Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Samsung explica -sin sorpresas- las causas del fiasco del Galaxy Note 7

Publicado el
fiasco del Galaxy Note 7

Las baterías y solo las baterías fueron las causantes del fiasco del Galaxy Note 7, ha anunciado Samsung en una rueda de prensa retransmitida a todo el mundo como conclusión de un informe oficial que pretende “recuperar la confianza del consumidor”.

El presidente de la Unidad de Negocio de Comunicaciones Móviles de Samsung Electronics, DJ Koh, estuvo acompañado por directivos de las empresas que han llevado a cabo una investigación independiente, las consultoras UL y Exponent y TUV Rheinland y la empresa alemana de inspección técnica y certificación TÜV Rheinland, no sin antes volver a pedir disculpas y mostrar su gratitud hacia los usuarios, partners comercializadores, distribuidores y operadores móviles “por su paciencia y apoyo incondicional”.

No hay sorpresas. Como apuntaban las filtraciones, el fiasco del Galaxy Note 7 se produjo por baterías defectuosas. El componente al que se dirigieron todas las miradas cuando un número indeterminado de terminales comenzaron a incendiarse y explotar, resultando en la cancelación completa de la producción y venta de un phablet destinado a ser el mejor del mercado y que ha terminado siendo un problema de dimensiones colosales para la compañía por su gran dependencia de venta de móviles y la crisis de reputación provocada.

Según la investigación, no hubo nada de problemas de diseño, hardware o software, como apuntaron previamente otros como Instrumental, un contratista externo que ayuda a las compañías de hardware a encontrar y corregir los problemas causados por mano de obra, calidad de las piezas o diseño.

Galaxy-Note-7_2

Samsung ha explicado que 700 investigadores e ingenieros recrearon procesos de carga y descarga con unos 200.000 dispositivos y unas 30.000 baterías de ion-litio para detectar y analizar los fallos. Los investigadores utilizaron dos tipos de baterías distintas, las originales del terminal y unas segundas, sobre el papel más seguras, que fueron las empleadas en el programa que se puso en marcha para recuperar las primeras y poder seguir comercializando el smartphone.

No fue posible. Las dos fallaron. La primera era demasiado compacta y ejercía una presión excesiva que generó daños en los electrodos negativos, lo que provocó los cortocircuitos, la explosión y el incendio de algunos de ellos.

note72

En cuanto a la segunda serie, mostró un fallo en una soldadura interna seguramente motivado por las “prisas” en su fabricación para reponer los primeros Note 7 fallidos. Los resultados de todo ello ya son conocidos.

note74

Con todo lo aprendido en la investigación, Samsung dice haber implementado una amplia variedad de procesos internos de calidad y seguridad para mejorar la seguridad de sus productos, incluyendo protocolos adicionales como las medidas de seguridad en múltiples capas y la comprobación de la seguridad de las baterías en 8 puntos.

Infographic-8-point-battery-safety-check-980x1030

Samsung ha creado también un Grupo Asesor de Baterías formado por asesores externos, expertos académicos e investigadores, para garantizar que mantiene una perspectiva clara y objetiva sobre la seguridad y la innovación relativa a las baterías.

No se ha aclarado si las conclusiones definitivas de la investigación pueden influir en la ventana de lanzamiento de nuevos terminales como el Galaxy S8.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído