Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Análisis: Xenoblade Chronicles 2

Publicado el

Uno de los lanzamientos que esperaban los seguidores de Nintendo es la nueva entrega de la saga Xenoblade, que se convierte en el tercer juego de la saga desde su lanzamiento en Wii en 2009. Desarrollada por Monolith Soft, han sido los responsables de relanzar el género RPG japonés (o JRPG). Y es que los JRPG vienen de otra época, más dorada para el género, donde había un amplio catálogo donde elegir. Al final el género se saturó, a lo que hay que juntar que otros tipos de juegos comenzaron su reinado, lo que provocó que, desde ese momento y hasta hoy, los juegos de este género salieran con cuentagotas en occidente, y pocas franquicias nuevas han sabido hacerse hueco en nuestras estanterías.

La primera entrega llegó para Nintendo Wii, en una época en la que a la ya veterana consola de Nintendo le faltaba catálogo especializado en el jugador “hardcore”. Llegó de la mano de un equipo de desarrollo cuyos miembros han trabajado en diversas sagas de éxito dentro de este género (como Final Fantasy o Chrono Trigger). Desde entonces, la saga ha crecido con dos entregas más (Xenoblade Chronicles X y Xenoblade Chronicles 2) y se ha consolidado como una de las sagas exclusivas de Nintendo con más éxito en las últimas generaciones de consolas de la compañía.

La historia gira en torno a Rex, un buceador que vive a lomos de Abu, uno de los titanes que habita en Alrest, el mundo sobre el que se desarrolla la historia del juego. Su trabajo de buceador le es suficiente, pero aparece una oportunidad única para conseguir un buen botín. Durante esta oportunidad conocerá tanto a aliados como enemigos, además de a los famosos Blades, una serie de criaturas vinculadas al arma que blanden sus Pilotos, algo que pocos en Alrest pueden llevar a cabo.

Todo este planteamiento de la trama de Xenoblade Chronicles 2 la descubriremos en los primeros compases de juego, a base de diálogos y cinemáticas que, para muchos, pueden hacerse muy cargantes, ya que habrá momentos en los que sólo podamos dar cuatro pasos hacia adelante y pulsar dos botones y estaremos dentro de una nueva cinemática, incluso más larga que la anterior.

Sin embargo este exceso de vídeos tienen su cometido: tienen que explicarnos en muy poco tiempo qué es Alrest, quién es Rex y qué son los Pilotos y sus Blades, entre muchos otros. Los seguidores de los juegos JRPG estarán más que acostumbrados a esta forma de contar la historia, pero puede convertirse en un problema para los más impacientes.

Dejando a un lado la historia, para evitar desvelar cualquier detalle de la misma (los primeros minutos del juego son frenéticos en cuanto a la trama), poco a poco descubriremos Alrest, un mundo inmenso lleno de diferentes territorios por descubrir y donde no podremos evitar sentirnos pequeños, ya que desde el nivel 1 estaremos rodeados de diferentes personajes y enemigos que nos superan por varias decenas de niveles. Podremos tomar varios caminos, siempre sin desviarnos mucho de la línea argumental, pero la progresión que nos ofrece el juego será clave para poder hacer frente a esos enemigos y a todos los que quedan por ver.

Una serie de tutoriales (igual o más abundantes que vídeos introductorios de la trama del juego) serán suficientes para permitirnos comenzar en el mundo de Xenoblade Chronicles 2. Destacamos lo de “comenzar” porque aún nos quedará mucho por conocer sobre cómo luchar, cómo organizar tu equipamiento y el de tus compañeros y Blades, cómo mejorar las habilidades de todos…. Se trata de un elemento muy distintivo de los JRPG que, si bien puede crear mucha confusión al principio, al final acaba recompensando.

Las batallas son, de nuevo, un elemento 100% estilo JRPG, ya que no faltarán números y estados saltando en diferentes partes de la pantalla cada vez que luchemos con cualquier bestia de Alrest u otros enemigos que nos haga frente. Ya de forma más característica de la saga, los combates son por turnos mezclados con un sistema de lucha “en tiempo real”, donde podremos movernos con libertad mientras se desarrolla la lucha, lo que nos servirá para posicionarnos mejor, alejarnos del rango de un ataque, revivir a un compañero… La mecánica funciona de tal manera que la misma lucha repetida varias veces puede darnos en cada ocasión experiencias únicas.

Xenoblade Chronicles 2 trae de vuelta la esencia de los JRPG al mundo portátil de la mano de Switch

En lo que respecta a los personajes, tenemos una cantidad de elementos de personalización que potencian el elemento rol del juego. Primero hay que destacar el afinigrama, donde podremos conseguir nuevos talentos y potenciar las habilidades más identificativas de cada personaje. Por otro lado, la personalización de los Blades permite adaptarlos junto a nuestro equipo para crear nuestro propio estilo de lucha y avanzar como nosotros queramos, y a nuestra propia manera. Por último, la composición del equipo cuyos miembros iremos conociendo a lo largo de la aventura de Rex, que incluso podremos dejar al protagonista de la historia en un segundo plano y controlar otros Pilotos.

Dedicamos unas líneas a hablar del hardware sólo para indicar que Nintendo Switch cumple perfectamente con las necesidades para disfrutar de Xenoblade Chronicles 2, solo que esta vez la experiencia de juego puede ir con nosotros a cualquier parte, por ser portátil. Destacar que en modo dock tenemos una ligera sensación de mejoría en el apartado gráfico (imágenes más fluidas, interfaz más clara, información del combate no tan junta,…)

Conclusiones

Nintendo Switch cierra el año de su estreno por todo lo alto. Sin llegar a ser una franquicia propia de la compañía nipona, la saga Xenoblade ha sabido ganarse un sitio en la mayoría de las consolas Nintendo de las últimas generaciones y su última entrega apunta a ser otro éxito. No deja de tratarse de un juego de un solo jugador, sin ninguna experiencia multijugador/online, pero como cabe esperar en juegos de este género, le basta con su historia para darnos perfectamente casi 100 horas de juego, por no hablar de la cantidad de misiones secundarias que el juego dispone y aumentan la experiencia de juego.

Finalizamos resaltando que no hace falta ser un jugador especializado en JRPGs para disfrutar de Xenoblade Chronicles 2, podemos decir que el juego es una buena plataforma para adentrarse en este género, que poco a poco recupera su popularidad de antaño. Para los iniciados en el género, nuestro consejo es que no se dejen abrumar por la cantidad de tutoriales, elementos personalizables y cantidad de acciones que se pueden realizar. El juego sabe perfectamente dosificar los tutoriales y, una vez estéis a los mandos en las primeras batallas, el juego irá totalmente rodado, y lograremos autonomía suficiente para explorar todo Alrest.

Por Jose Miguel Gomez – Casero

Notas finales

9Nota

Gráficos y Sonido8

Jugabilidad9

Duración10

Calidad/Precio8

Top 5 Cupones

Lo más leído