Adiós a ballot screen tras cinco años ¿Ha sido útil?

Adiós a ballot screen tras cinco años ¿Ha sido útil?
18 de diciembre, 2014

ballot screen

Ballot screen, la pantalla de elección de navegadores web implementado por Microsoft en Europa como medida “correctora” a la inclusión de Internet Explorer por defecto en sistemas operativos Windows, llega a su fin tras los cinco años acordados para su implantación.

Si recuerdas, los responsables de navegadores alternativos presentaron una demanda ante la UE contra Microsoft por la inclusión por defecto de los IE en los sistemas Windows, lo que a su juicio había sido aprovechado por Microsoft desde la defenestración de Nestcape para imponer su propio navegador al mercado, teniendo en cuenta la situación de pseudo-monopolio de Windows presente en 9 de cada 10 equipos informáticos.

La UE atendió la reclamación y presionó a Microsoft para que diera respuesta a la situación. Para no tener que lanzar un nuevo sistema operativo (Windows 7) sin navegador, Microsoft propuso incluir en Europa una ballot screen, algo que finalmente llegó en diciembre de 2009.

Se trataba de una ventana de selección de navegadores en la que se incluía el mismo Internet Explorer y el resto de navegadores alternativos entre los más populares del mercado. El acuerdo con la CE ha finalizado y la ballot screen dice adiós.

¿Ha servido para algo la ballot screen?

Los datos de cuota de mercado dicen -en general- que no aunque la diferencia entre dos de las firmas que analizan mes a mes el sector son abismales por la distinta metodología empleada. Mientras que  mide usuarios,  mide páginas vistas.

Analizando estos últimos cinco años vemos como Internet Explorer siguió su sangría de cuota más que por el ballot screen, por sus desarrollos, lentos como sí solos e incompatibles con estándares. Cuando Microsoft puso al día su navegador, frenó su caída y el último año hemos visto incluso recuperación de cuota de mercado. En ambos casos con ballot screen, lo que confirmaría lo que ya se vio desde el principio desde su implementación: la pantalla de elección no cambiaría de forma significativa el mercado.

De hecho, desarrollos como Firefox y Opera han perdido incluso mercado, y entre los grandes, solo Chrome ha subido significativamente en tendencia ascendente que ya venía desde su lanzamiento en 2008. ¿Por la ballot screen? No lo parece, aunque saberlo no es posible ya que no hay datos de cuántos usuarios pincharon sobre cada uno de los navegadores alternativos de la ventana de elección o simplemente pasaron de ella y después instalaron su navegador de preferencia.

Recordemos que aunque la ballot screen no perjudicara en esencia a IE sí costó muy caro a Microsoft. Por “error técnico” la firma no lo incluyó en el SP1 de Windows 7 y por ello fue multada con 561 millones de euros.

Hoy en día la difusión de los navegadores alternativos ha sido completa y la mayoría de los usuarios usa el navegador que prefiere independientemente que IE esté por defecto en Windows, Safari en Mac OS X o Firefox en distribuciones GNU/Linux. Ciertamente la cantidad de equipos con Windows es abismal frente al resto y en el pasado tuvo su reflejo en el uso del navegador. Pero ¿Sigue siendo relevante hoy? Toca tu opinión en los comentarios.

  • Share This