Kodak quiere resucitar la película retro con la nueva cámara Super 8

17 de enero, 2018

Kodak está preparando el lanzamiento de una nueva cámara Super 8 que apunta a resucitar un formato cinematográfico desarrollado en los años 60 y que obtuvo una gran popularidad entre aficionados hasta la llegada de las grabaciones magnéticas o vídeo.

La nueva cámara Super 8 tiene una estética adaptada a los nuevos tiempos y una pantalla que gira sobre una bisagra como las videocámaras modernas. La pantalla mostrará una vista previa de la imagen que se está grabando y proporciona acceso a los ajustes de la misma mediante un dial de control físico, incluyendo la elección de la velocidad de fotogramas. La cámara también contiene algunos puertos modernos, incluyendo una ranura para tarjetas SD donde se almacenará el audio.

El material resultante será digitalizado por Kodak y subido a un nube privada para que el cliente puede descargarlo. La cámara utilizará un cartucho de película Super 8, la versión de Kodak del clásico formato de 8 mm, mejorada en calidad de imagen, en el proceso fotográfico y en otros aspectos, esencialmente con el objetivo de llegar a un mayor número de consumidores.

La nueva cámara Super 8 de Kodak tendrá un precio entre 2.500 y 3.000 dólares. Obviamente no es para todos. La situación actual de la industria ha dado un vuelco completo y la inmensa mayoría de usuarios utiliza hoy su teléfono móvil para grabaciones de vídeo. Eso sí, se trata de un dispositivo muy especial. No es una videocámara, es una cámara cinematográfica para aficionados.

Share This