real
time web analytics
Guías, consejos de compra y tutoriales » MuyComputer
[ Guías ]
Guía: Montando un PC económico para eSports y juegos 1080p

Guía: Montando un PC económico para eSports y juegos 1080p

Los eSports llevan mucho tiempo entre nosotros aunque durante los últimos años han experimentado una auténtica explosión de popularidad que los ha convertido en un movimiento enorme, gracias al empuje de juegos como League of Legends, DOTA 2, CS:GO y Overwatch. Hoy los eSports cuentan con cientos de millones de fans que siguen a diario los eventos más importantes y que intentan emular a sus estrellas disfrutando de sus juegos favoritos. Por suerte la mayoría de los juegos que se utilizan en el mundo del deporte electrónico no tienen unos requisitos elevados y se pueden utilizar incluso en equipos relativamente antiguos, pero sabemos que hay muchas personas con PCs demasiado antiguos que están pendientes de realizar una renovación. Con eso en mente hemos decidido hacer una nueva guía en la que nos centraremos en montar un PC económico pensado para disfrutar sin problemas de todos los juegos utilizados en los eSports. El presupuesto que nos hemos marcado son 400 euros, una cantidad que está prácticamente al alcance de todo el mundo, aunque como veremos al final es posible reducir un poco más el presupuesto e incluso hacer una distribución diferente para ajustar un poco más el precio. Sin más entramos en materia, esperamos que os sea útil y os recordamos que podéis dejar vuestras dudas en los comentarios. Procesador Empezamos eligiendo el corazón del equipo. La mayoría de los juegos utilizados en el mundo de los eSports dependen del IPC del procesador y no exigen más de cuatro hilos para funcionar correctamente, así que hemos apostado por el Pentium G4560. Este procesador es una solución todoterreno basado en Kaby Lake de Intel que cuenta con dos núcleos y cuatro hilos a 3,5 GHz y ofrece un excelente nivel de rendimiento. Su precio es de 57,95 euros. Placa base Es un componente importante pero no tenemos mucho presupuesto, así que debemos apostar principalmente por el valor calidad-precio. Por ello hemos elegido una placa MSI B250M Pro-VD, que trae soporte total y directo de procesadores Kaby Lake y nos permite montar memorias DDR4 a 2.400 MHz. Tiene un precio muy bueno, 67,95 euros. Memoria RAM   Como ya hemos anticipado podemos montar un kit de DDR4 a 2.400 MHz, y dado que ahora mismo no presentan una diferencia de precio importante frente a los modelos a 2.133 MHz no hemos tenido duda alguna en apostar por el kit Crucial Ballistix Sport 2400 4 GB x 2. Gracias a esa mayor frecuencia de reloj notaremos pequeñas mejoras de rendimiento en algunos juegos concretos. Tiene un precio de 68,39 euros. Tarjeta gráfica Es una de las decisiones más importantes. Tenemos varias opciones pero nos otros nos hemos decantado por la MSI GTX 1050 TI AERO ITX OC, ya que ofrece una mejora importante de rendimiento frente a las GTX 1050 y RX 560 y tiene un precio muy bien ajustado. Este modelo viene con overclock, tiene un tamaño muy compacto, se conforma con una fuente de alimentación de 300W y no requiere conector de alimentación adicional. Su precio es de 149 euros. Disco duro El presupuesto nos obliga a ir directamente a por un disco duro, ya que de lo contrario tendríamos serios problemas de capacidad de almacenamiento. Por ello hemos optado por un HDD estándar de Toshiba en su versión de 1 TB. Este modelo tiene una velocidad de 7.200 RPM y 32 MB de caché, suficiente para disfrutar de una buena experiencia de uso. Tiene un precio de 46,95 euros. Caja y fuente de alimentación Tenemos un equipo con un consumo mínimo así que no necesitamos una fuente potente ni con conectores de alimentación adicionales. Dado que lo que prima es mantener el precio lo más bajo posible hemos optado por un combo de caja y fuente de alimentación B-Move Vega Mini. Esta torre tiene un tamaño muy compacto pero podrá albergar sin problemas todos nuestros componentes, ya que la placa base es micr ATX y la gráfica es mini ITX. Su fuente integrada es de 500 vatios y cumple más que de sobra. Tiene un precio de 31,95 euros. Coste final y configuraciones opcionales Tenemos un coste total de 422,19 euros, una cifra que podríamos ajustar un poco más eligiendo por ejemplo una caja con fuente integrada más económica y optando por un único módulo de DDR4. Con suerte el ahorro podría ser de entre 15 y 20 euros y seguiría siendo perfectamente viable. También podríamos ir a por una Radeon RX 460 de 2 GB de GDDR5, que cuesta 99 euros, o a por una RX 560 de 4 GB de GDDR5, que cuesta 125 euros. Con la primera nos ahorraríamos 50 euros aunque perderíamos bastante potencia gráfica. A pesar de ello el equipo seguiría siendo capaz de mover todos los juegos de los eSports sin problemas y también cualquier juego actual en 1080p, siempre que reduzcamos el nivel de calidad gráfica en función de las exigencias de cada título en concreto. Por si alguien se lo pregunta sí, la configuración con GTX 1050 TI y RX 560 de 4 GB de GDDR5 sería mucho más potente que una PS4 y la primera de hecho rivalizaría con una PS4 Pro sin problemas. La versión con RX 460 de 2 GB de GDDR5 quedaría a nivel muy similar comparada con la consola de Sony. Tened en cuenta que son datos aproximados y que en algunos casos la mayor optimización que se lleva a cabo en consolas puede inclinar la balanza a favor de aquellas. Antes de terminar os dejo una ronda de resultados en algunos juegos utilizando la configuración con GTX 1050 TI: Overwatch 1080p en ultra: 96 FPS. GTA V en 1080p y calidad muy alta: 54 FPS. The Witcher 3 en 1080p y calidad muy alta: 37 FPS. DOTA 2 en 1080p y calidad ultra (DirectX 11): 121 FPS. DOOM 2016 en 1080p y calidad máxima (OpenGL): 73 FPS. CS:GO en 1080p y calidad máxima: 172 FPS. Enlaces de interés: Guías MC.
35 comentarios23 shares
2 díasIsidro Ros
¿Conoces las diferencias entre UEFI y BIOS?

¿Conoces las diferencias entre UEFI y BIOS?

Pocos componentes como el BIOS se han mantenido en nuestros ordenadores con mínimos cambios desde su concepción original y utilización en los años 80 en ordenadores con sistema operativo MS-DOS. UEFI es su reemplazo mejorado como extensión del proyecto EFI de Intel escrito en lenguaje C, que proporciona mayor flexibilidad, potencia y facilidad de uso mediante una interfaz de usuario gráfica e incluso táctil. El Sistema Básico de Entrada/Salida o BIOS (Basic Input-Output System) es un programa tipo firmware escrito en lenguaje ensamblador que reside en un chip de memoria EPROM (memoria no volátil) pinchado en las placas base y que se ejecuta en el arranque de los equipos proporcionando la comunicación de bajo nivel, el funcionamiento y configuración básica del hardware del sistema. Aunque ha sido mejorado con algunas funciones, BIOS no ha variado sustancialmente desde su inclusión en los primeros IBM PC y por ello tiene múltiples limitaciones y aunque es una parte importantísima del equipo, habitualmente pasa inadvertida para la mayoría de usuarios menos avanzados, envuelta en una maraña de pantallas de texto. UEFI Para superar todas estas limitaciones, en 2007 Intel, AMD, Microsoft y los grandes fabricantes de PCs, acordaron promover la nueva especificación Unified Extensible Firmware Interface (UEFI) gestionada por el Unified Extended Firmware Interface Forum, La gran mayoría de los ordenadores que se venden hoy en día utilizan UEFI en lugar del BIOS tradicional, incluso UEFI está encargado de las mismas funciones que BIOS y otras adicionales, pero ofrece mejoras sustancialmente desde una interfaz gráfica más sencilla de utilizar a través de periféricos como ratones o incluso táctil, ampliando las posibilidades y flexibilidad gracias a su programación en lenguaje C, la velocidad de arranque o nuevas funcionalidades imposibles de implementar en BIOS como el soporte para dispositivos como los discos duros con capacidad superior a los 2 Tbytes. UEFI también mejora la seguridad de los equipos con la funcionalidad Secure Boot, una característica de arranque seguro añadida en equipos con Windows 8, que evita el inicio de sistemas operativos no autenticados al obligar a firmar el software del proceso de arranque, protegiendo de malware el proceso de arranque. La llegada de Secure Boot no ha estado exento de polémica. Aunque Microsoft dijo enfocarla exclusivamente como una medida de seguridad, la compañía fue acusada de monopolio y uso ilícito de su posición dominante en el mercado del escritorio informático, porque la característica impedía instalar otros sistemas operativos alternativos como Linux o Windows anteriores. La Fundación Linux publicó posteriormente el Secure Boot System oficial de Microsoft para Linux, lo que permite a los desarrolladores independientes su implementación en cualquier distribución para arranque en este modo seguro junto a Windows, en equipos UEFI. Aún así, la polémica ha continuado porque algunas actualizaciones han bloqueado equipos originales con Windows 7. En cualquier caso, la mayoría de fabricantes permiten desactivar el modo seguro y habilitar el modo de BIOS heredado para poder instalar otros sistemas alternitos, Windows anteriores a 8 y distribuciones GNU/Linux. Otra de las ventajas del firmware UEFI es que puede arrancar unidades de 2,2 TB o más grandes, de hecho, el límite teórico es de 9.4 zettabytes utilizando el esquema de particiones GPT en lugar de MBR. UEFI puede funcionar en modos de 32 bits o 64 bits y tiene más espacio de direcciones direccionable de BIOS, lo que significa que su proceso de arranque es más rápido. Además, el chip de memoria que incluye UEFI no está bloqueado en la placa como BIOS, por lo que pueden añadirse extensiones de terceros como herramientas para overclocking o software de diagnóstico. Para acceder a UEFI, al igual que con BIOS, se debe pulsar una tecla específica (Esc, F2, F10, suprimir, etc,,,) durante el arranque del equipo. Funciones muy interesantes para superar las limitaciones de BIOS tras un reinado que ha durado 30 años. 
12 comentarios373 shares
23/06/2017Juan Ranchal
10 sistemas operativos libres que quizá no conozcas

10 sistemas operativos libres que quizá no conozcas

Con una cuota de mercado superior al 90% y un dominio fabuloso del canal de fabricación y distribución, es probable que tu ordenador personal pre-instalara Windows en el momento de la compra. Las alternativas son pocas y pasan por el OS X que utiliza Apple en todos sus Mac o por alguna distribución basada en Linux de los pocos fabricantes que lo soportan de forma oficial o instalado posteriormente por el usuario en su equipo original con Windows u OS X, sea para reemplazarlos o trabajando junto a ellos. Que haya pocas alternativas reales comerciales no quiere decir que no existan y desde makeuseof nos han recordado algunos sistemas operativos libres y de uso gratuito. No sirven para todo y todos los usuarios, y para la mayoría no son un reemplazo completo del sistema que ya estén utilizando, pero puedes probarlos junto a ellos, en equipos independientes o a base de máquinas virtuales si te apetece conocer otras alternativas. FreeBSD Si estás usando un sistema operativo libre que no sea Linux, probablemente esté basado en BSD. Aunque FreeBSD no puede ser propiamente llamado UNIX al no haber adquirido la debida licencia es uno de los denominados "clones de UNIX", como NetBSD, OpenBSD, y PC-BSD. Incluso si no eres un amante del software libre, es posible que estés usando partes de FreeBSD, ya que debido a la licencia permisiva del proyecto una parte del código se utiliza en dispositivos diversos como el mismo MacOS de Apple, la PlayStation 4 de Sony o los routers de Juniper. ReactOS Sistema operativo de código abierto para PC x86/x64 que tiene la particularidad de ser compatible a nivel binario con aplicaciones y drivers programados para Windows. Obviamente, no puede incluir código real de Windows pero ha aplicado parcialmente muchas API de Windows y colabora con el proyecto Wine para conseguir mejorar el funcionamiento de los programas. Es lo más parecido a un "Windows sin Microsoft" que vas a encontrar. FreeDOS Otro sistema libre bajo licencia GPL que tiene el objetivo de ser totalmente compatible con aplicaciones y drivers de MS-DOS. Como éste, trabaja en línea de comandos con el intérprete FreeCOM. FreeBSD suele venir preinstalado en equipos nuevos de fabricantes como MSI que se ofrecen sin sistemas Windows o Linux preinstalado. Funciona genial, por ejemplo, para ejecutar juegos antiguos DOS. Haiku Un sistema libre bajo licencia MIT inspirado en BeOS (Be Operating System), mantenido por la organización sin ánimo de lucro del mismo nombre. Haiku cuenta con un micronúcleo modular propio denominado NewOS, optimizado para trabajo multimedia, con audio, vídeo, gráficos y animaciones en tres dimensiones. Al igual que ReactOS hace con Windows, el objetivo de Haiku es trabajar con las aplicaciones de BeOS y sus controladores, si bien este último apartado está peor soportado. Basadas en este sistema, puedes encontrar dos distribuciones denominadas "TiltOs" y "Senryu", que se publican como disco duro virtual para VirtualBox. illumos Software libre bajo licencias MIT y BSD basado en OpenSolaris, creado a su vez desde la versión privativa del original Solaris de Sun Microsystems, compañía adquirida como sabes por Oracle. De hecho, la iniciativa partió de algunos ingenieros principales de Solaris y se propone continuar con el desarrollo y el mantenimiento del código OS/Net (ON) de Oracle de forma independiente y comunitaria. illumos no es una distro en sí misma, porque tiene el objetivo de proporcionar el código base a partir del cual cualquiera podrá crear su propia distribución de software basada en el sistema operativo OpenSolaris. La principal distribución es realizada por el Proyecto Indiana con OpenIndiana. Nexenta, BeleniX y SchilliX son otras de las distribuciones basadas en OpenSolaris que apoyan el proyecto. Syllable Un proyecto de software libre basado en AtheOS, el sistema que originalmente pretendía ser un clon de AmigaOS y al que ha terminado reemplazando Syllable. Compatible con arquitecturas x86, se ofrecen versiones cliente y servidor y aplicaciones propias como un navegador web basado en Webkit o una aplicación de correo electrónico. Su mayor virtud reside en su eficiencia en máquinas con bajísimos recursos, desde 32 Mbytes de RAM. La instalación completa sólo ocupa 250 MB. AROS Research Operating System Otro sistema que implementa en código abierto las APIs de AmigaOS, con cuyos ejecutables es compatible a nivel binario en procesadores 68k, además de compatible a nivel de código con otras arquitecturas como x86 para la que se ofrece de manera nativa. Es portable y puede correr hospedado en Windows, Linux y FreeBSD. MenuetOS También conocido como MeOS su característica más destacada es que está programado completamente en lenguaje ensamblador. Está diseñado para funcionar en equipos muy básicos aunque soporta hasta 32 Gbytes de RAM. Con decirte que el sistema cabe en un disquete de 1,44 Mbytes, está dicho todo.  Aún así se las arregla para incluir un escritorio gráfico y controladores para teclados, vídeo, audio, USB o impresoras. DexOS Un sistema operativo de 32 bits escrito para la arquitectura x86 en lenguaje ensamblador. Está diseñado para programadores que desean tener acceso directo al hardware (incluyendo CPU y gráficos) con un código bien comentado y documentado. Visopsys Otro sistema gratuito y libre bajo GPL que ha estado en desarrollo desde 1997, como hobby de un solo programador, Andy McLaughlin. Soporta arquitecturas x86, está escrito en C y ensamblador y no se basa en ningún sistema preeexistente, si bien utiliza código del kernel Linux, ofrece herramientas comunes de GNU y parte de la interfaz gráfica de usuario como los iconos, resultarán familiar a los usuarios de KDE Plasma. Te toca. ¿Cuál has usado? ¿Para qué? ¿Conoces otros sistemas operativos libres? ¿Pueden reemplazar a Windows/Mac/Linux? ¿Para qué tareas?
39 comentarios874 shares
20/06/2017Juan Ranchal
Guía para mejorar el rendimiento de tu PC en juegos

Guía para mejorar el rendimiento de tu PC en juegos

Estamos en pleno E3, uno de los eventos más importantes del mundo del videojuego, y para celebrarlo hemos querido dedicar la guía de este domingo a recoger y explicar una serie de claves que te ayudarán a mejorar el rendimiento de tu PC en juegos. Para que la guía te resulte lo más útil posible vamos a hacer un listado completo con consejos sencillos y asequibles que te ayudarán a mejorar el rendimiento de tu PC sin tener que gastar dinero, pero también acompañaremos una serie de recomendaciones al final en las que desgranaremos los ajustes gráficos más importantes. En esa segunda parte descubriremos los efectos de esos ajustes, el impacto que tienen en la calidad gráfica y en el rendimiento general y te enseñaremos qué debes reducir o desactivar primero y qué no. El objetivo será el que hemos indicado al inicio, mejorar el rendimiento de tu PC en juegos. Sin más nos ponemos manos a la obra, esperamos que os guste y os invitamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios. Pasos para mejorar el rendimiento de tu PC en juegos Tenemos varios opciones que vamos a ir agrupando siguiendo un orden concreto. Empezaremos por las más sencillas y dejaremos para el final las más complicadas, aunque ya os adelantamos que en esencia no hay ninguna que resulte especialmente difícil o que exija ser un experto en el mundillo de la informática. Os recomendamos empezar siguiendo el orden que os vamos a dar a continuación y que poco a poco vayáis midiendo gradualmente la mejora que obtenéis. 1-Haz un arranque limpio: es una de las maneras más sencillas de obtener una mejora que notaremos no sólo en juegos sino también en el rendimiento general del equipo, sobre todo si tenemos poca RAM (menos de 6 GB). En este artículo encontraréis todos los pasos que debéis dar. 2-Actualiza los drivers: hablamos en general, aunque el más importante es el de la tarjeta gráfica. Normalmente los fabricantes introducen mejoras y optmizaciones que pueden darnos un extra de rendimiento en juegos concretos, salvo que tengamos soluciones muy antiguas. También es buena idea comprobar la versión de nuestra BIOS y ver si existe una actualización en la web oficial del fabricante. 3-Haz un análisis del sistema: buscar virus o conflictos en el sistema y limpiarlos o resolverlos puede poner fin a problemas importantes de rendimiento de tu PC. Notarás efectos positivos a nivel general. En ocasiones desactivar temporalmente nuestra solución antivirus también puede ayudarnos a mejorar el rendimiento. 4-Configura tu sistema operativo en máximo rendimiento: esto es especialmente útil en ordenadores portátiles. Cuando activamos este modo se prioriza el rendimiento pero se aumenta el consumo. Podemos ajustar el plan de rendimiento a través de las opciones de energía del sistema. 5-Busca errores en el la unidad de almacenamiento y desfragmenta: buscar y corregir errores puede ayudar a reducir el "rascado" de los juegos que recurren mucho a operaciones de lectura en la unidad de almacenamiento. En las unidades mecánicas también es útil desfragmentar periódicamente. Si tenéis un SSD no debéis hacerlo. 6-Cierra descargas y aplicaciones en segundo plano: es una manera sencilla de mejorar el rendimiento de tu PC en sentido amplio. En Windows lo mejor es que abras el Administrador de Tareas y cierres aquellas aplicaciones innecesarias que estén consumiendo recursos. 7-Haz mediciones de temperatura y toma medidas: este paso requiere algo más de esfuerzo, pero puede ser muy beneficioso, sobre todo en equipos que tienen varios años encima. Si detectas problemas de temperatura es posible que tu equipo necesite una buena limpieza. Por suerte es un paso muy sencillo ya que sólo tienes que desconectarlo, abrir la tapa y limpiar el polvo de su interior. Puedes usar una brocha suave y aire comprimido para quitar todos los restos. También es buena idea desmontar la tarjeta gráfica y el procesador para limpiarlos a fondo y cambiar la pasta térmica. 8-Haz overclock a tus componentes: es una opción muy interesante para alargar la vida de un PC, siempre que no tengamos problemas de temperatura y que estemos seguros de que nuestra fuente de alimentación no dará problemas. Para subir la frecuencia de la tarjeta gráfica disponemos de programas muy sencillos y fáciles de utilizar como MSI Afertburner, que es compatible con una gran cantidad de modelos distintos y de cualquier fabricante. Para subir la velocidad del procesador podemos recurrir también a algunas aplicaciones concretas que ofrecen los principales fabricantes, como Intel Extreme Tuning Utility y AMD RYZEN Master, aunque también podemos tirar del método clásico y hacerlo a través de la BIOS. Ajustes gráficos en juegos, todo lo que debes saber Otra forma de mejorar el rendimiento de tu PC en juegos pasa por reducir la calidad gráfica de estos. Parece una idea sencilla pero buscar el mejor equilibrio posible entre rendimiento y calidad puede acabar siendo toda una odisea. Por ello en este artículo vamos a repasar los ajustes gráficos básicos más importantes y os vamos a dar una serie de pautas para que sepáis que deberíais reducir primero de cara a conseguir ese equilibrio entre rendimiento y calidad. Resolución: Os recomendamos que intentéis mantener la resolución nativa de vuestro monitor. Si vuestra tarjeta gráfica tiene muy poca memoria gráfica y además es poco potente reducir este ajuste puede obrar milagros, pero hará que el juego se vea muy pixelado. Texturas: Es uno de los ajustes que más influye en la calidad gráfica de los juegos. Os recomendamos no bajar nunca de niveles medios, ya que apenas notaréis mejoras en rendimiento y sin embargo el juego se verá totalmente deslucido. Depende sobre todo de la memoria gráfica de la tarjeta y por lo general el nivel óptimo se alcanza con los ajustes en alto. Junto con la resolución debe ser tu último recurso. Sombras: Uno de los ajustes más exigentes. Debe ser tu objetivo principal si notas que el rendimiento de tu PC flojea. Tiene un gran impacto y utilizar los ajustes bajos también puede "obrar milagros". Debe ser tu objetivo principal. Efectos de iluminación y reflejos: Este incluye aspectos como la iluminación general, las fuentes de luz y los reflejos que veremos en determinadas superficies. Confiere un toque preciosista al juego pero consumen muchos recursos, así que después de la calidad de las sombras debe ser tu segundo objetivo. Notas finales Es muy complicado dar una visión general de los ajustes óptimos de juegos actuales en PCs tipo ya que como sabemos cada uno tiene sus propios requisitos, y también una optimización dispar. En cualquier caso en los equipos con gráficas integradas de baja potencia lo ideal es utilizar una resolución igual o ligeramente inferior a la nativa (por ejemplo 720p en un monitor 768p), mantener las texturas en calidad media y todo lo demás en bajo. Por contra en equipos que se acerquen mucho o cumplan los requisitos mínimos del juego por lo general es posible utilizar la resolución nativa del monitor, aunque con matices. Si dicha resolución es de 720p o 900p en la mayoría de los casos podremos configurar todo en medio-alto, pero si jugamos en 1080p lo habitual es jugar con todo en medio. Para aquellos casos de equipos de gama media que no lleguen a los ajustes recomendados pero se acerquen lo habitual es poder jugar con todo casi al máximo y resoluciones sub-1080p o 1080p y todo en alto. Enlaces de interés: Guías MC.
8 comentarios86 shares
11/06/2017Isidro Ros
Guía para elegir bien el procesador; núcleos y MHz no lo son todo

Guía para elegir bien el procesador; núcleos y MHz no lo son todo

Si quieres elegir bien el procesador de tu nuevo equipo debes tener en cuenta muchas cosas. Para bien o para mal nos encontramos en una situación bastante compleja en la que ya no basta con pensar en los núcleos y los MHz, a pesar de que algunos todavía se empeñen en pensar lo contrario y con ello puedan llegar incluso a confundir a los demás. Con el lanzamiento de la nueva generación de procesadores RYZEN de AMD, el anuncio de los procesadores ThreadRipper y la confirmación de los Core i9 de Intel hemos decidido hacer esta guía, en la que iremos viendo todas las cosas que debéis valorar si queréis elegir bien el procesador de vuestro equipo. Al final del artículo también os dejaremos enlaces a otros especiales que os serán de gran ayuda para ampliar conocimientos y construir vuestra decisión, aunque como siempre os invitamos a dejar cualquier duda que tengáis en los comentarios, ya que tanto nosotros como nuestra comunidad os ayudará a resolverlas. Consideraciones básicas El procesador se considera como el corazón del equipo. De él depende en gran medida el rendimiento global del equipo, ya que se encarga de llevar a cabo el procesado general todas las tareas que realizamos y de "alimentar" a otros componentes tan importantes como la tarjeta gráfica, por ejemplo. Sin embargo debemos tener en cuenta que su importancia puede verse incrementada o reducida en función del uso que vayamos a dar al equipo en el que vaya integrado, y que por tanto deberemos aprender a priorizar en consecuencia. Lo entenderemos mejor una serie de ejemplos sencillos que vamos a repasar a continuación: Equipos para multimedia, ofimática y navegación web: basta con un procesador sencillo de 35 a 50 euros que cuente con un mínimo de dos núcleos. Equipos para juegos: depende en gran medida de las exigencias de cada juego en concreto, pero el mínimo se establece en procesadores Pentium o FX de AMD que tengan dos núcleos y cuatro hilos. Equipos para trabajo intensivo: hablamos de aplicaciones que pueden hacer un aprovechamiento óptimo de procesadores multihilo. En estos casos el mínimo lo encontramos en procesadores de cuatro núcleos. Esos tres puntos nos dan una base simple pero muy útil sobre la que podemos empezar a construir la decisión que nos llevará a elegir correctamente nuestro procesador. Arquitectura, modelos y proceso de fabricación Hemos empezado diciendo que a la hora de elegir el procesador no todo son núcleos y MHz, y aquí tenemos la primera prueba. Cuando tenemos claro qué uso vamos a dar al procesador debemos empezar a considerar las diferentes arquitecturas que existen, los diferentes modelos y los procesos de fabricación. Actualmente Intel comercializa tres grandes arquitecturas a nivel de consumo general: Skylake: basada en proceso de 14 nm y se utiliza en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7. Kaby Lake: basada en proceso de 14 nm y se utiliza en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7. Broadwell-E: basada en proceso de 14 nm y utiliza en la gama Core i7 Extreme. Por su parte AMD comercializa dos grandes arquitecturas también a nivel de consumo general: Bulldozer: basada en proceso de 32 nm y se utiliza en las gamas Athlon, FX y en sus diferentes APUs que incluyen además un núcleo gráfico. En este grupo incluimos todos los derivados de la arquitectura Bulldozer, como Steamroller y Excavator que introdujeron cambios mínimos. ZEN: está basada en el proceso de 14 nm y se utiliza en los nuevos procesadores RYZEN. El proceso de fabricación influye directamente en la eficiencia del procesador, es decir en la relación rendimiento por vatio. También influye en las temperaturas. Por contra los cambios de arquitectura suelen indicar un aumento de rendimiento que puede derivar del aumento de núcleos, del incremento de la frecuencia de trabajo o de un mayor IPC (cantidad de instrucciones que puede procesar por ciclo de reloj). Sobre estos temas hablaremos más a fondo a continuación. Instrucciones por ciclo de reloj (IPC) Es una manera de medir el rendimiento bruto de un procesador, y una de las formas más sencillas de hacer referencia a las mejoras que introduce una nueva generación de CPUs frente a otra. Cuando una CPU tiene mayor IPC que otra significa que ofrece un mayor rendimiento a pesar de tener el mismo número de núcleos y la misma frecuencia de trabajo que aquella. Dicho rendimiento siempre se valora a nivel mononúcleo. Ejemplos en los que se ha producido un salto claro de IPC por el cambio de arquitectura: De Sandy Bridge (Core 2000) a Haswell (Core 4000), y de Haswell a Skylake (Core 6000). De Bulldozer y sus derivados a RYZEN. Actualmente las arquitecturas con mayor IPC son las siguientes (ordenadas de mayor a menor): Kaby Lake y Skylake de Intel (empate técnico, diferencias mínimas). RYZEN de AMD. Broadwell, Broadwell-E y Haswell-Haswell-E de Intel (empate técnico, diferencias mínimas). Ivy Bridge y Sandy Bridge de Intel (empate técnico, diferencias mínimas). Bulldozer de AMD. De este punto debéis sacar en claro que un procesador con un mayor IPC tendrá núcleos más potentes y ofrecerá por tanto un mayor rendimiento. A nivel de consumo general la mayoría de aplicaciones dependen principalmente de este elemento para ofrecer una buena experiencia de uso, así que una vez que hayamos cubierto el mínimo recomendado de núcleos debemos apostar por elegir una solución con el mayor IPC posible. Número de núcleos e hilos La mayoría de procesadores actuales vienen en configuraciones de dos y cuatro núcleos, aunque gracias a las tecnologías HyperThreading de Intel y SMT de AMD cada núcleo físico es capaz de manejar dos hilos en lugar de uno. Los núcleos de un procesador son unidades lógicas que cuentan con unidades de enteros y de coma flotante para llevar a cabo operaciones fundamentales para interpretar las instrucciones derivadas del sistema operativo, lllevando a cabo intervalos de entrada y de salida. Cuando un procesador cuenta con varios núcleos es posible repartir las cargas de trabajo entre estos, lo que significa que por ejemplo una  CPU de ocho núcleos podrá sacar adelante más tareas de forma simultánea que uno de dos núcleos, aunque esto depende del IPC de cada núcleo, de su frecuencia de trabajo y de la propia optimización del software que utilicemos. Si una aplicación no está diseñada para utilizar más de dos núcleos de nada nos servirá contar con un procesador de cuatro núcleos o más y el mismo acabará desaprovechado. Antes de cerrar este tema debemos tener en cuenta que no todos los núcleos son iguales. En el caso de los procesadores basados en la arquitectura Bulldozer y sus derivados AMD utilizó una estructura de dos núcleos de enteros para cada núcleo de coma flotante. Esto supone que los FX de ocho núcleos tienen ocho unidades de enteros pero sólo cuatro de coma flotante, lo que significa que su rendimiento es inferior al de un auténtico procesador de ocho núcleos completos. Por contra los hilos se conocen también como núcleos virtuales. Son una forma de aumentar la capacidad de paralelización en procesadores multinúcleo, ya que actúan elevado a dos la cantidad de hilos o tareas que puede llevar a cabo de forma simultánea un núcleo físico. Así los procesadores Pentium G4560 cuentan con dos núcleos físicos pero "emulan" cuatro núcleos gracias a la tecnología HyperThreading. Lo mismo ocurre con los RYZEN 5 1400, que tienen cuatro núcleos pero emulan ocho gracias a la tecnología SMT. En algunos casos esto ayuda a mejorar considerablemente el rendimiento, especialmente cuando hablamos de procesadores con un bajo conteo de núcleos físicos. Velocidad de trabajo La velocidad de trabajo o frecuencia de reloj indica la frecuencia a la que conmutan eléctricamente los transistores que encontramos en el procesador, es decir, el ritmo al que abren y cierran el flujo de una corriente eléctrica. Por ejemplo si un procesador es especificado con una frecuencia de reloj máxima de 3 GHz los transistores que lo componen serán capaces de conmutar el flujo de una corriente 3 x 109 veces por segundo. Expresado en palabras más cercanas podemos decir que es una de las formas más sencillas de expresar el rendimiento bruto de un procesador y que a más MHz-GHz mejor, aunque con matices. Cada núcleo trabaja a su propia frecuencia y tiene su propio IPC, lo que significa que por ejemplo una CPU Sandy Bridge de cuatro núcleos a 3,5 GHz ofrecerá un rendimiento inferior comparada con una CPU Skylake de cuatro núcleos a 3,2 GHz. En aplicaciones multihilo un mayor número de núcleos-hilos también puede elevar el rendimiento de procesadores con menor frecuencia de trabajo. Es importe tenerlo muy en cuenta ya que ni frecuencia de trabajo ni conteo de núcleos son valores absolutos para dar por sentado el rendimiento comparado de una CPU. Memoria caché L3 Es sin duda uno de los grandes desconocidos. La memoria caché L3 llegó como algo “revolucionario” de la mano del Pentium 4 Extreme Edition de Intel allá por 2003. Aquella CPU contaba con 2 MB de caché L3 y como podemos ver en la gráfica lograba marcar una diferencia considerable. A día de hoy la mayoría de las CPUs que ofrecen Intel y AMD cuentan con memoria caché de tercer nivel, así que la evolución ha sido positiva y dicho elemento se ha convertido en algo habitual en las CPUs tanto de gama alta como de gama media y baja. La memoria caché de tercer nivel actúa como una pequeña reserva de memoria que incorpora el procesador y que resulta mucho más rápida que la memoria RAM. Con ella se pueden evitar tareas de procesado redundantes, ya que la caché L3 guarda datos y operaciones ya realizadas por el procesador que se consideran como básicas y a las que se puede tener acceso directo cuando sea necesario. De esta manera se evita volver a generar cargas de trabajo innecesarias que puedan llegar a saturar el procesador. Notas finales Como hemos anticipado para elegir bien el procesador de nuestro equipo no todo son núcleos y MHz. Podríamos hablar también del tema de la plataforma y de las memorias pero extendería este artículo en demasía y acabaría quedando como algo excesivamente complejo. De lo expuesto podemos sacar una serie de conclusiones interesantes que os vamos a dejar resumidas a continuación: Si vamos a montar un equipo para ofimática y tareas básicas como navegación web y multimedia la mejor opción sería un procesador de dos núcleos, bajo consumo y alto IPC fabricado en proceso de 14 nm, como el Celeron G3900. En caso de que vayamos a montar un equipo para juegos el mínimo sería un procesador con cuatro hilos y alto IPC como el Pentium G4560. El nivel óptimo lo tendríamos a partir de un Core i5 4570 o un RYZEN 5 1400. Para equipos de alto rendimiento que sirvan tanto para trabajar en entornos multihilo como para disfrutar de un alto desempeño en juegos el mínimo recomendable lo tenemos en los procesadores Core i7 4790K o en un RYZEN 1500. El nivel óptimo estaría a partir de un Core i7 6800K o un RYZEN 1600. Enlaces de interés: Procesadores y cuellos de botella, ¿qué procesador es el mínimo para cada tarjeta gráfica? Los mejores procesadores del mercado (junio de 2017). Recopilación de guías en MC.
14 comentarios216 shares
04/06/2017Isidro Ros
Cómo eliminar un virus de un PC

Cómo eliminar un virus de un PC

Virus, gusanos, troyanos y demás especímenes maliciosos acechan a ordenadores y redes. El reciente ataque por Ransomware mediante el troyano WannaCry ha puesto la ciberseguridad en portada de los medios generalistas mundiales, pero hace muchos años que sufrimos malware de todo tipo y para todas las plataformas, provocando spam, robo de datos, ciberespionaje, invasión a la privacidad y en general, graves perjuicios para empresas y usuarios. Aunque la prevención es la primera y principal línea de defensa, no siempre es posible mantenerse a salvo de la infección y cualquier usuario habrá tenido alguna vez malas experiencias con el malware, incluso sin alertas específicas de soluciones de seguridad. Si tu equipo va más lento de lo normal, el sistema muestra errores aleatorios, el navegador web se congela luchando para deshacerse de anuncios extraños o no puedes acceder a tus documentos, seguramente padezcas una infección digital que además de impedir el uso habitual del equipo pone en riesgo tus datos. Si es tu caso y no puedes eliminar la infección con tu antivirus o no usas ninguna solución de seguridad, es hora de enfrentarse a un proceso para eliminar un virus de un PC como la guía que han publicado en BusinessNow y que te resumimos. Intenta salvar archivos Las copias de seguridad son el mayor “salvavidas” para contrarrestar cualquier tipo de virus informático y en ocasiones -con algunos de ellos- la única solución. Si no la habías realizado previamente, puedes intentar salvar documentos, fotos, vídeos y cualquier otro tipo de información personal o profesional que no puedas perder incluso aunque estén infectados, para intentar recuperarlos después en un sistema limpio. Por supuesto, se trata únicamente de copiar los archivos a una unidad externa controlada, ya que no debemos ejecutar ninguno de estos archivos hasta su limpieza porque pueden infectarnos otros equipos. Si no podemos acceder al equipo podemos utilizar soluciones como discos de rescate especialmente preparadas para resolución de problemas como Hiren’s BootCD o Ultimate Boot CD. Desinfecta el equipo Si no es posible desinfectar el equipo con la solución de seguridad instalada, debemos utilizar un medio de arranque para rescate contra virus. Un medio efectivo teniendo en cuenta que una gran mayoría del malware se carga/oculta en la memoria complicando su detección/eliminación una vez que arranca el sistema operativo. Todos los grandes proveedores de seguridad ofrecen la posibilidad de crearlos. La mayoría son Linux en formato “Live CD” (creados y auto arrancables desde unidades ópticas, pendrives o discos externos USB), que podemos utilizar en el PC independientemente del sistema y sin tener que instalar nada en él. Recupera el sistema Si la limpieza del malware fue efectiva, retira el disco de rescate e intenta arrancar el equipo de la forma habitual. Instala la mejor solución de seguridad que tengas disponible y revísalo de nuevo en la búsqueda de virus. Si el sistema funciona normalmente hay que comprobar si todas las aplicaciones que teníamos instaladas funcionan correctamente. También controladores y drivers. Incluso si el sistema operativo está limpio y funcionando, puede ser que existan daños. Si a pesar de los esfuerzos anteriores no hemos sido capaces de acabar con la infección, podemos intentar opciones como restaurar el sistema operativo a una configuración de fábrica utilizando la misma herramienta del sistema operativo. Si no funciona nada de los anterior, toca realizar una instalación limpia de todo el sistema, formateando la partición para asegurarse de la eliminación del virus en el equipo. Impide nuevos daños La partición del sistema está limpia pero también debemos comprobar el resto de particiones y toda la red local porque el virus ha podido llegar por esa vía e infectar de nuevo el equipo. Puedes comprobarlo con los discos de rescate creados anteriormente y también con una solución de seguridad instalada en el equipo. Por último, puedes recuperar tus datos personales no sin antes escanear y desinfectar a fondo los archivos de datos que teníamos guardados en la copia de seguridad. Asegúrate bien de su limpieza antes de volverlos a copiar en el equipo porque podrían ser la causa de la infección y tener que repetir de nuevo todo el proceso. Finalmente, insistir en la prevención como la primera y principal línea de defensa, observando la precaución debida en los sitios web por los que navegamos; las aplicaciones que instalamos; la recepción de correos electrónicos y adjuntos; las descargas; el uso de redes sociales; las imprescindibles actualizaciones del sistema operativo y las aplicaciones y el uso de una buena solución de seguridad. Guía completa para eliminar un virus de tu PC | BusinessNow  
76 comentarios19 shares
01/06/2017Juan Ranchal
Ocho tareas que deberías hacer antes de estrenar tu nuevo PC

Ocho tareas que deberías hacer antes de estrenar tu nuevo PC

Da igual los años que tengas o cuánto te hayas gastado, a todos nos encanta el momento de estrenar nuestro nuevo juguete tecnológico. Sin embargo, en ocasiones las prisas nos hacen olvidar algunas cosas que nos pueden ayudar mucho unos meses después. Ahí va nuestra lista de consejos para estrenar tu PC: Instala todas las actualizaciones disponibles Por defecto, el equipo vendrá con el sistema operativo y las aplicaciones sin actualizar. Por ello, antes de nada (incluyendo ejecutar cualquier prueba o navegar por Internet) es muy importante que apliques todos los parches disponibles. No es lo más emocionante del mundo, pero no por ello deja de ser importante. Elimina todo rastro de bloatware ¿Quién no ha encontrado una colección de software reinstalado que no necesita y solo sirve para consumir recursos? Aunque el bloatware ha ido a menos con los años y varía mucho en función del fabricante nunca está de más dar un repaso y eliminar todo lo que no necesites. Las versiones de prueba de un pesado antivirus es un buen ejemplo pero no el único, asi que merece la pena dedicar unos minutos a soltar lastre. Haz fotos No, no hablamos de selfies para Instagram con tu nuevo PC Master Race (esta parte es opcional), sino de las pegatinas que están debajo con los números de serie, números de producto, documentación de garantía, licencia del sistema operativo y todo lo que pienses que puedes necesitar. En caso de problemas, ayuda mucho tener todos los numeritos que te pueda pedir el servicio técnico bien a mano. Instala un antivirus En MC somos muy partidarios de que Windows Defender es más que suficiente para la mayoría de usuarios, siempre acompañado de una buena dosis de sentido común. Si no te gusta, compra otro antivirus pero no comentas la temeridad de desactivar la seguridad y exponerte a una Internet cada vez más peligrosa. Antes de hacer cualquier otra cosa, tu equipo debería ser seguro. Prueba tu hardware Puede parecer una tontería, pero especialmente si habéis comprado un equipo montado por piezas nunca está de más comprobar que todo funciona como debería. Repasa el Administrador de dispositivos para comprobar que las especificaciones técnicas son las esperadas y descarga programas como 3D Mark, Cinebench o SpeedFan (hay muchos más y casi todos tienen versión gratuita) para testear tu hardware y prevenir posibles sorpresas. Crea un disco de recuperación (o varios) La mayoría de fabricantes ofrecen la posibilidad de generar, de forma casi automática, discos de restauración del sistema. La progresiva desaparición de los soportes ópticos ha hecho que muchos de ellos opten por los pendrives para esta tarea, así que necesitarás uno de calidad y de cierta capacidad. Guárdalo en lugar seguro por si llega el momento de tener que recurrir a el. Y sí, suelen estar disponibles para descargar en la web pero hombre precavido... Consulta (y entiende) la garantía y registra tu equipo En función de la marca la aplicación de la garantía varía pero en casi todas es importante registrar el equipo a través de Internet. Accede a la web del fabricante y completa bien los datos del registro. En el caso de un PC montado por piezas, pon especialmente a los componentes más caros, como la tarjeta gráfica o la placa base; además de la garantía global que debería darte la tienda, muchos llevan una extendida para cada pieza. Encuentra y guarda tu clave de producto de Windows Si has comprado un portátil con Windows 10 preinstalado, es probable que la clave de producto esté ligada a la placa base y no veas una pegatina con la licencia. Por ello, es importante utilizar aplicaciones como ProduKey (hablamos de ella en este artículo) para localizar y guardar las claves no solo del sistema operativo, sino de todas tus aplicaciones importantes. Y en vuestro caso, ¿qué soléis hacer cuando estrenáis un nuevo equipo?
9 comentarios16 shares
31/05/2017Tomás Cabacas
¿Quieres Windows 10 gratis? Así puedes obtenerlo

¿Quieres Windows 10 gratis? Así puedes obtenerlo

El Windows 10 gratis, el programa de actualización gratuita desde equipos con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1 que puso en marcha Microsoft con motivo de su lanzamiento, finalizó oficialmente el 29 de julio de 2016. Un día más tarde, las notificaciones de actualización se detuvieron y la polémica aplicación GWX con el “Obtén Windows 10” desapareció del mapa. En teoría, eso significaba que el Windows 10 gratis se había acabado, oficialmente... Lo curioso es que casi un año después la oferta de actualización gratuita a Windows 10 sigue funcionando perfectamente y los servidores que Microsoft ha dedicado a la activación del sistema continúa validando instalaciones que en teoría no deberían estar permitidas. A nadie escapa el interés de Microsoft por incrementar la cuota de mercado de Windows 10, cumplir el objetivo ya retrasado de alcanzar los 1.000 millones de dispositivos y eliminar el reinado de Windows 7, que, a este paso, va a durar bastante más de lo previsto y deseado por la compañía. Así las cosas, no resulta extraño que Microsoft esté manteniendo (y mantendrá en el futuro) este Windows 10 gratis. Por si te interesa, repasamos la manera de conseguir Windows 10 gratis y legal, entendiendo en todos los casos la necesidad de contar previamente con una licencia válida de Windows 7 o Windows 8/8.1, que será la utilizada para validar la instalación de Windows 10. Actualización Actualizar directamente sistemas Windows 7 o Windows 8/8.1 es la manera más sencilla de obtener Windows 10. El proceso es muy sencillo como te hemos explicado en varias ocasiones. La actualización conserva aplicaciones, configuraciones y datos de usuario aunque es recomendable hacer una copia de seguridad del sistema y/o datos previamente como salvaguarda en caso de errores. Una vez realizado el backup seguimos este paso a paso: Accedemos al portal web que Microsoft ha dedicado a Windows 10 y pulsamos sobre el botón de descarga de la herramienta de creación de medios, "MediaCreationTool.exe". Ejecuta y elige el método de actualización. La herramienta descargará los archivos necesarios y preparará el equipo para la actualización. El asistente terminará la instalación, actualizará el equipo a Windows 10 y validará el sistema conectando con los servidores de activación de Microsoft. Recuerda que para ello debes realizar la actualización desde un equipo con licencia válida de Windows 7 o Windows 8.1 Instalación limpia Otra opción es realizar una instalación limpia del sistema. Frente al modo actualización, la ISO de Windows 10 que ofrece Microsoft permite realizar una instalación desde cero. Tiene sus ventajas frente a la actualización, como que podremos instalarlo en cualquier momento y en cualquier equipo compatible que supere los requisitos básicos de hardware. También salvaremos posibles incompatibilidades de aplicaciones instaladas o el bloatware de los fabricantes. Frente al método de actualización y para validar la instalación, aquí necesitaremos una clave válida de Windows 7 o Windows 8/8.1 que no se haya usado previamente en Windows 10. De la siguiente manera: Accede al portal web que Microsoft ha dedicado a Windows 10 y pulsamos sobre el botón de descarga de la herramienta de creación de medios, "MediaCreationTool.exe". Ejecutamos y elegimos el método de creación de medios.   Seguimos creando el medio de instalación y elegimos idioma, edición de Windows y arquitectura: En esta pantalla podemos seguir con la preparación del medio (en este caso un USB aunque puede ser un DVD) o podremos optar por descargar la ISO de Windows 10 para grabarla más tarde o para utilizarla en una máquina virtual. Optamos por la primera opción. La unidad USB debe ser mayor de 3 Gbytes y personalmente recomendaría un modelo USB 2.0. Aunque sea más lenta que una USB 3.0 son más compatibles y suelen dar menos problemas a la hora de instalar sistemas operativos. La aplicación comenzará a instalar Windows 10 en el medio elegido. Tardará un poco. Paciencia. Una alternativa en la pantalla anterior es descargar la ISO de Windows 10 al disco duro y “quemarla” posteriormente con nuestra herramienta favorita. En este caso recomiendo utilizar Rufus, especialmente si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con UEFI. Una vez terminada la instalación y para validar la copia de Windows 10, vamos a la herramienta de "Configuración > Actualización y seguridad > Activación. Allí seleccionamos activar con la clave de producto e introducimos la clave válida alfanumérica que tengamos de Windows 7/8/8.1. Tecnologías de asistencia Microsoft anunció una excepción a la hora de programar la finalización del Windows 10 gratis para los usuarios con problemas de vista u oído que necesitaran las tecnologías de asistencia. Se trata de las funciones de “accesibilidad” como uso del narrador y el texto a voz, el contraste alto y otras opciones visuales, la lupa o las características especiales para el teclado y ratón. Los usuarios con problemas visuales o auditivos pueden conseguir la actualización a Windows 10 gratis desde esta página oficial. El tema es que la página y el enlace está disponible para cualquier usuario sin tener que demostrar que efectivamente se necesitan estas funciones. Una vez instalado se puede gestionar las opciones de accesibilidad como hacemos en la versión “estándar”. Microsoft no ha anunciado fecha para la finalización de esta excepción. Windows 10 en equipos nuevos retail ¿Y si hemos montado un PC por nuestra cuenta y no tenemos licencias? Hay una manera económica de conseguir Windows 10 porque "El que hizo la ley hizo la trampa". Aunque en teoría ya no se venden de forma oficial, puedes conseguir en minoristas como eBay claves de licencia de Windows 7 muy económicas. Algunas son tan baratas (unos cuantos euros) que sinceramente dudamos de su legalidad... Sin embargo, siguiendo el método que hemos visto de Instalación limpia, Microsoft "legaliza" estas versiones validando equipos para Windows 10 sin mayor dificultad.  
24 comentarios415 shares
30/05/2017Juan Ranchal
Especial: Los diez mejores juegos de zombis para PC y consolas

Especial: Los diez mejores juegos de zombis para PC y consolas

Los juegos de zombis han logrado mantener su atractivo durante muchos años consecutivos, aunque podemos decir que tras una pequeña pérdida de popularidad durante la pasada década han logrado "volver" con más fuerza que nunca. Actualmente es posible encontrar una gran cantidad de juegos de zombis en prácticamente todas las plataformas que existen, y si echamos la vista atrás e incluimos las generaciones anteriores podríamos hacer una lista enorme. Sin embargo no todos tienen la misma calidad y tampoco resultan imprescindibles, así que hemos querido hacer un artículo especial en el que os dejaremos una selección con diez juegos de zombis para PC y consolas que nos han gustado mucho y que no deberíais perderos. En esta lista hemos dado cabida a títulos dedicados a la temática zombi tanto de forma exclusiva como combinada con lo sobrenatural y el terror puro, aunque la primera siempre está presente en mayor o menor medida. Como siempre podéis dejar en los comentarios vuestras recomendaciones y opiniones. Sin más empezamos. 1-Dying Light (PC, Xbox One y PS4) Es uno de los mejores juegos de zombis que he tenido la ocasión de disfrutar en toda mi vida. El concepto de mundo abierto unido al parkour y el enfoque "realista" que tiene este título lo convierte en una joya y hace que sea imprescindible para cualquier amante de los "devora cerebros". A nivel técnico es una delicia ya que presenta un acabado gráfico fantástico, rico en detalles y sobresaliente tanto en modelado de personajes como en escenarios, texturizado y efectos en general. Mención especial merecen las transiciones día-noche y los desafíos que nos esperan en la oscuridad, un elemento que da al juego un toque claro de terror y aporta una experiencia única. 2-The Last of Us (PS3 y PS4-PS4 Pro) En este título el concepto de zombi recibe una pequeña vuelta de tuerca pero cuadra perfectamente con la idea básica del mismo. A diferencia del anterior este juego se desarrolla en tercera persona y tiene un acabado técnico que no podemos considerar como de nueva generación. A pesar de eso su calidad gráfica es excelente (sobre todo en la versión remasterizada), la ambientación es sublime y los enemigos tiene un diseño que os pondrá los pelos de punta en más de una ocasión. Sobresaliente, tanto que se mantiene como una de las grandes razones para comprar una PS3-PS4. 3-Left 4 Dead 1 y 2 (PC, PS3, Xbox 360, PS4 y Xbox One) Metemos ambos juegos porque se lo merecen. Valve hizo un excelente trabajo con la franquicia Left 4 Dead y marcó un auténtico punto de inflexión en el género, apostando por la acción frenética en primera persona con un enfoque tipo "película". En ambos juegos prima la acción frenética como hemos dicho pero orientada al multijugador, ya que necesitamos a nuestros compañeros de equipo para poder hacer frente a las legiones de zombis que nos irán asediando a lo largo de cada nivel. Absolutamente recomendable y con un acabado técnico que sigue aguantando muy bien el paso del tiempo. 4-Resident Evil Remake Remastered HD (PC, PS3, Xbox 360, PS4 y Xbox One) La edición remasterizada del clásico que debutó en GameCube como una especie de reinicio del original de 1996 se ha convertido por méritos propios en uno de los mejores juegos de zombis de la historia. El planteamiento de este juego es idéntico al del original, lo que significa que nos encontramos con un desarrollo en tercera persona, cámaras fijas y la conocida unión de personajes y objetos en 3D junto a escenarios pre-renderizados. A nivel técnico el resultado es excelente y la combinación de pequeñas dosis de acción con puzzles y sustos redondea el conjunto. 5-Dead Light (Xbox 360 y PC) Un juego bastante original que recupera el concepto de leyendas como Flashback, aunque con una puesta al día importante que se deja notar tanto en las animaciones como en la calidad gráfica en general. A pesar de su aparente simpleza y de la combinación de un desarrollo 2D con escenarios tridimensionales el juego goza de una calidad gráfica muy buena. La ambientación también es excelente y la jugabilidad rápida y sin complicaciones. Todo un reto con un enfoque original y una historia que esconde una sorpresa final que obviamente no voy a desvelaros. Imprescindible. 6-State of Decay (Xbox 360, Xbox One y PC) Este juego nos presenta una interesante combinación de ideas que lo definen como una especie de GTA centrado en un apocalipsis zombi. El acabado técnico es bastante bueno, la ambientación está muy cuidada y cuenta con una jugabilidad sencilla pero efectiva. Los ciclos de día y noche está muy bien resueltos y la sensación de tensión constante cuando salimos a explorar se deja notar durante todo el juego. La acción importa, pero no podemos lanzarnos a matar zombis cual "pollo sin cabeza", ya que hay legiones en ese vasto mundo abierto que nos presenta State of Decay y no saldremos bien parados si lo intentamos. Muy divertido, completo y verdaderamente recomendable. 7-Dead Rising (PC, Wii, PS3, Xbox 360, PS4 y Xbox One) Un título que en su momento fue verdaderamente único, ya que nos propone hacer frente a una legión de zombis dentro de un centro comercial que podemos recorrer casi con total libertad. Su acabado técnico fue soberbio en su momento aunque no ha envejecido del todo bien. Esto se deja notar en muchos aspectos, pero una vez que nos sumergimos en el juego y nos dejamos llevar por sus posibilidades acaba quedando en un segundo plano. Horas y horas de diversión en uno de los grandes clásicos de Capcom. No deberíais perdéroslo. 8-The Walking Dead (PC, PS3, Xbox 360, PS4, Xbox One, Android y iOS) La aventura gráfica de The Walking Dead que lanzó Telltale Games merece un lugar especial en esta lista. No es un juego puntero a nivel gráfico, de hecho es posible disfrutarlo en smartphones bastante modestos, pero cumple a nivel técnico y resulta sobresaliente en otros aspectos. Uno de los más importantes es la historia, bien narrada y con momentos que quedarán grabados en nuestra memoria. Tendremos que tomar decisiones que afectarán de forma irreversible al desarrollo de la misma, y al mismo tiempo crearemos vínculos con personajes que acabarán muriendo, o quizá no... Una obra de arte que todo amante de los juegos de zombis debería tener en su colección. 9-Zombie Army Trilogy (PC, Xbox One y PS4) Un título con un desarrollo frenético y cargado de acción que nos permite "vivir" la Segunda Guerra Mundial desde una perspectiva única, ya que en el universo alternativo que sirve de base al juego los nazis han vuelto a la carga convertidos en zombis. Tanto la calidad gráfica en general como la ambientación rayan a un gran nivel, y las legiones de zombis que nos asaltarán constantemente generan una sensación de tensión constante que nos obligará a adoptar estrategias concretas si queremos seguir con vida. Muy recomendable, sobre todo si os gusta la acción sin freno y el desarrollo de niveles basado en superar oleadas de enemigos. 10-Zombi (Wii U, PS4, Xbox One y PC) Fue uno de los grandes títulos de lanzamiento de Wii U, aunque posteriormente se extendió a las consolas de nueva generación y también a compatibles. A pesar de que no se trata de un juego verdaderamente puntero la calidad gráfica es muy buena y cumple de maravilla, aunque lo más interesante de Zombi es su enfoque como survival horror "puro". Esto nos llevará a vivir momentos de auténtica tensión y nos obligará a tener mucho cuidado con cada paso que damos y cada decisión que tomamos. Enlaces de interés: Guías MC.
6 comentarios61 shares
28/05/2017Isidro Ros
Guía práctica para acelerar tus máquinas virtuales

