Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres errores graves al elegir tu nueva contraseña

Publicado el
Tres errores graves al elegir tu nueva contraseña

Lo tienes claro, vas a cambiar la contraseña de tu conexión Wi-Fi, y ya que estás vas a cambiar también la de tu router. Me parece una buena decisión, ¿pero tienes claro qué debes hacer para sustituirlas por unas contraseñas más seguras? Si la respuesta ha sido un no sigue leyendo, que en este artículo vamos a compartir contigo tres errores frecuentes son muy graves, y que debes evitar a toda costa.

Antes de entrar en materia queremos recordarte por qué es tan importante ser tan cuidadoso a la hora de utilizar una contraseña segura. La contraseña actuará como un muro contra los intrusos, es decir, impedirá que se cuelen invitados no deseados, y que estos puedan consumir todo el ancho de banda de tu conexión Wi-Fi.

Podemos hacer una analogía muy sencilla. Piensa en la puerta de tu casa, no la dejarías abierta, ¿verdad? Y tampoco utilizarías una puerta de papel o de cartón, ¿a que no? Pues la contraseña juega el mismo papel que esa puerta, si es débil, podrán entrar intrusos, y tendrás problemas. Si es fuerte, lo más normal es que eso no ocurra. Con esto explicado, estamos listos para entrar a ver esos tres errores.

1.-Utilizar una contraseña muy personal

Con esto me refiero a utilizar, por ejemplo, nombres de personas cercanas a nosotros, fechas de eventos especiales, cosas que utilizamos a diario, o que tenemos en posesión, y también a cosas que nos gustan mucho.

Para que os sirva como referencia, os dejo algunos ejemplos que os serán de utilidad:

  • Nombres de nuestros padres, amigos, hijos o de nuestra pareja
  • La marca de nuestro coche, o de objetos a los que tengamos especial cariño.
  • Nuestra fecha de nacimiento, nuestro aniversario u otras fechas importantes.

Tres errores graves al elegir tu nueva contraseña

2.-Recurrir solo a letras o números

Es uno de los errores más importantes, y de hecho todavía se comete con demasiada frecuencia. Aún hay gente que utiliza la contraseña «123456», o una variante más larga de esta que llega hasta el número «9». Al final, esas son las primeras en caer, porque son las primeras que se utilizan en los ataques de fuerza bruta.

Lo ideal, para crear una contraseña segura, es:

  • Utilizar minúsculas y mayúsculas.
  • Emplear letras, números y caracteres especiales.
  • Combinar varias palabras sin sentido.
  • Que tenga una longitud de al menos 10 caracteres.

3.-Emplear una contraseña demasiado corta

Otro problema importante. Puede que hayamos dado forma a una contraseña que cumpla con algunos de los requisitos que hemos dado, pero que sea demasiado corta, y con esto me refiero a que no tenga más de cuatro caracteres.

Cuanto más corta sea una contraseña, más fácil será romperla. Asegúrate de que esta llega, al menos, a ese mínimo de 10 caracteres, y de que utilizas todos los elementos que te indicamos en el apartado anterior.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído