Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

China prohíbe a 5,5 millones de personas usar el tren por su bajo crédito social

Publicado el
China prohíbe a 5,5 millones de personas usar el tren por su bajo crédito social 34

El sistema de crédito social que adoptó China ya ha empezado a mostrar su cara más amarga. Hace unos meses tuvimos la oportunidad de profundizar sobre este tema en este artículo, donde vimos que dicho sistema se encargaría de valorar a los ciudadanos en función de diversos patrones.

En resumen, China divida el crédito social en diferentes niveles que vienen determinados por la conducta y el valor y la utilidad que cada ciudadano aporta a la sociedad. Aquellos que tienen buena conducta y que además son útiles estarán en un nivel de crédito verde, mientras que aquellos que tienen mala conducta y que son una carga a nivel social pueden acabar en una lista negra.

También dijimos en su momento que el crédito social iba a hacer la vida más fácil o más difícil a los ciudadanos. Todo dependía de la lista en la que cada ciudadano se encuentre, un enfoque que nos lleva la materialización de ese futuro distópico que hemos visto en obras de ciencia ficción, y que nunca habríamos imaginado que pudiera llegar a convertirse en realidad.

El caso es que según las últimas informaciones China ha empezado a aplicar con mano dura medidas asociadas a ese sistema de crédito social, y las consecuencias son importantes. En 2018 un total de 5,5 millones de personas fueron bloqueadas de los servicios de transporte público en tren, lo que significa que no pudieron comprar billetes para utilizar dicho medio de transporte.

A esto debemos la sanción impuesta a 128 personas, que no pudieron viajar fuera de China por tener impuestos no satisfechos, y el bloqueo de 17,5 millones de intentos de comprar billetes de avión por cuestiones asociadas también a un bajo crédito social.

La conclusión que podemos sacar de todo esto es clara, el sistema de crédito social que está utilizando China es una herramienta de control de la población que demuestra, además, que la tecnología puede ser una herramienta muy peligrosa para los derechos y libertades de las personas si se utiliza de forma inapropiada.

Con este sistema el gigante asiático está reforzando el control sobre su población y afianzando una dictadura comunista que no se conforma y quiere ir más allá. Entre sus próximas medidas se ha llegado a hablar de una aplicación que contaría con un sistema de identificación de morosos que alertaría de la presencia de éstos en comercios y establecimientos con productos de consumo, y alentaría a los usuarios de alrededor a informar a las autoridades si ven que esos morosos están comprando cosas que no deberían poder pagar o gastando un dinero que no deberían tener.

Qué podemos decir, la realidad ha superado a la ficción, eso no admite discusión alguna.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

11 comentarios
  • Varan Rosev

    Tengo que decir que el titular me parece bastante tendencioso, porque habla de crédito social y de personas en «genérico», y el contenido aún más, porque no explica exactamente por qué unas personas tienen el crédito social más bajo que otras. Se menciona de manera muy genérica «por la conducta y el valor y la utilidad que cada ciudadano aporta a la sociedad», pero sin detallar en qué consiste eso o qué entiende el gobierno chino por una buena conducta social, y se induce a pensar que es una medida que se aplica con total arbitrariedad, recurriendo antes a los prejuicios que a los hechos concretos.

    Una de las cosas que el artículo omite (interesadamente o no) es que una de las faltas más castigadas por ese sistema de crédito social es el impago de impuestos (cuando se habla de morosos, igual estaría bien detallar que hablamos de morosos con la Hacienda pública), y oye, no sé a vosotros, pero a mí no me parece mal que se le restrinja la movilidad a los defraudadores fiscales, buena falta nos haría aquí en España un sistema que evitara que grandes fortunas defraudaran al Fisco llevándose el capital a paraísos fiscales, teniendo en cuenta sobre todo que más del 70% del fraude fiscal en España lo cometen las grandes fortunas y que empieza a cuestionarse la sostenibilidad de determinados servicios públicos. Imaginad cuánto podría recaudar el Estado para el mantenimiento de esos servicios implementando una medida como esta, por supuesto gestionada de una manera eficiente, higiénica y contando con una auditoría pública permanente para evitar abusos.

    Hay otros castigos por causas menores que la verdad es que me parecen algo excesivos, pero en el caso de los defraudadores fiscales, no seré yo el que me «solidarice» con ellos.
    A lo mejor la movilidad intranacional podría quedar exenta de estas restricciones, pero me parece una buena medida contra el fraude fiscal que aquellos que tengan deudas con la Hacienda pública tengan que ponerse al corriente antes de poder salir del país.

    Y no voy a comprar a estas alturas la teoría diabólica de que es una medida para controlar a la población, no al menos si lo señalamos como si fuera una medida exclusiva del gobierno chino (lo de controlar a la población digo), y la verdad, ¿a quién le resultarían condenables medidas para la persecución del fraude fiscal si no es a los mismos que pretenden defraudar al Fisco? Yo veo mucho más distópico que se cuestione la sostenibilidad de servicios públicos fundamentales como el acceso a la sanidad pública, la educación pública o el sistema público de pensiones por falta (voluntaria o no) de financiación, que el hecho de que se controle y se restrinjan los movimientos de los defraudadores fiscales. Aquí parece que nos escandalizamos más por lo segundo, y así nos luce el pelo.

  • Bruno Martinez

    China es como un gigantesco experimento social donde la moral no es un impedimento. Estoy seguro que otros países seguirán los mismos pasos

  • CSimon

    Seguro que eso les ayuda a tener mejor puntuación. Ridículo…

  • Jose Pastrana

    Quizé leerte pero es mucho choro.

  • Goo Ball

    Como estos no se dejan robar el petróleo no hay intención de «liberarlos»…

  • Isidro Ros

    Un comentario bien escrito y bien argumentado, gracias!

    Es un tema complejo que podría dar para una charla muy larga, pero el centro de la cuestión va más allá de las ideologías políticas de cada uno.

    China es un ejemplo de comunismo mal aplicado, dicho de otra forma, es una dictadura disfrazada de comunismo, con todo lo que ello supone.

    El tema del crédito social es una forma de represión a los contrarios al régimen y una vía de persecución, eso se vio desde el momento en el que se empezó a plantear, y se ha confirmado por la forma en la que se ha empezado a ejecutar. ¿Te imaginas que aquí te impidieran coger el tren o el autobús o cualquier otro medio de transporte público porque tienes un bajo «crédito social»?

    Cualquier sanción que afecte a la movilidad de una persona o a cualquier otro derecho fundamental de forma continuada tiene que ser establecida por un juez tras un proceso justo, todo lo que no cumpla con esa idea crea indefensión jurídica y arbitrariedad.

    Soy licenciado en derecho, y te digo sin entrar en prejuicios de ideología política que China, a nivel de gobierno y de leyes, no es un ejemplo positivo para nada. Eso sí, su gente es maravillosa.

    Saludos.

  • Hartower

    Estoy de acuerdo contigo en que debería de estar más en boca de todos porque se empieza a cuestionar la sostenibilidad de servicios básicos para la ciudadanía. Pues, a mi parecer, tanta culpa tendrá el que no paga lo que debe como los políticos de turno que no vigilan y que hacen leyes que dejan margen a la «contabilidad creativa» que sólo los grandes capitales pueden permitirse. De todas formas, impedir la salida del país es algo que hacen en occidente, con la diferencia de que en occidente se hace tras un juicio del que cuanto mejor sea el buffet de abogados que puedas contratar, te penalizarán más o menos.

    Controlar a la población es algo que a cualquier dirigente le gustaría poder hacer. Lo suele impedir que no aglutina tanto poder para iniciar las reformas que necesita. En China lo pueden hacer porque nadie les va a llevar la contraria. En occidente no es tan fácil (pero no imposible) hacerlo y una de las razones es porque las «democracias» no se sabe lo que duran y un control excesivo sobre la población podría ser nefasto en malas manos. Sólo tienes que ver los casos en los que se mete a gente en listas de morosos gestionadas por bancos y financieras por pequeñas deudas o luego no se les sacan una vez han pagado.

    Puedes pensar que lo que pasa en China no es alarmante, yo tampoco me fio de los medios pero como cuando «el río suena, agua lleva» a mi me da que pensar no solo si es tan alarmante como se dice si no también si eso podría ser el futuro que nos espera.

