Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Cinco procesadores baratos (menos de 100 euros) con los que montar (o actualizar) un PC gaming

Publicado el

Montar un PC Gaming por componentes puede ser todo un desafío, sobre todo si tenemos un presupuesto limitado, ¿pero sabías que existen procesadores baratos, de menos de 100 euros, con los que es posible jugar con garantías?

La llegada de la arquitectura Zen de primera generación puso el sector patas arriba y volvió a traer competencia a Intel, una realidad que ha sido muy beneficiosa para todos los usuarios, ya que se ha traducido en una guerra de precios que ha operado en todos los niveles, y en todas las gamas.

Hace cosa de un par de años era impensable comprar un procesador de cuatro núcleos con un alto IPC por menos de cien euros, y los modelos superiores, con seis y ocho núcleos, solo estaban disponibles en las gamas más caras de Intel (serie HEDT). Zen cambió todo esto, y obligó a Intel a mover precios y a renovar catálogo de productos.

Los cambios se han dejado notar y nos han dejado un amplio abanico de procesadores baratos, de menos de 100 euros, con los que podemos montar un PC económico, o actualizar un equipo, sin tener que renunciar a un buen rendimiento. En este artículo vamos a profundizar sobre esta cuestión, aunque nos centraremos únicamente en modelos nuevos.

Si estáis considerando la opción de recurrir al mercado de segunda mano os invitamos a repasar el artículo que publicamos hace cosa de un mes a modo de guía dedicado a diez procesadores con los que actualizar un PC por poco dinero.

Procesadores baratos: consideraciones previas

Aunque el objetivo de esta guía es hablar de procesadores baratos, siempre sobre esa base de menos de 100 euros, que encajan en un PC gaming lo cierto es que todos los modelos sirven también para trabajar con aplicaciones exigentes, ya que los modelos que vamos a listar tienen un alto nivel de rendimiento y un potencial multihilo más que aceptable en la mayoría de los casos.

También debemos tener en cuenta que cada juego es un mundo, y que por tanto cada procesador ofrecerá una experiencia diferente en función del título que utilicemos. Por ejemplo, GTA V y Fortnite se llevan mejor con procesadores que tienen cuatro núcleos físicos, mientras que otros como Destiny 2 ofrecen un rendimiento óptimo a partir de dos núcleos y cuatro hilos.

Esto quiere decir que es viable jugar con un procesador de dos núcleos que tenga tecnología HyperThreading en el caso de Intel o SMT en el caso de AMD, pero los modelos con cuatro núcleos deberían tener una mayor vida útil y representan una inversión más equilibrada, así que tenedlo en cuenta.

Por último, aunque no por ello menos importante, debemos tener en cuenta la plataforma que utiliza cada procesador y las posibilidades de actualización que nos brinda. Montar procesadores baratos dentro de la familia Ryzen nos permite actualizar incluso a los modelos tope de gama presentes y futuros, ya que la plataforma AM4 tiene garantizada la compatibilidad hasta la llegada (inclusive) de Zen 2. Si acompañamos una placa base con chipset B350 o superior disfrutaremos de una plataforma muy completa y actualizable que nos permitirá, además, hacer overclock.

En el caso de Intel la arquitectura Kaby Lake (Core 7000 y Pentium 4000) se limita a las placas base con chipset serie 100 y 200, lo que significa que no podremos actualizar desde ella a los Core 8000-9000 y Pentium 5000, que solo son compatibles con las placas base equipadas con chipset serie 300.

AMD Athlon 200GE

Uno de los procesadores baratos que mejor relación calidad-precio ofrece. Este modelo es lo que conocemos como una APU, lo que significa que integra CPU y GPU en un único encapsulado.

Su cara CPU está formada por un chip Ryzen de primera generación (arquitectura Zen en 14 nm) con dos núcleos y cuatro hilos funcionando a 3,2 GHz. Su GPU es una Radeon Vega 3 que suma 192 shaders, suficiente para jugar a títulos actuales en 720p y calidad baja, aunque permite disfrutar de juegos de la generación anterior (pre-PS4 y Xbox One) con configuraciones superiores.

Tiene 4 MB de caché L3, un TDP muy bajo (35 vatios) y soporta memoria DDR4 a 2.666 MHz. Ofrece un rendimiento similar al de un Pentium G4560 en la mayoría de los casos, lo que significa que podemos utilizarlo para jugar con garantías. Su precio es de 56,99 euros.

AMD FX 8350

Es un procesador que utiliza la arquitectura Bulldozer en proceso de 32 nm de AMD, sucedida por la actual Zen. Este chip utiliza la plataforma AM3+ y memoria DDR3, lo que significa que no podremos actualizar a un procesador superior sin tener que cambiar por completo la plataforma, así que de cara a montar un PC nuevo no es nada recomendable.

Sin embargo, sí que puede ser una excelente opción para actualizar un PC que ya cuente con dicha plataforma. Este procesador tiene sentido para aquellos usuarios que tengan un sistema basado, por ejemplo, en procesadores Phenom o FX 4000 y quieran darle una segunda vida con un gasto mínimo.

El AMD FX 8350 cuenta con cuatro módulos y ocho núcleos a 4 GHz-4,2 GHz, 8 MB de caché L3, tiene un TDP de 125 vatios y soporta overclock. Su rendimiento depende mucho de cada juego en concreto, pero de media queda un poco por encima de un Pentium G4560. Cuesta 63,99 euros.

Intel Pentium G5400

Estamos ante un procesador que sucede al mítico Pentium G4560. Como aquél tiene dos núcleos y cuatro hilos, pero funcionando a una velocidad de 3,7 GHz. Está basado en la arquitectura Coffee Lake (14 nm++), su caché L3 asciende a 4 MB, tiene un TDP de 58 vatios y soporta memoria DDR4 a 2.400 MHz.

Sé que os estáis preguntando por qué este chip y no el Pentium G4560, y la respuesta es simple, por cuestiones de plataforma y ampliación a corto y medio plazo. Montar un Pentium G5400 implica un gasto ligeramente mayor, pero también nos permite disfrutar de un mayor rendimiento y contar con una placa base equipada con chipset serie 300, lo que significa que podremos actualizar a un Core 8000 o un Core 9000 sin problemas. Con el Pentium G4560 estaríamos limitados a los Core 7000.

En términos de rendimiento es el modelo más potente en rendimiento monohilo de todos los procesadores baratos que hemos nombrado hasta ahora. Comparado con el Pentium G4560 puede llegar a ofrecer entre un 10% y un 15% más de rendimiento. Su precio es de 66,10 euros.

AMD Ryzen 3 1200

De todos los procesadores baratos, siempre con el límite de 100 euros, que hemos visto hasta ahora es, sin duda, la mejor opción. Este chip está basado en la arquitectura Zen (14 nm), tiene cuatro núcleos y cuatro hilos a 3,1 GHz-3,4 GHz, soporta overclock, tiene un TDP de 65 vatios, 8 MB de caché L3, soporta memoria DDR4 a 2.133 MHz-3.200 MHz (con overclock) y utiliza la plataforma AM4.

Su rendimiento en juegos es muy bueno y gracias a sus cuatro núcleos físicos marca una diferencia palpable frente a la serie Pentium Gold de Intel. Es el más potente de todos los que hemos listado, y además nos permite acceder a la plataforma AM4, lo que significa que podremos actualizar a un procesador Ryzen serie 2000 (Zen+) o Ryzen 3000 (Zen 2) sin problemas.

En su momento publicamos un análisis del Ryzen 3 1200 que te ayudará a resolver cualquier duda. Tiene un precio de 79,99 euros.

AMD Ryzen 3 2200G

Terminamos nuestra selección de procesadores baratos con una APU que resulta ideal para montar un PC gaming de bajo coste sin necesidad de incluir una tarjeta gráfica dedicada.

Este chip cuenta con una CPU basada en Zen (14 nm) de cuatro núcleos a 3,5 GHz en modo normal y 3,7 GHz en modo turbo, soporta overclock, suma 4 MB de caché L3, tiene un TDP de 95 vatios, es compatible con memoria DDR4 de alta frecuencia (3.200 MHz+) y también utiliza la plataforma AM4, con todo lo que ello representa a la hora de actualizar.

Su GPU integrada es una Radeon Vega 8 que suma 512 shaders, suficiente para mover juegos en 1080p con calidades bajas o medias en títulos poco exigentes. Podremos utilizarla como transición si actualizamos por partes y nos llega para una tarjeta gráfica dedicada, o para montar un equipo con el que jugar en resoluciones inferiores a 1080p con garantías. Su precio es de 98,64 euros.

Si tienes dudas puedes repasar nuestro análisis del Ryzen 3 2200G.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído