Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nueva demanda a Elon Musk por Twitter

Publicado

el

Nueva demanda a Elon Musk por Twitter

Este otoño apunta a ser bastante gris para Elon Musk, y no solo por los tonos grises y ocres propios de dicha estación, también por el periplo judicial al que se va a tener que enfrentar a consecuencia de su errática actitud en lo referido a la compra de Twitter. Y es que, aunque  en su momento quizá pensó que le resultaría más sencillo, a medida que pasan las semanas desde su marcha atrás en la compra de la red social, van apareciendo nuevas partes que se consideran afectadas por ello y que pretenden recurrir a los tribunales.

El principal enfrentamiento judicial es en el que se verán las caras Twitter y Elon Musk, un proceso en el que de momento Twitter parece llevar ventaja, con un juicio que se celebrará el próximo mes de octubre (Musk pretendía que no tuviera lugar hasta el año que viene) y que tendrá una duración de cinco días, frente a los diez que habían pedido los abogados de Musk. Así, las condiciones definidas previamente por la jueza Kathaleen McCormick se decantan, claramente, por las aspiraciones de Twitter.

Este es, como he indicado anteriormente el principal juicio, el más mediático (al menos de momento), pero parece que no va a ser el único. Y es que, como podemos leer en Engadget, un inversor estaría armando una demanda colectiva para inversores con títulos de Twitter que se hayan visto afectados por la marcha atrás de Elon Musk. Luigi Crispo, el responsable de la demanda, acusa a Musk de incumplimiento de contrato e incumplimiento del deber fiduciario con los accionistas de Twitter.

Nueva demanda a Elon Musk por Twitter

En la demanda plantea que las razones esgrimidas por Musk son bastante débiles, en una estrategia que sin duda coincidirá por la empleada por Twitter en octubre. Y, al igual que la junta directiva de la red social, el inversor y todas las personas que decidan sumarse a esta demanda colectiva reclaman que la operación llegue a término y, por lo tanto, cobrar los 54,20 dólares por acción comprometidos por Elon Musk en la oferta de compra firmada por ambas partes el pasado mes de abril.

Ahora Musk, junto con su equipo jurídico y también presuponemos que una buena cantidad de técnicos, se enfrenta al desafío de ser capaz de probar, en poco más de dos meses, que sus acusaciones sobre el alto volumen de bots de Twitter, muy superior según ha afirmado al reconocido por la red social, son ciertas o, como mínimo, que Twitter no ha colaborado tanto como sería necesario para poder realizar dichas averiguaciones. Y parece complicado, aunque hasta octubre no sabremos si lo ha conseguido o no.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído