IDC entierra Windows Phone: 0,0% en 2021

IDC entierra Windows Phone: 0,0% en 2021
7 de Junio, 2017

La plataforma Windows Phone / Mobile está muerta y enterrada, según las previsiones de IDC.

Si terminales tan espectaculares como el HP Elite x3, las mejoras en la última versión del Windows 10 Mobile Creators Update, las declaraciones de algunos ejecutivos de la firma o los rumores sobre el Surface Phone nos hacían alimentar alguna esperanza de la recuperación de la plataforma móvil de Microsoft y con ello una (muy necesaria) tercera alternativa al duopolio de Android e iOS, las previsiones de la consultora nos la quitan de golpe.

No hay recuperación posible. Para 2017 IDC estima que se venderán 1,1 millones de unidades bajo la plataforma, con una caída interanual del 80% y una cuota del 0,1%. En 2021 la situación será agónica, sólo se venderían 300.000 unidades para una cuota resultante del 0,0%. Increíble para un gigante como Microsoft y para la cuota que tiene en el escritorio informático.

Windows Phone

“Los envíos de Windows Phone seguirán cayendo por la falta de nuevos socios de hardware, soporte para desarrolladores y en general, falta de entusiasmo por la plataforma… Microsoft aún no se ha comprometido con el lanzamiento de ningún terminal “Surface”, ni nuevos proveedores que soporten la plataforma, dejando pocas esperanzas de un regreso a escala completa en los próximos años“, describen desde IDC.

Adiós Windows Phone, que no al negocio en movilidad

Los motivos de este desastre los conoces sobradamente. Microsoft entró tarde y mal en la era de la movilidad. Ballmer soñó convertir a Microsoft en una segunda Apple y apostó por una compra de Nokia que terminó en un fiasco a todos los niveles. La compra de Nokia no aportó ningún beneficio a Microsoft. La mejor época de Nokia ya había pasado, estaba en franco descenso de ventas y con la compra de la división el gigante del software sumó 25.000 empleados a su plantilla.

Microsoft pone fin a la etapa Nokia ¿Hay futuro para Windows Mobile?

Una gran carga imposible de mantener cuando Nokia seguía perdiendo cuota de mercado. Apple arrasaba con los iPhones y la explosión de ventas de Android y la supremacía de Samsung estaba en ciernes. Lo peor fue el cabreo de sus socios de hardware ante la competencia que suponía y el consiguiente abandono de la plataforma. Aunque sea otro segmento de mercado, lo hemos visto en la cuota de mercado de Linux en el escritorio: sin socios OEM no hay nada que hacer para levantar/impulsar una plataforma.

Hace tiempo que Microsoft lo amortizó y desde el pasado trimestre Windows Phone está oficialmente “muerto” para Microsoft, según vimos del último informe 10Q SEC filling presentado ante la Comisión de Bolsas y Valores estadounidense. El documento SEC enviado al regulador (obligado después de un informe trimestral de resultados financieros), tenía un cambio tan sutil como relevante: Windows Phone simplemente desapareció de cualquier análisis e inversión futura.

A pesar de todo lo anterior Microsoft no ha abandonado el negocio de la movilidad. Al revés, lo está impulsando de otra manera. Sigue haciendo caja con cada dispositivo Android que se vende y continúa lanzando apps y servicios para Android e iOS. El Windows 10 sobre ARM es otro de los pilares de la nueva estrategia, aunque está por ver su extensión final.

El último detalle de aprovechamiento del éxito de plataformas rivales para impulsar aplicaciones o servicios propios lo vimos ayer mismo con el anuncio del soporte de OneDrive en el nuevo iOS 11 de Apple. Microsoft ha sido el primero de los grandes en anunciar integración completa y soporte para la nueva app de gestión de archivos que ha preparado Apple.

  • Share This