Stephen Hawking: antes de 1.000 años debemos estar en otra Tierra

Stephen Hawking: antes de 1.000 años debemos estar en otra Tierra
1 de julio, 2016

“No creo que podamos sobrevivir más de 1.000 años sin escapar de nuestro frágil planeta”, aseguró Stephen Hawking ante un millar de personas en el Festival Starmus que se celebra en Tenerife y La Palma, y que reúne a eminentes científicos (incluidos 11 premios Nobel) en una edición donde se rinde homenaje al físico teórico vivo más relevante del planeta.

Y de planetas habitables giró la charla de Hawking que insiste en la misma idea que lleva proclamando desde hace tres décadas: la humanidad debe seguir viajando al espacio porque nuestro futuro no está en la Tierra”. Hawking es uno de los científicos detrás del proyecto Starshot, un programa que pretende enviar una flota de naves de exploración de inidicios de vida a Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano al Sol (4,37 años luz).

El astrofísico celebró los avances en cosmología y los ambiciosos proyectos puestos en marcha en los últimos años, especialmente los destinados a conocer “de dónde venimos” nosotros y todo el Cosmos“Nuestra imagen del Universo ha cambiado muchísimo en los últimos 50 años y me alegra mucho haber hecho una pequeña contribución”, explica.

“Los humanos no somos más que colecciones de partículas fundamentales de la naturaleza, y el hecho de que hayamos sido capaces de comprender gran parte de las leyes del Universo es un gran triunfo, dijo Hawking, saludando la demostración de algunas de sus teorías sobre la formación del Universo o los agujeros negros, gracias a las misiones espaciales y la mejora en las mediciones.

“Recuerden mirar a las estrellas y no hacia a sus pies. Pregúntense qué es lo que hace que exista el Universo. Tengan curiosidad. Y por muy difícil que pueda parecer la vida, siempre hay algo que uno pueda hacer bien. Lo que importa es no rendirse jamás”

Stephen Hawking también hizo un emotivo balance de su vida recordando su libro “Una breve historia del tiempo”, desde su ingreso en la Universidad de Cambridge a los primeros indicios de la esclerosis lateral amiotrófica que padece y que le permitió saludar “cada nuevo día era una recompensa”. Sin duda de admirar un Hawking que nació justamente 300 años después del nacimiento de Galileo, que por su enfermedad no debería estar vivo y que nos sigue regalando jornadas como las del Festival Starmus.

Más información y otros temas del festival | Starmus

  • Share This