Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Kaspersky presenta demanda antimonopolio contra Microsoft por Windows Defender

Publicado el
Windows Defender

Kaspersky ha presentado una demanda antimonopolio contra Microsoft ante la Comisión Europea y la Oficina de Competencia alemana, por supuesto abuso de posición dominante para impulsar su propia solución de seguridad, Windows Defender.

La demanda se veía venir y va a traer cola. El pasado noviembre, Kaspersky Lab, una de las compañías de ciberseguridad más reputadas del planeta, acusó ante las autoridades rusas a Microsoft de “jugar sucio” con Windows Defender, la solución de seguridad nativa que Microsoft integra en sus sistemas operativos y que ha sido mejorada ampliamente en la última versión de Windows 10.

Aunque Kaspersky reconoce que Microsoft ha escuchado sus quejas y realizado algunos cambios, éstos son insuficientes y por ello presenta la demanda antimonopolio bajo el argumento general que ya conocíamos y que no es otro que el aprovechamiento del 92% del mercado que tienen los Windows en escritorios informáticos.

Windows Defender, en el punto de mira

“Con el lanzamiento de Windows 10, Microsoft comenzó a crear obstáculos a los fabricantes de soluciones de seguridad, introduciendo diferentes maneras de empujar a los usuarios a renunciar a software de terceros a favor de su propio Windows Defender”, dice Kaspersky.

Según la compañía, Windows Defender no es tan bueno como para ser tan agresivamente promovido por Microsoft y se encuentra por detrás de soluciones comerciales en protección: “Windows Defender está lejos de ser la mejor protección que un usuario puede tener”, y además, Microsoft está expulsando poco a poco los desarrolladores independientes fuera del ecosistema de Windows si tiene su propia aplicación para tal o cual propósito”. 

“Queremos que Microsoft deje de inducir a error y desinformar a nuestros clientes y al resto de usuarios… Queremos ver que todas las soluciones de seguridad sean capaces de trabajar en la plataforma Windows en igualdad de condiciones. Y queremos ver que sean los usuarios los que decidan por sí mismos lo que quieren y consideran importante para ellos”, dicen desde la firma de seguridad rusa.

En un comunicado, Microsoft ha respondido como era esperable: El principal objetivo de Microsoft es mantener a los clientes protegidos. Estamos seguros de que las características de seguridad de Windows 10 cumplen con las leyes de competencia. Y vamos a responder a cualquier pregunta que los reguladores puedan tener”.

Veremos lo que ocurre porque podemos estar ante otro caso como el de los navegadores en Windows.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído