Razer BlackWidow Chroma V2, análisis

Razer BlackWidow Chroma V2, análisis
16 de agosto, 2017
Total



8

  • Calidad de construcción
  • Experiencia de uso
  • Iluminación LED
  • Instalación y configuración
  • Calidad-precio

Los teclados mecánicos están viviendo una segunda (¿o debería decir tercera?) juventud gracias al auge del mercado gaming, a la fiebre LED y al buen hacer de fabricantes como Razer, quien ha renovado recientemente su apuesta por este tipo de teclados con el BlackWidow Chroma V2.

Hemos tenido la ocasión de probarlo a fondo gracias a una unidad que nos ha suministrado Razer España así que antes de nada queremos darle las gracias.

En este artículo os vamos a contar nuestra experiencia durante las últimas semanas utilizando dicho teclado, hablaremos de las sensaciones que transmite, de la comodidad de uso, de las posibilidades que ofrece, de su calidad de construcción e iluminación y de su valor calidad-precio.

No os entretenemos más, poneos cómodos que empezamos.

Primer vistazo y especifiaciones

El BlackWidow Chroma V2 mantiene todas las claves fundamentales de diseño que tanto gustaron en la primera versión de dicho periférico, introduciendo sólo cambios menores que le confieren un acabado más elegante.

Podemos utilizarlo de dos maneras diferentes gracias al reposamuñecas que acompaña al teclado, y que se puede montar y desmontar fácilmente gracias al sistema de sujeción magnética que utiliza. Este accesorio es muy cómodo y desde luego supone un claro valor añadido al BlackWidow Chroma V2.

Que no os engañe la iluminación LED, estamos ante un teclado mecánico de gama alta con un acabado de calidad que promete una buena experiencia de uso y una larga vida útil, gracias al uso de interruptores (“switches “) “Green” propietarios de Razer.

Dichos interruptores ofrecen pulsaciones intensas y sonoras, tienen un punto de actuación de 1,9 milímetros y una fuerza de activación de 50 gramos. Sí, esto quiere decir que es ruidoso, pero que transmite una sensación única al pulsar cada tecla.

Razer ofrece la posibilidad de configurar este teclado con interruptores propietarios “Orange”, que permite pulsaciones más suaves y silenciosas, y “Yellow”, que ofrece un recorrido lineal y son también silenciosas.

La configuración de la iluminación LED RGB es muy sencilla y gracias al software dedicado que ofrece Razer podemos aplicar una gran variedad de efectos y de patrones.

A continuación os dejamos un resumen con sus especificaciones clave:

  • Teclado mecánico completo con disposición en español (incluye “ñ”).
  • Interruptores “Green” propietarios de Razer, tienen una fuerza de actuación de 50 gramos y una vida útil de 80 millones de pulsaciones.
  • Sistema anti-ghosting y roll over de 10 teclas.
  • Ultrapolling de 1.000 Hz.
  • Conector para auriculares integrado.
  • Personalización total con el software Razer Synapse 2.0.
  • Teclas dedicadas para crear macros.
  • Iluminación LED RGB con 16,8 millones de colores individualizada en cada tecla.

Nuestra experiencia

Nada más sacarlo de la caja lo primero que me llamó la atención fue el acabado en plástico. A diferencia de otros teclados mecánicos de gama alta como la serie “K” de Corsair el BlackWidow Chroma V2 está terminado totalmente en dicho material.

Es un detalle que creo que vale la pena destacar ya que hablamos de un teclado con un precio que ronda los 180 euros. Una terminación en metal habría sido mejor idea para un producto de este nivel y de este rango de precios, pero a pesar de todo la construcción del BlackWidow Chroma V2 es buena y no desentona en absoluto.

La instalación fue muy sencilla y desde el principio pudimos crear efectos de iluminación muy atractivos. El que más me gustó fue una iluminación RGB total con efecto onda que se podía fijar en desplazamientos de izquierda a derecha y a la izquierda, pero hay muchísimas más opciones y hasta disponemos de perfiles dedicados que ajustan la iluminación a determinados juegos para mejorar la inmersión.

El tacto que transmiten los interruptores “Green” me gustó, y os lo dice alguien que se pasa varias horas al día escribiendo casi sin parar. Las pulsaciones son intensas y el sonido es hipnótico, aunque debo reconocer que también resulta ruidoso y que eso puede no gustar a todo el mundo.

En general mi experiencia fue muy buena tanto trabajando como jugando, así que puedo decir que el BlackWidow Chroma V2 es un teclado todoterreno con el que podréis hacer ambas cosas. Esto también es importante porque confirma que estamos algo más que un teclado con luces para jugar, es una herramienta perfectamente afinada que puede sacar adelante prácticamente cualquier cosa.

Nos ha gustado

  • Buena calidad de construcción.
  • Excelente experiencia de uso gracias a los interruptores “Green”.
  • Larga vida útil.
  • Fácil de instalar y de configurar.
  • El reposamuñecas es un excelente añadido.

No nos ha gustado

  • Totalmente terminado en plástico, un cuerpo de aluminio habría aportado un toque premium claro.
  • La iluminación RGB debería ser un poco más intensa.
  • El precio es elevado.

  • Share This