Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Hyundai Tucson 2019, comprometido

Publicado el
Hyundai Tucson 2019, comprometido 35

«- Fezzik, has hecho algo bien. -Tranquilo, no se me subirá a la cabeza.» Íñigo Montoya / Fezzik (La princesa Prometida, 1987)

Aún no entendía cómo funcionaba eso que casi todos llamaban inspiración y en su caso se manifestaba con una especie de malestar, un mareo que le obligaba a coger el pincel y subir a su buhardilla. A pintar. Recordaba cómo al principio los críticos de arte se ensañaron con su obra porque, decían, no tenía personalidad definida. Pero es que sus arrebatos creativos no respetaban las modas ni las tendencias. Así que viajaba del Fovismo al hiperrealismo pasando por obras impresionistas teñidas de urbanismo y costumbrismo contemporáneo. Algún crítico se atrevió a postular que en realidad se trataba de un sótano lleno de pintores de discreto talento esclavizados por una mente maestra.

Pero Pablo pintaba sólo. Bueno. Sólo con sus voces. Y es que además de la indisposición creativa, cuando la supuesta inspiración se apoderaba de él una voz, literalmente una voz de una persona anciana cada vez más cansada le indicaba lo que tenía que pintar: «ve al puerto», le decía, o le sugería con más precisión, «Baja al bar de Manolo, sal de la puesta anda diez pasos y gira veinte grados a la izquierda». Y en ese momento realizaba un primer boceto de lo que tenía que pintar. Eso es, que tenía que pintar, no que quería pintar. Nunca se había atrevido a llevar la contraria a esa voz que parecía amable pero decidida. Hasta que un día le pidió «Pinta la muerte». Y así lo hizo.

Uno de los muchos dilemas que en estos tiempos se han instalado en el mundo de la automoción y en el de los automóviles en particular es el equilibrio entre el espacio y la practicidad por un lado y el del control de emisiones y del consumo por el otro. Si por un lado un coche grande y con configuración de SUV puede ser ideal para gozar de espacio y versatilidad por otro lado su tamaño juega en su contra a la hora de cumplir con los objetivos de parquedad en el aspecto del gasto de combustible y los gases que emite.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 37

Ficha técnica del Hyundai Tucson 2019

Así los SUV también han emprendido el camino en varias direcciones de hacer más racional la forma en la que los propulsamos. Aunque se mantengan las grandes motorizaciones diésel, estas parecen más indicadas para aquellos que hacen más kilómetros por carretera o que no necesitan deplazarse con él en ciudad. Para un uso mixto las soluciones híbridas (enchufables o no) y las eléctricas puras parecen las más adecuadas para cumplir con la atmósfera y el bolsillo…

Hyundai Tucson 2019, comprometido 39

En el caso de Hyundai el fabricante coreano ha puesto sobre la mesa la posibilidad de equipar uno de sus SUV más emblemáticos y populares, el Tucson, con un sistema de hibridación ligera. A diferencia del método de propulsión de otros modelos suyos como el Kona para el que se propone un sistema híbrido completo, la hibridación ligera de Hyundai solamente dispone de una pequeña batería y un motor de 48V que simplemente ayuda al motor de arranque y cuando necesitamos acelerar con más contundencia.

Hyundai Tucson 2019: Eco

Eso convierte a estas versiones del Tucson, como la que hemos tenido ocasión de probar, en merecedores de la etiqueta Eco de la Dirección General de Tráfico y por ello, además de las ventajas que veremos más adelante, ofrece facilidades para circular (por ejemplo) en las grandes ciudades como acceso al centro, movilidad en los días de tráfico limitado por episodios de alta contaminación o descuentos en las zonas controladas por parquímetros o ventajas fiscales.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 41

El Tucson de nueva generación mantiene muchos de los elementos que le han convertido en uno de los más vendidos en el mercado de SUV compactos pero con una actualización sobre todo en el diseño y las motorizaciones donde destacan los mencionados propulsores de hibridación ligera. El chásis y muchos de los sistemas de ayudas a la conducción, ya numerosos en esa versión, se mantienen en esta actualización.

Los cambios estéticos se pueden apreciar sobre todo en el frontal del coche donde se ha optado por una parrilla exagonal que comparte con los últimos modelos lanzados por la marca coreana además de los faros led muy alargados que le dan un aspecto más dinámico al coche. El parachoques también tiene un diseño actualizado así como la zona en la que se encastran las luces antinieblas o el spoiler delantero.

Hyundai Tucson 2019: Más dinámico

El perfil de la carrocería también ha cambiado si nos fijamos en el lateral ya que la línea de los cristales laterales y la carrocería dibujan un diseño en forma de cuña que culmina en el spoiler posterior. Esto subraya el carácter más deportivo y menos campestre del Tucson en su versión más moderna sin restar habitabilidad ya que la carrocería sigue teniendo una buena altura para acoger a sus ocupantes.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 43

Otras pinceladas que le proporcionan un aire algo más deportivo son las protecciones de plástico de la línea inferior de la carrocería y de los pasos de rueda. La parte de atrás es algo más sobria pero podemos ver una doble salida de escape y unos grupos ópticos menos afilados pero bastante estilizados que se dividen en dos al abrir el portón. La línea de defensas de plástico negro se extiende hasta la parte inferior del paragolpes en esta parte trasera.

La renovación del diseño se deja notar mucho en el interior de este nuevo Tucson y en general se ha mejorado la ergonomía de sus elementos. Un ejemplo es la pantalla del sistema multimedia y de información que en este nuevo modelo se encuentra más elevada y por lo tanto mejora en cuanto a disminuir el tiempo en que tenemos que bajar la mirada de la carretera.

Hyundai Tucson 2019: Interior bien acabado

Las piezas del interior tienen un diseño redondeado y con curvas suaves que predominan en todos sus elementos. Los acabados son de buena calidad en cuanto a su tacto y a que encajan bien sin juegos ni protuberancias que hayamos podido apreciar. Los plásticos blandos abundan en las partes más visibles y duros en las zonas más expuestas a roces o golpes como en las zonas inferiores y de las puertas.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 45

Los asientos son cómodos, con un buen soporte lumbar y muchas posibilidades de modificar la posición o la altura. El volante también puede modificar tanto la altura como la profundidad con lo que es realmente sencillo encontrar una postura de conducción ideal. Gracias a la altura y al gran parabrisas la visibilidad del puesto de conducción es realmente buena.

La instrumentación a disposición del conductor es de tipo sencillo sin encomendarse a grandes pantallas digitales. Dispone de dos diales indicadores de velocidad y revoluciones y una pequeña pantalla colocada entre ellos que da información básica sobre las funciones del coche como autonomía y otros datos provenientes del ordenador de a bordo.

Almacenamiento

En el interior encontramos bastantes rincones de almacenaje empezando por el reposabrazos que sirve de tapa para un espacio de almacenamiento de buen tamaño. También disponemos de almacenamiento en las puertas, tanto en las delanteras como en las traseras, una guantera también espaciosa y también una red de almacenamiento en la parte posterior de los asientos delanteros.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 47

En la parte trasera el acceso a las plazas es muy cómodo pues las puertas son de gran tamaño y también es fácil subir por la altura del coche sin necesidad de agacharse. Es un coche para altos ya que hay espacio de sobra tanto para las piernas como en altura, un poco menos en anchura aunque en línea con otros SUV de tamaño parecido. En cualquier caso pueden viajar tres personas como siempre sacrificando algo la comodidad de la de la plaza central aunque el túnel de la transmisión apenas molesta para colocar las piernas.

Estas plazas disponen en la columna central delantera de dos salidas de aire pero no conexiones USB sino una toma de corriente de 12 voltios. Los asientos traseros del Hyundai Tucson 2019 se dividen en proporción de 60 / 40 y ambas secciones de los respaldos se pueden colocar en distintas inclinaciones aunque la banqueta no se puede desplazar con lo que no es posible configurar el espacio a disposición.

Buen maletero

El maletero del Hyundai Tucson 2019 es grande, lo que se espera de un SUV de este tamaño. Dispone de 488 litros, los mismos que la versión sin hibridación ligera a pesar de que bajo el piso del maletero se esconde la batería de 48 voltios del sistema. Abatiendo los asientos es posible alcanzar un total de 1.478 litros con una superficie bastante plana y accesible.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 49

En lo que respecta a la conducción lo primero a señalar es que la unidad de prueba equipaba la motorización más pequeña con hibridación ligera con un motor de 116 caballos diésel ayudado por un pequeño motor de 16 CV eléctrico que como ya hemos señalado solamente interviene para ayudar al motor de arranque y en algunas ocasiones para favorecer la aceleración.

Con los datos de Hyundai esto no supone diferencia con respecto a la versión sin este sistema en el tiempo que necesitan ambos modelos para alcanzar los cien kilómetros por hora desde parado (11,8 segundos en ambos casos). Las cifras de consumo y de emisiones sí son algo más bajas con 5,5 litros a los 100 kilómetros y 5,6 respectivamente para el ciclo combinado WLTP y una reducción de 3 gramos por kilómetro de emisiones de CO2 para el mismo ciclo de homologación.

Ayuda en el Start&Stop

Quizás en lo que hemos notado más la ayuda del sistema de hibridación ligera del Hyundai Tucson 2019 es en la respuesta del sistema de Start and Stop, algo que ya nos ocurrió con el sistema parecido pero menos potente que utiliza Mazda. En las situaciones en las que paramos el coche el tiempo en el que el sistema pone en marcha el motor y lo detiene es mucho menor.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 51

Al volante el motor es suficientemente potente como para un desempeño normal, acelera con suficiente empuje a bajas revoluciones pero con dificultades para estirar cuando se estira el rendimiento del motor. No es un coche alegre pero sí bastante potente como para desenvolverse sin problemas tanto en el tráfico ciudadano como en carretera aunque en recuperaciones y en cuesta se nota la dificultad en mover la masa el vehículo, que es considerable sobre todo si el Hyundai Tucson 2019 va cargado.

No demasiado brillante

No es un motor que recomendaría si se buscan buenas prestaciones sobre todo teniendo en cuenta que sobre el papel el motor de 136 caballos apenas gasta más. Por otro lado el Hyundai Tucson 2019 es un SUV que no se ha mostrado nada torpe o apurado en curvas con lo que hay margen para utilizar un propulsor más alegre sin que nos de problemas a la hora de controlar el coche en recorridos tortuosos o más complejos.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 53

El confort e marcha es muy elevado gracias a una buena insonorización y unas suspensiones bien equilibradas que permiten viajar muchos kilómetros con gran comodidad. El generoso paquete de ayudas a la conducción completa un conjunto que invita a hacer recorridos largos con el mínimo esfuerzo y de forma cómoda.

Conclusiones

El Hyundai Tucson 2019 es un coche que en su nueva actualización sigue dando razones para ser uno de los SUV más vendidos del mercado: espacio de sobra, buen maletero, buenos acabados, confort de marcha y precios ajustados e incluso inferiores a la calidad percibida de los interiores. El diseño exterior es continuista pero a pesar del poco riesgo asumido sí se nota un aspecto más moderno e incluso toques deportivos.

Hyundai Tucson 2019, comprometido 55

En cuanto a la motorización de hibridación ligera del Hyundai Tucson 2019 tanto en las cifras de consumo y emisiones como en la percepción a la hora de la prueba de conducción no hemos notado grandes diferencias de comportamiento aparte del funcionamiento mejorado del sistema Star&Stop. Lo que sí aporta esta versión es la ventaja práctica de la etiqueta Eco para acceso a zonas restringidas o parkímetros con precio reducido en ciertas ciudades.

Valoración final
7.8 NOTA
NOS GUSTA
Buen confort de marcha
Buena habitabilidad
Consumo contenidos
Buen conjunto de ayuda a la conducción
A MEJORAR
Prestaciones algo justas
Ruidoso en frío
RESUMEN
El Tucson es una buena actualización en el diseño manteniendo las buenas características de este SUV. No hemos notado grandes ventajas del sistema de hibridación ligera menos en la mejora del sistema Start&Stop
Prestaciones7
Diseño7.5
Consumo8.5
Confort8
Sistema de infoentretenimiento8

Lo más leído