Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

HP Spectre x360, análisis: Orfebrería y tecnología se dan la mano

Publicado el
HP Spectre x360

El HP Spectre x360 se presenta como un convertible de última generación que combina un diseño sublime con una calidad de construcción que, francamente, roza la perfección, y su distribución de componentes tampoco se queda atrás, como veremos más adelante.

Desde el momento en el que anunció la serie de portátiles y convertibles Spectre, HP supo dar un importante salto cualitativo y cuantitativo, creando una línea única que le confirió una identidad propia en un sector muy concurrido, y que estuvo acompañada, exclusivamente, de materiales de alta calidad para alcanzar ese estatus «premium» que se deja notar desde el momento en el que empezamos a utilizar un portátil, un convertible o un dos en uno.

El camino ha sido largo, pero HP ha sabido introducir los cambios necesarios para que su serie Spectre se mantenga como todo un referente en el sector de gama alta, y sin perder esos valores originales que la convirtieron en un auténtico objeto de deseo.

Gracias a Intel España, he podido disfrutar de la última renovación del HP Spectre x360 durante más de dos semanas, y hoy, por fin, estoy listo para contaros cómo ha sido mi experiencia, qué ofrece este equipo y qué es lo que podéis esperar de él. Como siempre, os invito a que os pongáis cómodos, ya que hay muchas cosas que leer.

HP Spectre x360

HP Spectre x360: Primer contacto

El modelo que he recibido ha sido el de 13 pulgadas, el más compacto de los tres que están disponibles actualmente (existen dos versiones más, una de 14 pulgadas y otra de 15 pulgadas). Las primeras sensaciones que transmite son muy positivas, ya que se trata de un convertible muy ligero y muy delgado, pero al mismo tiempo tiene una solidez perfecta. Esto es posible gracias a su chasis de aleación de aluminio, que transmite, además, muy buenas sensaciones al tacto.

La terminación en color plateado resulta mucho más discreta y elegante que un acabado en color blanco, y hace que el HP Spectre x360 encaje sin problemas en cualquier espacio de trabajo, y con cualquier estilo. Echando un vistazo a su línea nos encontramos con matices muy angulosos, y con un teclado que se extiende casi de extremo a extremo, dejando unos márgenes mínimos. Las teclas tienen una ligera elevación, son totalmente planas, ofrecen una respuesta sobresaliente con cada pulsación y cuentan con retroiluminación, lo que nos permite escribir incluso en condiciones de total oscuridad.

HP Spectre x360

Debajo de las flechas de dirección nos encontramos con un lector de huellas dactilares, que nos permite utilizar este sistema de autenticación biométrica como medida de seguridad de cara al inicio de sesión. En posición central tenemos una almohadilla táctil de gran tamaño y doble clic, y en la tapa superior domina una pantalla táctil de 13,3 pulgadas con panel IPS y resolución 1080p, que está perfectamente integrada en el chasis, gracias a unos bordes muy reducidos que mejoran la inmersión y reducen las distracciones.

Justo en el marco superior de la pantalla se ubica una cámara frontal con resolución HD e infrarrojos que funciona a la perfección con Windows Hello, lo que significa que podemos utilizarla para activar el reconocimiento facial en Windows 10. Personalmente debo decir que me siento más cómodo utilizando el lector de huellas dactilares, pero en cualquier caso es bueno contar con ambas opciones, ya que esto permite cubrir de forma óptima las necesidades de un grupo mayor de usuarios. Es importante destacar que dicha cámara viene con un obturador físico que podemos activar con un botón dedicado situado en el lateral del equipo.

HP Spectre x360

En cuanto a  la bisagra, tiene una terminación muy buena, y nos permite girar la pantalla en 360 grados sin sentir, en ningún momento, el más mínimo atisbo de fragilidad. Esto es muy importante, y debemos ponerlo en contexto con la alta calidad de construcción y con la terminación en aluminio del HP Spectre x360, un material ligero pero resistente, ya que, en conjunto, nos dejan una conclusión muy clara: este equipo está hecho para durar.

Especificaciones del HP Spectre x360

HP Spectre x360

Tras ese primer vistazo, ha llegado el momento de entrar a ver las especificaciones del HP Spectre x360 antes de pasar al siguiente apartado, donde nos centraremos en la experiencia de uso.

Tened en cuenta que este convertible está disponible en diferentes configuraciones, como anticipamos, y que el modelo de 13 pulgadas se dirige a aquellos usuarios que quieren priorizar la movilidad y la autonomía por encima del rendimiento bruto.

HP Spectre x360

  • Pantalla táctil de 13,3 pulgadas de tipo IPS con resolución 1080p. Reproduce el 99% del espectro de color sRGB.
  • Procesador Intel Core i7-1165G7 con cuatro núcleos y ocho hilos a 1,2 GHz-4,7 GHz (modo turbo, un núcleo activo).
  • GPU integrada Intel Iris Xe Gen12 con 96 unidades de ejecución.
  • 16 GB de memoria RAM LPDDR4X.
  • SSD PCIE de 512 GB.
  • 32 GB de memoria Intel Optane.
  • Conectividad: dos puertos Thunderbolt 4, un conector USB 3.2 Gen 1 Type-A, lector de tarjetas microSD y un jack de 3,5 mm para entrada y salida de audio.
  • Cámara frontal HD con infrarrojos compatible con Windows Hello (reconocimiento facial).
  • Lector de huellas dactilares.
  • Teclado retroiluminado con un recorrido de 1,5 mm por pulsación.
  • Sonido Bang and Olufsen (dos altavoces de dos varios cada uno).
  • Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.0 LE.
  • Windows 10 como sistema operativo.
  • Batería de 60 Wh.
  • Carga rápida: permite recuperar un 50% de batería con apenas 30 minutos de carga.
  • Medidas: 306,8 x 194,6 x 17 mm.
  • Peso: 1,27 kilogramos.
  • Precio recomendado: 1.499,99 euros.

HP Spectre x360

HP Spectre x360: Nuestra experiencia

El HP Spectre x360 deja claro, desde el primer momento, que es un convertible «premium». Su calidad de construcción, su diseño y su elegante acabado en color plata natural no dejarán indiferente a nadie. También es muy compacto y ligero, lo que se traduce en una elevada movilidad. Podremos moverlo de un lado a otro, incluso en desplazamientos largos, con total comodidad.

Nada que objetar a nivel externo, HP ha hecho un excelente trabajo con el HP Spectre x360, hasta tal punto que, en muchos aspectos, parece más una pieza de orfebrería que un convertible. La distribución del teclado, y el diseño de la parte frontal, también me parecen muy acertados, ya que presentan una línea angulosa y una terminación que da continuidad al diseño general del equipo, y rematan un conjunto sobresaliente.

La calidad de la pantalla es excelente, y la respuesta de su interfaz táctil es simplemente perfecta. Gracias a la bisagra que une el teclado y la pantalla podemos girar esta hasta en 360 grados. Esto nos permite utilizar el HP Spectre x360 como un portátil tradicional, pero también como una tablet, e incluso como un dispositivo en «V» para realizar presentaciones en espacios de trabajo pequeños y con pocos participantes.

Durante mis pruebas, el HP Spectre x360 ha demostrado una robustez total, sin importar la posición en la que lo utilizase, y no he detectado ningún tipo de «punto débil» en el chasis. El único «pero» lo encuentro en la parte inferior, en la base, ya que está fabricada en plástico, y desentona con la terminación en aluminio que ofrecen el resto de partes que forman el chasis del equipo.

HP Spectre x360

Las primeras sensaciones que transmite son muy positivas. El HP Spectre x360 es un equipo bien terminado, tiene la calidad de construcción propia de un convertible «premium» y cuenta con uno de los mejores diseños que he visto hasta el momento, ¿pero qué hay del rendimiento? Sus especificaciones rayan a un buen nivel, y esto nos invita a pensar que la experiencia de uso va a ser muy buena.

Nada más encender el equipo nos damos cuenta de que el arranque es muy rápido. Esto es posible gracias a su SSD de alto rendimiento. Las primeras interacciones con el HP Spectre x360 confirman nuestras previsiones: las aplicaciones vuelan, los archivos, fotos y documentos se abren al instante, la instalación de programas y aplicaciones se completa con gran rapidez, y la navegación web es muy rápida. Un resultado perfecto, y además muy silencioso, gracias al buen trabajo que ha hecho HP con la integración del sistema de refrigeración este convertible.

