Google también se equivoca

Google también se equivoca

La mañana del sábado demostró que también los grandes se equivocan. Las búsquedas realizadas en Google daban resultados que, si se hacía clic sobre ellos, se mostraba una página de advertencia de que la página podría dañar al equipo. El fallo, que se ha ido resolviendo gradualmente, ha sido reconocido más tarde por sus responsables que lo han achacado a un error humano en el blog oficial del buscador.

 

Los problemas y errores en los servicios de Internet son habituales, pero cuando éstos se producen en el buscador más utilizado del mundo son mucho más sonados. En la mañana del sábado cualquier búsqueda en Google devolvía un listado de resultados con la advertencia que eran páginas web que podían dañar a nuestro equipo. Se trata de una función del buscador que coteja una lista de páginas web potencialmente peligrosas y ofrece información de seguridad sobre los resultados de búsquedas que coincidan con alguna de las páginas del listado.

Google en un primer momento achacó el problema a los listados de Stopbadware.org, pero enseguida rectificaron, pues la base de datos es propia de Google. Al final los responsables del buscador detectaron el problema y lo publicaron en su blog oficial: había sido un error humano. Al actualizar la lista de páginas con contenido peligroso, un operador del sistema agregó la dirección “/” como peligrosa, marcando así todas las direcciones web como peligrosas. Resulta que el mantenimiento de estos listados se realiza por parte de personas para discriminar los avisos reales de los falsos.

 

A veces sorprende descubrir, sobre todo en un mundo digital como el de Internet, que aún hay muchas cosas en la red que dependen de un operador que puede, naturalmente, equivocarse. Y sorprende aún más en un servicio como el del buscador Google, que maneja una base de datos de un tamaño tan imponente.

 

  • Share This