Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Domina las historias de Instagram como un influencer

Publicado el

Hace un tiempo Instagram se dio cuenta de que había otra aplicación que le estaba robando a los usuarios más jóvenes, Snapchat y su clave eran los vídeos efímeros que caducaban a las 24 horas, como una jugada maestra, presentaron sus historias que ya son utilizadas por 250 millones de usuarios activos al día. Por eso, si no quieres quedarte descolgado, conectar y llamar la atención, hoy te enseñamos todo lo que necesitas saber de estas historias que tanto triunfan en Instagram.

¿Qué es una historia de Instagram?

Empecemos por el principio. Una historia de Instagram es una imagen, vídeo o texto que tiene una vida de 24 horas. Veremos las historias de nuestros contactos en las parte superior de nuestro feed de Instagram. Ahí aparecerán su imagen de perfil rodeada de un círculo resaltado en rosa cuando tengan historias que no hemos visto. Encabezando esa lista estarás tú.

En Instagram podremos ver historias antiguas, tanto las tuyas como las de tus contactos, tantas veces como queramos durante las 24 horas en las que está activa.

El número de historias que pueden subirse es infinito, pero cada una dura 30 segundos y cuando acaba pasa a la siguiente. Sabremos si un usuario ha subido varias porque, una vez dentro de su historia, en la parte superior de la pantalla, veremos unas líneas en un blanco tenue, el número de líneas que haya indica el número de historias que hay y también porque historia vamos.

Para ver una historia tan solo tenemos que pinchar en la foto de perfil de un contacto o un usuario, no hace falta hacerlo desde el feed de Instagram. Las historias también tienen su propio algoritmo y nos mostrará primero las nuevas historias de aquellos usuarios que haya detectado que nos interesan más.

Una vez que pinchamos la historia se repetirá automáticamente, podemos pasar a la siguiente pulsando rápidamente la pantalla. De esta forma pasa a la siguiente historia del mismo usuario, si es que tuviera más, si no tiene más pasaría al siguiente contacto. Si lo que está contando esa persona o marca no nos interesa y tiene muchas historias, podemos pasar al siguiente perfil del feed deslizando hacia la izquierda.

Como hemos dicho, la reproducción de éstos dura 30 segundos, ya sea vídeo o imagen, es automática pero podemos pararla dejando el dedo sobre la pantalla o ver las anteriores deslizando hacia la derecha.

¿Cómo subo una historia?

Cuando abras la sección de historias se abrirá la cámara y verás un botón redondo y grande abajo. Pulsa ahí para hacer una foto y si quieres grabar mantén pulsado, podrás grabar un vídeo de hasta 30 segundos. Sabrás cuanto tiempo te queda por el borde del círculo se va rellenando según mantienes pulsado, cuando llegas al final empiezas automáticamente a grabar otra historia.

También puedes elegir si grabar con la cámara delantera o trasera, activar o desactivar el flash o si ponerte una máscara del montón que hay. Además, las máscaras se van actualizando y cada cierto tiempo Instagram introduce nuevas.

Instagram te permite grabar historias seguidas con un corte mínimo entre ellas, de manera que imita a un vídeo normal. Cada una de estas historias puede editarse antes de subirla.

Cuando ya no quieras grabar más solo tienes que levantar el dedo del botón, entonces el vídeo de la historia se reproducirá en bucle hasta que termines de editarlo. Cuando tienes varias partes que editar te aparecen en miniatura en la parte inferior izquierda de la pantalla. Para eliminar las partes que no te interesan pulsas sobre ellas hacia arriba para que aparezca el icono de la papelera y así eliminarla.

Una vez que ya tienes tu historia lista tienes tres formas de compartirlas:

  • En tu propia historia. De forma que se activará el círculo alrededor de tu foto de perfil.
  • Enviarsela a un amigo de manera privada. Igualmente desaparecerá a las 24 horas.
  • En tu lista de tus mejores amigos. Instagram permite crear una lista con tus mejores amigos para compartir instastories de manera privada con ellos.

No es necesario grabar o fotografiar algo directamente desde Instagram para poder subirlo, podemos hacerlo desde nuestra galería. Para ello desde la pantalla de historias solo tenemos que deslizar hacia arriba o pulsar en el recuadro de la izquierda en el que aparece una miniatura de nuestra última imagen de la galería y se abrirá la galería y podremos elegir que foto o vídeo subir. Podemos subir cualquier imagen o vídeo que esté en el teléfono. Por defecto nos aparecerá la galería por orden cronológico, pero podemos buscar en una carpeta concreta pulsando en galería. También podemos seleccionar varios archivos si los queremos publicar de golpe.