  • Varan Rosev

    Sí que es complejo, y algo que trasciende completamente lo ideológico, yo mismamente en lo ideológico me considero comunista, si bien el caso chino es tan complejo y estrambótico que puede haber cosas y medidas de su gobierno con las que coincido, y otras muchas con las que choco frontalmente.
    Ahora bien, diferencias culturales aparte, me resulta difícil comprar la idea de que al país más poblado del planeta se le controla en su mayor medida a base de represión.

    El tema concreto del crédito social es una de esas cosas especialmente complejas, principalmente porque es un arma de doble filo, pero que puede funcionar muy bien sin que ello suponga hablar de represión arbitraria si se gestiona como dije de una manera eficiente, higiénica y auditada públicamente. Hasta qué punto es una medida que el gobierno chino aplica de manera arbitraria contra los opositores es algo que desconozco (y que de ser así por supuesto condeno), y desgraciadamente tampoco tenemos datos exactos de su aplicación más allá de tendenciosos titulares de prensa, generalmente de la misma prensa que no duda en definir casi cualquier medida del gobierno chino como una forma de control y represión sin aportar casos de aplicación concretos, mientras relativiza o minimiza el espionaje, el control, la vigilancia masiva y las formas de actuar de la CIA y la NSA estadounidenses, o la pretensión del gobierno estadounidense de acabar con la neutralidad en internet (no me refiero a este medio, que afortunadamente suele ser bastante aséptico en este sentido).

    De cualquier manera, la medida del crédito social, no me parece una política negativa per se, ya que como dije, aplicada correctamente, ayudaría en gran medida a evitar el fraude fiscal y la fuga de capitales de un país, y entiendo que en todo caso la restricción de movilidad debería ser provisional entre tanto la justicia determina la resolución de cada caso, y me parece especialmente buena la medida cuando se trata de gente poderosa en tanto en cuanto la justicia siempre actúa más lentamente y de manera más tímida con ellos. En España por ejemplo se puede determinar que X persona tiene una deuda con Hacienda, y entre que la justicia dicta una resolución y no, el individuo en cuestión tiene tiempo de sobra para irse al otro lado del mundo, y eso tampoco me parece de recibo.

    Saludos.

  • Varan Rosev

    De acuerdo en todo, pero matizo: como bien has dicho en occidente no es imposible, es más, yo diría que es bastante probable que ya lo estén haciendo, lo que cambia son los métodos, que por las particularidades culturales de occidente recurren a métodos más sutiles, pero vamos, que cuando tienen que darle una vuelta más de rosca al asunto, para eso están los medios de comunicación de masas, para ir convenciendo al populacho de que las medidas que se van a aplicar en realidad son «por su propio bien».

  • David Mendoza

    Lo bueno que en mi país todo madreado no pasa eso, me doy cuenta que aaqu en México en este momento se gozan de mas mas libertades, y es que por ejemplo en España no hay tanta libertad de manifestacion, impuestos altísimos y muchas veces a cosas que no vienen al caso, así como un poder desbordado de la policía, con nuestro vecino del norte hay mucha «libertad» pero todo bien regulado, cuidado con hacer una falta administrativa menor, la multa gigantesca y problemas legales al por mayor, en china es ridículo éste sistema, si, a algunas personas seria mejor quitarles herramientas, pero seamos sinceros es algo con mas mines políticos que sociales, aquí en México he visto a los niños gringos gozando de mayor libertad, conduciendo su cuatrimoto o su carrito de golf, que si se pueden accidentar y blablabla esta peor tener armas en casa, niños gringos muwrtos en cuatrimotos o carros de golf (0), ahora diganme por pistolas en propias escuelas (cientos), AMLO aun siendo de izquierda esta alejado de un control social, tanto que ha reafirmado un compromiso por los derechos individuales, tal es el caso del sicen, que antes era usado para espiar a todo mundo, o lo que quiere hacer con las colsultas ciudadanas

  • Guillermo

    Estoy de acuerdo contigo pero como bien dices el 70% del fraude fiscal lo cometen las grandes fortunas y esos no saben lo que es el transporte publico

Lo más leído