Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cómo mejorar la seguridad de tu Wi-Fi: recomendaciones para usuarios sin experiencia

Publicado el
Cómo mejorar la seguridad de tu Wi-Fi

La seguridad de tu Wi-Fi es fundamental para disfrutar de una buena experiencia de uso. Los amigos de lo ajeno pueden estar donde menos te lo esperas, y mantener protegida tu conexión a Internet es la mejor manera de hacerles frente.

Sé lo que estás pensando, que es un tema complicado y que necesitas estar bastante informado para poder proteger adecuadamente tu conexión a Internet. Pues no, nada más lejos de la realidad, mejorar la seguridad de tu Wi-Fi a un nivel básico no requiere conocimientos avanzados, y tampoco necesitarás entrar en complicados procesos de configuración, y sin embargo marcará una diferencia muy grande.

Somos conscientes de la importancia que tiene la seguridad cuando hablamos de redes Wi-Fi, y por ello hemos querido compartir con vosotros una serie de recomendaciones dirigidas, principalmente, a los usuarios con menos experiencia. Con ellas descubriréis todo lo que necesitáis para mejorar la seguridad de vuestra conexión, y os ayudará a evitar que los amigos de lo ajeno entren en vuestra red inalámbrica.

Cómo mejorar la seguridad de tu Wi-Fi: sé consciente de tu entorno

Este primer paso nos ayudará a determinar los riesgos reales que puede afrontar nuestra conexión inalámbrica como consecuencia de todo lo que nos rodea.

Por si alguien no lo ha entendido lo explico con un ejemplo: no corre el mismo riesgo una persona que tiene una conexión Wi-Fi en un piso rodeado de vecinos y con personas pasando por la calle con frecuencia que aquella que vive en una casa más alejada, sin nadie en sus cercanías.

Tomar conciencia de los riesgos externos te ayudará a valorar mejor qué aspectos de la seguridad de tu Wi-Fi debes mejorar. En el primer ejemplo sería recomendable desactivar el SSID o cambiar el nombre de nuestra red Wi-Fi, y también cambiar la contraseña por defecto, mientras que en el segundo ejemplo bastaría con cambiar la contraseña.

¿Por qué debería desactivar el SSID?

Cómo mejorar la seguridad de tu Wi-Fi

Es una medida que actúa como un freno importante contra los intrusos, ya que significa que nuestra red Wi-Fi dejará de aparecer de forma pública, es decir, cuando alguien realice una búsqueda de redes Wi-Fi disponibles no le aparecerá la nuestra, aunque se encuentre dentro de su alcance.

Lo dicho tiene una consecuencia importante, y es que si alguien quiere conectarse a nuestra red Wi-Fi tendrá que conocer el nombre de la misma, e introducirlo manualmente, por eso es tan útil, y además es muy fácil de utilizar. Solo tenemos que introducir http://192.168.0.1/ en nuestro navegador web, acceder a la interfaz de nuestro router con la contraseña y el nombre de usuario correspondiente y entrar en la sección WLAN. Buscamos la opción correspondiente (puede aparecer como «Broadcast SSID») y la desactivamos.

Cambiar el nombre también puede ayudarnos a mejorar la seguridad, ya que no daremos pistas a posibles intrusos del router que utilizamos ni de quien es nuestro proveedor de Internet.

Cambiar la contraseña: la medida más fácil y la más efectiva

Es la mejor manera de mejorar la seguridad de tu Wi-Fi en segundos, y sin esfuerzo. Las contraseñas que traen muchos routers están en grandes bases de datos que forma parte de los rincones más oscuros de Internet, y se utilizan en ataques de fuerza bruta.

Si no cambias la contraseña de tu router puede que acabar siendo víctima de uno de estos ataques. Recuerda, además, que debes utilizar una contraseña que realmente sea segura. Si te preguntas qué es una contraseña segura tranquilo, te lo explico:

  • Debe contener al menos 12 caracteres.
  • Tienes que utilizar mayúsculas y minúsculas.
  • Debe tener al menos un par de números y un caracter especial (*, por ejemplo).

Te dejo un ejemplo de contraseña segura: «P3atagoniA Perro1+ picO*». Puedes cambiarla entrando en la interfaz de tu router, como te hemos explicado, dentro de la sección WLAN.

No des tu contraseña a todo el mundo

Dar la contraseña del Wi-Fi a las visitas se ha convertido en un gesto de hospitalidad, pero cuando la compartimos con personas que no son realmente de nuestra confianza podemos acabar teniendo problemas, ya que pueden compartir esa contraseña con otras personas.

Un amigo tuvo un problema importante como consecuencia de esa hospitalidad, y descubrió que un grupo de jóvenes se situaban cerca de su casa para conectarse a su red Wi-Fi con sus smartphones. Cambió la contraseña y listo, pero tuvo problemas durante días hasta que encontró el origen de los mismos.

Evita dar la contraseña a personas que no sean de total confianza, es una forma muy sencilla pero muy efectiva de mantener la seguridad de tu Wi-Fi. Si recibes muchas visitas y no te queda otra que compartir tu Wi-Fi no te preocupes, puedes crear una red de invitados sin esfuerzo. En este artículo encontrarás toda la información que necesitas.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído