Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Conexión a Internet: Mitos y realidades que debes conocer

Publicado el
Conexión a Internet

Hoy en día, la mayor parte del mundo disfruta de una conexión a Internet. No hay duda de que la red de redes nos ha abierto todo un mundo de posibilidades, pero por desgracia también ha servido como vía de propagación de bulos y de desinformaciones que, al final, no hacen bien a nadie.

Resulta curioso que, a pesar de que contamos con una ingente cantidad de información y de fuentes de conocimiento, y de que podemos acceder a ambas en tan solo unos segundos, una parte importante de ellas está formada por contenidos que, como hemos dicho, son erróneos, parciales y no tienen ningún valor.

Esto acaba dando pie a numerosos mitos que nos está constando mucho superar, y en algunos casos puede llegar a poner en duda, incluso, esas convicciones que hemos tenido presentes desde siempre. Para estos casos, basta con partir de una máxima simple y eficaz, no debemos creernos todo lo que leamos en Internet.

Para ayudaros a lidiar con esta situación, hemos decidido dar forma a este artículo, donde vamos a descubrir algunos de los mitos y realidades que más afectan al concepto de conexión a Internet, entendido en sentido amplio. Nuestro objetivo no es solo que conozcáis esos mitos, que sepáis también la verdad que se esconde detrás de ellos. Como siempre, si al final os queda cualquier duda podréis dejarla en los comentarios, y os ayudaremos a resolverla.

Conexión a Internet

1.-Una conexión a Internet tiene que tener una enorme velocidad

No es verdad, y la realidad apunta a todo lo contrario. A partir de una conexión con 50 Mbps de bajada y 10 Mbps de subida ya disfrutaríamos de una experiencia de uso muy buena, siempre que la latencia y la estabilidad de la conexión estén a la altura.

La velocidad importa, e influye, pero no es el único factor que determinará nuestra experiencia de uso. Como hemos dicho, la latencia y la estabilidad también son fundamentales para tener una buena conexión a Internet, y la velocidad de la esta no tiene por qué llegar a cifras astronómicas para cubrir de forma óptima nuestras necesidades.

Es cierto que, en algunos casos, contar con una velocidad mayor puede ser necesario, pero solo influye, realmente, cuando tenemos muchos dispositivos conectados al mismo tiempo y consumiendo mucho ancho de banda, o cuando descargamos archivos muy pesados con frecuencia. Si no sabes qué velocidad de conexión a Internet necesitas, mira esta guía.

Conexión a Internet

2.-Tener una velocidad alta garantiza una buena conexión a Internet

Esto es mentira, y ya os hemos adelantado el porqué en punto anterior. Una buena conexión a Internet no depende únicamente de la velocidad, también depende de la latencia y de la estabilidad.

De nada sirve tener una velocidad muy alta si la conexión se nos va a estar cayendo cada dos por tres, o si la latencia va a ser tan alta que nos va a estar produciendo retardos constantes.

Al final, lo ideal es buscar un equilibrio entre esas tres claves, la velocidad, la estabilidad y la latencia. Una buena conexión a Internet es aquella en la que esos tres elementos trabajan a un buen nivel, y están correctamente armonizados.

Conexión a Internet

3.-Debo evitar las conexiones Wi-Fi

Con la llegada del Wi-Fi 5, y ahora con el debut del Wi-Fi 6, la distancia entre las redes inalámbricas y las cableadas se ha reducido de forma notable. Es verdad que, para muchas cosas, sigue siendo más recomendable utilizar una conexión cableada, ya que son más estables y no se ven afectadas por las interferencias y los obstáculos de la misma manera que las conexiones inalámbricas, pero esto no quiere decir que debamos evitarlas siempre.

Una conexión Wi-Fi 5 puede ofrecer una alta velocidad incluso en distancias medias, y os lo digo por experiencia propia, ya que tengo conectadas dos televisiones 4K y una PS4 al router mediante Wi-Fi 5, y puedo utilizarlas de forma simultánea sin ningún tipo de problema, ni de rendimiento ni de estabilidad. El PC principal es lo único que tengo conectado por cable.

Conexión a Internet

Otros mitos y realidades a tener en cuenta

  • Una conexión a Internet vía Wi-Fi es mala para la salud: no es verdad, está científicamente demostrado.
  • El Wi-Fi tiene un alcance pobre: tampoco es cierto, aunque sí que es verdad que algunos obstáculos pueden reducir mucho la intensidad de la señal.
  • Las conexiones Wi-Fi no son seguras: es otro mito. La realidad es que no solo son seguras, sino que además son muy fáciles de gestionar y de mantener a salvo, al menos en un entorno domestico, y siempre que utilicemos contraseñas fiables.
  • La conexión a Internet no depende de mi PC: lo cierto es que sí, y puede verse muy afectada. Por ejemplo, si utilizas una conexión a Internet de 900 Mbps y conectas el PC al router con un cable de 100 Mbps estarás recibiendo solo esos 100 Mbps. Lo mismo aplica a dispositivos que utilizan estándares inalámbricos que no son capaces de alcanzar esas velocidades.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

4 comentarios
  • Sele Asuka

    Se lo diré al vecino, que últimamente no puedo ni bajar un torrent en paz.

  • Virtualbox Vbox

    A partir de una conexión con 50 Mbps de subida y 10 Mbps de bajada

    Más bien al revés, no?

  • Isidro Ros

    ¡Negocia un buen acuerdo!

    Saludos.

  • Isidro Ros

    Sip, cambiado ;D

    Gracias, saludos.

Lo más leído