HP, ASUS y Lenovo trabajan en PCs Windows 10 sobre ARM

HP, ASUS y Lenovo trabajan en PCs Windows 10 sobre ARM
31 de mayo, 2017

Computex 2017. HP, ASUS y Lenovo serán los tres primeros fabricantes en comercializar equipos bajo la nueva plataforma Windows sobre ARM, según el anuncio de Microsoft en Taiwán.

Microsoft describe estos equipos como “PC móviles” y promete como características principales sobre los equipos actuales con Windows 10, una buena autonomía, ligereza y delgadez, conectividad LTE, bajo precio de venta y soporte para todas las aplicaciones Windows.

Como sabes, Windows 10 sobre ARM ofrecerá soporte completo para ARM en Windows 10 y emulación de aplicaciones x86, con las soluciones Snapdragon de Qualcomm (Snapdragon 835 en adelante) como las primeras y únicas soportadas de momento.

Microsoft soporta desde hace muchos años la arquitectura RISC de ARM que arrasa en móviles, tablets o embebidos. La novedad de este Windows 10 sobre ARM es la posibilidad de ejecutar tanto aplicaciones universales (UWP), como las x86, en este caso emuladas.

Para entendernos, hablamos de las aplicaciones Win32 que hemos usado de toda la vida en escritorios Windows, y que podrán correr en esta plataforma gracias a un emulador basado en el proyecto JIT x86-to-ARM que bajo el nombre en clave “Cobalto” y con una tecnología de nombre “CHPE”, Microsoft llevaría desarrollando desde 2013.

Windows 10 sobre ARM

¿Una plataforma relevante u otro fiasco como Windows RT?

Microsoft ya mostró el emulador en la BUILD 2017. Se apoya en una capa de Windows sobre Windows ya que se necesita para ejecutar aplicaciones de 32 bits en los procesadores de 64 bits. Las aplicaciones universales (UWP) de la tienda de Microsoft son compatibles directamente en procesadores ARM.

En la conferencia vimos la capacidad de este Windows 10 sobre ARM para correr aplicaciones x86. Y lo hizo con bastante solvencia, incluso cuando se descargan e instalan directamente desde Internet sin necesidad de que estén certificadas para Windows Store, como sucede con la variante dedicada a educación, Windows 10 S.

El bajo consumo y el soporte LTE es un plus y en cuanto a los socios, HP, ASUS y Lenovo son toda una garantía para Microsoft. El problema es que la industria ofrece equipos con procesadores x86 de Intel o AMD sumamente económicos sin necesidad de emulaciones.

Una mala señal fue que MediaTek, el otro gran fabricante de chipset ARM, descartó su participación al menos en sus inicios por ser “un proyecto arriesgado que deriva de un experimento fallido desde 2012″, en clara relación a Windows RT.

Windows RT fue un auténtico desastre, incluyendo críticas públicas de socios relevantes de Microsoft y pérdidas multimillonarias por Surface RT. Si bien Windows 10 sobre ARM soluciona su principal problema, el no poder ejecutar aplicaciones x86 tenemos muchas dudas del alcance de esta plataforma. Veremos.

  • Share This