Guía práctica para acelerar tus máquinas virtuales

La virtualización es un método rápido, cómodo y seguro para ejecución de software. Un recurso tecnológico muy valioso utilizado desde los años 60 para virtualizar hardware, software, sesiones de usuarios, dispositivos de almacenamiento o redes, que ha tomado impulso en los últimos años como componente fundamental en infraestructuras de computación en nube. Si su uso es claro a nivel corporativo, servidores y redes, también podemos emplearlo en equipos de usuario, especialmente en PCs de sobremesa o portátiles de cierta potencia, porque las máquinas virtuales necesitan un cierto nivel hardware para funcionar con garantías. Su empleo está indicado especialmente para ejecutar sistemas operativos, aplicaciones o juegos incompatibles (o que simplemente no existen para una determinada plataforma) o para pruebas de software, sin necesidad de tocar el sistema principal que actúa como anfitrión. Los sistemas operativos soportados son numerosos (Windows, FreeBSD, GNU/Linux, OpenBSD, OS/2 Warp, Solaris, MS-DOS, OS X...) y solo están limitados por el propio soporte del software de virtualización que empleemos (VirtualBox ,VMware , Parallels... ). Hay oferta disponible para crear máquinas virtuales en las plataformas principales (Windows, Mac y Linux) y algunas versiones son gratuitas. Cómo acelerar tus máquinas virtuales Ya hemos publicado unos cuantos artículos prácticos sobre la virtualización de sistemas, como la guía "paso a paso" que dedicamos a la instalación de Windows 10. Hoy vamos a ir un poco más allá y con base en una entrada de How-To-Geek, vamos a repasar algunos consejos que debemos tener en cuenta para acelerar tus máquinas virtuales. Asegúrate que Intel VT-x o AMD-V esté disponible y activado Son extensiones especiales para los procesadores que mejoran su capacidad de virtualización activando la aceleración por hardware. Casi todos los procesadores de las últimas generaciones las soportan. AMD-V está activada por defecto en modelos compatibles. Con procesadores Intel es diferente y lo habitual es que el Intel VT-x venga desactivada por defecto, provocando errores a la hora de utilizar aplicaciones de virtualización como el típico que ves en la imagen siguiente: La solución es sencilla y pasa por entrar en la BIOS del equipo o en la configuración del firmware UEFI habitual en equipos nuevos desde Windows 8. En cualquiera de los casos solo es cuestión de activar esta característica VT-x Intel. Como la interfaz de BIOS y UEFI son diferentes en cada placa, es difícil decir donde encontrarás esta función pero habitualmente la encontrarás en las pantallas de “Chipset”, “Northbridge”, “Advanced Chipset Control”, “Advanced BIOS”, “Security” o “Advanced CPU Configuration”. Busca directamente por “Intel VT-x” o por denominaciones como “extensiones de virtualización” o “tecnología de virtualización de Intel”. También debes asegurarte que Intel VT-x o AMD-V esté activado en el propio software de virtualización, aunque generalmente lo tomará por defecto en "modo automático" o te indicará su activación en caso contrario. Lo verás en las interfaces de VMware y VirtualBox: Crea discos de tamaño fijo y no dinámicos Al crear la máquina virtual, puedes elegir entre dos tipos diferentes de discos virtuales. Por lo general, aplicaciones como VirtualBox o VMware, utilizan discos discos asignados dinámicamente que crecen a medida que los vas utilizando y necesitas más espacio. Sin embargo, es preferible asignar un espacio fijo desde el principio, tendrás un mayor rendimiento y menor fragmentación. Es la mejor opción a no ser que tu espacio en disco sea crítico y no te quede más remedio que emplear almacenamiento dinámico. Elige la unidad de almacenamiento más rápida Muchos usuarios tendemos a instalar y ejecutar las máquinas virtuales en una unidad de almacenamiento secundaria con mayor capacidad y que suele ser un disco duro. Si puedes, haz espacio a tu SSD y utilízala en su lugar, porque la mejora de rendimiento será brutal. Por el mismo motivo, evita emplear unidades externas que -por lo general- te van a ralentizar la ejecución de las máquinas virtuales, a no ser que dispongas de medios rápidos con interfaces Thunderbolt/USB 3.1. Instala herramientas software adicionales Después de instalar un sistema operativo invitado en una máquina virtual, debes instalar los paquetes adicionales de software que para ellos disponga la aplicación de VM que estés utilizando. VirtualBox, VMware o Parallels ofrecen herramientas y/o controladores especiales que ayudan a que cada sistema funcione mejor en el hardware particular de tu máquina. En VirtualBox, inicia el sistema operativo invitado y ve a Dispositivos> Insertar Guest Additions. En VMware, selecciona la opción de instalar VMware Tools y lo mismo en Parallels: Acciones> Instalar Parallels Tools. Asigna más memoria RAM Las máquinas virtuales son devoradoras de memoria RAM. Cada máquina virtual contiene un sistema operativo completo, por lo que tienes que repartir la memoria RAM del ordenador en varios sistemas separados. Microsoft recomienda al menos 2 GB de RAM para sistemas con Windows 7/10 y lo mismo podemos decir de las distribuciones GNU/Linux actuales. Exceptuando distros Linux especializadas en máquinas de bajo hardware o sistemas como DOS, 4 Gbytes de RAM es una buena cantidad para trabajar con cierta soltura. Todo dependerá del número de máquinas virtuales que arranques simultáneamente y -obviamente- de la cantidad que tengas instalada en el equipo. Su gestión es muy sencilla y además, puedes asignar más memoria una vez que hayas creado la máquina virtual. Si no te convence su funcionamiento, apágala, asigna más memoria y prueba. Asigna más núcleos de CPU En máquinas virtuales el procesador sí importa, y mucho. De hecho, hace la mayor parte del trabajo. Si tienes un procesador multinúcleo, asigna los que te puedas permitir. Como con la memoria RAM, todo dependerá del número de máquinas virtuales que arranques simultáneamente y del sistema a virtualizar. Prueba con varias opciones hasta lograr el equilibrio y que no te ralentice tu sistema principal. Ajusta la configuración de vídeo Ajustar la configuración de vídeo también puede mejorar el rendimiento de tu máquina virtual y además de gestionar resolución de pantalla como haríamos en el sistema principal, debemos asegurarnos de tener habilitadas la aceleración 2D y 3D. También podemos gestionar la cantidad de memoria de vídeo dedicada. Excluye directorios en el antivirus La solución de seguridad de tu equipo puede estar escaneando los archivos de la máquina virtual cada vez que se acceda a ellos, reduciendo el rendimiento. El antivirus no puede ver el interior de la máquina virtual para detectar virus que se ejecuten en sistema operativo invitado, por lo que esta exploración es inútil. Para acelerar las cosas, añade el directorio de la máquina virtual a la lista de exclusiones de tu antivirus. Suspender en lugar de apagar Cuando hayas terminado de utilizar la máquina virtual, es posible que desees guardar su estado en lugar de apagarla completamente. La próxima vez que la necesites, basta hacer un doble clic para ponerla en marcha. El sistema operativo huésped se reanudará donde lo dejó en lugar de arrancar desde cero. La función es similar a la hibernación o suspensión. La aplicación guarda el contenido de la memoria de la máquina virtual en un archivo en el disco duro, para cargarla cuando lo requiera el usuario.   Para máquinas virtuales, mejora tu hardware Todo lo dicho anteriormente es una ayuda para mejorar el rendimiento de nuestras máquinas virtuales pero, no hay milagros al utilizar este recurso tecnológico. Aquí sí vale el dicho de cuanto más mejor. Como habrás visto, para que funcionen adecuadamente tenemos que cederles recursos de nuestra máquina principal. Y no pocos. Si tu hardware no es lo suficientemente potente y las utilizas, puedes bloquear por completo tu equipo en cuanto ejecutes un sistema que requiera un cierto nivel de potencia, si bien el consumo de recursos de, por ejemplo, Windows 10 o DOS es totalmente diferente. En todo caso, si vas a utilizar habitualmente máquinas virtuales, procura disponer de una buena cantidad de memoria RAM, un procesador multinúcleo y una unidad de almacenamiento lo más rápida que puedes permitirte. Para máquinas virtuales el nivel de la tarjeta gráfica no es tan importante porque generalmente no lo vas a utilizar para juegos actuales, pero como en todo lo anterior, cuanto más, mejor. Probando máquinas virtuales Dicho todo lo anterior habrás concluido que la virtualización es un método rápido, cómodo y seguro para ejecución de software, adecuado también para uso en máquinas de consumo para pruebas, ejecución de software incompatible, emuladores y un largo etc. No todas las aplicaciones funcionan igual sobre distinto hardware. Quizá la mejor para empezar sea VirtualBox, software libre y gratuito y que nos permite instalar un montón de sistemas sobre Windows, Linux, Macintosh y Solaris. VMware es una auténtica referencia y además de las versiones de pago, ofrece VMware Workstation Player de manera gratuita para usos no comerciales. Si estás usando macOS, el mejor rendimiento lo obtendrás con Parallels Desktop, aunque puedes usar el mismo VirtualBox o VMware Fusion. Por si quieres una guía de uso para empezar puedes repasar la guía "paso a paso" que dedicamos a la instalación de Windows 10 usando VMware. La instalación es muy similar con VirtualBox.
9 comentarios495 shares
26/05/2017Juan Ranchal
Cómo realizar copias manuales de los archivos de juegos Steam

Cómo realizar copias manuales de los archivos de juegos Steam

Steam tiene un soporte integrado para realizar copias de seguridad de los archivos de juegos que hayas adquirido en la plataforma. De esta forma, no tienes que volver a descargar el juego completo cada vez que lo desinstales e instales si desea jugar de nuevo. Sin embargo, al igual que otras características de Steam, la función no ha sido actualizada en mucho tiempo, y a menudo provoca errores en el proceso de restauración. Además de eso, es bastante lento. Realizar copias manuales de los archivos de juegos Steam, para copiarlos de nuevo cuando quieras volver a jugar es mucho más rápido y fiable. O en situaciones donde quieres llevar tus juegos a otras máquinas y no tienes conexión a Internet o ésta es lenta y dificulta la descarga de los archivos necesarios desde los servidores de Steam. También es interesante cuando simplemente necesitas liberar espacio de la unidad principal de almacenamiento de tu equipo y no estás jugando habitualmente con algunos de tus juegos. Obviamente, necesitaremos una unidad donde guardar estas copias. Lo ideal es una unidad externa, sea un disco duro conectado a USB o un NAS o en su defecto un disco secundario que tengamos en el equipo. Recuerda que algunos juegos ocupan bastante espacio por lo que tendremos que tener bastante capacidad libre. Localizar los archivos de juegos Steam Lo primero es localizar donde están guardados los archivos de juegos Steam. Si has elegido carpetas personalizadas al instalar los juegos tendrás que ir a esa ruta para hacer las copias. Por defecto y dependiendo del sistema operativo que estemos utilizando, Steam las guarda en: Windows: "C: / Archivos de programa (x86) / Steam  / steamApps / common" Mac OS X: "~ Biblioteca / Application Support / Steam / SteamApps / common" Linux: "~/.local/share/Steam/steamapps/common" Copia de seguridad de los archivos de juegos Steam La carpeta principal "common" se divide en subcarpetas con cada uno de los juegos que tengamos instalados. Esas son las carpetas que tenemos que guardar mediante un simple "copia y pega" hacia la unidad externa o el medio donde vayamos a realizar la copia. Recuerda que si personalizaste la instalación, encontrarás estas carpetas en otra ruta. En ambos casos el método es el mismo, una simple copia de la carpeta. Una vez realizada la copia de seguridad, abrimos Steam y desinstalamos el juego que queramos para liberar espacio. Haz clic con el botón derecho del ratón y desinstala. En el caso del DOOM del ejemplo, liberaremos nada menos que 78 Gbytes. Restaurar los juegos Cuando queramos volver a jugarlo, primero copiaremos la carpeta desde nuestra copia de seguridad a la ruta por defecto o donde la hayamos personalizado. (Si tienes alguna carpeta con el mismo nombre reemplázala). Una vez hecho, instala el juego de la manera habitual. De esta forma, en el caso del DOOM del ejemplo, ahorraremos tener que volver a descargar 78 Gbytes de los servidores de Steam, porque el instalador examinará la carpeta y se saltará la descarga de todo el contenido que allí tengamos. Seguramente tendrá que descargar algunos archivos adicionales que se hayan añadido desde la última vez que lo tuviéramos instalado, pero será una cantidad infinitamente menor que nos ahorrará un tiempo enorme si no contamos con conexiones rápidas a Internet.
17 comentarios54 shares
23/05/2017Juan Ranchal
Guía: PC económico para juegos basado en RYZEN (Full HD)

Guía: PC económico para juegos basado en RYZEN (Full HD)

Hace unos días publicamos una guía dedicada a montar un PC económico para juegos que estaba centrado en lo que podemos considerar como gama alta, y que por tanto tenía un precio muy bueno dentro de la misma aunque quedaba fuera del alcance de los jugadores con presupuestos ajustados. Somos conscientes de ello, y por eso hemos decidido hacer esta segunda guía centrada en montar un PC económico para juegos, en la que vamos a dar forma a un sistema capaz de mover cualquier juego actual en resolución 1080p (Full HD) y con calidades altas o muy altas y una buena tasa de fotogramas por segundo. Como de costumbre os dejaremos un listado completo con los componentes que hemos elegido siguiendo la idea de buscar la mejor relación calidad-precio, aunque si vuestro presupuesto os lo permite podéis modificar o añadir algunos. Sobre esa posibilidad hablaremos en los apartados correspondientes, donde os dejaremos algunas sugerencias que os servirán de base y os ayudarán a resolver posibles dudas. Con todo si tenéis cualquier pregunta podéis dejarla en los comentarios. Placa base El punto de partida a la hora de montar cualquier equipo debe ser la plataforma y por tanto la placa base. Queremos construir un PC económico para juegos, lo que significa que tenemos que cuidar este punto sin hacer grandes excesos. Vamos a utilizar la plataforma AM4 de AMD pero tenemos un presupuesto limitado, así que nuestra mejor apuesta la tenemos en el chipset B350 ya que nos permitirá acceder a funciones avanzadas y hacer overclock al procesador. Con esto en mente hemos elegido la GIGABYTE AB350M-Gaming 3, una placa que tuvimos ocasión de probar en su momento y que ofrece una excelente relación calidad-precio-prestaciones. Podemos conseguirla por 99 euros. Procesador Tenemos muchas opciones interesantes pero el presupuesto manda y para mantener el precio al mínimo debemos buscar directamente entre las soluciones más económicas. Por ello hemos elegido el RYZEN 5 1400, un procesador que cuenta con cuatro núcleos físicos y ocho hilos funcionando a 3,2 GHz-3,4 GHz en modo normal y turbo. Soporta overclock y gracias a la plataforma RYZEN Master podemos subirlo de una manera sencilla y controlar en todo momento el voltaje y las temperaturas. Con el disipador que trae de serie (un Wraith Stealth) es posible llevarlo sin problema hasta los 3,8 GHz. Os recomendamos mantener esa frecuencia como tope ya que es la que mejor relación consumo-rendimiento-temperaturas ofrece. Tiene un precio de 185 euros. Memoria RAM Es un componente fundamental y una elección que debemos cuidar. Por suerte hemos tenido ocasión de probar a fondo la plataforma AM4 y de utilizar diferentes configuraciones, así que sabemos exactamente qué módulos son ahora mismo los que ofrecen la mejor compatibilidad con RYZEN y la mejor relación calidad-precio. Os recomendamos el kit Corsair Vengeance LPX DDR4 CL15 con dos módulos de 4 GB cada uno a 3.000 MHz. Una vez instalados os aconsejamos hacer overclock a través de la BIOS para configurarlos a una frecuencia de 2.933 MHz manteniendo latencias. Su precio es de 79 euros. Opción alternativa: Si el presupuesto os lo permite podéis montar el kit de 16 GB. Tarjeta gráfica Es un punto clave. Gracias a la llegada de las nuevas RX 500 tenemos opciones muy interesantes, pero para mantener el coste lo más bajo posible nos vamos a situar de nuevo en las alternativas más económicas. No obstante no vamos a hacer grandes sacrificios, ya que estamos montando un PC económico para juegos y la experiencia final dependerá en gran medida de este componente. Por todo lo expuesto en el párrafo anterior hemos apostado por la Sapphire Radeon RX 560 con 4 GB de GDDR5, una tarjeta gráfica asequible pero capaz de mover sin problemas cualquier juego en Full HD con un buen nivel de calidad y de fluidez. Su precio es de 129 euros. Opciones alternativas: Si queréis una solución de NVIDIA que ofrezca un rendimiento similar esta GTX 1050 de MSI por 125 euros es una buena opción, sobre todo si tenéis pensado utilizar Linux. En caso de que el presupuesto os permita gastar un poco más os recomendamos esta Sapphire RX 570 Mini por 179 euros. Unidad de almacenamiento Es una opción sencilla porque tenemos el objetivo de mantener el presupuesto lo más bajo posible. Esto nos limita soluciones HDD (discos duros mecánicos), ya que los SSDs más económicos tienen una capacidad de almacenamiento demasiado baja y aquellos que rondan los 500 GB resultan todavía demasiado caros para un equipo de esta gama. Hemos optado por montar un Toshiba DT01ACA100 de 1 TB a 7.200 RPM, una solución que cubrirá de sobra nuestras necesidades con un coste mínimo. Podemos conseguirlo por 46,95 euros. Opciones alternativas: Si el presupuesto te lo permite es buena idea dejar ese disco duro como secundario y montar un SSD de 60 GB o 120 GB como principal para sistema operativo y poco más. Fuente de alimentación Tenemos un PC económico para juegos con un consumo muy contenido así que nos basta con una fuente de gama básica que cumpla con un mínimo de calidad y nos deje abierta la puerta a futuras ampliaciones. Por calidad-precio hemos elegido la Aerocool KCAS 500W 80 Plus Bronze, una fuente que nos permitirá mover sin problemas todo el equipo, incluso aunque nos hayamos decidido a montar una RX 570. Su precio es de 38 euros. Caja para el montaje Este punto es bastante personal y como ya hemos dicho en otros montajes podéis alterarlo siempre que os aseguréis de que todos los componentes van a caber en vuestra elección, y de que la ventilación de la misma es aceptable. Nosotros hemos elegido la Nox Pax Red Edition USB 3.0 porque es económica, cumple en calidad de acabados y cubre de sobra con todo lo que necesitaremos tanto a corto como a largo plazo. Se puede conseguir por apenas 23,95 euros. Notas finales El coste total del equipo en su configuración básica (RX 560, 8 GB de RAM y HDD de 1 TB) es de 600,9 euros. Es superior al de otros montajes económicos que hemos realizado, pero es importante tener en cuenta que en este caso nos llevamos un procesador de última generación con cuatro núcleos reales y ocho hilos, lo que significa que ofrece un mayor desempeño en juegos que dependen de la CPU y que tendrá una mayor vida útil. Antes de terminar os dejo una serie de resultados obtenidos con este PC económico para juegos que os permitirá haceros una idea de lo que puede ofrecer (con el procesador a 3,8 GHz): Battlefield 1 en 1080p al máximo (DX 11): medias de 40 FPS. DOOM en 1080p y calidad máxima (Vulkan): medias de 68 FPS. Watch Dogs 2 en 1080p y calidad máxima: medias de 31 FPS. The Witcher 3 Wild Hunt en 1080p y calidad alta: medias de 43 FPS. Overwatch en 1080p y calidad máxima: medias de 91 FPS. The Division en 1080p (DX 12) y calidad muy alta: medias de 36 FPS. Enlaces de interés: Guías MC.
18 comentarios66 shares
21/05/2017Isidro Ros
Cómo ejecutar aplicaciones o juegos antiguos en Windows 10

Cómo ejecutar aplicaciones o juegos antiguos en Windows 10

¿No puedes ejecutar aplicaciones o juegos antiguos en Windows 10? Por si has dado el salto recientemente al último sistema operativo de Microsoft o tienes pensado hacerlo tras el lanzamiento de Creators Update, actualizamos una de nuestras guías dedicada al importante apartado de la compatibilidad software. En entornos profesionales y corporativos la capacidad para ejecutar las aplicaciones usadas por la empresa es un punto crítico a valorar ante la actualización de equipos a nuevos sistemas operativos. En el mercado de consumo no tiene tanta incidencia, pero sigue siendo un aspecto importante. Pensando en la estrategia de ofrecer la actualización gratuita desde Windows 7 y Windows 8.1, en el desarrollo de Windows 10 Microsoft se esforzó en mantener la retrocompatibilidad de software. El resultado es que la mayor parte de aplicaciones para esos sistemas también funcionan en Windows 10. Para las aplicaciones que no funcionan por defecto, para aquellas programadas para sistemas operativos anteriores como Windows XP, juegos con DRM e incluso aplicaciones más antiguas para Windows 3.1 y DOS, también es posible su ejecución en Windows 10 con algunos de los métodos que vamos a repasar. Ejecutar como administrador Muchas aplicaciones desarrolladas para Windows XP funcionarán correctamente en Windows 10 excepto por un pequeño problema. Durante la era de Windows XP, la mayoría de usuarios utilizaban por defecto la cuenta de administrador y las aplicaciones estaban codificadas para funcionar con la cuenta de administrador. No era una buena idea ejecutar todas las aplicaciones como administrador porque una aplicación maliciosa podía tomar el control de todo el sistema y de ahí la implementación del UAC (Control de cuentas de usuario), a partir de Windows Vista. Por ello algunas aplicaciones de Windows XP no funcionarán en Windows 10 hasta que no le concedas determinado permisos. Si una aplicación antigua no te funciona en Windows 10 es lo primero a probar: Haz clic derecho en el icono de un programa o en el archivo .exe Ejecuta como administrador. Configuración de compatibilidad Windows 10 (como otros Windows) incluye un modo de compatibilidad para ejecutar aplicaciones antiguas. Para acceder al mismo Haz clic derecho en el icono de un programa o en el archivo .exe y ve a Propiedades. Clic en la pestaña Compatibilidad En el modo de compatibilidad elige el sistema donde sabías que funcionaba, desde Windows 95 a Windows 7. Prueba otras opciones. Hay juegos antiguos que necesitan el “modo de color reducido” La herramienta también incorpora un asistente automático que comprueba los mejores valores de compatibilidad para cada aplicación.   Controladores sin firmar o de 32 bits Las versiones de 64 bits de Windows 10 requieren controladores firmados de 64 bits. El proceso es extremo si usas un PC relativamente nuevo con BIOS UEFI ya que con el objetivo de mejorar la seguridad y la estabilidad impide instalar controladores sin firmar. Si necesitas ejecutar una aplicación antigua que necesite de controladores de 32 bits no podrás hacerlo de la manera habitual pero sí de esta forma: Mantén pulsada la tecla mayúsculas mientras que reinicias el sistema Una vez reiniciado entrarás en un modo especial de Windows 10. Selecciona Solucionar Problemas – Opciones Avanzadas – Configuración de Inicio Reinicia el sistema para deshabilitar el uso obligatorio de controladores firmados Juegos que requieran DRM, SafeDisc o SecuROM Windows 10 no permite ejecutar juegos que utilizan DRM (gestor de “restricciones” digitales) como SafeDisc o SecuROM. Por un lado nos libramos de basura impuesta por la industria, pero por otro no podremos utilizar estos juegos que tenemos en formato físico CD o DVD. Lamentablemente, la mejor solución para los que en su día pagamos religiosamente por ese juego es acudir a métodos pirata: instalando un parche o crack “no-CD” que podrás encontrar en Internet. Otra solución “legal” pasa por la recompra de esos juegos en formato digital en servicios como GOG o Steam. Otras alternativas requieren la instalación de sistemas operativos Windows anteriores en arranque dual con Windows 10 o la utilización de máquinas virtuales, muy útiles como veremos en el apartado siguiente. Máquinas virtuales Las versiones profesionales de Windows 7 incluyen una característica especial denominada “Modo Windows XP”. Se trata de una versión gratuita y completamente funcional de Windows XP que funciona como un sistema operativo virtual y como medio para abrir programas antiguos dentro de Windows 7. Windows 10 no incluye este modo XP pero podemos lograr lo mismo mediante la virtualización de software. Puedes seguir la guía paso a paso que te ofrecimos para instalar Windows 10 en máquina virtual. El proceso es el mismo y podrás instalar Windows XP o Windows 7 dentro de Windows 10 y ejecutar sin problema esas aplicaciones más antiguas.   Juegos Windows 3.1 y DOS El gran nombre para correr juegos DOS y Windows 3.1 se llama DOSBox. Un programita imprescindible sobre todo para correr esos maravillosos juegos abandonware. Funciona mucho, mucho mejor que el símbolo del sistema de Windows. Software de 16 bits Las aplicaciones de 16 bits no funcionan en las versiones de 64 bits de Windows 10 porque el sistema no incluye la capa de compatibilidad WOW16 que permite funcionar a este tipo de aplicaciones. La solución pasa por utilizar una versión de 32 bits de Windows 10 que sí incluye esta capa de compatibilidad. Como alternativa a las versiones de 64 bits, juntas en arranque dual o mediante el socorrido método de la virtualización. También puedes instalar Windows 3.1 en DosBOX.
6 comentarios145 shares
19/05/2017Juan Ranchal
¿Quieres un Windows “limpio”? Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition

¿Quieres un Windows “limpio”? Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition

Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition tiene nueva versión y puede interesar al usuario que busque un Windows lo más "limpio" y ligero posible. Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition es una versión personalizada de Windows 10 preparada sobre la base de la última versión, Creators Update. Como su nombre indica, está especializada en eliminar Bloatware, software inflado con el nos "castigan" tanto fabricantes de equipos como Microsoft, con software innecesario que no hemos pedido ni necesitamos, que penaliza el rendimiento del mismo y en ocasiones afecta hasta a la seguridad. La versión va más allá de eliminar bloatware externo porque también limpia muchas apps de la misma Microsoft. De hecho, todas las de Windows Store instaladas salvo Notes, Xbox y OneDrive. También elimina Home Group (aunque como el resto de apps se puede instalar posteriormente), el asistente Cortana, Edge, Defender y los componentes típicos de la telemetría. Por contra, añade componentes como DirectX 9.0, .NET Framework 3.5 o la calculadora de Windows 7. Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition incluye versiones de Windows 10 actualizadas hasta el 9 de mayo con los últimos parches de seguridad acumulativos. Ofrece imágenes ISO de las versiones "Home" y "Pro" del sistema y permiten realizar una instalación limpia (desde cero) del sistema. Explican le método de creación del medio con Macrium Reflect, pero puedes crearlo con tu soft favorito, tipo Rufus, que es el que más nos gusta especialmente si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con UEFI. Después de instalar, necesitaremos que los servidores de activación de Microsoft reconozcan el equipo y validen el sistema o lo realicemos de forma manual desde la herramienta de Configuración > Actualización y seguridad > Activación > Cambiar clave de producto. Conviene aclarar que esta versión personalizada (como cualquier de las no oficiales que puedes encontrar en Internet) no tiene soporte oficial alguno de Microsoft ni está autorizada, por lo que cada usuario debe emplearla bajo su responsabilidad. No se recomienda instalar en equipos destinados a producción por los mismos motivos. Recuerda que, Microsoft ofrece la descarga de imágenes ISO (oficiales) de su sistema operativo Windows y de la suite Office directamente en portales como TechBench o el centro de evaluación de TechNet, que podemos descargarlas siguiendo esta guía. Como en el caso de las versiones personalizadas, tendrás que activar el software una vez instaladas. Windows 10 Creators Update Bloatware Free Edition | Información y Descarga
46 comentarios25 shares
17/05/2017Juan Ranchal
Cinco claves sencillas para elegir bien tu nuevo smartphone

Cinco claves sencillas para elegir bien tu nuevo smartphone

Sabemos que buena parte de nuestros lectores ya tiene una base lo bastante buena como para elegir bien su nuevo smartphone, pero también somos conscientes de que hay otra parte con menos conocimientos a los que todavía se les puede "atragantar" esa decisión. Es comprensible ya que hoy en día hay una gran cantidad de terminales disponibles en el mercado con especificaciones dispares, precios variados y modelos que de disfrazan de "ganga" para camuflar defectos importantes. Para esos usuarios menos expertos hemos querido hacer esta pequeña guía, en la que os vamos a dejar cinco claves sencillas para que acertéis en la elección de vuestro nuevo smartphone. Sistema operativo: tanto iOS como Android y Windows 10 Mobile son muy fáciles de utilizar y disponen de todas las aplicaciones básicas que vas a necesitar. Sin embargo los dos primeros ofrecen una mayor variedad de aplicaciones y de juegos y su interfaz es más "sencilla". Memoria RAM: no debes confundirla con la capacidad de almacenamiento, un tema sobre el que hablaremos a continuación. En la RAM se almacenan las aplicaciones y  juegos que tenemos abiertos o en segundo plano, y también los elementos básicos del sistema. Debemos buscar un mínimo de 1 GB para conseguir un funcionamiento óptimo, pero es recomendable elegir un terminal con 2 GB. Capacidad de almacenamiento: es donde instalamos de forma permanente las aplicaciones y los juegos, y también otros elementos como el propio sistema operativo, las fotos, la música y los vídeos. Un terminal de 8 GB suele tener libres para el usuario menos de 5 GB, así que os recomendamos buscar cómo mínimo terminales con 16 GB de capacidad y que además permitan utilizar tarjetas microSD, ya que con ellas podremos disponer de espacio extra. Tamaño y resolución de pantalla: la pantalla es un elemento fundamental, así que debemos tener en cuenta qué uso le vamos a dar. Si queremos jugar o ver contenidos multimedia es recomendable buscar modelos con tamaños que ronden las 5 pulgadas y resoluciones 1080p, en caso contrario nos bastarían tamaños de 4 a 5 pulgadas con resoluciones 720p como mínimo. Procesador: afectará directamente al rendimiento del terminal. Si vamos a hacer un uso ligero del smartphone nos basta con uno de cuatro núcleos de bajo consumo y 64 bits. Por contra, si tenemos pensado jugar y mover aplicaciones exigentes es recomendable buscar modelos potentes que tengan bloques de núcleos de alto rendimiento, como los Snapdragon 652, por ejemplo. A todo esto debemos unir otros dos elementos importantes, las cámaras y la batería. No debemos dejarnos llevar por los megapíxeles de las primeras, ya que importa más la calidad del sensor de imagen. Sobre la batería es importante tener en cuenta que una mayor capacidad supone por lo general una mayor autonomía. Es recomendable buscar valores cercanos a los 2.000 mAh como mínimo.
5 comentarios45 shares
09/05/2017Isidro Ros
[ ]