Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Qué fuente de alimentación necesito: claves para elegir bien y recomendaciones

Publicado el

La fuente de alimentación es uno de los pilares básicos de cualquier PC. A la hora de montar un equipo sencillo para ofimática lo más normal es optar por modelos básicos y es perfectamente comprensible, ya que este tipo de sistemas tiene un consumo energético mínimo y pueden funcionar sin problemas con fuentes de alimentación de bajo coste.

Sin embargo, si nuestra intención es montar un PC para jugar debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir la fuente de alimentación, ya que vamos a utilizar componentes que pueden tener una alta demanda energética y requerir, además, un amperaje elevado. Lo mismo aplica cuando hablamos de equipos de alto rendimiento, como estaciones de trabajo por ejemplo.

Para acertar en la elección de la fuente de alimentación debemos tener en cuenta los componentes que vamos a utilizar, ya que éstos serán los que determinarán la potencia y el amperaje que vamos a necesitar. Sin embargo, también debemos tener en cuenta otros aspectos importantes:

  • La eficiencia energética.
  • El número de conectores que integra.
  • El diseño (puede ser modular, semimodular o estándar).
  • Su factor de forma, muy importante si queremos montar un PC compacto, por ejemplo.

Fuente de alimentación: ¿cuánta potencia necesito?

Es una pregunta importante que podemos responder de una manera muy sencilla. Si vamos a montar un PC básico para ofimática sin tarjeta gráfica dedicada y con una configuración clásica (procesador, RAM y una o dos unidades de almacenamiento) nos basta con un modelo de 300 vatios.

Para que tengáis una referencia os dejamos el consumo medio de un PC compuesto por una APU Athlon 200GE, dos módulos de 4 GB de DDR4, un SSD SATA III, un HDD SATA III a 7.200 RPM, un ventilador adicional de 120 mm y un teclado y ratón estándar: 197 vatios.

Por contra, si vamos a montar un equipo para juegos debemos tomar siempre como base el requisito que pide la tarjeta gráfica a nivel de fuente de alimentación, pero teniendo en cuenta, además, el número de conectores necesarios y el amperaje.

De nuevo lo ilustramos con un par de ejemplos, un PC que monte un Core i9 9900K a 5 GHz, dos módulos de 8 GB de DDR4, una RTX 2080 TI a frecuencias de stock, un SSD SATA III, un HDD SATA III a 7.200 RPM, cuatro ventiladores de 120 mm y un teclado y ratón estándar tendrá un consumo de 586 vatios. Lo ideal en este caso sería optar por una fuente de 650 vatios.

Si cambiamos esa configuración a un Ryzen 7 2700X a 4,25 GHz y acompañamos una RTX 2060 el consumo baja hasta los 507 vatios, por lo que nos bastaría con una fuente de 550 vatios.

Ya tenemos claro el baremo que debemos seguir a la hora de elegir una fuente de alimentación en función de la potencia que vayamos a utilizar, pero no debemos olvidarnos del amperaje, un valor que mide la intensidad de la corriente eléctrica. Las tarjetas gráficas de mayor potencia requieren un amperaje mayor, así que aseguraos de que la fuente cumple con el mínimo recomendado, ya que en caso contrario podríamos acabar teniendo problemas de estabilidad a corto y medio plazo.

El amperaje necesario se mide como valor asociado al carril de 12 voltios cuando hablamos de tarjetas gráficas. En general las tarjetas gráficas de gama baja y media-baja se conforman con 16-18 amperios, los modelos de gama media rondan los 20-26 amperios y los de gama alta superan casi siempre los 30 amperios.

Otras cosas a tener en cuenta

Ya hemos hablado del tema del formato y de los conectores, dos cuestiones que no tienen misterio alguno. Debemos comprar una fuente que cumpla con nuestras necesidades tanto a nivel de cableado y conexiones como de tamaño (el estándar es el ATX, y existen otros como el SFX, pensado para cajas pequeñas y compactas).

En lo personal os recomiendo optar siempre por algo que esté un poco por encima de vuestras necesidades a corto plazo, ya que así tendréis más margen de maniobra a la hora de ampliar el PC.

La gestión del cableado también es importante. En las fuentes modulares podemos suprimir todos los cables que no vayamos a utilizar, lo que nos permite conseguir montajes más sencillos y más limpios. Por contra en las fuentes semimodulares solo podemos retirar una parte del cableado, y en las fuentes de tipo «estándar» no tenemos esa posibilidad.

Pasamos ahora a hablar de la eficiencia energética, un tema que genera cierta confusión y que vamos a aclarar a continuación. Podemos definir este concepto como la energía eléctrica consumida por el propio trabajo de la fuente de alimentación, o lo que es lo mismo, la potencia que pierde como consecuencia natural de su funcionamiento.

Cuanto más eficiente sea una fuente de alimentación más potencia real ofrecerá, un valor que actualmente podemos diferenciar gracias a las certificaciones 80 PLUS, divididas en un total de 6 categorías que os ordenamos de peor a mejor:

  • 80 PLUS: 80% de eficiencia.
  • 80 PLUS Bronce: 82% de eficiencia.
  • 80 PLUS Plata: 85% de eficiencia.
  • 80 PLUS Oro: 87% de eficiencia.
  • 80 PLUS Platino: 89% de eficiencia.
  • 80 PLUS Titanio: 90% de eficiencia.

Por último, aunque no por ello menos importante, tenemos la calidad de construcción de la fuente de alimentación. Aquí entran en juego los componentes utilizados, el sistema de refrigeración y las tecnologías de protección que integra una fuente.

En general los modelos de bajo precio que ofrecen potencias muy elevadas suelen pecar de tener una calidad de construcción bastante floja. Esto no quiere decir que no sean capaces de ofrecer una experiencia aceptable, pero su calidad de construcción es casi siempre inferior a la de otros modelos con menor potencia que cuestan lo mismo.

Como habréis podido imaginar esto tiene una explicación muy simple, y es que los fabricantes recurren a los vatios como «gancho» para atraer al consumidor. Una fuente con más vatios no tiene por qué ser mejor que otra con menos vatios, tenedlo siempre presente.

Qué fuente de alimentación necesito para cada tarjeta gráfica

Ahora que tenemos claros los conceptos más importantes a la hora de elegir una fuente de alimentación vamos a repasar un listado completo donde encontraréis los niveles que debemos cumplir para poder mover con todas las garantías las principales tarjetas gráficas de NVIDIA y AMD.

Tened en cuenta que hablamos de valores recomendados y que están asociados a los modelos de referencia, lo que significa que las versiones con overclock extremo de algunas ensambladoras pueden requerir una fuente más potente, y lo mismo, pero a la inversa, ocurrirá con los modelos de bajo consumo.

Tarjetas gráficas AMD

  • Radeon VII – 38A y 750 vatios (2 x 8 pines).
  • Radeon RX Vega 64 (estándar) – 38A y 750 vatios (2 x 8 pines).
  • Radeon RX Vega 56 – 31A y 600 vatios (2 x 8 pines).
  • Radeon R9 Fury X – 34A y 600 vatios (2 x 8 pines).
  • Radeon R9 Fury – 33A y 600 vatios (2 x 8 pines).
  • Radeon R9 Nano – 28A y 550 vatios (1 x 8 pines).
  • Radeon R9 390X – 31A y 550 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • Radeon R9 390 –  30A y 550 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • Radeon RX 590 – 28A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • Radeon RX 580 – 27A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • Radeon RX 570 – 25A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon RX 480 – 30A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • Radeon RX 470 – 28A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon RX 560 – 18A y 350 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon RX 550 – 16A y 300 vatios.
  • Radeon RX 460 – 17A y 350 vatios.
  • Radeon R9-380 – 28A y 500 vatios (2 x 6 pines).
  • Radeon R9-370 – 17A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon R9-285 – 25A y 500 vatios (2 x 6 pines).
  • Radeon R9-280X – 30A y 550 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • Radeon R9-280 – 25A y 500 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • Radeon R9-270X – 24A y 500 vatios (2 x 6 pines).
  • Radeon R7 260X – 19A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon HD 7790 – 21A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon HD 7770 – 19A y 450 vatios (1 x 6 pines).
  • Radeon HD 7750 – 16A y 400 vatios.

Tarjetas gráficas NVIDIA

  • GeForce RTX 2080 TI – 36A y 650 vatios (2 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1080 TI– 35A y 600 vatios (1 x 8 pines y 1 x 6 pines).
  • GeForce RTX 2080 – 35A y 600 vatios (1 x 8 pines y 1 x 6 pines).
  • GeForce RTX 2070 – 32A y 550 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1080 – 32A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce RTX 2060 – 30A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1070 TI – 32A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1070 – 30A y 500 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX TITAN X – 38A y 600 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 980 TI – 38A y 600 vatios (1 x 6 pines 1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1660 TI – 26A y 450 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 1660 – 24A y 450 vatios (1 x 8 pines).
  • GeForce GTX 980 – 30A y 500 vatios (2 x 6 pines).
  • GeForce GTX 1060 – 20A y 400 vatios (1 x 6 pines).
  • GeForce GTX 970 – 28A y 500 vatios (2 x 6 pines).
  • GeForce GTX GTX 1650 – 16A y 300 vatios.
  • GeForce GTX 1050 TI – 16A y 350 vatios (1 x 6 pines).
  • GeForce GTX 1050 – 16A y 300 vatios.
  • GeForce GTX 960 – 20A y 400 vatios (1 x 6 pines).
  • GeForce GTX 950 – 19A y 350 vatios (1 x 6 pines).
  • GeForce GTX 750ti – 18A y 350 vatios.
  • GeForce GTX 750 – 16A y 300 vatios.
  • GeForce GTX 740 – 16A y 300 vatios (1 x 6 pines la versión con GDDR5).

Problemas asociados a una fuente de alimentación inadecuada

¿Qué pasa si utilizo una fuente de alimentación que equivocada? Hay dos grandes posibilidades, que hayas comprado una fuente con una potencia mayor de la que necesitas o que hayas hecho todo lo contrario. En el primer caso no tendrás nada que temer, y en el segundo puede que todo tu equipo esté en riesgo.

Utilizar una fuente de alimentación con una potencia o un amperaje inferior al requerido por los fabricantes puede tener consecuencias muy distintas que  dependen, en resumen, de la calidad de la fuente y de lo marcada que sea la diferencia entre esos valores y los requisitos oficiales.

Por ejemplo, una fuente que solo esté un poco por debajo de los valores de consumo que registra nuestro equipo puede ofrecer una experiencia óptima y aguantar sin problemas, pero cuando esa diferencia sea más marcada podremos experimentar problemas graves. Estos son algunos de los más habituales ordenados de menor a mayor gravedad:

  1. Rendimiento inconsistente.
  2. Altos niveles de ruido y temperaturas elevadas en la fuente de alimentación.
  3. Bloqueos, reinicios y apagados súbitos del sistema.

Si nos encontramos en el nivel tres debemos cambiar la fuente cuanto antes, ya que el siguiente paso será, casi con total seguridad, la muerte de algún componente, incluida la propia fuente, que podría, además, llevarse consigo todo el PC.

¿Qué fuente de alimentación debo elegir? Recomendaciones

Terminamos nuestra guía de fuentes de alimentación con una selección de varias fuentes distribuidas en diferentes gamas para que, con independencia de vuestro presupuesto, encontréis una opción adaptada a vuestras necesidades y a vuestro bolsillo.

Como siempre hemos elegido teniendo en cuenta sobre todo el valor calidad-precio de cada fuente de alimentación. No es un listado exhaustivo, ya que existen una gran cantidad de opciones y es imposible abarcarlas todas, pero es bastante acertada y puede serviros además como referencia.

Si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla.

-Gama básica:

  • Corsair VS450 450W 80 Plus White: es una excelente opción si buscamos una fuente de alimentación económica pero fiable y con un buen nivel de potencia. Su potencia es de 450 vatios, alcanza los 36A en el carril de 12V y viene con dos conectores de 6+2 pines. Su precio es de 39,99 euros.
  • NOX HUMMER X500W 80+ Bronze semimodular: una buena alternativa a la anterior si buscáis un diseño semimodular. Tiene una potencia de 500 vatios, 41A en el carril de 12V y viene con dos conectores de 6+2 pines. Precio: 49,99 euros.

-Gama media:

  • NOX HUMMER X 650W Modular Gold: una fuente excelente que cuenta con certificación 80+ Gold, tiene un diseño modular, ofrece 650 vatios de potencia, 54A en el carril de 12V y dispone de dos conectores de 6+2 pines. Precio: 84,99 euros.
  • Seasonic Focus+ 750W 80 Plus Gold modular: esta fuente está pensada para equipos gaming de gama alta. Su potencia máxima es de 750 vatios, ofrece 62A en el carril de 12V y cuenta con dos conectores de 6+2 pines. Su precio es de 120 euros.

-Gama alta:

  • Silverstone ST1000-PT 1000W 80 Plus Platinum: una opción ideal para equipos con configuraciones multiGPU SLI o CrossFire. Tiene un diseño modular, ofrece 1.000 vatios de potencia, alcanza los 83A en el carril de 12V y dispone de seis conectores de 6+2 pines. Precio: 169,90 euros.
  • Corsair AX1000 1000W 80 Plus Titanium modular: es una de las mejores fuentes de alimentación de gama alta que existen actualmente, y que como recordaréis pudimos analizar en este artículo. Ofrece 1.000 vatios de potencia y una eficiencia casi perfecta. En el carril de 12V alcanza los 93A y cuenta con ocho conectores PCIE de 6+2 pines. Su precio es de 249,99 euros.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Arguelles 1984

    La guía de por sí esta buena, pero tiene sus detallitos a la hora de mencionar ciertas cosas que diré a continuación:

    -En la recomendación de las fuentes, en vez de colocarlo por gama, debería ser por rango de Vatios (W) y en vez de ser tres rangos deberían recomendar cuatro rangos asi de esta manera: 400-499; 500-599; 600-749; >750. En el primer rango es para aquellos que consideran no colocar una tarjeta gráfica al momento, el segundo rango es para los que coloquen tarjetas gráficas que sean de gama baja o media-baja y así sucesivamente.

    -Otra cosa que vi que hace días salio el Review de la fuente Corsair VS450 desde TomsHardware, y tiene como desventaja que no ofrece un gran rendimiento, de hecho, ellos al hacerle los test respectivos, en algunos dio falla en las pruebas y ojo con esto, no son fallas que mataba a la fuente o la apagaba por seguridad sino que en vez de decir «Pass» decía «Fail», y en apartado comparativo de rendimiento relativo la fuente quedó de última, eso entre otras cosas, les invito a que lean ese review y sabrán lo que les digo, por eso, en primera instancia no la recomendaría para la compra si se va a instalar en un PC con tarjeta gráfica.

    De resto todo bien.

  • Isidro Ros

    Hola Arguelles, antes de nada gracias por tu aporte.

    Extraído literal del artículo que citas:

    «Cumple con las especificaciones estándar de ATX, aunque más cerca de los bordes que las unidades de nivel dos. Estas aún son unidades sólidas, que aún suministran energía estable a su sistema, aunque no son ideales para el overclocking serio».

    Es una fuente de gama básica que cumple, no podemos pedirle peras al olmo ;).

    Saludos!

Top 5 Cupones

Lo más leído