Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Peugeot 308 Hybrid 2022, deberes

Publicado

el

Make you look like a fool boy Glory Days (Bruce Springsteen, 1984)

«Son unos inmorales, engendros de la naturaleza, nómadas y vividores.» Este es mi padre esta mañana mientras mi hermana y yo comemos nuestros cereales sin levantar la mirada. Está hablando del circo con mi madre. Porque en este pequeño pueblo de Oklahoma la primavera trae mi alergia pero también al pequeño circo que se instala en las afueras. Llegó ayer por la noche y yo estoy deseando ir a verlo. Y tras escuchar a mi padre aún más. Así que esta noche me he escabullido de mi cuarto. He subido al Buick naranja de mi padre. He quitado el freno de mano para bajar hasta la calle sin hacer ruido. A mis catorce años llego a los pedales con dificultad pero me las apaño sin problemas, tengo las piernas largas y huesudas. Llego a los terrenos del viejo Shurna y enseguida veo la carpa desde lejos. Atravieso por el campo de trigo y me encuentro con las jaulas de los animales dormidos. La luz de la luna casi llena baña sus jaulas convirtiéndoles en seres espectrales. Paso junto a un león viejo con el morro lleno de cicatrices que ronca pesadamente. Entonces oigo las voces. Me acerco a un carromato que tiene pintada la imágen de unos trapecistas: los fabulosos hermanos Darrel. Con la escasa luz puedo a ver a dos hombres y una mujer en el aire. A su alrededor redes y trapecios pero ellos flotan en el cielo con lo brazos abiertos, con unos trajes resplandecientes. Y sonríen como si nada en la Tierra les pudiera alcanzar.

Están discutiendo a gritos. Oigo la voz de una mujer y de dos hombres. Ella está llorando. Dice que tiene el cuerpo destrozado. Que la muñeca nunca llegó a curarse. Que tiene que dejar el circo o el circo la matará. Uno de los hombres intenta consolarla mientras el otro se enfrenta a ella. La llama débil, dice que no tiene nada más. Que dónde va a ir si no sigue en el circo. Que no es nada sin ellos. Me recuerda a mi padre cuando vuelve borracho y discute con mi madre en el salón. Les oigo aunque mi madre suba el volumen del televisor. Deseo que no peguen a la mujer. El tono sube y ahora se enfrentan los dos hombres. Que la deje en paz, dice el otro, que lo que necesita ella son unas vacaciones. Vacaciones, repite con tono de burla el primero, esto es el circo, le grita, aquí no hay vacaciones. Sin circo no hay dinero y sin dinero hay miseria. Les pregunta si quieren acabar como sus padres. Entonces escucho el portazo y me acurruco en mi escondrijo tras las balas de heno junto a la jaula de los elefantes. Veo una sombra que enciende un cigarrillo. Creo que es el hombre que gritaba. Murmura algo que no entiendo y se sienta en las escaleras del carromato. Entonces algo me impulsa a salir a la luz de la luna. El hombre se incorpora. Le veo la cara. Es mayor de lo que me esperaba. Mucho más que en la imagen del carromato. «¿Qué quieres chaval?» Me pregunta. Entonces digo algo que ni yo mismo me explico: «Señor. Quiero ser trapecista».

Cuando los automóviles se asentaron  en la vida de las personas llegó el diseño, no solamente como ejercicio para impactar o para vender sino como instrumento para hacer de los coches una herramienta de transporte más racional y práctica. Pero desde luego la belleza y el atrevimiento de las líneas de un automóvil, ya sea su carrocería o su interior, es un ingrediente que no puede faltar dentro de un modelo de éxito. No se puede dudar que Peugeot lleva desde sus inicios aportando su visión en el mundo del diseño de los automóviles y sorprendiendo a la vez que ha aportado una huella de personalidad muy especial. Y lo sigue haciendo con sus nuevos modelos como este nuevo 308 que hemos tenido la ocasión de probar.

Modelo analizado Peugeot 308
Motor y acabado GT Hybrid 225 e-EAT8
Potencia 224 CV
Velocidad máxima 235 Kmh
Aceleración o-100 7,5 s
Largo/ancho/alto 4367/1852/1441 mm
Potencia máxima RPM 179 CV (motor gasolina) 110 CV (motor eléctrico)
Par máximo Nm/RPM 320 Nm
Caja de cambios automático 8 velocidades
Web https://www.peugeot.es/
Precio 41.480  euros

Prescindiendo de las líneas siempre a la vanguardia de lo que ofrecen los fabricantes, este nuevo 308 también ofrece una amplia gama de motorizaciones dentro de las que se han incluido dos versiones del sistema híbrido enchufable que ofrece el grupo Stellantis: la de 180 y la de 225 caballos. Una de las ofertas más completas que podemos encontrar en el mercado y que subrayan la apuesta que el grupo está haciendo por esta modalidad de movilidad eléctrica en todas las marcas que abarca este grupo. Es una opción interesante para el que no quiere depender de la planificación y dela infraestructura aún inmadura de cargadores y aún así disfrutar de las ventajas de la movilidad eléctrica.

Cabeza de león

El aspecto del nuevo 308, como ya apuntábamos, vuelve a ser un excelente ejercicio de diseño de los ingenieros franceses con unas líneas que destilan modernidad y casi futurismo. En la parte frontal unos faros estrechos rasgan la carrocería y hacen ángulo con el resto de los elementos ópticos descendiendo por los laterales hasta el paragolpes flanqueando la toma de aire inferior. La rejilla central en forma de trapecio invertido luce como siempre en el centro el logotipo infonfundible de la marca con la inevitable cabeza del león.

El parachoques se descompone en la parte inferior desplazado por una amplia toma de aire en color negro con elementos que se extienden por los laterales en unas hendiduras protegidas en un estilo similar en las que encontramos las luces de posición. El frontal resultante, con la gran y prominente rejilla central y un capó largo con un considerable relieve central, no puede ser más dinámico para un conjunto que sigue teniendo esa mirada felina que reconocemos en los modelos de la marca y que se podía atisbar desde el clásico 204 pero que lucía en todo su esplendor en el histórico 504.

El perfil de este nuevo 308 habla de aerodinámica y deportividad, con una carrocería cercana al suelo y unas vistosas llantas de 18 pulgadas. El Peugeot luce músculo en los laterales con relieve en las puertas rematadas por la continuación del spoiler anterior que llega hasta la mitad de la puerta trasera. En nuestra versión los cristales tintados para la parte trasera y un spoiler discreto que prosigue la línea del techo para extenderla hasta el portón del maletero. También encontramos el logotipo de la marca en forma de escudo en el lateral cerca del morro del coche.

Spoiler trasero

En la parte trasera el mencionado spoiler protege el cristal del maletero que se encuentra flanqueado por dos molduras de plástico negro y que integra en el centro el limpiaparabrisas. La línea de los grupos ópticos de forma afilada y de tres elementos se une en el centro con otra pieza de plástico de color negro. En la parte inferior, como ocurre en la parte delantera, el prominente parachoques se descompone con una gran hendidura protegida por plástico negro y las dos piezas de cataióptricos en dos colores. Más abajo se encuentran los os tubos de escape.

Como suele ocurrir con las distintas generaciones de turismos de Peugeot, el diseño no pasa desapercibido y proporciona una personalidad única al coche huyendo de imitaciones y guiños a otros fabricantes. Hay muchos elementos de la carrocería con relieves y hendiduras para dar complejidad visual y entendemos que eficiencia aerodinámica al coche. Desde luego marca las distancias desde el punto de vista estético con el modelo anterior apuntando a dónde está evolucionando el diseño de los modelos de la marca.

En el interior esta innovación estética se junta con la tecnológica con apuestas muy interesantes. Lo primero que hay que apuntar es que para este modelo Peugeot conserva la disposición del volante bajo y con un tamaño más pequeño para permitir ver la instrumentación por encima del mismo. Como ya hemos apuntado para otros modelos de la marca que hace tiempo adoptaron esta solución, simplemente es cuestión de adaptación. Es cierto que para ciertas estaturas puede llegar a ser algo más difícil la regulación para tener una buena visibilidad, pero en el fondo es algo que sucede también con la disposición «tradicional» y muchas veces el problema puede ser peor.

