Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Así funciona el nuevo DoNotSpy11 para mejorar la privacidad de Windows 11

Publicado

el

DoNotSpy11

DoNotSpy11 es la nueva versión de una herramienta que se hizo tremendamente popular cuando se lanzó para Windows 10. Y es que la privacidad fue y sigue siendo un apartado con el que tiene que lidiar cualquier usuario que use los últimos sistemas operativos de Microsoft.

La privacidad en Windows 10 fue un aspecto controvertido desde el lanzamiento. Las primeras versiones fueron terribles y la configuración inicial dejaba al usuario «vendido» ante la recopilación masiva de datos y la falta de transparencia y control. Después de las críticas generalizadas de clientes, medios e instituciones, y solicitudes de investigación por los reguladores de datos de varias regiones, Microsoft anunció novedades, prometiendo reducir la recopilación de datos y mejorar la transparencia con un visor de datos de diagnóstico independiente del panel de privacidad, cuya interfaz también fue mejorada para que el usuario obtuviera mayor control.

La situación ha ido mejorando en las sucesivas versiones de Windows 10 y también en Windows 11, aunque el sistema sigue registrando una telemetría que Microsoft sitúa exclusivamente para cuestiones «funcionales y de seguridad» y que no se puede desactivar, y además exige del usuario una gestión que implica revisar innumerables pantallas para conseguir el control.

Ya vimos en el pasado aplicaciones como Privatezilla que ayudaban al usuario en esta tarea y ahora te dejamos otra que acaba de aparecer esta semana, sobre la base de la que ya conocíamos, pero actualizada. Sigue sirviendo también para Windows 10.

DoNotSpy11, ahora para Windows 11

Su uso es tan simple como descargar la aplicación desde su página web, instalar y usar, aunque, cuidado, que no te engañe su bajo tamaño y aparente sencillez: es muy potente y hay que saber lo que se está haciendo. Como todo software que modifica elementos internos de Windows, recomendamos utilizar los puntos de restauración. La misma aplicación admite la creación manual de puntos de restauración desde el menú Acciones.

DoNotSpy11

A partir de ahí, todos los ajustes disponibles se enumeran en la interfaz principal. Y no son pocos. Son más de 140 funciones relacionadas con privacidad las que se pueden gestionar. Los ajustes se clasifican en categorías, desde los elementos del sistema a las aplicaciones, pasando por el navegador Edge, las búsquedas, el antivirus Defender y hasta Windows Update.

DoNotSpy11 tiene una búsqueda que ayuda a filtrar lo que se está buscando. Hay bastantes ajustes habilitados por defecto. Cada uno de ellos tiene asignado un color que proporciona información de seguridad. Los ajustes azules son seguros de usar, mientras que los rojos no se recomiendan para la mayoría de los usuarios. Los naranjas tienen textos adicionales con información y los de color gris destacan los cambios desde la última vez que se inició la aplicación.

En todos los casos, cuando seleccionas un ajuste concreto, el software proporciona una descripción con información adicional sobre la funcionalidad de la característica que controla.

Colocamos a este DoNotSpy11 en nuestra sección de «Básicos» no por su falta de potencia sino por su simplicidad de uso, insistiendo en la necesidad de crear puntos de restauración para poder devolver el sistema a un estado anterior si nos equivocamos en algo y deshabilitamos más funciones de las esperadas. Similar en funciones y objetivos al Privatezilla, nos permite un mayor control de la privacidad en Windows 11.

MC Basics

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído