Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Linux Foundation se une a RISC-V para promover el chip Open Source

Publicado el

El consorcio tecnológico sin ánimo de lucro Linux Foundation, ha anunciado un acuerdo de colaboración con la Fundación RISC-V, para promover la adopción de un chip Open Source.

Las vulnerabilidades en procesadores Meltdown y Spectre sacudieron la industria a comienzos de año y alentaron editoriales sobre la necesidad de un chip abierto que concretara los “cambios atrasados en el ADN del núcleo de la industria de los semiconductores y la manera en la que se diseñan las arquitecturas de los procesadores”.

Algunos analistas creen que “hay que ir más allá de las arquitecturas de sistemas creadas bajo licencia y desarrolladas en secreto por mega-compañías como Intel, AMD e incluso ARM, apostando por una arquitectura de procesadores Open Source libre de cualquier entidad y del equipaje que ha estado conduciendo y arrastrando hacia abajo la industria los últimos 40 años”.

Un chip abierto que cualquier foundry de semiconductores pudiera producir para cualquier fabricante, con base en unas especificaciones abiertas sin la necesidad de concesión de licencias de propiedad intelectual y que permitiera mejoras y correcciones a través de los esfuerzos de la comunidad a medida que surgieran nuevas necesidades. O problemas tan enormes como Meltdown y Spectre que solo se podrán solucionar por completo con nuevos diseños.

¿Es viable un chip Open Source?

Suena bien, pero ¿es viable un procesador Open Source de alcance masivo que garantice la seguridad y la compatibilidad con las aplicaciones actuales y pueda reemplazar a plataformas tan asentadas como x86 y lo que llega de ARM? ¿Y quién le pone el cascabel al gato?

RISC-V (ISA), una arquitectura libre y abierta creada en el mundo académico por investigadores de la prestigiosa Universidad de Berkeley, es actualmente la propuesta más clara para conseguir el pretendido chip Open Source. Comparte las mismas raíces RISC que otras arquitecturas como ARMv8, puede manejar Linux y otros sistemas operativos de 32, 64 y 128 bits, y puede utilizarse como procesadores de propósito general o especializados. Como no utiliza las técnicas de ejecución especulativa está libre de las vulnerabilidades tipo Meltdown y Spectre.

Nacido en 2010, su desarrollo está en pañales frente a los gigantes del sector, pero -dicen los técnicos- que su potencial es enorme, como muestran los ataques que le han llovido desde la misma ARM y a los que se opusieron su mismo personal y las grandes corporaciones que apoyan RISC-V.

Y no son pocas, desde Google, Qualcomm a Samsung, pasando por Micron o Marvell. Otro de sus miembros destacados es Western Digital, que los utilizará como la arquitectura de procesadores en todos sus productos futuros o NVIDIA que ya los utiliza como microcontroladores en sus chips gráficos.

El anuncio de la Linux Foundation es otro espaldarazo teniendo en cuenta que es la organización más importante en el fomento de Linux. El objetivo es juntar las comunidades de Linux y RISC-V para mejorar la adopción de este chip Open Source y el acuerdo de colaboración se concretará en programas de capacitación, desarrollo de herramientas, apoyo de marketing y asesoría legal.

No es probable que a corto plazo tu nuevo portátil Windows o smartphone Android use este tipo de arquitectura, pero el futuro no está escrito y el mundo tecnológico avanza a velocidad de vértigo. RISC-V puede ser la base de esa alternativa de futuro.

Top 5 Cupones

Lo más leído