Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google disuelve el equipo responsable de Pixelbook

Publicado

el

Pixelbook

Como parte de una política de recortes, Google ha tomado la decisión de cancelar el próximo portátil Pixelbook y de disolver el equipo responsable de su diseño y construcción. Los miembros de dicha parte de la empresa han sido transferidos a otros lugares dentro de la misma organización, así que entendemos que no han sido despedidos.

Para los que anden perdidos, Pixelbook es o fue la línea de Chromebooks impulsada por Google. Presentada en 2013 como Chromebook Pixel, en un principio se centró en la gama alta, pero con el paso de los años aparecieron modelos con configuraciones a precios más asequibles.

Los portátiles Pixelbook vinieron a jugar un papel similar al de los smartphones Pixel con Android, los cuales son una forma de indicar al resto de fabricantes cómo se tienen que hacer las cosas. Sin embargo, Rick Osterloh, jefe de hardware en Google, reconoció en 2017, tras el lanzamiento del primer Pixelbook, que “lo bueno de la categoría es que ha madurado”, cosa que fue interpretada por algunos como que ChromeOS ya no necesitaba de un papel tan activo por parte de la corporación.

Por otro lado, Sundar Pichai, CEO de Alphabet (antes Google matriz), ha estado diciendo durante los últimos meses que desde la compañía están reduciendo el ritmo de contratación y que pondrán fin a algunos proyectos, así que la disolución del equipo responsable de Pixelbook no debería de sorprender tanto, más si tenemos en cuenta que el propio Pichai expuso en el memorándum del pasado mes de julio que el propósito de la política que ha impulsado es la siguiente: “En algunos casos, eso significa consolidar donde las inversiones se superponen y agilizar los procesos. En otros casos, eso significa pausar el desarrollo y redistribuir recursos a áreas de mayor prioridad”.

Sobre las razones del fin de los Pixelbook, el centrarse en la gama alta convirtió a esos equipos en productos muy nicho y con precios tendentes a ser altos. A eso se suma el hecho de que ChromeOS, al menos de momento, no es percibido como un sistema de producción como lo puedan ser Windows, macOS e incluso las distribuciones Linux “tradicionales”, así que al final, probablemente, sus ventas hayan sido bajas.

Pixel Slate

Y no se puede decir que Google no haya intentado darle valor a sus Chromebooks si vemos que llegó a comercializar modelos convertibles y un lápiz digital, el Pixelbook Pen, pero si el gigante del buscador a tomado la decisión de disolver el equipo responsable, uno llega a pensar que los resultados a nivel de ventas no han sido satisfactorios, cosa que no se puede saber a ciencia cierta debido a la falta de números públicos al respecto.

No podemos dejar en el tintero al Pixel Slate, un detachable con ChromeOS que fue comercializado en 2018 con el fin de rivalizar con el iPad de Apple y los dispositivos Surface de Microsoft. Por entonces Google ya mostraba signos de no saber muy bien hacia dónde dirigir sus ordenadores personales al intentar adherirlos a cualquier tendencia que oliera a ser la próxima gran moda en la informática de consumo.

Lo bueno para los Chromebooks comenzó posiblemente en 2019, cuando compañías mainstream como Acer, ASUS, Dell, Lenovo y HP empezaron a apostar muy en serio por ChromeOS. Esto se tradujo en que los Chromebooks lideraron la resurrección del PC en el primer trimestre de 2021 al incrementar sus ventas en un 275%. Este gran aumento de las ventas ha despertado el interés de Valve por llevar Steam a ChromeOS mediante una adaptación del cliente disponible para Linux.

En resumidas cuentas, todo parece indicar que Google ha descontinuado, al menos por ahora, los portátiles Pixelbook y otras líneas propias con ChromeOS. El futuro no está escrito, pero viendo que el sistema ha empezado a despegar a través de los OEM, lo lógico es pensar que el gigante del buscador seguirá apostando por ellos para ampliar la base de usuarios de su sistema operativo dirigido al escritorio.

Lo más leído