Nuevos avances en la computación basada en luz

Nuevos avances en la computación basada en luz
19 de septiembre, 2017

La computación basada en luz o computación óptica no es algo realmente nuevo, de hecho ya hemos hablado en noticias anteriores de alternativas que siguen un patrón similar recurriendo por ejemplo a pulsos de luz láser.

Sin embargo se trata de un campo que aunque resulta prometedor todavía se encuentra en una etapa muy temprana, y por ello los pequeños avances y descubrimientos que se van haciendo de forma gradual suelen ser muy interesantes.

Con la computación basada en luz tenemos un planteamiento similar al que encontramos por ejemplo en la fibra óptica, que permite transmitir y recibir información a través de la luz, aunque su aplicación presenta particularidades importantes ya que habría que utilizarlo como base para dar forma a un sistema totalmente funcional.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sídney, situada en Australia, ha realizado un importante avance en este sentido, ya que demostró que podía convertir fotones en un tipo de ondas que son similares a las del sonido.

Para ello enviaron un paquete de “datos de fotones” a través de una serie de ondas de guía que los ralentiza e interactuaron con ellos a través de un pulso de escritura. Esto aumenta la longitud de onda de los fotones a la frecuencia deseada y los convierte en un fonón.

Ese fonón resultante es capaz almacenar información en forma de onda dentro de un chip especializado, que puede ser posteriormente leída utilizando lo que se conoce como un pulso de lectura. Dicho pulso interactúa con el fonón para leer y descodificar la información.

Los resultados han sido muy positivos, ya que a pesar de que el fonón sólo se mantuvo durante diez nanosegundos los expertos lograron romper la barrera del gigahercio.

Es importante tener en cuenta además que este experimento funcionó casi como un auténtico procesador, una diferencia importante con otros anteriores que mostraban un comportamiento más cercano a la memoria.

Entre las ventajas más importantes que podría aportar la computación basada en luz destacan las altas velocidades de trabajo y la eliminación de los problemas de generación de calor, uno de los grandes lastres de los sistemas tradicionales basados en silicio.

Más información: Neowin.

  • Share This