Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Muchas direcciones IPv4 podrían ser liberadas próximamente

Publicado

el

Muchas direcciones IPv4 podrían ser liberadas próximamente

Llevamos años, décadas en realidad, escuchando que las direcciones IPv4 se agotan. Creo recordar que la primera vez que leí sobre ello fue muy, muy a finales de los 90 o, como tarde, entre 2000 y 2001. Y es cierto que, más de 20 años después, en algunas regiones del mundo dicha escasez todavía no se  ha dejado notar de una manera acusada, pero aunque nos suene a algo remoto, en otras sí que se convirtió en un problema real, forzando la adopción de IPv6.

Como recordatorio rápido, las direcciones IP son el identificador único de un dispositivo en una red basada en TPC/IP. En la actualidad, de manera mayoritaria, empleamos IPv4, en el que las direcciones IP se componen con 32 bits divididos en cuatro bloques de un byte cada uno. Es decir, cada una de las posibles permutaciones entre 00000000.00000000.00000000.00000000 y 11111111.11111111.11111111.11111111. Para hacer que sean más legibles, normalmente se expresan en base 10, en vez de en base dos. Así, por ejemplo, la más que usual 192.168.0.1 es, en base 2 (binario) 11000000.10101000.00000000.00000001.

Si hacemos cuentas, veremos que hay un total de 4.294.967.296 direcciones IP, un número que cuando se definió IP parecía más que suficiente. Sin embargo hay dos factores que debemos tener en cuenta para entender la situación actual. El primero es que el volumen de dispositivos conectados hoy en día a Internet era, sencillamente, inimaginable a finales de los 70 y principios de los ochenta. Y el otro punto importante es que, al empezar a emplearse, varios rangos quedaron reservados para usos específicos, de manera que no pueden ser asignados a conexiones.

Muchas direcciones IPv4 podrían ser liberadas próximamente

En esta entrada de Wikipedia puedes consultar todos los rangos reservados de IPv4, que determinan las direcciones IP que no se pueden emplear. Y aunque a día de hoy mantener algunos de dichos rangos tiene todo el sentido del mundo, pues son empleados de manera habitual, como los reservados para redes privadas. Otros, sin embargo, han dejado de tener sentido, y liberar las direcciones IP de los mismos supondría un importante desahogo.

Y en eso está trabajando Seth Schoen, cofundador de Let’s Encrypt, que pretende que se liberen los rangos 240/4, 0/8, 127/8 y 225/8-232/8, reservados desde la implementación inicial del protocolo, y que de sumarse a las direcciones IPv4 disponibles, supondrían alrededor de 419 millones de direcciones adicionales. Esto no es una solución al problema, pero al menos de momento sí que supondría un desahogo y, además, un uso más eficiente de IPv4.

A medio, y sobre todo a largo plazo, la única solución real es la transición de IPv4 a IPv6, y en este caso las direcciones IP se componen de 16 bytes, es decir, 128 bits, 64 para identificar el número de red y los otros 64 para el dispositivo identificado con la misma. Esto da un total de 10 28, es decir, 79.228.162.514.264.337.593.543.950.336 direcciones IPv6, más que suficiente incluso en el más optimista de los escenarios en lo referido al despliegue de IoT.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído