WD TV Live Hub

WD TV Live Hub
7 de enero, 2011

Rizando el rizo. Esta manida frase hecha puede servir para resumir en tres palabras la oferta del nuevo reproductor multimedia del fabricante norteamericano Western Digital. El WD TV Live Hub combina lo mejor de productos anteriores de la serie con un disco duro interno integrado de serie, una interfaz totalmente renovada, completas opciones de conectividad y acceso servicios web. ¿Estamos ante el reproductor definitivo? Te animamos a descubrirlo en nuestro análisis.

A estas alturas no cabe duda que la aventura que supuso el primer WD TV ha resultado todo un éxito para Western Digital. La firma norteamericana ha pasado de ser un reputado fabricante de soluciones de almacenamiento a una referencia en un nicho de mercado que no para de crecer: el ocio digital. Con un importante parque de televisores de alta definición instalados y ante la alarmante falta de contenidos a precio razonable los usuarios demandaban un dispositivo con el que poder reproducir sus archivos multimedia en el televisor de forma sencilla y eficaz. En este sentido el WD TV dio en el clavo gracias a su potente hardware (el chip Sigma 8635 fue una de las claves de su éxito), una interfaz amigable y soporte continuo por parte del fabricante en forma de actualizaciones del firmware y la nutrida comunidad de usuarios creada alrededor del dispositivo.

Ser los primeros (o al menos ser los primeros en llegar al gran público) no fue suficiente para Western Digital que en el transcurso de dos años ha lanzado varias mejoras del concepto original, añadiendo nuevas prestaciones, soporte de red y conectividad inalámbrica integrada, entre otras mejoras. El producto que analizamos ofrece todo esto y más, gracias a una interfaz totalmente rediseñada, el disco duro de serie y el acuerdo con proveedores de servicios y contenidos vía Internet. Así es el nuevo WD TV Live Hub.

 

En cuanto sacamos el dispositivo de la caja nos sorprendió su diseño, que se desmarca claramente de propuestas anteriores del fabricante y apuesta por una estética futurista. Más allá de los cambios necesarios para albergar el disco duro de 2,5 pulgadas, WD ha aprovechado para reforzar el panel trasero y ha instalado más rejillas de ventilación para facilitar la refrigeración pasiva del dispositivo.

 

En la parte frontal solo veremos el logo de WD que se retroilumina cuando está leyendo datos del disco, junto al símbolo de encendido y un puerto USB discretamente situado a la derecha. Como novedad, por fin podemos desactivar esta luz desde el menú si nos gusta disfrutar de nuestros contenidos sin molestas distracciones.

 

En la parte trasera encontramos la toma de alimentación, un puerto HDMI 1.4, otro puerto USB (perfecto para conectar un disco duro externo adicional), salida óptica digital, toma Ethernet y las salidas de audio y video analógicas. Excelente dotación.

 

Un vistazo al completo mando a distancia incluido revela que estamos ante el reproductor multimedia más completo de WD. Además de los clásicos botones para controlar la reproducción cuenta con accesos directos para subtítulos, audio, página anterior y siguiente y menú de configuración junto a cuatro teclas personalizables. Para mejorar la experiencia usando los servicios avanzados WD ha integrado un teclado numérico en la parte inferior que, aunque resulta más incómodo que un QWERTY completo, siempre es mejor opción que navegar letra a letra por el teclado virtual. En cualquier caso el mando está muy bien construido, tiene un tacto agradable y ofrece una calidad muy superior al de otros productos similares que han pasado por nuestro banco de pruebas.

 

 

La instalación del dispositivo se reduce a conectar el cable de alimentación y el HDMI (recomendamos configurar el audio multicanal a posteriori). Lo primero que llama la atención es la nueva interfaz de usuario (Mochi, un desarrollo basado en un XML), mucho más cuidada que la anterior y repleta de florituras en forma de reflejos, animaciones y iconos preciosistas que mejoran la experiencia de usuario. Lo mejor es que la fluidez no se ha resentido y navegar entre las diferentes opciones es una gozada. Sobresaliente de nuevo en este punto.

 

 

Ficha técnica

El menú principal está organizado sobre una barra deslizante inferior que proporciona acceso directo a todas las funciones del dispositivo. Una barra en la parte superior aparece cuando es necesario para controlar la reproducción y las ventanas de los menús y bibliotecas aparecen rápidamente con una cuidada animación. Todo el sistema es muy intuitivo (está completamente traducido al castellano) y es fácil ganar agilidad a los pocos minutos de uso.

El WD TV Live Hub sigue cumpliendo con excelentes resultados a la hora de reproducir contenidos. Quisimos llevar al límite el hardware con una muestra del documental “Home” en alta definición (41 Mbps de bitrate) y el dispositivo de Western Digital respondió con total solvencia en todo momento. El reproductor de imágenes y música sigue funcionando a la perfección y su manejo resulta más intuitivo que nunca gracias a la nueva interfaz. El potente Sigma Designs SMP 8654AD que se encarga de la decodificación del vídeo es uno de los principales responsables de este rendimiento, en la línea de anteriores productos de la serie (exceptuando al WD Elements Play, que lleva hardware inferior).

En la versión europea del producto los servicios web disponibles han sido reducidos a Facebook, Youtube, AccuWheather, Live 265 y Flickr. Una lástima teniendo en cuenta que los usuarios norteamericanos tienen acceso completo a Netflix, BlockBuster o Pandora entre otros, que añaden versatilidad y posibilidades al producto. El funcionamiento está basado en widgets personalizables especialmente diseñados para utilizarlos con el mando a distancia incluido. Como suele ocurrir, puede servir para uso ocasional pero a la larga resulta muy incómodo teclear más de dos palabras con un teclado numérico.

 

 

La conectividad es uno de los aspectos más destacados de este producto. Podemos conectarlo a nuestra red por Ethernet Gigabit (hasta 1.000 Mbps) o con WiFi (comprando un adaptador compatible por separado) y acceder a contenidos almacenados en otros equipos remotamente. El soporte para los protocolos más comunes sigue estando presente y ahora es posible acceder directamente al disposistivo desde cualquier navegador poniendo su IP, para configurarlo en remoto fácilmente. Una opción que puede resultar interesante para muchos usuarios es la posibilidad de usar el WD Live Hub como servidor multimedia vía DLNA. La configuración es muy sencilla y cada vez son más los dispositivos compatibles con este estándar.

 

Conclusiones

El nuevo WD Live Hub mantiene intacta la filosofía de producto que ha llevado a sus predecesores al exito comercial; a la combinación de un hardware potente con un sistema operativo ligero y que funciona ahora se le suma una interfaz a la altura de los mejores, posibilidad de acceso a servicios web y funciones adicionales tan interesantes como el servidor multimedia y opciones de streaming que no solo están presentes, sino que son fáciles de configurar y están al alcance de cualquier perfil de usuario.

En el lado negativo sólo echamos en falta el soporte para redes WiFi de serie (hay que adquirri un adaptador compatible opcional y ocupar uno de los dos puertos USB). Implementar una plataforma para el desarrollo de aplicaciones sobre el dispositivo también habría sido interesante, sobre todo teniendo en cuenta la amplia comunidad de usuarios que tienen estos dispositivos. Quizás en Western Digital estén esperando a ver cómo va la aventura Google TV antes de lanzarse.

En definitiva, uno de los mejores reproductores multimedia que podemos encontrar en el mercado. Especialmente recomedado para usuarios que buscan un centro digital con el que aprovechar su red local y valoran la posibilidad de acceder a servicios web, el nuevo WD Live Hub nos ha convencido por su calidad, amplio soporte para todo tipo de formatos y extrema facilidad de uso.

El dispositivo se vende por 279 euros (incluye un disco interno de un terbayte de capacidad) y ya está disponible en los distribuidores habituales.

 

  • Share This