Interior futurista

En general el interior del 308 tiene unos acabados y materiales excelentes, con un tacto muy bueno de los plásticos. Todas las piezas están ensambladas a la perfección y los elementos que disponen de apertura o movimiento lo hacen de forma perfecta con sensación de robustez. Todo esto en un contexto de diseño moderno que casi podríamos considerar futurista por algunos detalles muy destacables. Quizás el más vistoso es la fila de botones que se encuentran debajo de la pantalla de control de los sistemas de información y entretenimiento.

Esos botones son en realidad una pantalla táctil que muestra distintas funciones para cada uno de ellos dependiendo del contexto. Es decir, si por ejemplo conectamos un teléfono con Android Auto podremos ver en el botón de la derecha el logotipo de este sistema y podremos acceder a sus funciones directamente pulsando sobre él. Estos «botones virtuales» son bien visibles, ya que los iconos se muestran en azul claro y el texto descriptivo en blanco sobre fondo negro, pero además el tacto es muy bueno, mejor que la media de pantallas táctiles u otros botones virtuales que hemos probado en otros modelos.

Debajo de los mencionados botones táctiles hay una fila de botones «tradicionales» que accionan las luces de emergencia, el sistema para desempañar los cristales y otros. El resultado es que tenemos acceso a muchas funciones del coche de forma cómoda e inmediata sin necesidad de acceder a menús de la pantalla táctil por lo que hacerlo, entre otras cosas, será además más seguro. Es una buena demostración de que la tecnología puede simplificar sin llegar al exceso de concentrar demasiadas funciones en una pantalla táctil y haciendo la vida más fácil a los usuarios del coche.

Indicadores sobre el volante

Los indicadores tras el volante (o mejor, encima del volante) consisten en otra pantalla, de 10 poulgadas, en la que se muestran los datos de velocidad, estado del sistema híbrido, estado del depósito de combustible y batería además de otros datos como las señales de tráfico. Los gráficos son legibles y muy estilizados y podemos escoger distintas configuraciones de visualización que se escogen mediante un botón que nos permitirá ir visualizando las distintas variantes.

El puesto de conducción es cómodo, aunque como hemos comentado requiere tener en cuenta la posición del volante y la pantalla de indicadores para conseguir tener buena visibilidad de los mismos. El túnel central encontramos el reposabrazos, que dispone de espacio de almacenamiento, y dos huecos más, uno de ellos protegido por una tapa desplazable. En nuestro modelo que era automático también se encuentra el selector de marchas así como el interruptor del freno de mano. Debajo del salpicadero se ha dispuesto un espacio para el teléfono móvil con superficie de carga inalámbrica.

Esta gran pieza central, al estilo de coches de tamaño más grande, tiene un diseño muy cuidado, como el resto del coche, pero hace que los ocupantes de las plazas delanteras tengan un poco menos de espacio para separar las piernas y colocarlas para apoyarlas de forma más relajada. Los asientos nos han parecido cómodos y envolventes y el tacto de los tejidos muy bueno. Además en la unidad probada tenían ajuste eléctrico con dos posiciones memorizables que pueden activarse al sentarnos accionano un botón lateral.

Asientos de atrás

En la parte de atrás los asientos también tienen un acolchado y tacto adecuados y son muy cómodos. El espacio no es de los más amplios de la categoría, sobre todo en lo que respecta a la distancia con los asientos de la fila delantera, lo que deja algo menos de sitio para los pies. En lo que respecta a la altura del techo y la anchura sí que podemos considerar que el Peugeot 308 tiene un espacio suficente, en la media de la categoría. Los ocupantes de los asientos traseros tienen a disposición salida de aire y conectores de carga para dispositivos móviles.

En lo que respecta al maletero el Peugeot 308 dispone de un espacio equivalente a 361 litros de capacidad, 51 menos que las variantes que solamente equipan motor de explosión por la presencia de la batería bajo el maletero, algo habitual en modelos híbridos enchufables que comparten plataforma con las otras versiones. El interior del maletero está tapizado y dispone de un acceso al habitáculo por medio del reposabrazos de las plazas traseras. Dispone de un bolsillo realizado con una red para disponer objetos pequeños sin que vayan rodando por el maletero.

En lo que respecta a la conducción lo primero es tener en cuenta las características del sistema de propulsión. En nuestro caso se trata de un híbrido enchufable que suma 224 caballos, con un motor de explosión de gasolina de 179 caballos y cuatro cilindros y otro eléctrico de 110 caballos. Dispone de una batería de 12,4 kWh que le permite tener una autonomía eléctrica de 60 kilómetros según la homologación WLTP. La caja de cambios automática es de ocho velocidades y utiliza la tecnología de convertidor de par.

Adaptación

El Peugeot 208 es un coche en el que hay que tomarse su tiempo para conducir a gusto, sobre todo por la mencionada peculiaridad del puesto de conducción, pero cuando se encuentra ese punto la verdad es que la conducción es todo un placer. El coche es silencioso y tiene una potencia progresiva, bien controlada por la caja de cambios, comportamiento que conjunta perfectamente con las suspensiones que hacen un trabajo sobresaliente en toda circunstancia y que nunca imponen una personalidad, ni más deportiva ni más blanda. Se adaptan a lo que la carretera exige en cada caso.

De esta forma pueden absorber las irregularidades de una carretera con el suelo irregular y a continuación endurecerse cuando encadenemos curvas trazadas a buena velocidad. Es uno de los aspectos que más nos han gustado del coche. En ciudad y en modo eléctrico la potencia es más que suficiente y la suavidad vuelve a ser protagonista. La autonomía de 60 kilómetros es algo optimista, pero con cuidado podemos superar los 40 kilómetros de autonomía sin problemas.

Cuando elegimos el funcionamiento híbrido del sistema de propulsión y la modalidad Sport el coche se transforma y aunque le falta algo de carácter cuando se le exige con el acelerador, regala sensaciones muy agradables, sobre todo por el ya consebido excelente comportamiento de las suspensiones. Es noble en todo momento y responde a las correcciones de trayectoria con mucha nobleza. Al mismo tiempo es un coche excelente para recorrer muchos kilómetros en autopista con el máximo confort.

Conclusiones

El Peugeot 308 es un coche que convence por su estética y que aporta soluciones tecnológicas y de diseño que le dan una personalidad única. Es necesario comprobar si la disposición del puesto de conducción es para nosotros, por la colocación del panel de instrumentos, antes de decidirnos por él, pero si es así es un coche que hace mucho para que nos sintamos a gusto tanto en lo que respecta a la vida de abordo como la propia conducción, que siempre resulta agradable y de respuesta predecible e inmediata.

La versatilidad del sistema híbrido enchufable y los 224 caballos que proporciona el mismo aportan ingredientes muy interesantes que se adaptan a la perfección a la personalidad de este 308, capaz de correr pero también de rodar con máximo confort tanto en ciudad como en autopista. Nos ha parecido que el fabricante francés ha acertado con esta renovación estética y tecnológica que pone al 308 entre las berlinas más recomendables del momento. Una mayor habitabilidad para las plazas traseras es quizás de las pocas cosas que se pueden pedir para la siguiente generación.

Valoración final
8.4 NOTA
NOS GUSTA
Buen confort
Buen desempeño en cualquier situación de conducción
Motorización potente
A MEJORAR
Poco espacio atrás
RESUMEN
El Peugeot 308 es un ejercicio de diseño y actualización tecnológica que supone una interesante evolución del 308 anterior. Un coche confortable y que se conduce de forma excelente en cualquier situación.
Prestaciones8.5
Diseño9
Consumo8
Confort8.5
Sistema de infoentretenimiento8

Lo más leído