Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

BlackBerry Q5

Publicado el

BlackbBerryQ5_09

Desde hace un par de años, BlackBerry ha encontrado en el público más joven un nicho de mercado de inesperado crecimiento. Personas que sobre todo en países emergentes, querían algo más que un feature phone, un teléfono que les sirviese para comunicarse con mensajería instantánea y que fuese muy rápido a la hora de compartir contenidos. Es a ese tipo de público al que ahora la empresa canadiense dirige su BlackBerry Q5, el sustituto natural de las clásicas Curve.

Partamos por lo tanto de uno de los elementos que pueden inclinar la balanza hacia su compra: el precio. Por 320 euros nos encontramos con un terminal que ofrece muchas de las características que encontramos en su “hermano mayor”, BlackBerry Q10.

Ficha técnica

En BlackBerry Q5 encontramos la misma pantalla de 3,1 pulgadas 720p de la Q10, y el mismo procesador, un A9 de doble núcleo a 1,5 Ghz. Los recortes se materializan en su memoria RAM (1GB frente a 2GB de la Q10), el almacenamiento interno ((GB frente a 16GB) y ligeramente en la cámara, donde se pasa de los 8MP de la Q10 a los 5 MP de esta Q5.

Pero la gran diferencia entre ambos terminales la encontramos en su construcción. Si en la Q10 encontramos aluminio y fibra de carbono, la Q5 apuesta por una construcción completamente en plástico. Si la primera es elegante, en la mejor tradición de la gama Bold, la segunda resulta tan aparatosa que no parece un smartphone actual. De hecho, la sensación que tenemos todo el tiempo es la de tener un gran trozo de plástico en la mano.

BlackbBerryQ5_08

Como si de una forma intencionada, BlackBerry quisiera decir a los usuarios que tienen en sus manos un terminal barato. Y no es que este punto de partida nos parezca especialmente mal, pero si tenemos en cuenta que la Q10 cuesta únicamente 100 euros  más, de partida apenas nos quedamos sin razones por las cuales deberíamos recomendar este terminal que, al menos desde un punto de vista meramente estético, le hace un flaco favor a la marca.

No obstante, si hay algo que se salva en este diseño, es su teclado QWERTY. En esta ocasión BlackBerry coloca las teclas ligeramente separadas, casi aisladas las unas de las otras, rompiendo de esta forma una de sus señas de identidad. De alguna forma el teclado del Q5 nos recuerda mucho más al de smartphones como el HTC ChaChaCha que al de las clásicas BlackBerry.

¿Qué es lo mejor? Que la idea funciona. De alguna forma tenemos la sensación que la nueva disposición de teclas nos permite ser más precisos y cometer menos errores. Y aunque para gustos los colores, no nos extrañaría ver cómo la firma “repite la jugada” en otros terminales, aunque es pronto para saberlo.

BlackbBerryQ5_07

También nos a gustado la forma en la que se accede a la ranura SIM y la tarjeta micro SD. Se oculta en uno de los laterales del termina, bajo una tapa que tenemos que levantar. Esto implica entre otras cosas que no vamos a poder cambiar la batería, pero al menos si necesitamos cambiar de tarjeta micro SD, nos vamos a tener que “desmontar” medio terminal. La parte negativa es que la construcción del sistema también es algo tosca y no es difícil comprobar cómo se acumula la suciedad en la bisagra de la ranura.

BlackBerry 10 necesita apps

Como la Q10 y la Z10, la nueva BlackBerry Q5 incorpora el último sistema operativo de la firma, BlackBerry 10. Poco que añadir en este sentido a lo que ya hemos comentado en otras ocasiones. BlackBerry 10 es un sistema operativo realmente interesante, con muy buenas ideas, como los hubs, pero quizás algo limitado en aplicaciones.

Por el público objetivo al que se dirige, esta limitación en apps debería pasar más desapercibida. Las apps más populares como Whatsapp, Twitter o Facebook están bien implementadas y como hemos contado otras veces, el nuevo BBM es una delicia. Si nuestros contactos más frecuentes también son usuarios de BlackBerry, estamos ante una auténtica razón de peso para apostar por el cambio. Y es que en este punto, seguimos estando convencidos que BBM barre directamente a la competencia, tanto en características técnicas, como en fiabilidad y seguridad.

El único punto negativo es que otras apps tan populares este nicho de audiencia como Instagram o Pinterest, ni están ni se les espera. Y es aquí donde los responsables de BlackBerry se tienen que preocupar. Si no son capaces de atraer el interés de los desarrolladores más destacados, no importa lo bueno que sea su sistema operativo; inevitablemente, se van a quedar atrás.

BlackbBerryQ5_10

Cámara y vídeo

La calidad de la cámara se ha convertido en uno de los factores decisivos de compra. En el caso de esta BlackBerry Q5, nos encontramos con una de 5 MP que se queda un poco corta cuando la comparamos con las que equipan rivales naturales como podría ser el Sony XperiaSP. La cámara frontal en cambio cumple mejor, y sus 2 MP parece suficientes para soluciones de videoconferencia, aprovechándose además de que Skype sí que esá disponible para BlackBerry 10.

A pesar de lo anterior hay que reconocerle a la cámara del Q5 cierto mérito. Es una cámara rápida. Abrir la aplicación y tomar una instantánea es algo que casi podemos hacer en el mismo gesto, en un proceso que toma menos de un segundo. Otro cantar el auto-focus: resulta complicado focalizar la imagen sin a la vez haber tomado una o dos imágenes de más. La buena noticia en todo caso, es que podemos configurar las teclas de volumen para que nos sirvan como disparador.

Por lo demás, las características son similares a la de otros terminales BlackBerry 10. Pocas opciones en la app cámara, pero a cambio obtenemos una herramienta tan interesante como Time Shift, que nos ayuda a tomar “la foto perfecta”. En cuanto al vídeo, Q5 nos ofrece la posibilidad de grabar a 1080p, una característica que aunque se agradece, queda algo deslucida en una función vídeo excesivamente simple.

BlackbBerryQ5_03

Batería y conectividad

A pesar de que a diferencia de los nuevos modelos de esta renacida BlackBerry, en la Q5 no vamos a poder cambiar la batería, en teoría no es algo que vayamos a necesitar. El terminal monta una batería de 2180mAh, siendo este uno de los pocos aspectos en los que el Q5 supera a sus “hermanos mayores”.

¿Qué nos permite? Con un uso intensivo de correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales e incluso GPS podemos alcanzar un día completo hasta que necesitemos volver a cargar. Si nuestro uso es menor, llegaremos con tranquilidad al día y medio. Tiene su mérito, teniendo en cuenta la compleja relación que viven hoy en día los teléfonos móviles con respecto a sus baterías.

En cuanto a la conectividad, esta Q5 puede tener el honor de ser el teléfono 4G + NFC más barato del mercado, lo cual no está nada mal, si tenemos en cuenta que estamos en un momento en el que parece que ambas tecnologías van a empezar a despegar en nuestro país. Se agradece por supuesto que también disponga de una ranura para tarjetas micro SD, dado que aunque el almacenamiento interno es de 8 GB, sólo podremos utilizar 4 GB.

Y echamos de menos, como no podía ser de otra manera, la conectividad micro HDMI que sí está presente tanto en la Z10 como en la Q10. Nos consolamos no obstante con el hecho de que Q5 sí soporta DLNA, lo cual es una buena noticia para todos.

BlackbBerryQ5_02

Conclusiones

BlackBerry Q5 es un terminal que en cierta forma se queda en tierra de nadie. Tiene desde luego muchas de las características que le podemos pedir a un smartphone de gama media, pero no destaca por nada en especial.

Es de agradecer que haya incorporado algunas características que normalmente sólo se ven en terminales de alta gama como son la conectividad 4G o NFC, pero el uso exagerado del plástico y un diseño general bastante discreto, no juegan precisamente a su favor.

Sin embargo, su principal problema es de precio. Invirtiendo 100 euros más, podemos hacernos con una BlackBerry Q10, un terminal de alta gama que supera por mucho a este Q5 en todos y cada uno de los aspectos. ¿Tiene futuro por lo tanto este Q5? En nuestra opinión únicamente si BlackBerry llevase su precio hasta los 250 euros, situándose de esta forma en una relación precio-calidad mucho más interesante.

Lo más leído