Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Apple M1 Max Duo y Quadro, ¿los motores del nuevo Mac Pro?

Publicado el
Apple M1 Max Duo y Quadro

Los SoCs Apple M1 Max Duo y Max Quadro han aparecido en el horizonte para motorizar las máquinas más potentes de la firma de Cupertino, las estaciones de trabajo Mac Pro.

Apple sigue progresando adecuadamente en la transición desde los x86 de Intel a los diseños ARM, con chips propios que han demostrado su capacidad favorecidos por un ecosistema cerrado que le permiten una integración total con el sistema operativo y, justo es reconocerlo, por el buen hacer de una compañía con gran experiencia en arquitecturas RISC.

Los de Cupertino anunciaron que completarían la transición en tres años, renovando todo su catálogo con ARM. El MacBook Air, el MacBook Pro de 13 pulgadas, el Mac mini y el iMac de 24 pulgadas ya usan silicio M1, y Apple anunció recientemente los nuevos SoCs mejorados para los MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas. Solo quedarían fuera los AIO iMac de mayor tamaño y el Mac Pro que todavía usan Intel. Seguramente esto cambiará el próximo año.

Apple M1 Max Duo

Apple M1 Max Duo y Quadro

El Mac Pro es la workstation de Apple y cómo tal, hay expectación por conocer cómo Apple puede reemplazar los procesadores Xeon de Intel y sobre todo las gráficas dedicadas profesionales de NVIDIA, manteniendo su alto rendimiento. Está claro que es mucho más sencillo realizar un cambio de hardware en un ultraportátil como el Air que una máquina de trabajo tan potente como esta.

El conocido filtrador de Apple, Mark Gruman, dice que Apple planea alimentar el Mac Pro usando diseños de múltiples matrices de sus últimos desarrollos. En lugar de volver al tablero de dibujo y diseñar chips con especificaciones más altas, ¿por qué no simplemente unir dos o cuatro de los SoC existentes?

Esa parece ser la idea y como indican sus mismos nombres, los Apple M1 Max tendrían dos SoCs y se usarían en las configuraciones básicas del nuevo Mac Pro, mientras que el «Quadro» usaría cuatro Max para la gama alta de los Mac Pro, montando 40 núcleos de CPU y 128 núcleos gráficos.

Héctor Martin, que está en proceso de migrar Linux a los M1 Pro / Max, respalda indirectamente las afirmaciones de Gruman por las pruebas que descubrió en el código de macOS. «Los controladores de macOS tienen muchas referencias a las múltiples matrices, y el controlador IRQ en el M1 Pro / Max está claramente diseñado con una segunda mitad (actualmente sin usar) para una segunda matriz«, tuiteó Martin. Técnicamente, es un segundo conjunto de registros config/mask/software-gen/hw-state con entradas actualmente inactivas, pero que se pueden habilitar.

Si la capacidad de CPU parece suficiente para mantener el rendimiento de los Intel Xeon (ARM se usa en servidores y supercomputadoras como la japonesa Fugaku, la más potente del planeta), más dudas nos surgen de la capacidad para cubrir el apartado gráfico y las certificaciones de aplicaciones profesionales CAD/CAM/arquitectura/ingeniería… que requieren este tipo de máquinas. Veremos. 

También se espera que el nuevo iMac de 27 pulgadas use este tipo de diseños de múltiples matrices, ya que emplear un SoC simple degradaría su rendimiento frente al modelo actual con hardware de Intel.

Y siempre existe la posibilidad de nuevos chips. Se especula que el SoC M2 con 40 núcleos está en desarrollo para llegada en 2023, aunque quizá superase el horizonte temporal fijado para completar la transición y de ahí que los rumores apunten a chips agrupados y no a troqueles completamente nuevos.

Se espera que Apple revele los nuevos AIO ‘todo en uno’ iMacs en marzo de 2022. Se desconoce el calendario de lanzamiento para el Mac Pro y será el indicador definitivo para comprobar el éxito de la transición a ARM y los daños colaterales que para Intel (y en general para la arquitectura x86) tendrá este programa si el resto de fabricantes sigue su ejemplo. Claro qué, de momento solo Apple y con una plataforma súper controlada, parece capaz de sacar todo el potencial de ARM en PCs.

Lo más leído