Cuando ese archivo sea antiguo aparecerá por defecto como sticker la fecha en la que se creó. De todas formas, podemos eliminarla si queremos.

Tipos de historias

Una vez que tengas todo esto claro llega el momento de compartir tu propia historia. Piensa muy bien el mensaje que quieras dar y elije, porque tienes multitud de formatos:

Texto

Instagram añadió esta modalidad cuando vio que mucha gente solo subía un texto sobre un fondo plano. Tienes tres estilos de texto para elegir: Moderno, negrita, neón, máquina de escribir y normal. Tienes siete fondos distintos, seis degradados y uno de arcoiris. Cuando tengas tu texto preparado puedes editar la historia y añadirle si quieres los distintos elementos de personalización que veremos en la siguiente historia.

Música

Esta también es una novedad y es un intento de hacerle frente a TikTok, la app de vídeos con música que también se está comiendo el mercado. Aquí podemos poner una canción de fondo, solo un extracto de 30 segundos pero puedes elegirlo tú. Tienes multitud de canciones que elegir una vez que la hayas elegido sube la foto o vídeo que quieras.

Directo

Como hemos dicho, cada historia dura solo 30 segundos, pero podemos hacerlas más largas haciendo un vídeo en directo. Se trata de un vídeo que se dura tanto como quieras y que se emite en directo a todos tus contactos. Estos pueden interactuar contigo enviándote comentarios. También puedes hacer directos con preguntas, de forma que la gente te envíe antes las preguntas que tu vas respondiendo y así no tienes que hacerlo sobre la marcha.

Normal

Simplemente graba o haz una foto y después edítala como quieras.

Boomerang

Uno de los clásicos de las historias de Instagram. Se trata de un vídeo que se repite de delante a atrás constantemente durante 30 segundos.

Superzoom

También es un clásico, con este modo la cámara hace zoom sobre lo que queramos y podemos poner un efecto y música según el sentimiento que queramos transmitir. Existen es todos estos tipos de superzoom:

  • ¡No!
  • Rebote
  • Fuego
  • Sorpresa
  • Beats
  • Dramático
  • Decepción
  • Programa de televisión
  • Paparazzi
  • Corazones

Rewind

No se utiliza mucho pero es muy divertido. Graba lo que quieras y automáticamente el vídeo se reproducirá hacia atrás.

Manos libres

Como hemos dicho, para grabar hay que mantener el botón pulsado y levantar cuando hayamos terminado, pero con este modo no hace falta, solo tenemos que pulsar para empezar y para terminar.

Personaliza tus historias

Cuando ya tienes tu vídeo o foto elegido, entonces puedes personalizarla. En la parte superior de la pantalla te aparecerán, por orden de izquierda a derecha los siguientes botones:

  • X. Para descartar si no nos gusta lo que hemos hecho.
  • Máscaras. También pueden añadirse a posteriori incluso en fotos, aunque tienen más gracia en vídeos.
  • Descargar. Si nos gusta pero no queremos compartirla podemos descargarla en el teléfono para subirla más adelante o compartirla en otro sitio.
  • Lapiz. Podemos dibujar el trazo que queramos y tenemos para elegir entre tres y un borrador.
  • Texto. Las fuentes son las mismas que las que hemos mencionado antes. Si añadimos el texto como sticker podremos colocarlo donde queramos de la pantalla y modificar su tamaño como si fuera un sticker.

Stickers

Los Stickers se merecen un punto aparte en esto de las historias de Instagram, por que hay muchísimos y todos son dignos de mención. Todos comparten estas particularidades: pueden ponerse en cualquier parte y pueden agrandarse o reducirse al tamaño que queramos.

También podemos fijarlos en los vídeos para que aparezcan en un momento en concreto y después se vayan como si hubieran sido parte de la escena grabada. Para ello en el vídeo mantén pulsado en el sticker y te permitirá fijarlo en el momento que quieras.

Como una pegatina podremos añadir la siguiente información:

  • La ubicación
  • Mención a otra cuenta
  • Hasthag

Estos tres aparecen en una tipografía concreta y podemos cambiarlos a un tono blanco si pulsamos sobre ellos cuando ya los hayamos pegado.

 

  • Música al igual que la opción de subir la historia directamente con una canción, podemos añadirla también desde aquí.
  • La hora. Que también podemos cambiarla de digital a analógica cuando lo hayamos pegado en la historia.
  • Encuesta. En las historias de Instagram podemos preguntar a la gente sobre lo que queramos y que elija entre dos opciones. Podemos personalizar las respuestas a elegir, pero tenemos como máximo 17 caracteres entre cada una. Si se nos queda pequeño hay un truco que consiste en poner un emoji en cada opción y luego una leyenda con lo que significa cada emoji. Podremos ver el resultado de la encuesta en el momento y cuando termine, a las 24 horas, podemos compartir el resultado en otra historia como otro sticker.
  • Gif. Los amados Gif de Instagram hay millones. Tenemos un buscador para encontrar el que queramos.
  • Preguntas. Nuestros seguidores pueden enviarnos preguntas que nosotros podemos responder publicando la respuesta en otra historia. Todas las preguntas nos parecen recogidas juntas y podemos elegir cual contestar. Desde aquí también pueden mandarnos canciones que si queremos podemos publicar después.
  • Cuenta atrás. Para lo que sea. Los que se suscriban a tu cuenta atrás recibirán una notificación cuando llegue a 0.
  • Encuesta de satisfacción. Un medidor en el que tus seguidores pueden decirte cuanto les gusta o les disgusta lo que sea. El icono del medidor también pueden personalizarse con cualquier emoji.
  • Temperatura. Por defecto nos pondrá grados centígrados, pero si pulsamos sobre el sticker podemos cambiarlo a Farenheit o poner el estado del cielo.
  • Foto. Podemos poner una foto dentro de nuestro vídeo o imagen.
  • Stickers de corazones. Tienes nueve para elegir, algunas han sido diseñadas por profesionales.
  • Stickers de formación: una manzana, una mochila, un café, una libreta, un lápiz y un avión de papel.
  • Stickers de cumpleaños.
  • Stickers del día de la semana que también podemos cambiar el color y el formato pulsando sobre ellos.
  • Stickers de la ciudad en la que nos encontremos.
  • Todos los emojis.
  • Y si deslizamos a la derecha, encontraremos sombreros y gafas.

Privacidad de las historias.

Si tenemos nuestro perfil de Instagram abierto, las historias podrá verla cualquier usuario. Si no queremos cambiar la configuración pero tenemos algún contenido que no queremos que vea todo el mundo. Podemos hacer una lista de amigos para que determinadas historias solo las vea gente de confianza.

Para hacer la lista de amigos nos vamos a configuración, desde nuestro perfil y seleccionamos controles de historias. Aquí podremos tanto hacer una lista de amigos, como ocultar todas nuestras historias a determinados perfiles.

Una particularidad de las historias de Instagram es que quienes las vean pueden contestarte con un mensaje o enviársela a otro contacto. Si no queremos que nos molesten podemos desactivarlo para todo el mundo o solo para las personas a las que seguimos.

Podemos ver quien ha visto nuestras historias en Instagram y otros podrán ver si hemos visto la suya. Para saberlo pinchamos sobre nuestra imagen de perfil, se reproducirá automáticamente la primera historia, deslizamos hacia arriba y podremos ver quien la ha visto por orden cronológico. Aquí también podremos saber quien ha contestado a nuestras encuestas o nos ha mandado preguntas o música.

Como hemos dicho, las historias, ya sean normales o directos, duran 24 horas. Pero podemos destacarlos, de forma que se quedan guardados en nuestro perfil y cualquier persona puede verlo cuando quiera. Podemos destacar todas las historias que queramos, en las colecciones de historias que nosotros queramos crear. Para hacerlo vamos a nuestro perfil, pinchamos en nueva historia de destacada y desde ahí podremos destacar todas las historias que hayamos hecho en cualquier momento.

Guardar historias

Aunque tus historias solo permanezcan públicas 24 horas todas se quedan almacenadas en tu teléfono. Para acceder a ellas ve a tu perfil y en la esquina superior derecha encontrarás un reloj, ahí se encuentran todas tus historias. Puedes volver a publicarlas, como historia o como publicación normal. También te mostrará recuerdos, de la historia que publicaste justo hace un año.

Para guardar las que quieras en el teléfono, abre una y desliza hacia arriba, desde ahí podrás descargarlas o volver a publicar.

Y con esto ya tienes para empezar, la creatividad es cosa tuya ;).

Lo más leído