Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Analizamos el monitor para juegos, HP OMEN 27

Publicado el
HP OMEN 27

HP OMEN 27 es uno de los mejores monitores para juegos de la multinacional estadounidense. Ofrece características totalmente dedicadas al jugón exigente, desde el buen tamaño y alta resolución, al soporte para la tecnología NVIDIA G-Sync y resultados sobresalientes en tiempo de respuesta y frecuencia de actualización.

La ejecución de juegos en PC está siendo un importante punto de apoyo para mejorar las ventas de ordenadores personales. Y no solo PCs nuevos. El mercado de componentes se impulsa cada vez que nuevas generaciones de gráficas llegan al mercado, al igual que el segmento de periféricos y accesorios, ratones, teclados o auriculares.

Lo mismo podemos decir de los monitores, una inversión de futuro para el periférico más importante de nuestro equipo informático. La oferta es amplísima como puedes revisar en nuestra última guía de compra, pero en los dedicados a consumo, son pocos los fabricantes que no incluyen el factor ‘Gaming’ en su marketing de lanzamiento. La experiencia en juegos con muchos de ellos no es la mejor y simplemente ofrecen características más cercanas a un ‘todo terreno’ para uso en cualquier uso informático.

HP OMEN 27 está totalmente dedicado a juegos. Para bien o para menos bien como te contaremos después, porque hemos tenido oportunidad de probarlo junto al sobremesa OMEN 880 que ya analizamos y que como era de esperar es un conjunto ideal si apuestas por la línea de juego de HP.

HP OMEN 27

Especificaciones HP OMEN 27

  • Pantalla: TN con retroiluminación LED
  • Tamaño: 27 pulgadas de diagonal – 68,5 cm
  • Resolución: QHD (2560 x 1440 píxeles)
  • Proporción: 16:9
  • Densidad de píxeles: 0,233 mm
  • Frecuencia Vertical: Hasta 165 Hz con NVIDIA G-SYNC
  • Tiempo de respuesta: 1 milisegundo
  • Contraste: Estático 1000:1 – Dinámico 10M:1
  • Brillo: 350 cd/m2
  • Ángulos de visión: 170 – 160 grados
  • Ergonomía: Ajuste en altura e inclinación. Soporte VESA
  • Conexiones:  1 DisplayPort – 1 HDMI – 3 puertos USB 3.0 – Salida de audio

Diseño y montaje

HP entrega el monitor bien protegido en una caja de buen tamaño y diseño en negro y rojo que ya deja entrever hacia qué tipo de usuario se dirige y que la firma incluye en toda la línea de juegos OMEN. Incluye la pantalla; una base y soporte; un cable HDMI, otro Display Port y un USB 3.0, además de documentación y un CD con la guía de usuario, garantía y controladores.

HP OMEN 27

El montaje es muy sencillo. Para usos en el escritorio, incluye un soporte vertical de aluminio que se atornilla en la base y se inserta en un mecanismo incorporado en la trasera del monitor sin necesidad de herramientas. La calidad de construcción se antoja robusta y proporciona muy buena estabilidad al monitor.

Ofrece ajustes ergonómicos de inclinación y altura, con un movimiento muy sencillo y de amplio rango para colocarlo a nuestro gusto. Son los dos ajustes principales, aunque no hubiera estado de más incluir otros adicionales como pivote o giro. El soporte cuenta con una muesca para colgar los auriculares y una abertura inferior para ordenar el cableado.

La pantalla también se puede colgar en la pared, por la delgadez del monitor y el soporte VESA (100 x 100) que incluye.  Exceptuando en la parte inferior, los biseles son prácticamente inexistentes, lo que facilita el montaje de sistemas multi-pantalla para el usuario que lo necesite. La parte trasera está acabada en paneles texturizados e incluye un respiradero para ayudar a disipar el calor.

Su diseño está a la vista, elegante y moderno con acabado en negro mate. En el frontal vemos la marca OMEN y el certificado G-Sync de NVIDIA. El logo de la marca resalta en la parte trasera y en la base, que puede iluminarse de varias maneras con un LED que ofrece varios modos (media de color de la pantalla, RGB, etc.) a elección del usuario si quiere un tono que alivie la fatiga ocular o quiere presumir de luz ambiental.

La conectividad es suficiente para el enfoque del equipo. Cuenta con entradas de vídeo Display Port 1.2 y HDMI 1.4, un hub de tres puertos USB 3.0 y un jack para conectar los auriculares. No dispone de altavoces incorporados aunque no los echamos de menos en un equipo para juegos donde seguramente tengamos instalados sistemas de audio multicanal y altavoces de mayor calidad que las que incorporan los monitores.

El monitor ofrece cinco botones táctiles en la parte inferior derecho. Poco que objetar en cuanto a su diseño perfectamente integrado en el chasis, pero sí en cuanto a su facilidad de uso, nada ergonómica. Son tan “ocultos” que su acceso no es ideal, requiere mucho tiempo para acostumbrarse a su uso y no es difícil equivocarse al pulsar uno u otro debido a la poca separación de la pantalla.

Los menús de control en pantalla en sí son mejores, pero hay opciones ocultas a las que son difícil acceder. Hay controles mucho más intuitivos en monitores de inferior categoría como los que usan un solo joystick en la parte central. En este OMEN, el diseño en este apartado está por encima de la facilidad de uso.

Experiencia de uso y rendimiento

El uso del HP OMEN 27 en juegos es todo una gozada. Lo hemos probado con un equipo de gama alta HP OMEN 880 con una gráfica dedicada NVIDIA GTX 1080, que, obviamente es perfecta para sacar el máximo partido al monitor.

La resolución 2K, el bajísimo tiempo de respuesta, la tasa de refresco overclockeada hasta 165 Hz y el soporte para la tecnología de sincronización G-Sync de NVIDIA, que ajusta dinámicamente la tasa de refresco de la pantalla a la frecuencia de imagen de la GPU, asegura una experiencia de juego sin parpadeos, temblores, retardos o efectos de imagen “fantasma”.

El monitor ofrece una gran precisión sobre los valores fijados por la compañía, tanto en el modo predefinido “Personalizado RGB”, como los destinados a géneros “Racing” o “FPS”. Una calibración propia nos permite mejorar algunos de los apartados, pero muy ligeramente porque viene bien calibrado de fábrica. El soporte para la gama de color RGB es suficiente para este tipo de monitores, no así el Adobe RGB, lo que nos confirma el punto fuerte y menos acertado de esta pantalla.

HP es consciente que el uso de este monitor puede dejar en el usuario sentimientos encontrados y por eso lo califica como destinado a juegos. El panel con tecnología TN que incorpora marca sus virtudes y defectos. Entre los primeros destaca un manejo del movimiento excepcional y un desenfoque extremadamente corto por su alta frecuencia de actualización, 144 Hz que se puede aumentar hasta 165 Hz conectado al puerto Display Port. El puerto HDMI está limitado a 60 Hz y no es compatible con G-Sync.

Lo mismo podemos decir del instantáneo tiempo de respuesta y un parpadeo imperceptible. Aquí interviene otra de las funciones de la tecnología G-Sync que incorpora, la ULMB que traslada los tiempos de respuesta de las pantallas por impulsos a las pantallas LCD de percepción (tipo “hold”), de naturaleza más lenta, para mover objetos de forma fluida y transparente.

La resolución 2K nativa de 2560 x 1440 píxeles a 144 Hz soportada, es perfecta sobre este monitor con diagonal de 27 pulgadas, siempre y cuando contemos con una gráfica como la GTX 1080 que pueda sacarle provecho.

Los apartados menos conseguidos derivan directamente de la elección del panel TN, ideal para las características que definen un monitor para juegos, pero no para un modelo que vayas a emplear para informática, visualización de vídeo y ni siquiera para uso mixto. Mucho menos para uso de edición de imágenes o vídeo.

Ya decíamos que este es un monitor dedicado a juegos y ni los resultados de contraste o profundidad de color están a la altura de los valores anteriores. Tampoco los ángulos de visión, mucho más cortos que lo que ofrece un IPS y que en este OMEN sufrirás en pérdida de negros y colores a poco que te alejes en ángulo del centro de la pantalla. Es un comportamiento que penalizan a todas las pantallas que usen este tipo de panel.

Tampoco resalta en la uniformidad de ‘negros’, con sangrado de luz de fondo apreciable sin utilizar el colorímetro. Se puede y se debe ajustar en lo posible la primera vez que accedas a los controles. En cambio, el sangrado de color es mínimo y la uniformidad destaca en este panel al igual que su brillo de 350 nits.

Conclusiones, disponibilidad y precio

HP OMEN 27 es un monitor sobresaliente si valoramos exclusivamente sus prestaciones para su enfoque principal (y nos atreveríamos a decir que único): la ejecución de videojuegos. La tecnología G-Sync actúa perfectamente y la experiencia es fantástica gracias al manejo de imágenes en movimiento, la alta tasa de refresco a resolución 2K y el tiempo de respuesta, mínimo de verdad.

Por contra, el panel TN utilizado penaliza otros apartados. El sangrado es demasiado apreciable aunque se puede mejorar con los controles y la profundidad de color, el contraste, la calidad de imagen o los ángulos de visión no alcanzan el nivel de otros parámetros. Personalmente, mis necesidades me impedirían usar este monitor (ni otros de este tipo) para otra cosa que no fueran juegos. Para uso mixto (siempre mayoritario para juegos), es una opción a considerar siempre que no exijas lo que simplemente no puede ofrecer un panel TN y ajustes a fondo los parámetros más débiles comentados.

En cuanto a su diseño, está muy bien conseguido. Elegante, moderno, con buena calidad de construcción y sin apenas biseles laterales y superior, queda genial en cualquier escritorio. La estética es bonita, en sintonía con la línea de equipos OMEN para juegos. La base y el soporte son robustos, bien implementados. Solo desentona en nuestra opinión el uso de los controles, demasiado escondidos y poco intuitivos.

HP OMEN 27

HP OMEN 27 tiene un precio oficial de 749 euros, aunque se puede comprar a menor coste. Está disponible en la tienda oficial HP Store actualmente con un precio de 639 euros y minoristas como Amazon ofrecen el mejor precio, 557 euros.

El fabricante ofrece varios modelos sobre la misma línea para adecuarse a otras necesidades y precios:

  • Si lo que quieres es jugar con resoluciones FHD, el HP OMEN 25 con 25 pulgadas, 1080p y tasa de refresco de 144 Hz con soporte FreeSync, tiene un precio muy contenido de 229 euros.
  • HP OMEN 32 es otro, este sí para uso mixto con su panel WVA+ de 32 pulgadas, resolución 2K (2560 x 1440 píxeles a 60 Hz) por 384 euros.
  • Finalmente, la serie se completa con el HP OMEN X 35, con panel curvado de 35 pulgadas, 35 pulgadas, resolución nativa de 3440 x 1440 píxeles y perfecto para uso mixto con su panel AMVA+. Tiene un precio de 748 euros.
Valoración final
8.3 NOTA
NOS GUSTA
Sobresaliente rendimiento en juegos
NVIDIA G-Sync
Tasa de refresco y tiempo de respuesta
Diseño atractivo, calidad de construcción
A MEJORAR
Panel TN. No adecuado para otros usos que no sean juegos
Localización de los controles
RESUMEN
HP OMEN 27 es un monitor sobresaliente si valoramos exclusivamente sus prestaciones en juegos en PC, ofreciendo una gran experiencia a elevadas resoluciones sin parpadeos, temblores o retardos. Bien diseñado y construido, su panel con tecnología TN penaliza otros usos que no sean juegos.
Calidad de construcción8.5
Diseño y acabados8.5
Instalación y configuración8
Características8.5
Calidad/Precio8

Top 5 Cupones

Lo más leído