Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

WD MyCloud 2 TB

Publicado el

wdfMyCloud-10

Tal y como os contamos la semana pasada, WD quiere con sus nuevos dispositivos MyCloud, convertirse en nuestra nube personal. Para ello apuesta por simplificar al máximo el concepto del NAS doméstico, ofreciendo sobre el papel un dispositivo muy fácil de configurar y utilizar que a la vez, se integra tanto con nuestros dispositivos móviles como con diversos servicios de cloud pública (DropBox, Google Drive, SkyDrive). En este análisis veremos si el WD MyCloud de 2 TB que llega a nuestro laboratorio cumple con nuestras expectativas y en qué medida lo hace.

Lo primero que queremos destacar es que WD no se equivoca cuando afirma que estamos ante un dispositivo que es muy sencillo de configurar. Todo lo que tenemos que hacer es conectar WD MyCloud con nuestro router con un cable Ethernet y conectar el dispositivo a la red eléctrica. A partir de aquí, instalaremos el software de configuración del dispositivo y en menos de dos minutos habremos terminado todo el proceso: nuestro pequeño NAS casero estará en la red.

Rendimiento

Una vez que contamos con WD MyCloud es momento de ver qué es lo que podemos hacer. En primer lugar desde la consola de administración, se nos sugiere que utilicemos nuestro nuevo disco duro externo para realizar una copia de seguridad de nuestros datos (Windows) o utilizarlo como Time Machine (Mac). Desde la misma consola, podremos además controlar otros aspectos del dispositivo, como la sincronización con servicios cloud (DropBox), poder compartir directorios y archivos en red o asignar privilegios a los distintos usuarios.

A partir de aquí el proceso de transferencia de archivos es muy similar a cualquier otro disco duro en red, funcionando perfectamente a menos de que se produzcan incidencias. Queremos subrayar ese «a menos de que se produzcan incidencias», porque aunque no es lo habitual, en nuestras pruebas hemos comprobado cómo en ocasiones MyCloud se desconecta de la Red, sin motivo aparente.

wdfMyCloud-2

También hemos detectado que estas desconexiones o intermitencias resultan más frecuentes en equipos Mac que en Windows, por lo que es presumible que estemos ante un problema de software, que esperamos que pueda solucionarse en una futura actualización de los drivers o del firmware del dispositivo.

Más allá de lo anterior, el nuevo procesador de doble núcleo que se ha incorporado en MyCloud permite una mayor velocidad en la transferencia de archivos, siempre claro está, que contemos con una buena conectividad.

Movilidad

Una de las intenciones declaradas de WD con MyCloud es acabar con el caos digital en el que se ha convertido nuestra vida, donde almacenamos imágenes, vídeos y documentos en todo tipo de dispositivos, sin saber al final dónde hemos guardado cada elemento. MyCloud trabaja de esta forma como un hub central en el que volcar toda nuestra información y para ello dispone de apps para dispositivos móviles y clientes para otros equipos de escritorio.

Ficha técnica

De las apps disponibles (iOS, Android y Windows Phone), curiosamente la menos sólida es la que WD ofrece para los usuarios de Apple. Y no porque no ofrezca las mismas funciones que en el resto de sistemas operativos móviles, sino que dadas las restricciones que Apple impone en su ecosistema de apps, no permite por ejemplo que podamos hacer streaming de vídeo para muchos de los formatos más populares, algo que si es posible tanto en Android como en Windows Phone.

Se agradece en estas apps la posibilidad de sincronizar varios servicios en la nube con nuestro MyCloud, haciendo que la transferencia de archivos sea tremendamente sencilla. Lo que no nos ha gustado tanto es que para enviar o descargar archivos tengamos que hacerlo de forma individual para cada uno de los mismos y esperamos ver, en futuras actualizaciones de las apps la posibilidad de cargar o descargar varios archivos de forma simultánea. Por lo demás las apps cumplen con su cometido y desde luego, tienen todo para convertirse en compañeros inseparables de nuestro smartphone o tablet.

mycloud

Sigue siendo en cambio algo engorrosa la instalación de los clientes de escritorio. Especialmente porque para poder instalarlos, tendremos que acudir a una web que nos pedirá en primer lugar que nos instalemos la última versión de Java, para después procesar nuestra solicitud desde la aplicación web y acabar montando la unidad remota en el escritorio. Y no es que sea un proceso difícil, pero repetimos que es algo engorroso y que en ocasiones vamos a tener que repetir si como hemos visto con anterioridad, el equipo pierde la conexión a la red.

No obstante cuando finalizamos el proceso, hay que reconocer que nuestra nueva unidad en red funciona muy bien. Como si fuese un disco duro más, podemos arrastrar los archivos que queramos guardar, para después encontrarlos cuando volvamos a nuestro hogar. ¿Lo único que echamos de menos? Una interfaz web que nos permita gestionar el contenido de nuestro WD.

mycloud_2

Conclusión

WD MyCloud es una gran opción para todos los usuarios que quieran disponer en su hogar de un hub centralizado en el que almacenar su información digital. En términos generales su rendimiento es notable y destaca por su  integración con un buen ecosistema de apps y clientes de escritorio que nos permiten disfrutar de nuestra propia nube personal.

No es sin embargo la solución perfecta, ni creemos que sea la solución que nos vaya a permitir prescindir de servicios como DropBox o Google Drive. Al ser nuestra nube privada, se presupone que el mantenimiento corre exclusivamente por nuestra cuenta, y como hemos comprobado en más de una ocasión a lo largo de nuestras pruebas eso puede traducirse en sorpresas. Quedarnos sin luz en casa o simplemente el hecho de que el dispositivo «decida» desconectarse de la Red, implica que no tendremos acceso a nuestra nube.

Por lo tanto aunque WD MyCloud no sustituye a otros servicios de cloud pública, sí que resulta un buen complemento y desde luego sus 2 TB por 179 euros son una gran oferta a la que cuesta resistirse.

 

Lo más leído