 32 GB - 471 euros Oneplus 3 64GB - 472 euros Huawei P9 32 GB - 486 euros LG G5 32 GB - 489 euros Samsung Galaxy S7 32 GB - 504 euros Motorola Moto Z 32 GB - 557 euros HTC 10 32 GB - 577 euros Más de 600 euros Samsung Galaxy S7 Edge 32 GB - 628 euros Samsung Galaxy Note Edge - 669 euros Apple iPhone 7 32 GB (iOS) - 733 euros HP Elite x3 64 GB (Windows 10) - 853 euros Apple iPhone 7 Plus 32 GB (iOS) - 864 euros
4 comentarios20 shares
21/12/2016
Qué es la memoria virtual de Windows y cómo configurarla bien

Qué es la memoria virtual de Windows y cómo configurarla bien

La memoria virtual es una técnica utilizada por los sistemas operativos para acceder a una mayor cantidad de memoria de la físicamente disponible, recurriendo a soluciones de almacenamiento alternativas cuando se agota la memoria RAM instalada. En este artículo aprenderemos cómo funciona y qué debemos hacer para configurarla de manera óptima. Como muchos lectores ya sabréis, los ordenadores utilizan la memoria RAM para almacenar los archivos y datos que necesitan tanto el sistema operativo como el software que estemos ejecutando; su elevado rendimiento garantiza un funcionamiento óptimo pero, tarde o temprano, siempre termina por llenarse. Es en ese momento cuando Windows necesita recurrir a la memoria virtual. Para crear la memoria virtual Windows crea un archivo en la unidad de almacenamiento que tengamos asignada, sea un disco duro tradicional o un SSD; el sistema operativo genera un archivo llamado pagefile.sys (podéis encontrarlo oculto en el directorio raíz de vuestro sistema) donde va almacenando los datos que no caben en la memoria RAM pero que son necesarios para el funcionamiento del PC. Así, cuando trabajamos con aplicaciones muy exigentes (como los videojuegos, sin ir más lejos) o tenemos varias funcionando al mismo tiempo podéis notar como el sistema se ralentiza, especialmente si no vais sobrados de RAM. Es el ese momento cuando Windows está recurriendo al archivo de paginación y la memoria RAM se ha visto desbordada; se evitan los cuelgues y la inestabilidad, pero a cambio el rendimiento desciende considerablemente. Llegados a este punto, es fácil concluir que cuanta más RAM tengamos en el equipo mucho mejor y notaremos más la diferencia cuanto más exigente sea el software que utilizamos. Aunque su precio ha bajado espectacularmente en los últimos años sigue siendo elevado, así que en la mayoría de escenarios es necesario recurrir a soluciones de memoria virtual. Cómo configurar la memoria virtual en Windows 10 Por defecto, Windows 10 asigna una determinada cantidad de espacio de nuestro disco duro o SSD como memoria virtual, en función de la configuración de nuestro equipo y teniendo en cuenta parámetros como la capacidad de almacenamiento o la cantidad de RAM instalada. En equipos con sistemas de 64 bits y más de 8 Gbytes de RAM la configuración por defecto es la adecuada para la mayoría de escenarios. Es posible que hayáis leído artículos donde recomiendan diversas fórmulas basadas en multiplicar por algún factor la cantidad de RAM disponible para determinar el tamaño mínimo y máximo del archivo de paginación pero, desde mi punto de vista, esto no es necesario. El sistema de asignación dinámica de Windows 10 funciona bastante bien y es capaz de modificar el tamaño del archivo en función de las necesidades de manera dinámica, evitando situaciones de inestabilidad o cuelgues inesperados en cuanto alguna aplicación se desborda en el consumo de RAM (por ejemplo, algunos navegadores). Así, mi recomendación para casi todos los lectores es no tocar nada. De lo único que deberíais preocuparos es de mantener la unidad donde tengáis el sistema operativo instalado (normalmente C:) con, al menos, un 15% de espacio libre. La excepción a esta regla son los equipos antiguos, con menos de 2 Gbytes de RAM y que utilicen sistemas como Windows XP o Windows Vista. La razón es que, con el paso del tiempo, las aplicaciones que todos utilizamos se han convertido en auténticas devoradoras de RAM, incluso aquellas tan poco sospechosas como, de nuevo, los navegadores o una suite de ofimática. En ese contexto, si merece la pena asignar manualmente el tamaño mínimo de paginación a 1,5 veces la cantidad de RAM instalada y el máximo a unas 3 veces la cantidad de RAM o directamente 4 Gbytes, lo que antes suceda. Al final de este texto veréis cómo deteminar cual es el archivo de paginación perfecto para vuestro sistema pero no es en absoluto recomendable seguir recomendaciones generales o configuraciones que veáis instaladas en equipos de familiares o amigos. Cada equipo tiene sus peculiaridades y no todos usamos el ordenador de la misma forma, así que a no ser que queráis perder un rato afinando vuestro sistema al máximo o tengáis un equipo muy corto de recursos, lo más probable es que una configuración manual no os aporte grandes beneficios. ¿Debería desactivar la memoria virtual? La respuesta corta es no. Aunque penséis que contáis con memoria RAM más que suficiente para el uso que dáis al equipo hay aplicaciones que generan picos en el consumo de memoria y otras que, directamente, necesitan de un archivo de paginación para funcionar. Es posible que a corto plazo notéis una mejora de rendimiento en algunos escenarios pero desde mi punto de vista la mejora no compensa la pérdida de estabilidad que puede ocasionar. Si tenéis una gran cantidad de RAM la intentará utilizar de manera óptima, así que vuestro mayor problema por dejar activo el archivo de paginación es el espacio de almacenamiento que consume (que, en equipos modernos, no debería ser grave). En condiciones normales, Windows 10 realiza una gestión de memoria muy eficiente y siempre ofrecerá la opción de memoria más rápida a las aplicaciones con el objetivo de ofrecer un rendimiento óptimo pero sin comprometer la estabilidad global del sistema en ningún caso. En este punto es importante destacar que Windows no siempre puede detectar un error en la memoria virtual como tal. Así, es posible que los fallos aparezcan después de realizar los cambios y no seáis capaces de acharcarlos a una configuración errónea de la memoria virtual. ¿Sirve para algo mover el archivo de paginación a otra partición o a otra unidad? No es recomendable poner el archivo de paginación en una unidad particionada; la división virtual puede elevar los tiempos de búsqueda y mermar el rendimiento, aunque se nota mucho menos en unidades de disco modernas y nada en el caso de SSD. En cuanto a cambiarlo de unidad la recomendación es todavía más sencilla: el archivo de paginación debe estar en la unidad de almacenamiento más rápida que tengáis en el equipo. De paso, olvidaos de las recomendaciones que sugieren utilizar unidades externas. Si tenemos en nuestro equipo más de una unidad de almacenamiento, se pueden crear (y configurar) un archivo de paginación para cada volumen. Windows puede manejarlos y no hay mermas de rendimiento pero es muy importante no cometer el error de crear varios archivos de paginación en el mismo volumen físico; provocaríamos que el sistema funcionara más lento. ¿Debo permitir que Windows use mi SSD para el archivo de paginación? Sabemos que los SSD son caros y que "duele" perder unos cuantos gigas en el archivo de paginación pero desde el punto de vista del rendimiento no hay debate. Hay mucho mito alrederedor de la vida útil de los SSD (podéis leer más sobre eso en este artículo) pero en equipos de menos de cinco años no hay motivo alguno de preocupación. Una última recomendación; dejad siempre libre al menos un 15% de vuestro SSD para prevenir escenarios donde Windows necesite ampliar el tamaño de este archivo y mejorar la estabilidad del sistema. Quiero configurar manualmente mi archivo de paginación, ¿cuál es la mejor fórmula? Si, a pesar de las recomendaciones, queréis afinar al máximo la configuración de la memoria virtual de Windows mi consejo es utilizar el monitor de recursos de Windows y reproducir el escenario de máxima exigencia que podáis; anotad el pico máximo de demanda de RAM de vuestro sistema. Ese debe ser el valor mínimo que le déis a vuestro archivo de paginación de Windows y unas tres veces más el valor máximo. Es posible simular picos máximos de uso de CPU, de disco o de memoria RAM con herramientas como estas pero, de nuevo, precaución; no es recomendable someter vuestro hardware a pruebas extremas si no estamos seguros de lo que estamos haciendo. En general, un buen rato con aplicaciones pesadas ejecutándose al mismo tiempo y una ventana del monitor de recursos deberían ser suficientes para haceros una idea de las necesidades de memoria de vuestro equipo, siempre en función de vuestro perfil de uso. Modificar esta configuración es sencillo, pero nunca está de más recordarlo; en Windows 10 solo tenéis que escribir Sistema en la barra de Inicio, acceder a la Configuración avanzada del sistema y, en Opciones Avanzadas, hacer clic sobre la opción Configuración dentro de la sección rendimiento. Deberíais ver algo muy parecido a la siguiente captura. Si tenéis espacio de sobra en el disco duro no deberíais temer por asignar una gran cantidad de espacio a esta tarea (mejor todavía si es SSD) porque mejoraréis la estabilidad de vuestro sistema en situaciones comprometidas pero tampoco conviene pasarse; sería un desperdicio de recursos y obligaría a Windows a manejar un archivo mucho mayor lleno de espacio libre que no necesitará. Para finalizar una recomendación para aquellos que quieran saber más sobre el tema; en este artículo Mark Russinovich, experto en sistemas operativos de Microsoft, explica con todo detalle cómo funciona el archivo de paginación y qué pruebas podéis hacer para determinar cómo se utiliza la memoria virtual en vuestro equipo. Os invito a compartir y debatir vuestra configuración de memoria virtual en los comentarios.
22 comentarios365 shares
20/12/2016
Guía de compras navideñas: ordenadores portátiles

Guía de compras navideñas: ordenadores portátiles

Seguimos con nuestra serie de guías de compras para estas navidades, centrándonos en esta ocasión en uno de los regalos estrella de estas fiestas, los ordenadores portátiles. Estos equipos gozan de una gran demanda por las ventajas que ofrece la posibilidad de moverlos y de llevarlos a casi cualquier sitio, pero a la hora de elegir correctamente hay muchas cosas que debemos tener en cuenta y puede acabar siendo muy complicado. Por ello, y porque estamos seguros de que más de uno de nuestros lectores estará pensando en regalarse o regalar un portátil hemos querido hacer este artículo especial, donde os daremos como siempre una serie de consejos que os ayudarán a elegir y os dejaremos al final varias recomendaciones que nos parecen buena compra por su relación calidad-precio. Como siempre esperamos que os sea útil y os invitamos a dejar cualquier duda en los comentarios. Tipos de portátiles, una reflexión necesaria Antes de entrar a ver cuestiones técnicas o de valorar componentes debemos tener claro que hay muchos tipos de ordenador portátil, y que normalmente los podemos diferenciar en los siguientes grupos: Portátil estándar: son los modelos que rondan entre las 13 y las 15 pulgadas. Tienen un peso aproximado de 2 a 3 kilogramos y cuentan con unas especificaciones equilibradas que les permiten ofrecer un rendimiento razonable y mantener un precio asequible. Ultraportátiles: estos equipos tienen un peso muy ligero (entre 1 y 1,8 kilogramos), son muy delgados y tienen formatos muy variados que normalmente rondan entre las 12 y las 15 pulgadas. Destacan por ofrecer una alta autonomía gracias a los componentes de bajo consumo que utilizan, pero tienen un coste mayor comparados con los modelos estándar y un rendimiento general inferior en la mayoría de los casos. Portátiles de pequeño tamaño: en este grupo entran aquellos con un tamaño inferior a las 12 pulgadas. Suelen ser modelos de bajo coste que ofrecen un rendimiento muy justo pero suficiente para trabajar, aunque pueden ser incómodos si tenemos pensado mantener largas jornadas de trabajo. Portátiles para jugar: estas variantes tienen por lo general formatos de 15 a 17 pulgadas, integran componentes muy potentes, son muy pesados ( entre 3,2 kilogramos y 6 kilogramos) y tienen una baja autonomía. Ofrecen un gran rendimiento pero suelen tener precios elevados. Esta descripción que hemos hecho es bastante clara y nos permite cuadrar de un vistazo a qué gama deberemos dirigirnos en función de lo que queramos hacer con el portátil. Así, si queremos trabajar o estudiar y reproducir contenidos multimedia un portátil estándar sería la mejor opción, aunque si tenemos un presupuesto muy ajustado podríamos tener en cuenta los de pequeño tamaño. Por contra si necesitamos una elevada autonomía y un movilidad la mejor opción sería un ultraportátil. Finalmente si queremos jugar con garantías lo mejor es un portátil especialmente diseñado para juegos. Configuración y componentes, todo lo que debes tener en cuenta Lo primero es decidir el uso que vamos a dar al portátil, algo que podemos hacer sobre esa base común que os hemos dejado arriba dividida en cuatro gamas. Una vez hayamos decidido toca entrar a valorar los componentes principales del equipo, ya que con ello terminaremos de dar forma al conjunto que debe integrar ese portátil que realmente se ajusta por completo a nuestras necesidades. 1-Tamaño de la pantalla. Para trabajos sencillos y de ofimática, así como navegación web y multimedia-juego ligero no es aconsejable escoger pantallas muy pequeñas, lo que nos lleva a recomendar un tamaño mínimo de 13 pulgadas. Si vamos a utilizar el equipo para tareas más exigentes, como juegos por ejemplo, debemos tener en cuenta que a mayor tamaño de pantalla mayor resolución y por tanto mayor consumo de recursos, lo que nos obligará a escoger un modelo con un hardware más potente que sea capaz de mover todos esos píxeles. Por otro lado el tamaño de la pantalla y la resolución deben estar equilibrados. No tiene mucho sentido elegir un portátil para jugar que tenga una pantalla de 15,6 pulgadas y resolución 4K, por poner un ejemplo. 2-Movilidad y rendimiento. Es posible que para muchos la movilidad sea algo vital en su nuevo portátil, especialmente si queréis que la batería del portátil pueda aguantaros una jornada completa de trabajo sin cargar. A día de hoy los ultraportátiles destacan especialmente en este campo y ofrecen, de hecho, un hardware que puede llegar a ser muy potente en cualquier tarea, ya que algunos modelos cuentan hasta con GPUs dedicadas. Son ligeros, bonitos y ofrecen un buen rendimiento, pero no son recomendables para juegos intensivos y tienen un precio que como dijimos puede llegar a ser bastante elevado, así que debemos considerarlos como una inversión y ajustarla adecuadamente a nuestras necesidades reales. Si quieres jugar a juegos exigentes con buen nivel de calidad entonces debes optar por un portátil para juegos. 3-Procesador, un componente esencial. Actualmente Intel domina casi en solitario el sector portátil, ya que AMD ofrece pocas alternativas que compitan de verdad contra el gigante del chip en este sector. Con todo los portátiles con esas APUs de AMD son una buena opción para aquellos con presupuestos ajustados que quieran un equipo económico que les permita trabajar, disfrutar de contenidos multimedia y jugar a títulos actuales en calidades medias y resoluciones HD. Vienen en configuraciones que incluyen procesadores de hasta cuatro núcleos y GPUs integradas Radeon R7 que en los modelos más recientes (Bristol Ridge) pueden llegar a sumar 512 shaders. Por contra los procesadores de Intel son muy variados pero pueden llegar a ser confusos, ya que no siempre se corresponden  en número de núcleos con las versiones de sobremesa a las que equivaldrían, al menos por nombre. Teniendo eso en mente os dejo un resumen con todas las claves de las diferentes gamas de procesadores Intel: Intel Atom: procesadores de bajo rendimiento y consumo,recomendados para ofimática, navegación web y contenidos multimedia ligeros. Intel Pentium: ofrecen un rendimiento aceptable y es posible encontrar versiones con dos y cuatro núcleos, aunque las segundas suelen tener unas frecuencias de trabajo bastante bajas. Los Celeron son similares, aunque quedan algo por debajo y están limitados a dos núcleos. Intel Core i3: cuentan con dos núcleos y cuatro hilos, ofrecen un buen rendimiento por núcleo y sirven incluso para juegos. Hay que tener presente que no cuentan con la tecnología Turbo Boost de Intel, por lo que la frecuencia de trabajo que traiga el procesador será fija. Esto es importante, ya que si compramos, por ejemplo, un portátil con un Core i3 de bajo voltaje a 1,8 GHz dicha frecuencia será fija, no aumentará y puede, por tanto limitarnos. Los procesadores de bajo voltaje se identifican por terminar en la letra U y existen en todas las gamas de Intel. Intel Core i5: a diferencia de las versiones de escritorio cuentan con con dos núcleos y cuatro hilos hasta la serie 5000 incluida. Los modelos serie 6000 que no son de bajo consumo ya integran cuatro núcleos reales. Esto es importante, pero debemos tener en cuenta que la tecnología HyperThreading mejora significamente el rendimiento en aplicaciones multihilo aunque no tengamos cuatro núcleos reales. La única diferencia de importancia que ofrecen frente a los Core i3 (en el caso de modelos serie 5000 e inferiores) es que cuentan con la tecnología Turbo Boost, por lo que pueden aumentar de forma dinámica su frecuencia de trabajo hasta un cierto límite según los núcleos activos. Son una buena opción para tareas exigentes y juegos, sobre todo a partir de los Core i5 6000, que como dijimos traen cuatro núcleos reales. Intel Core i7: en este grupo hay dos grandes variantes, las normales y las de bajo consumo. Las primeras integran cuatro núcleos y ocho hilos, mientras que las segundas ofrecen dos núcleos y cuatro hilos. Ambos cuentan con tecnología Turbo Boost, pero la diferencia de dos núcleos que separa a ambos puede ser grande y por ello sólo es recomendable la variante de cuatro núcleos, ya que la de bajo consumo es prácticamente igual que un Core i5 serie 5000 o inferior. Estos procesadores con cuatro núcleos reales se recomiendan para jugadores exigentes y profesionales que necesiten un gran nivel de rendimiento. 4-Tarjeta gráfica y memoria RAM Es importante tener en cuenta que si no vamos a jugar ni a usar aplicaciones que requieren una GPU potente no necesitamos una tarjeta gráfica dedicada, ya que la integrada que montan tanto los procesadores Intel como los de AMD será más que suficiente para nuestro día a día. Por lo general los ultraportátiles permiten elegir entre versiones con gráfica integrada y dedicada, pero en este segundo caso casi siempre son de gama baja, por lo que tampoco permiten jugar con garantías a juegos exigentes, así que tenedlo en cuenta. En cuanto a la tarjeta gráfica debemos ponerla en conjunto con la resolución de la pantalla del portátil. Si vamos a jugar en 1.366 x 768 píxeles una GTX 850M-950M con 2 GB de GDDR5 nos permitirá disfrutar de una experiencia excelente en casi cualquier juego. Por contra si vamos a jugar en 1.920 x 1.080 lo mínimo recomendable que deberíamos buscar es una GTX 965M con 2 GB de GDDR5, aunque el ideal sería una GTX 970M-GTX 1060 de 3 GB. Finalmente para jugar en resoluciones superiores lo mínimo recomendable es una GTX 980M, y si pasamos a 4K deberíamos pensar en una GTX 1070. Pasamos a la memoria RAM. Actualmente 4 GB de RAM son suficientes para ofimática, navegación web y juegos poco exigentes, pero debemos tener en cuenta algunos detalles. Si vamos a adquirir un equipo con una integrada de Intel o de AMD debemos tener en cuenta que la misma consumirá memoria principal que será utilizada como memoria de vídeo, así que en estos casos podría ser aconsejable optar por más de 4 GB. En este sentido algunos fabricantes son conscientes de lo dicho y por ello ofrecen equipos con 6 GB de RAM. Para jugar y para tareas exigentes se hace recomendable un mínimo de 8 GB de memoria, ya que la tendencia de los juegos de nueva generación es pedir dicha cantidad como recomendada, aunque el nivel óptimo para asegurar de paso una larga vida útil son 16 GB. Tened en cuenta que normalmente los ultraportátiles y otros equipos de pequeño tamaño no permiten ampliar la memoria RAM, ya que la misma puede ir soldada a la placa, así que elegid con cuidado ya que puede ser una limitación importante. 5-¿Disco duro o SSD? ¿Debo elegirlo con unidad óptica? Dos dudas en una. La primera no es difícil de resolver. Comprar un portátil con un SSD aumentará el precio, pero ofrece mejoras que dadas las peculiaridades de estos equipos beneficiarán incluso a los que sólo los quieran para trabajar. Un SSD es una muy buena idea en un portátil, aunque para aquellos que quieran jugar y vayan a hacer uso del mismo en tareas exigentes la alternativa de un HDD híbrido puede ser interesante, ya que éstos necesitarán un mayor espacio de almacenamiento y ese es precisamente el punto débil de los SSDs. Por lo general los ordenadores estándar y los más económicos dedicados a juegos vienen con discos duros mecánicos, mientras que los ultraportátiles suelen venir con unidades SSD para reducir peso, consumo y temperaturas mejorando, además, los tiempos de arranque y el rendimiento general del equipo. En los portátiles para jugar con precios medios y altos lo normal es encontrar un SSD para sistema operativo y algunos juegos acompañado de un HDD de gran tamaño como unidad secundaria. Con respecto a la unidad óptica depende de las necesidades personales de cada uno, así que aquí ya sois vosotros los que debéis valorar si realmente la vais a necesitar o no, pero tened en cuenta que quita espacio interno y añade peso. 6-Batería y teclado. La duración de la batería depende de las especificaciones concretas de cada portátil, como por ejemplo su procesador, GPU y tamaño de pantalla, pero también del número de celdas que tenga. A más celdas mayor duración y por tanto mayor autonomía, pero también mayor peso y tamaño, así que debemos tenerlo presente antes dejarnos llevar por el "más siempre es mejor". Con respecto al teclado también hay que valorarlo según el uso que le vayamos a dar al portátil, ya que si lo queremos para jugar es conveniente buscar uno que ofrezca una cierta solidez, y si lo queremos para trabajar que resulte cómodo. 7-Calidad, refrigeración y acabado del portátil. Actualmente la mayoría de los equipos a estándares y de pequeño tamaño están acabados en plástico, aunque pueden combinar plástico y metal o incluso estar acabados totalmente en aluminio. Por contra los ultraportátiles suelen venir en aluminio para aligerar peso, un material que a su vez les da un toque premium claro. No es imprescindible buscar un portátil en aluminio, pero sí que deberíamos valorar la calidad de construcción del mismo en puntos tan importantes como las bisagras de la zona de la pantalla, y en el caso de equipos para jugar es esencial buscar modelos con un sistema de refrigeración adecuado. Algunas recomendaciones concretas Como anticipamos os vamos a dejar una serie de recomendaciones con algunos modelos que a nivel personal me parecen una compra acertada, siempre desde el punto de vista calidad-precio. De la misma manera que hemos hecho en guías anteriores os dejamos dos opciones por gama que además os pueden servir como orientación, aunque en los portátiles de pequeño tamaño nos limitaremos a una recomendación ya que no hay una gran variedad y los precio tampoco difieren mucho entre unos modelos y otros. Portátiles estándar: Opción económica: Lenovo Essential B50-50 i3-5005U, equipado con Core i3 5005U, 4 GB de RAM, HDD de 500 GB, pantalla de 15,6" con resolución 768p y un peso de 2,3 kilogramos. Estupenda opción por 305 euros. Opción recomendada calidad-precio: Acer TravelMate P259M i5-6200U, viene con un Core i5 6200U, 8 GB de RAM, HDD de 1 TB, pantalla de 15,6" con resolución 768p y tiene un peso de 2,4 kilogramos. Un gran equipo por sólo 485 euros. Equipos ultraportátiles: Opción económica: Acer Aspire S5-371-3605, una buena opción que viene con Core i3 6100U, 4 GB de RAM, SSD de 128 GB y pantalla de 13,3" con resolución 1080p. Tiene un peso de 1,4 kilogramos y cuesta 659 euros. Opción recomendada calidad-precio: HP Envy 13-D002NS, cuidado diseño y buen rendimiento sin sacrificar movilidad gracias a su Core i5 6200U, 8 GB de RAM, SSD de 256 GB y pantalla de 13,3" con resolución 1080p. Pesa 1,2 kilogramos y cuesta 899 euros. Portátiles de pequeño tamaño: Mejor opción calidad-precio: Acer Aspire One Cloudbook, un modelo con prestaciones ajustadas pero muy económico. Cuenta con un Celeron N3050, 2 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento eMMC SSD y pantalla de 11,6" con resolución 768p. Pesa 1,1 kilogramos y cuesta 189 euros. Portátiles para jugar: Opción económica: Asus R510VX-DM005D i7-6700HQ, es una maravilla que sólo necesita una ampliación de RAM a 8 GB para ser perfecto, cosa que podéis hacer por poco dinero. De serie viene con un Core i7 6700HQ, 4 GB de DDR4, HDD de 1 TB, GTX 950M con 2 GB de GDDR5 y pantalla de 15,6" 1080p. Tiene un peso de 2,45 kilogramos y cuesta 739 euros. Opción calidad-precio: MSI GP62MVR 6RF-247XES, un equipo capaz de mover cualquier cosa en 1080p con garantías. Cuenta con un Core i7 6700HQ, 16 GB de DDR4, GTX 1060 con 3 GB de GDDR5, 1 TB de HDD y pantalla de 15,6" con resolución 1080p. Cuesta 1.199 euros. Enlaces de interés: Guías MC.
21 comentarios33 shares
18/12/2016
Guía de compras navideñas: Memoria RAM y discos duros

Guía de compras navideñas: Memoria RAM y discos duros

Seguimos con nuevas guías de compra para estas navidades, centrándonos en esta ocasión en dos componentes básicos para cualquier PC, memoria RAM y discos duros. Ambos componentes suelen ser menos problemáticos para los usuarios, ya que normalmente éstos se dejan llevar por una máxima fundamental, elegir la opción con más gigabytes y el precio más bajo. Esto ayuda a acertar en muchas ocasiones, pero hay detalles importantes que debemos tener muy en cuenta antes de elegir, ya que como suele ocurrir en otras parcelas del mundillo tecnológico no todo se reduce a "cuantos más gigabytes mejor". En esta guía iremos más allá y os dejaremos una serie de recomendaciones siguiendo como siempre el criterio de la mejor relación calidad-precio, y también incluiremos enlaces a otras guías que completan el contenido de ésta. Como siempre cualquier duda podéis dejarla en los comentarios. Memoria RAM: cantidad, tipo y capacidad La memoria RAM afecta al rendimiento global del equipo, es decir, de ella depende el óptimo funcionamiento de todo lo que pase por nuestro ordenador, incluyendo desde el sistema operativo hasta las aplicaciones y juegos. Por ello debemos elegir la cantidad adecuada, ya que si tenemos poca RAM nuestro equipo no funcionará con fluidez y podemos experimentar tirones y bloqueos en juegos y aplicaciones, e incluso ser incapaces de correr aquellos que demanden más de la que tenemos instalada. La cantidad es el primer pilar, pero también es importante tener en cuenta el tipo y su frecuencia de trabajo, ya que lo primero determina si será o no compatible con nuestra placa base y lo segundo el rendimiento bruto que es capaz de ofrecer. Una memoria RAM muy lenta puede ofrecer un rendimiento flojo, especialmente en juegos y aplicaciones que dependan en gran medida de ella para funcionar correctamente. No vamos a profundizar más sobre este tema y vamos a pasar directamente a las recomendaciones, ya que su momento publicamos una guía muy completa con todo lo que debes saber sobre la memoria RAM, así que si no tuviste ocasión de leerla te recomendamos que le eches un vistazo, ya que te ayudará a estar totalmente informado sobre este componente. 1-Nivel básico: Ofimática y multimedia En este punto nos centramos en equipos que van a ser utilizados para tareas ligeras, como navegación web, ofimática y reproducción de contenido multimedia. Para disfrutar de una buena experiencia de uso no necesitamos por lo general más de 4 GB de memoria RAM, y tampoco es imprescindible que sea especialmente rápida, así que os recomendamos dos opciones dependiendo de si necesitáis DDR3 o DDR4: Kingston ValueRAM DDR3 4 GB a 1.600 MHz CL11: Una solución muy económica que cumple de sobra por apenas 28 euros. Kingston HyperX Fury DDR4 PC4-17000 4 GB CL14 a 2.133 MHz: Al igual que la anterior es una solución excelente y muy asequible, ya que cuesta 29,95 euros. 2-Nivel básico: Aplicaciones y juegos avanzados Subimos un escalón y entramos a ver las mejores opciones para aquellos que quieran jugar y utilizar aplicaciones que necesiten una cantidad de memoria RAM bastante considerable sin tener problemas de rendimiento. Es imprescindible para ello contar con un mínimo de 8 GB de memoria RAM, y también que la misma tenga una frecuencia de trabajo lo más elevada posible, aunque tampoco es imprescindible que sea la más rápida del mercado. Como en el punto anterior vamos a distinguir dos opciones entre DDR3 y DDR4: G.Skill Trident X DDR3 PC3-19200 8 GB, 2 x 4 GB CL10 a 2.400 MHz: con ellas disfrutaréis de un excelente nivel de rendimiento y de unas latencias reducidas. Su precio es de 72 euros. Corsair Vengeance LPX DDR4 PC-24000 8 GB, 2 x 4 GB CL15 a 3.000 MHz: son la mejor opción calidad-precio, ya que los modelos a 3.200 MHz son bastante más caros y no marcan una gran diferencia. Cuesta 70 euros. 3-Nivel intermedio: Aplicaciones y juegos avanzados Como habrá imaginado más de uno de nuestros lectores en este punto encontramos los kits de memoria de 16 GB, cifra que nos asegura una experiencia óptima en prácticamente cualquier juego y aplicación, y que además nos permitirá disfrutar de una larga vida útil. Este es el mejor nivel en el que puede situarse la mayoría de los usuarios, ya que actualmente sólo las aplicaciones profesionales más exigentes son capaces de aprovechar cantidades superiores de memoria RAM. Al igual que en el punto anterior vamos a distinguir dos opciones entre DDR3 y DDR4: G.Skill Trident X DDR3 PC3-19200 1 6GB, 2 x 8 GB CL10 a 2.400 MHz: de lo mejor que podemos encontrar, ofrecen un rendimiento fantástico y tienen un precio muy bueno, 119 euros.  G.Skill Ripjaws V Red DDR4 PC4-24000 16 GB, 2 x 8 GB CL15 a 3.000 MHz: tienen una relación calidad-precio excelente, ya que cuestan menos que otras soluciones que funcionan a 2.800 MHz. Podemos conseguirlas por 99,95 euros. 4-Nivel alto: Aplicaciones profesionales muy exigentes y juegos avanzados Como dijimos este nivel debería quedar reservado a aquellos usuarios que realmente necesiten más de 16 GB de memoria RAM en su día a día por motivos de trabajo, así que tenedlo en cuenta ya que para la mayoría superar esa cifra no supone ventajas reales, pero sí un gasto importante. De nuevo os dejamos dos recomendaciones diferenciando DDR3 y DDR4: G.Skill Ripjaws X DDR3 PC3-19200 32 GB, 4 x 8GB CL11 a 2.400 MHz: una opción muy equilibrada, con un buen precio y un buen rendimiento. Cuestan 245 euros. Corsair Vengeance LPX DDR4 PC4-19200 32 GB, 2 x 16GB CL15 a 3.000 MHz: no hemos encontrado nada con mejor relación calidad-precio. Muy recomendable, ya que cuestan 228 euros. Discos duros, cosas a tener en cuenta y recomendaciones La elección de un disco duro no es nada especialmente complicado, pero hay una serie de cosas que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a comprar uno. Lo primero es tener claro para qué lo vamos a utilizar, si para almacenamiento masivo a largo plazo o para instalar el sistema operativo, aplicaciones y juegos. Si la respuesta es que sólo lo queremos como unidad de almacenamiento secundaria, es decir, para guardar contenidos multimedia, archivos y fotos, lo ideal es elegir una unidad que tenga al menos 2 TB de capacidad. Su velocidad de rotación y su cantidad de memoria caché queda en un plano secundario, ya que sólo llevaremos a cabo sobre él tareas de escritura de forma en periodos concretos y no nos afectará tanto si es un poco más rápido o un poco más lento. Por contra si vamos a utilizarlo como unidad principal deberíamos buscar una unidad de 500 GB como mínimo y una velocidad de rotación de 7.200 RPM, acompañada de 64 MB de memoria caché. Actualmente existen unidades SSHD, que en esencia vienen a ser un disco duro mecánico con una porción de memoria NAND Flash actuando como caché ultrarrápida que normalmente llega los 8 GB de capacidad. En mi equipo personal utilizo una unidad de este tipo para tener instalados los juegos que uso con menos frecuencia y algunos archivos pesados, evitando así el uso excesivo de mi SSD principal de 512 GB, y debo decir que funciona de maravilla. Recomendación ara presupuestos bajos: Si buscáis un disco duro asequible pero que os asegure una larga vida útil y un buen rendimiento sin gastar mucho dinero os recomendamos el WD Blue de 1 TB a 7.200 RPM. Un clásico muy capaz por tan solo 46,96 euros. Recomendación para presupuestos medios: Subimos el listón tanto en capacidad como en rendimiento. La mejor opción en este punto es el SSHD Seagate de 2 TB, un disco duro que como dije utilizo en mi equipo personal y funciona de maravilla. Cuenta con 8 GB de memoria NAND Flash MLC como caché para acelerar la carga de los archivos que usamos con más frecuencia. Su precio es de 108 euros. Recomendación para grandes necesidades de almacenamiento: Si lo único que necesitas es un disco duro de gran capacidad para ir almacenando tus descargas y contenidos multimedia te recomendamos este Seagate Barracuda de 4 TB, que tiene una velocidad de rotación de 5.900 RPM y cuesta 134 euros. Enlaces de interés: Guías MC.
14 comentarios126 shares
16/12/2016
Guía de compras navideñas: Los mejores monitores

Guía de compras navideñas: Los mejores monitores

Un monitor es el periférico más importante de nuestro sistema informático, sea como pantalla de visualización principal para nuestro PC de sobremesa, como pantalla secundaria al que conectamos nuestro portátil para aumentar la productividad en el escritorio o para uso como pantalla de nuestra consola. Una inversión de futuro que seguramente no vayamos a reemplazar en unos cuantos años y al que conviene prestarle la debida atención. Por ello nuestra próxima guía de compra navideña va dedicada a los mejores monitores que podemos encontrar en el mercado de consumo. Repasaremos los principales aspectos a tener en cuenta para elegir el modelo que más se adapte a nuestras necesidades y presupuestos, los formatos más atractivos del panorama actual como los 4K o los ultrawide, y terminaremos con una selección de modelos de todo tipo con enlace y precio de venta. Principales características a valorar Tamaño. Seguramente el tamaño de pantalla sea uno de los primeros aspectos a valorar en la compra de un monitor. Se mide como la distancia en diagonal en pulgadas de un vértice de la pantalla al opuesto. La oferta es amplísima, comienza en las 15 pulgadas y acaba por encima de las 40 pulgadas. La media actual global es de 21,5 pulgadas, mientras que un tamaño estándar en consumo se sitúa en las 23-24 pulgadas de diagonal. Antes de la compra, asegúrate que tienes espacio en el escritorio porque los monitores de grandes diagonales tienen un ancho colosal. Resolución. Es el número de píxeles que pueden ser mostrados en pantalla y lo veremos como resolución máxima o como la resolución nativa de pantalla. Para su diferenciación revisaremos principalmente el producto del ancho por el alto en píxeles, aunque también podremos encontrarlos por el nombre del estándar o por su denominación comercial (HD, FHD, 2K, 4K, etc.) Actualmente, podremos encontrar resoluciones nativas desde 1024 x 768 píxeles (XGA) hasta una resolución máxima de 7680 × 4800 pixeles (WHUXGA). En un monitor informático de consumo para todo uso, no deberíamos valorar nada por debajo del Full HD (1920 x 1080 píxeles). Relación de aspecto. Es la proporción entre las medidas de anchura y altura de un monitor, calculándose dividiendo ambas y expresándose por lo general como "X:Y", aunque también podremos encontrarlo por su denominación comercial, como ejemplo "ultrawide". Existen un montón de ellas aunque las más frecuentes en monitores actuales son 16:9, 16:10 o 21:9. Tipo de panel. Dejando a un lado los clásicos basados en tubos de rayos catódicos (CRT de enorme "culo" y consumo, pero con buena calidad de imagen y variedad cromática) y hasta la llegada masiva de los OLED que pretenden revolucionar todo el sector de pantallas, la elección por tipo de panel que forma la pantalla pasa por los LCD y TFT LCD que, en sus diferentes versiones son los más utilizados en la actualidad. Aquí encontraremos -por orden de calidad- los más básicos y económicos TN, MVA, PVA y los IPS con sus variantes y su variante mejorada, PLS. Brillo - Contraste - Color - Ángulos de visión. También debemos tener en cuenta las características técnicas propias de las pantallas, si bien estos parámetros son más importantes en monitores profesionales que en los modelos de consumo. En estos parámetros, cuanto más mejor. Brillo máximo a partir de 200 cd/m2; tasa de contraste de al menos 850: 1; ángulos de visión de 176 grados o superior y soporte en % para las distintas paletas de color. Tiempo de respuesta - Tasa de Refresco. Son otros aspectos a valorar pensando especialmente en la ejecución de videojuegos. Los paneles más rápidos ofrecerán un tiempo de respuesta más bajo en los entornos de 1 milisegundo (tiempo que necesita un píxel para cambiar de un color o tonalidad a otra y volver a su original), mientras que hay monitores que ofrecen altos valores de tasas de refresco (frecuencia con la que una imagen es dibujada en la pantalla de un monitor), desde 60 hasta 144 Hz. Puertos de conexión - Sincronizadores NVIDIA y AMD. Los mejores monitores actuales ofrecen un buen número de conectores de entrada. Desde las antiguas conexiones analógicas VGA hasta las más modernas de todas, utilizando USB Type-C. Las más utilizadas en la actualidad pasan por HDMI y/o Display Port. Otro punto importante (también pensando en juegos) es el soporte para tecnologías como AMD FreeSync y NVIDIA G-Sync, que mejora la comunicación entre el procesador gráfico y el monitor. Paneles curvados. Es otra de las tecnologías emergentes que prometen principalmente una mayor "inmersión" y mejorar la visión en los laterales en los modelos de mayores tamaños, como decíamos en nuestro especial sobre pantallas curvas. El radio de curvatura indica una mayor o menor curva y prácticamente es el único parámetro distinto a los de un monitor estándar que deberemos valorar. Es importante señalar que, gastando lo mismo, podemos comprar un televisor plano mejor que el modelo curvo equivalente. Y procura verlo en directo. Si esta recomendación es extensiva a todos los monitores, en paneles curvados es obligado porque no todos los usuarios se acostumbran. Varios. Aunque los anteriores son los más importante para elegir los mejores monitores, hay otros aspectos a valorar que nos gustaría mencionar porque pueden ser importantes para una parte de usuarios. Entre ellos, la capacidad de la base para realizar ajustes del monitor en altura, giro o inclinación que nos permita obtener la mejor ergonomía. También el consumo que puede ser grande en algunos modelos; la inclusión o no de elementos multimedia como altavoces integrados y hub de puertos USB; los paneles táctiles; diseños con biseles estrechos que permitan emplear sistemas con doble o triple monitor o características técnicas más específicas de monitores profesionales como tamaño de punto, soporte a gamas de color o calibraciones. Monitores 4K El catálogo de monitores 4K está aumentando y es uno de los formatos más atractivos del panorama actual de pantallas de visualización y por ello los mencionamos específicamente. La norma que regula la ultra alta definición contempla distintas resoluciones desde 3840 x 2160 píxeles y en el futuro, resoluciones nativas de ciencia ficción de 7680 x 4320 píxeles (8K). Además de resolución, la norma exige un aumento de calidad de los paneles, bajo tecnología PLS o Plane to Line Switching, que cubran al menos el 100% de la gama de color sRGB y tengan certificación Technicolor. Aunque el precio se ha ido reduciendo, no va tan rápido como nos gustaría a los consumidores ni en la medida que en su día se prometió y es uno de los aspectos a resolver para disfrutar de esta resolución. En un escritorio informático, otra de las cuestiones a resolver es que no todas las aplicaciones están optimizadas para funcionar en estas resoluciones. Los sistemas operativos principales, Windows, OS X y Linux, sí ofrecen soporte aunque también debe mejorar. En cuanto a juegos, si has tenido la oportunidad de jugarlos en 4K habrás comprobado que es una experiencia alucinante. Pero tiene un gran problema, necesitas un equipo de gama alta y por consiguiente una gran inversión para mover los juegos a tasas razonables porque la caída de frames en 4K es brutal. Para jugar en resoluciones 4K con filtros activados que expriman la calidad de los grandes juegos y eviten la bajada de frames, hay que apostar sí o sí por la gama alta de gráficas dedicadas. Y no cualquiera porque en 60 FPS recomiendan utilizar directamente configuraciones multi-gráfica en SLI o Crossfire. Si tienes un gran presupuesto para adquirir uno de los nuevos monitores 4K, adelante. Es una gran inversión si le acompañas de un hardware adecuado para moverlo. El soporte de los sistemas operativos está mejorando con cada versión, así como sus funciones de escala. El contenido multimedia aunque lentamente va llegando (Blu-ray 4K en camino) al igual que aplicaciones optimizadas para esta resolución. Los juegos son una gozada en configuraciones multi-gráfica y cada vez habrá más títulos, pero ya sabes, también tienen desventajas. Monitores UltraWide Los monitores ultrawide (o de pantalla ultra ancha) es otra de las apuestas actuales de la industria para impulsar las ventas de estos periféricos, imprescindibles en cualquier escritorio informático. La característica que define estos monitores es su relación de aspecto, una medida de proporción entre el ancho y alto de la pantalla. que vimos en las características generales. Si en los antiguos monitores (y televisores) de rayos catódicos (CRT) la proporción más extendida era 4:3 (4 píxeles de ancho por 3 píxeles de alto), la llegada de los modelos LCD y TFT ofreció otros formatos que hasta entonces solo veíamos en pantallas cinematográficas: 15;9, 16:10 o 16:9 que es el más extendido en la actualidad. Para ofrecer algunas de las ventajas de aumento de cantidad de información (a lo ancho) de los sistemas multipantalla, la industria comenzó a ofrecer un formato 21:9, que es el estándar usado en las mayoría de grabaciones de películas y su exhibición en salas de cine. Desde ahí llegó al mercado de monitores aunque su presencia masiva es relativamente reciente y no son para todo los usuarios. La denominación de monitores UltraWide corresponde como hemos visto al formato 21:9, una denominación comercial utilizada por marketing y que en realidad se define más correctamente por su proporción real 2.37:1. La pantalla es ancha, muy ancha, frente al 16:9, el más utilizado del mercado por su uso en televisión de alta definición y en la mayoría de monitores informáticos, y con proporción real 1.77:1.  Los defensores de este tipo de formato para el escritorio informático valoran el mayor espacio de visualización en vertical lo que permite ver un mayor número de ventanas abiertas, mayor inmersión en videojuegos y experiencia perfecta a la hora de ver películas. No todo son ventajas. Se pierde espacio visible horizontal lo que puede afectar por ejemplo en la navegación web o trabajando con una hoja de cálculo. En videojuegos, es cierto que es una gozada en juegos con soporte para el formato, especialmente en simuladores de conducción o vuelo o en alguno de estrategia, pero en otros, ni es soportado ni el escalado es correcto. Los mejores monitores La oferta de monitores informáticos es amplísima y su elección, si has leído todo el artículo, no es sencilla si te paras a valorar todas sus características. Como norma general, si el presupuesto es limitado, simplemente olvídate de grandes diagonales, grandes resoluciones, paneles curvados y características añadidas. Es más rentable comprar un monitor Full HD de 23 pulgadas que incluya un panel de calidad y buenos niveles de brillo, contraste o color, que un monitor 4K, de 30 pulgadas o curvado de baja calidad. Con ello en mente vamos con una selección de lo que podemos encontrar en un mercado de oferta inabarcable pro que conviene sondear en la búsqueda de uno de los periféricos más importante de nuestro sistema informático. Monitores HD-FHD-2K Acer Essential - Monitor de 19.5" (pantalla LED, 1600 x 900 píxeles), por 69 euros. BenQ GW2270H - Monitor LED de 21.5", por 96 euros. Philips 223V5LHSB2/00 - Monitor de 21,5" (Full HD, HDMI), por 99 euros. Samsung S22F350FHU - Monitor LED de 22" (FullHD, 1000:1, 200 cd/m²) por 102 euros. LG 22M47VQ-P - Monitor LED de 21.5" (16:9, 1920 x 1080 píxeles) por 104 euros. LG 22MP58VQ-P.AEU - Monitor profesional de 21.5 " (16: 9, 250 cd / m2, 1920 x 1080 pixeles) por 109 euros. Benq GL2460 - Monitor de 24" (23 W, 16:9, 2 ms, modo Eco), 128 euros. LG 24MP58VQ-P - Monitor LED de 23.8" (1920 x 1080, 5 ms, HDMI, DVI) por 133 euros. HP X0J60AA - Monitor 24" (1920 x 1080 a 60 Hz), por 132 euros. Samsung S24D330H - Monitor de 24"(1920 x 1080 pixeles, LED, Full HD, 1000:1), por 134 euros. ASUS VE248HR - Monitor de 24'' (Full HD (1920x1080)por 148 euros. Samsung S24F350FHU - Monitor LED de 24" FHD por 141 euros. ASUS VX239H - Monitor LED de 23" (1920 x 1080) por 153 euros Benq GL2760H - Monitor de 27" (1920 x 1080p, LED, 250 cd/m2, HDMI): 169 euros. LG 27MP38VQ-B.AEU, 27 pulgadas FHD, por 176 euros. Asus VX279H - Monitor LED de 27" (1920 x 1080), por 215 euros. Acer Predator GN246HLB - Monitor LED de 24" (1920x1080, 144Hz) por 244 euros. LG 32MP58HQ-P 31.5" Full HD IPS, por 247 euros. Dell P2416D - Monitor LED de 24" (2560 x 1440p, 60 Hz) Dell UltraSharp U2515H - Monitor LED de 25" (2560 x 1440p, 350 cd/m2), por 389 euros. Dell UltraSharp U2715H - Monitor de 27" 2K (6 ms, 350 cd/m²), por 477 euros. BenQ BL3200PT - Monitor LCD de 32 pulgadas 2K, por 499 euros. ASUS ROG Swift PG279Q - Monitor de 27" (IPS, 2560 x 1440) por 839 euros. Monitores 4K Samsung U28E590D 28″ Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, 1000:1, Mega Contrast): 367 euros Acer UM.PB1EE.001 – Monitor de 28″ 2160×3840 con tecnología UHD (4K): 398 euros Asus PB287Q – Monitor WLED de 28″ (3840×2160) con tecnología TN: 419 euros Acer UM.PX1EE.001 TN 28″ Negro, Rojo – Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Rojo, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1: 584 euros Dell P2715Q 27″ Negro, Plata 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, Kensington, 100 – 240 V), 659 euros Philips Philips BDM4350UC/00 Monitor 43 pulgadas (LED, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, 50/60 Hz, USB 3.0 (3.1 Gen 1)): 675 euros. Samsung U28D590D – Monitor de 28.0″ con tecnología LED (3840 x 2160, 2 puertos HDMI): 660 euros Benq BL3201PT 32″ Black 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1): 849 euros LG 31MU97-B – Monitor IPS Ultrawide de 31″ con resolución Cinema Digital 4K (4096 x 2160, 17:9): 1.179 euros ASUS PA328Q – Monitor (81,28 cm (32″), 6 ms, 350 cd / m², 6W, Negro, Kensington): 1.233 euros Monitores UltraWide LG 25UM58-P - Monitor LED de 25" (UltraWide 21:9) por 170 euros. LG Electronics 29UM68 - Monitor IPS de 29" (2560 x 1080p, 250 cd/m2, 1 ms), por 289 euros. LG 34UM67-P – IPS de 34″ (ultrawide 21:9, Gaming, resolución WQHD 2560 x 1080 pixeles). 513 euros. Acer CB290C 29″ Black Full HD – Monitor (LED, IPS, 2560 x 1080 Pixeles) por 382 euros. ASUS PB298Q – Monitor IPS WLED de 29″ (2560 x 1080 píxeles) por 468 euros. Dell UltraSharp U2913WM – 29 pulgadas con resolución nativa de 2560 x 1080 píxeles. 402 euros. NEC MultiSync EA294WMi – IPS con 29 pulgadas y resolución de 2560 x 1080 píxeles por 658 euros. Samsung S29E790C – Monitor de 29″ (LED, 2560 x 1080, 4 ms, DisplayPort), por 501 euros. BenQ XR3501 – Monitor de 35″ curvado (4 ms, 2560 x 1080 píxeles) por 696 euros. Samsung S34E790C – Monitor de 34″ IPS con 3440 x 1440 píxeles. 868 euros. HP Envy 34c Media Display – Monitor de 34″ IPS curvado, 3440 x 1440 píxeles, por 934 euros. Acer Predator Z35 - Monitor de 35" 1080x2560, por 966 euros. DELL UltraSharp U3417W – Monitor (86,36 cm (34″), 5 ms, 300 cd / m², 18W, Negro, 100 x 100 mm): 985 euros. Acer XR341CK - Monitor de 34" 1440 x 3440 píxeles, por 1.112 euros. ASUS PG348Q - Monitor de 34" (WLED, IPS, HDMI 3440 x 1440, G-Sync, por 1.199 euros. Acer Predator X34 – Monitor de 34″ 1440 x 3440 con panel curvado IPS – 1.449 euros.
10 comentarios52 shares
15/12/2016
[ ]