HP Spectre x360

HP Spectre x360: Rendimiento, temperatura y autonomía

En general, el HP Spectre x360 responde sin problemas y aguanta perfectamente el tipo incluso en situaciones de uso intensivo y de multitarea. Así, por ejemplo, ha funcionado de maravilla trabajando con aplicaciones de ofimática y realizando videollamadas mientras tenía otras tareas en segundo plano. Es un equipo muy capaz para sacar adelante el trabajo diario casi cualquier perfil profesional.

HP Spectre x360

Para que os hagáis una idea más precisa de lo que es capaz de ofrecer, hemos pasado nuestra habitual batería de pruebas. El rendimiento del SSD es bueno, pero es cierto que queda por debajo de lo que podemos encontrar en otros convertibles dentro de la misma gama y rango de precios del HP Spectre x360. A pesar de todo, este equipo hace que Windows 10 «vuele», así que no tenemos nada de lo que preocuparnos, ya que el rendimiento bajo un uso real es estelar, y la temperatura del SSD se mantiene en unos niveles muy buenos.

HP Spectre x360, análisis: Orfebrería y tecnología se dan la mano 45

En cuanto al procesador, el Intel Core i7-1165G7 es un chip que marca un nuevo estándar en el sector ultraportátil, tanto por su eficiencia como por su excelente rendimiento, y también por sus valores a nivel de temperatura, aunque sobre ello hablaremos más adelante. Ahora mismo, vamos a centrarnos en ver de qué es capaz este chip que, os recuerdo, utiliza la arquitectura Willow Cove (10 nm SuperFin) a nivel de CPU, y la arquitectura Intel Gen12 a nivel de GPU.

HP Spectre x360

El resultado que obtiene en CPU-Z es muy bueno, ya que estamos ante un chip que es capaz de superar al Core i7 7700K tanto en rendimiento monohilo como en multihilo, y todo ello manteniendo un TDP de apenas 28 vatios. A efectos comparativos, el Core i7 7700K tiene un TDP de 91 vatios, es decir, tres veces mayor que el del Intel Core i7-1165G7.

HP Spectre x360, análisis: Orfebrería y tecnología se dan la mano 48

En Cinebench R23, el Intel Core i7-1165G7 logra también un resultado muy positivo, brilla en rendimiento monohilo, y posiciona en un nivel bastante bueno en multihilo, sobre todo teniendo en cuenta que, como hemos dicho, se trata de un procesador de bajo consumo que está integrado, en este caso, en un convertible ultraportátil de 13 pulgadas, lo que obviamente limita el espacio disponible para integrar una solución de refrigeración potente.

HP Spectre x360 rendimiento

Obvia decir que el HP Spectre x360 no es un portátil para jugar, pero esto no quiere decir que no sea capaz de mover algunos juegos actuales de una manera aceptable. En la gráfica adjunta podemos ver que títulos como Hitman 3 (33 FPS), F1 2020(40 FPS), Valorant (116 FPS) y Red Dead Redemption 2 (29 FPS) son perfectamente jugables en calidad media y resolución 1080p, aunque en el caso del título de Rockstar tuve que afinar la configuración a calidad media-baja.

Más allá del rendimiento bruto, hay algo muy importante que debemos destacar del HP Spectre x360, y es que, gracias a los ajustes y optimizaciones que ha introducido Intel en su nueva generación de procesadores Tiger Lake, el Core i7-1165G7 ofrece un rendimiento muy similar cuando trabaja con la batería, es decir, la pérdida de rendimiento que se produce al desconectar el equipo de la corriente y empezar a utilizarlo con la batería es pequeña, y en algunos casos llega a ser imperceptible. También debo decir que los drivers todavía tienen margen de mejora, ya que algunos juegos dan problemas y funcionan de forma errática. No es lo normal, pero es un problema real que hay que tener presente.

HP Spectre x360, análisis: Orfebrería y tecnología se dan la mano 51

Por lo que respecta a las temperaturas de trabajo, el HP Spectre x360 arroja unos resultados interesantes que debemos interpretar correctamente. Lo primero que debemos tener claro es que el sistema de refrigeración que incorpora es muy silencioso, y que se integra en un chasis donde el espacio es un recurso muy limitado. A pesar de todo, es capaz de mantener bajo control las temperaturas del Intel Core i7-1165G67, aunque debemos tener presente que este chip está diseñado para ajustar la frecuencia en función de tres grandes claves: la carga de trabajo, las temperaturas y la alimentación.

Cuando se ejecutan tareas intensivas, y la alimentación y las temperaturas lo permiten, se activa un pico enorme en el modo turbo que eleva la velocidad al máximo posible. Esto hace que, durante unos segundos, el procesador pueda alcanzar los 96 grados, pero no tenemos nada de lo que preocuparnos, ya que, una vez alcanzado ese punto, el sistema va ajustando la frecuencia de trabajo hasta alcanzar un buen equilibrio entre rendimiento y temperaturas. En este caso, el HP Spectre x360 se estabiliza en la franja de los 70 grados, con pequeños movimientos puntuales al alza. No he apreciado una pérdida de rendimiento anormal por exceso de calor, y tampoco he tenido ningún problema de estabilidad.

HP Spectre x360, análisis: Orfebrería y tecnología se dan la mano 53

Bien, ¿y qué hay de la autonomía? Los resultados pueden variar mucho en función de la carga de trabajo y de los ajustes que utilicemos con el HP Spectre x360. Por ejemplo, reducir el brillo de la pantalla a 200 nits y realizar tareas básicas de navegación por Internet nos permite alcanzar las 14 horas de autonomía, pero en un escenario de uso más normal, realizando tareas de ofimática, escuchando música en segundo plano y con un brillo de 300 nits la autonomía se reduce a unas 9 horas. Sigue siendo un valor muy bueno, y resulta suficiente para cubrir con garantías una jornada de trabajo estándar sin tener que preocuparnos por encontrar un enchufe.

Notas finales: Un convertible sobresaliente

HP Spectre x360

El HP Spectre x360 no es un convertible más, es un equipo que sube el listón en términos de diseño y de calidad de construcción, y que gracias a su acertada combinación de componentes, y a los avances que ha logrado Intel con la serie Tiger Lake, es capaz de ofrecer una experiencia de uso perfecta tanto cuando estamos conectados a un enchufe como cuando nos encontramos «tirando» de la batería.

A nivel estético el HP Spectre x360 es una joya. Lo he llevado conmigo en un par de ocasiones en exteriores, y como os dije no deja indiferente a nadie, llama la atención, y es normal, HP ha realizado, con este equipo, un trabajo más propio de un orfebre que de un OEM. Con todo, debo decir que de todos los colores disponibles el que más me gusta no es el plateado, sino el azul poseidón.

Sello MC Buena Elección

Las interacciones con el teclado son naturales y muy cómodas, tanto que me costaba creer que realmente estaba utilizando un convertible de 13 pulgadas, y la respuesta de la almohadilla táctil es excelente. Por otro lado, tener un botón dedicado al obturador de la cámara también me parece un detalle importante, especialmente para aquellos a los que nos preocupa mucho la privacidad.

En cuanto al rendimiento, el HP Spectre x360 raya a un gran nivel, gracias a su acertada combinación de componentes. El Intel Core i7-1165G7 ofrece un excelente rendimiento tanto a nivel CPU como GPU (teniendo siempre en cuenta el formato del equipo, el peso y sus temperaturas), los 16 GB de memoria RAM garantizan una larga vida útil y hacen que el equipo se mueva con total fluidez incluso trabajando con multitarea intensiva, y el SSD se ocupa de hacer que el sistema operativo vuelve.

Solo le puedo poner dos «peros» al HP Spectre x360, uno es el precio, que es muy elevado, aunque comprensible teniendo en cuenta el valor que ofrece este equipo en líneas generales. El segundo es el sonido que, sin ser malo, queda un peldaño por debajo de lo que podemos encontrar en otros modelos dentro de su  misma gama.

Valoración Final
8.6 NOTA
NOS GUSTA
Diseño.
Calidad de construcción.
Rendimiento CPU-GPU.
Pantalla.
Ligero y cómodo.
A MEJORAR
Precio elevado.
Sonido.
RESUMEN
El HP Spectre x360 no es un convertible más, es un equipo que sube el listón en términos de diseño y de calidad de construcción, y que gracias a su acertada combinación de componentes, y a los avances que ha logrado Intel con la serie Tiger Lake, es capaz de ofrecer una experiencia de uso perfecta tanto cuando estamos conectados a un enchufe como cuando nos encontramos "tirando" de la batería.
Diseño y calidad de construcción9.5
Rendimiento9
Conectividad8
Autonomía8
Calidad/Precio8.5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído