Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Brave Talk, un nuevo servicio de videoconferencia privada ligado al navegador web

Publicado el
Brave Talk

Brave Talk es un nuevo servicio de videoconferencia construido en torno al cada vez más popular navegador web y, por consiguiente, enfocado en el respeto a la privacidad del usuario.

Los desarrolladores del navegador web Brave no dejan de sorprendernos y después de anunciar nada menos que su propio buscador, Brave Search, diferente al resto de alternativas de su categoría por ofrecer sus propios resultados, presentan ahora Brave Talk, un servicio de videoconferencia, como decimos, centrado en la privacidad y ligado al mismo navegador.

Esto último es importante, porque a diferencia de Brave Search, Brave Talk solo funciona a través de Brave, o así es al menos por el momento: basta con entrar en el sitio de Brave Talk para confirmar el requisito, y es que sin Brave no hay Talk que valga. No obstante, solo la persona que inicia la charla debe estar usando Brave; el resto de participantes puede usar cualquier otro «navegador web moderno».

Por lo demás, Brave Talk es exactamente lo que cabría esperar: un servicio al estilo de Zoom y similares con un funcionamiento igual de simple: creas una sala, compartes el enlace entre los participantes, habilitas la cámara y el micrófono, etc. No tiene pérdida. Cualquiera que haya usado un servicio de videoconferencia actual, podrá desenvolverse con Brave Talk sin el más mínimo problema.

De hecho, Brave Talk no reinventa la rueda, sino que se basa en el popular software de código abierto Jitsi, que a su vez funciona sobre el estándar abierto WebRTC, cuyo soporte está disponbile en todos los navegadores web actuales. Tal y como lo presentan, Brave Talk es un Jitsi as a Service, como lo es el propio Jitsi Meet.

«Conectarse con colegas y amigos a través de canales de videoconferencia es ahora la norma, y a medida que los usuarios se vuelven cada vez más conscientes de las preocupaciones de privacidad en línea, existe una creciente necesidad de una opción que anteponga privacidad«, explica Brendan Eich, CEO y cofundador de Brave. «Las grandes tecnológicas tienen un firme control sobre el mercado actual y Brave está decidido a ofrecer a los usuarios una alternativa que desafíe a los gigantes y vuelva a poner el poder en manos del usuario«.

Tras más de de un año en pruebas bajo el nombre de Brave Together, Brave Talk está ya disponible para todos los usuarios del navegador web, unos 36 millones de usuarios activos mensuales según Eich, así como para cualquier otro que desee utilizarlo. Entre sus características accesorias destaca la «visualización de vídeo en grupo, transmisión en vivo de YouTube y duración de llamadas ilimitada para todo los usuarios gratuitos«… Porque también hay versión de pago, sí.

«Brave ofrece una versión premium de Brave Talk por 7 dólares al mes, que proporciona grabaciones de llamadas, herramientas de alojamiento como silenciamiento de participantes y códigos de acceso de entrada, y más para llamadas con cientos de personas», indican en el anuncio oficial, sin especificar el límite de usuarios en el modo gratuito. De funcionar como Jitsi Meet estaría en 75 participantes, dependiendo siempre de la carga a la que estén sometidos sus servidores, pero este extremo no se ha dado a conocer.

Por otro lado, el acceso a Brave Talk desde Android e iOS está capado por el momento, restringido a la versión de pago del servicio, aunque se habilitará la versión gratuita en las próximas semanas. Mientras tanto, puedes ir probando esta alternativa de videoconferencia privada desde el escritorio de PC.

Podría parecer que Brave Talk llega muy tarde, cuando la explosión de este tipo de servicios ya ha flagrado todo lo que tenía que hacerlo, pero nunca es tarde si la dicha es buena, que se suele decir, y todo servicio que respete al usuario es bienvenido. Lo más interesante de todo, sin embargo, es de donde viene.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

4 comentarios
  • doc

    Brave es el mejor reemplazo de Firefox que encontré. Prácticamente recibo actualizaciones diarias en la versión Beta de desarrollo y funciona de primera. Realmente están haciendo un gran trabajo, tengo que probar esta nueva oferta, aunque ya imagino que en privacidad limpia el piso con Zoom.

  • Oclord

    Incluso en la versión estable cada vez están afinando mas el navegador, no lo siento tan inestable como antes, aunque el problema es que dependía un poco de la versión, en mi opinión si Firefox acaba desapareciendo (que ojalá que no) es lo mas cercano en cuanto a ideales que hay y como alternativa (por lo menos a nivel de privacidad) a Google.

  • VaryHeavy

    basta con entrar en el sitio de Brave Talk para confirmar el requisito, y es que sin Brave no hay Talk que valga

    Y sin Brave Rewards, aunque uses Brave, tampoco hay Talk que valga…

  • VaryHeavy

    En la versión estable las actualizaciones son también bastante frecuentes. Rara es la semana en la que no hay al menos una actualización.
    Respecto a este nuevo servicio, en cuanto a privacidad no tengo dudas de que cumplirá, pero tampoco es oro todo lo que reluce, y es que para poder iniciar una videollamada te obligan a tener activados los Brave Rewards. Sin éstos, no hay opción de iniciar videollamada alguna.

Lo más leído