Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres cosas que afectan a la velocidad de tu Wi-Fi y que quizá no conocías

Publicado el
velocidad de tu Wi-Fi

La velocidad de tu Wi-Fi determina la rapidez con la que se descargará ese juego que esperas con tantas ganas, y también afectará a tu experiencia de uso en otras tareas exigentes que requieren de un ancho de banda considerable para funcionar correctamente, como la visualización de contenidos en streaming en calidad UHD (4K), por ejemplo.

Está claro que la velocidad de tu Wi-Fi, y su rendimiento, viene determinada por muchas cosas. La primera, y la más importante, es la velocidad que tengas contratada con tu proveedor a Internet. Si tienes suscrita una velocidad de 300 Mbps simétricos deberías recibir esa velocidad, o el mínimo que, en su defecto, te haya asegurado el proveedor en el contrato.

Sin embargo, esa velocidad puede verse afectada, limitada o reducida por muchas cosas, como el router y las conexiones que utilicemos. Por ejemplo, si estás conectado de forma cableada y utilizas un puerto Ethernet de 100 Mbps estarás perdiendo velocidad. En este caso lo ideal sería utilizar un conector Gigabit Ethernet.

La velocidad de tu Wi-Fi también puede verse afectada por muchos factores. Algunos son viejos conocidos que ya tenemos bastante claros, mientras que otros son menos populares y todavía son un tanto «desconocidos». Por ello, nos hemos animado a hacer este artículo, donde vamos a compartir con vosotros tres cosas que pueden afectar a la velocidad de tu Wi-Fi.

velocidad de tu Wi-Fi

1.-Utilizar el router en modo de bajo consumo reduce la velocidad de tu Wi-Fi

La apuesta por la sostenibilidad y la creación de dispositivos cada vez más eficientes ha hecho que muchos routers vengan con un modo de bajo consumo perfectamente ajustado que permite disfrutar de una buena experiencia de uso en todo momento, pero hay otros que sacrifican alcance y rendimiento a cambio de un pequeño ahorro energético.

No todos los routers funcionan igual, ni ofrecen el mismo grado de eficiencia y de calidad de la conexión. Para cubrir un espacio relativamente pequeño el modo de bajo consumo puede ser perfectamente viable en todos los casos, pero en caso contrario ten en cuenta que el modo de bajo consumo puede ser el culpable de que tu conexión inalámbrica funcione con lentitud en una zona en la que debería ir bien.

La razón es simple, el router consume menos energía, pero como contrapartida la señal inalámbrica puede perder potencia y tener un alcance menor, lo que se traducirá en un rendimiento por debajo de lo esperado.

Solución

Es muy fácil, deshabilita el modo de bajo consumo entrando en las opciones de configuración de tu router.

Tres cosas que afectan a la velocidad de tu Wi-Fi y que quizá no conocías 31

2.-Las distancias largas también reducen mucho la velocidad

Lo hemos anticipado de forma implícita en el apartado anterior. Como sabrán muchos de nuestros lectores habituales ciertos obstáculos, los muros y los electrodomésticos pueden afectar al alcance y a la velocidad de la conexión Wi-Fi, y lo mismo ocurre con la distancia.

Podemos dar una explicación clara sin necesidad de entrar en complicaciones. Las ondas de radio que emite un router para crear una red Wi-Fi se van debilitando al recorrer grandes distancias. Da igual que no encuentren ninguna barrera en su camino, al recorrer mayores distancias se reduce su intensidad y su velocidad, así que cuanto más lejos estés de la fuente que emite dichas ondas más lenta será la conexión.

Lamentablemente no hay una regla absoluta sobre esta cuestión, ya que el alcance de una conexión inalámbrica depende de muchas cosas, como la potencia de las antenas del router por ejemplo, pero la diferencia de velocidad entre estar a uno o dos metros del router y alejarse a tres o cuatro metros puede llegar a ser de hasta un 50%.

Solución

Lo más sencillo y efectivo para mejorar la velocidad de tu Wi-Fi  si no quieres gastar dinero es colocar el router en una posición central, ligeramente elevada y orientar bien las antenas. Si aún así la experiencia no es buena debemos considerar la compra de repetidores Wi-Fi.

velocidad de tu Wi-Fi

3.-El ruido en la placa base es otro factor que importa

Es un problema poco conocido, pero todavía resulta bastante importante. Si te conectas a Internet vía Wi-Fi y utilizas una solución de red integrada en la placa base de tu PC o portátil debes tener presente que, en algunos casos, el ruido eléctrico que se genera en la placa base puede afectar a la velocidad de tu conexión.

Con el paso de los años se ha ido superando y no es frecuente tener este problema en equipos actuales, pero muchas personas todavía utilizan ordenadores relativamente antiguos, así que sigue estando de plena actualidad a pesar de todo.

Un síntoma claro de que podemos estar sufriendo un problema de este tipo es cuando nos encontramos con que tenemos la conexión a Internet bien establecida, todo está configurado de forma correcta y estamos cerca del router, pero la velocidad de tu Wi-Fi no es buena, o está por debajo de lo que cabría esperar.

Solución

Lo más simple es comprar un adaptador de red externo, como por ejemplo uno que se conecte por USB 3.0. Es necesario hacer una pequeña inversión, pero al tratarse de un problema a nivel de placa base es la única opción verdaderamente efectiva.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído