Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Un ojo de pez plano? Ya es realidad en el MIT

Publicado el
¿Un ojo de pez plano? Ya es realidad en el MIT

Desde que tengo interés por la fotografía, hace ya muchos años, siempre me he sentido atraído por el ojo de pez y las imágenes que captura. E imaginar un ojo de pez plano me resulta a la vez sorprendente y divertido. Divertido porque, honestamente, el aspecto de estos objetivos siempre me ha resultado de lo más curioso. Y sorprendente porque, hasta hace relativamente poco tiempo, y basándonos en los conocimientos de óptica de los últimos siglos, parecía algo imposible. Y sin embargo, parece que en realidad no solo es posible, sino que ya hay un ojo de pez plano plenamente operativo.

El lugar en el que el ojo de pez plano ha visto la luz es el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, el MIT, donde unos investigadores de dicho centro y de la Universidad de Massachusetts han diseñado una nueva lente gran angular completamente plana y que es capaz de capturar imágenes panorámicas de 180 grados que son nítidas. Para tal fin se han basado en las metalentes, un gran avance en el mundo de la óptica del que ya te hablamos cuando fue presentado.

Las metalentes son una especie de obleas totalmente planas que, gracias a su diseño, son capaces de capturar la luz de una manera muy singular, permitiendo que aquella que llega de manera prácticamente paralela al propio objetivo sea totalmente capturada. Hasta ahora esto solo se podía conseguir con ópticas curvas y algunos elementos adicionales para corregir las aberraciones que produciría la captura solo con con una cristal convexo. Esa es la razón por la que, hasta ahora, todos los ojos de pez tienen ese aspecto tan característico. Esto es algo que cambiará por completo si finalmente se estandariza el ojo de pez plano.

De momento, el prototipo de ojo de pez plano que ya ha sido probado con éxito en el laboratorio captura luz en el espectro infrarrojo, como puedes comprobar en el vídeo que encontrarás más abajo. Sin embargo, sus creadores afirman que solo serán necesarios unos pocos ajustes para trasladar su área de captura al espectro visible de la luz por el ojo humano.

Este nuevo diseño podría adaptarse potencialmente para una gran variedad de aplicaciones, con lentes delgadas de gran angular integradas directamente en teléfonos inteligentes y portátiles e incluso wearables como pulseras y relojes, en lugar de adjuntarlas físicamente como complementos voluminosos. Las lentes de bajo perfil también pueden integrarse en dispositivos de imágenes médicas como endoscopios, en sistemas de seguridad… las posibilidades son enormes, por lo que aunque a día de hoy hablamos de un prototipo de investigación, su potencial para convertirse en un producto de gran éxito es muy, muy alto.

Este diseño es algo sorprendente, porque algunos han pensado que sería imposible hacer un metalente con una vista de campo ultra amplio”, dice Juejun Hu, profesor asociado en el Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales del MIT. “El hecho de que esto (la metalente ojo de pez plano) realmente pueda realizar imágenes de ojo de pez va mucho más allá de nuestras expectativas«.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído