Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Siete cosas que no debes hacer con tu conexión Wi-Fi y siete cosas que sí

Publicado el

Si quieres mejorar tu conexión Wi-Fi y evitar que surjan problemas de rendimiento y de estabilidad no te preocupes, en este artículo te vamos a ayudar a conseguir de una manera sencilla y original: mostrándote siete cosas que no debes hacer y siete cosas que sí.

Ya sabemos que las malas costumbres pueden acabar pasándonos factura y hacer que tengamos problemas. Esta idea no es una excepción en el mundo de la informática, y aplica perfectamente a nuestra conexión Wi-Fi, ya que si, por ejemplo, hacemos cosas inapropiadas con la configuración o con el router nos acabaremos metiendo en un lío.

Sé que estáis deseando descubrir las cosas que no debemos hacer y las que sí tenemos que hacer para mejorar nuestra conexión Wi-Fi, así que no os hago esperar más, vamos a por ello.

Siete cosas que no debemos hacer con nuestra conexión Wi-Fi

  • Situar el router en esquinas y rincones alejados del centro del hogar, ya que estaremos creando zonas muertas (sin conexión Wi-Fi).
  • Descuidar la colocación de las antenas u orientarlas de forma errónea.
  • Omitir las actualizaciones periódicas del firmware de nuestro router.
  • Utilizar cableados excesivamente largos para crear una zona Wi-Fi, ya que perderemos rendimiento.
  • Olvidarnos de la seguridad y de la selección de canales menos saturados
  • Colocar el router en zonas con muchos obstáculos y objetos que generan interferencias, como muros, puertas y electrodomésticos.
  • Utilizar repetidores de baja calidad para extenderla,ya que no disfrutaremos de una experiencia de uso óptima.

Estos siete puntos pueden afectar en gran medida al alcance, la calidad, la estabilidad y el rendimiento de nuestra conexión Wi-Fi. Si concurren varios de forma simultánea la experiencia de uso puede acabar siendo terrible, así que mucho cuidado.

Siete cosas que sí debemos hacer con nuestra conexión Wi-Fi

  • Cuidar la colocación del router, buscando zonas céntricas para conseguir un reparto uniforme de la señal.
  • Mover las antenas si nos movemos por la casa y notamos que baja la intensidad de la señal.
  • Actualizar el firmware de nuestro router de forma periódica y buscar actualizaciones importantes de sistema.
  • Cambiar los canales por defecto y buscar aquellos que estén menos saturados para mejorar el rendimiento.
  • Cerrar descargas que tengamos abiertas en segundo plano, y también aquellas aplicaciones que no necesitemos y que puedan consumir recursos de red.
  • Configurar una seguridad mínima para evitar la entrada de intrusos a nuestra red.
  • Utilizar la banda de 5 GHz si nuestro router es compatible con ella.

Todos estos consejos son básicos, sencillos y muy fáciles de poner en práctica, pero pueden marcar una gran diferencia, sobre todo cuando se aplican varios (o todos) al mismo tiempo. Te ayudarán a mejorar tu conexión Wi-Fi sin tener que gastar dinero.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído