Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Firefox mejora la gestión de las extensiones

Publicado

el

Firefox mejora la gestión de las extensiones

¿Qué sería de l0s navegadores web sin las extensiones? Evidentemente seguirían estando entre las aplicaciones más utilizadas, claro, pero estarían limitadas a aquello que sus desarrolladores consideran que deben hacer. La idea, muy inteligente, de permitir y alentar el desarrollo de complementos que suman nuevas funciones y mejoran las ya existentes es, sin duda, uno de los mejores aciertos de la industria del software (y de los juegos, claro) de la historia del software.

Así, gracias a las extensiones podemos ampliar la información de determinadas webs y servicios, modificar la visualización de una web ya sea por razones estéticas o de accesibilidad, proteger nuestra privacidad… la lista es interminable. Y esto, que en general es muy positivo, provoca sin embargo una sensación un tanto similar a la que experimentamos cuando nos enfrentamos a un bufé libre en el que cada plato que observamos tiene mejor aspecto que el anterior.

Esta circunstancia, en lo referido a los navegadores, me trae ciertos recuerdos de la primera década de este siglo, cuando se popularizaron las barras de herramientas para los navegadores, principal pero no exclusivamente para Internet Explorer. Si tú lo viviste también lo recordarás, pues era de lo más común encontrarse instalaciones en las que, al abrir el navegador, veías que este contaba con tres, cuatro o incluso más barras. Para quienes no vivieron aquel ejercicio de barroquismo digital, esta imagen puede resultar reveladora y perturbadora a partes iguales:

Sin entrar a valorar el impacto en el rendimiento y los riesgos de seguridad, quedándonos exclusivamente (aunque cueste) con el impacto estético y la enorme merma en la usabilidad que ocasionaban estas barras, solo con eso, ya tenemos razones más que suficientes como para repudiar el exceso de elementos «externos» en las interfaces de los navegadores. Y es que, aunque en alguno casos no lo parezca, por norma general el diseño de sus interfaces suele atender a cuestiones de usabilidad y eficiencia.

Con las extensiones, como comentaba antes, se corre el riesgo de caer en un problema similar, dado que éstas se van acumulando en el lateral derecho de la barra de direcciones de los navegadores, pudiendo llegar a reducir muy sustancialmente el espacio de la misma que le da nombre, es decir, el que empleamos para escribir y para revisar las URL de las páginas que visitamos.

Para evitar este problema, varios de los navegadores basados en Chromium permiten al usuario configurar qué extensiones se muestran en la barra de direcciones y cuáles no. Por su parte, Firefox las va añadiendo y, cuando ya no caben más, crea un menú de desbordamiento (a no ser que las anclemos a la barra de direcciones mediante su menú contextual), algo similar a lo que ocurre con la barra de herramientas de favoritos/marcadores en la mayoría de los navegadores.

Ya ahora parece, como podemos leer, que los desarrolladores de Firefox están trabajando para mejorar la gestión de las extensiones en el navegador, añadiendo un botón que permita acceder a las principales funciones de administración de estos complementos, en vez de hacer que debamos utilizar el menú contextual propio de cada extensión. De este modo, el navegador adoptará un modelo semejante al que ya ofrecen los basados en Chromium.

Aunque todavía está en desarrollo, este nuevo botón ya se puede encontrar en Firefox 105 Nightly, por lo que aquellos usuarios que cuenten con esta versión, ya tienen la posibilidad de probarlo.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído